Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Divagando un rato

domingo, 5 de julio de 2015

Demostrar que el blanco es negro
Es increíble la capacidad humana para negar la realidad racionalizando. Usando la retorica se puede demostrar que lo blanco es negro o que uno es igual a dos y todos felices.

La persuasión en los humanos es producto del discurso, es la expresión verbal de nuestra racionalidad. Uno puede obligar por la fuerza a otra persona, golpeándolo para quitarle todo el dinero que lleva, o puede convencerlo con palabras para que lo entregue voluntariamente, esa es la fuerza de la persuasión: la capacidad de convencer a otros que nos entreguen su billetera.

Creo que Pericles fue el que dijo que la retórica es hija de la democracia, De la democracia antigua de los griegos, la que murió ahogada por la demagogia y el populismo. Eso para los que no creen que la historia se repite, en fin, a otra cosa.

Mil millones de dólares para Arica
Cuando la presidenta Bachelet hizo el anuncio, me acordé de una de esas películas de Austin Powers, cuando el Doctor Malito amenaza con desintegrar la tierra a menos que los gobiernos del mundo le paguen un millón de dólares



Ah, que manera de reirme. Como yo tengo buena memoria me acuerdo clarito que en el primer gobierno de Bachelet también hizo una promesa para Arica, iba a dar Wifi gratis para toda la ciudad y el proyecto iba a costar ¡un millón de dólares! por supuesto que esa promesa, tonta y repleta de ignorancia técnica, jamás se cumplió,

Espero que los mil millones de dólares anunciados tampoco se cumplan, fue una oferta demagógica, ignorante y que terminará forrando los bolsillos de las empresas constructoras con buenos contactos en el gobierno. Los proyectos son todos malos o inútiles.

El embalse inútil y dañino para la playa Chinchorro. Un elefante blanco de museo para las momias que pasará igual de vacío que el diminuto museo de San Miguel de Azapa. Un "parque" en la cima del Morro que -si lo hacen- terminará seco y abandonado, como todas las obras que requieren bombear agua en Arica. "Viviendas sociales" que serán populadas por sinverguenzas con camionetas 4x4, antenas de TV satelital y , buenos contactos políticos en la muni. En fin, una lista interminable de chapucerías, ni una sola agrega valor a la ciudad ¡Mil millones de dólares! me acordé enseguida del doctor Malito. A otra cosa antes que realmente me enoje.

La mentalidad del hincha
Para mi es un misterio. Ridículos, gritones como monos, se sienten orgullosos por algo que hicieron otros y felices porque la selección ganó un partido por pura casualidad. Ni que hubiesen ganado la Segunda Guerra Mundial ¡ganamos! aullaban eufóricos los que en su vida nunca le han ganado a nadie. Les tocó la suerte que un jugador argentino se equivocara en un penal y de allí empezaron a sacar conclusiones estúpidas, como que los chilenos somos mejores que este y este otro.

Yo creo que detrás de cada hincha hay un saco de complejos de inferioridad. Los hinchas argentinos humillados porque perdieron, los uruguayos furiosos porque un jugador hizo trampa -como si el futbol profesional no fuese uno de los espectáculos más tramposos y corruptos que existen, los hinchas peruanos hirviendo en resentimiento y buscando como insultar mejor. Para que hablar de los hinchas chilenos, simios y pelmazos que se creen de una raza superior porque la selección ganó un maldito partido por una mínuscula casualidad. Ah que tropa de palurdos. Mejor me tomo un trago y me dedico a hacer algo más productivo.

19 Comments:

Blogger Luis Brito said...

Estimado Tomas el ser humano necesita hitos en nuestro pais ya no quedan cosas q nos unan como nacion el futbol seleccion algo logra unirnos si no a todos a la mayoria desde el mas pobre al mas rico en fin una alegria para este pais que perdio la fe

5 de julio de 2015, 23:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, pero Hitler también unió a los alemanes, de pobres a ricos. Lo mismo Yerko Puchento y sus grotescas/estúpidas rutinas, también unió a la mayoría de los chilenos. La voz del pueblo no siempre es la voz de Dios

5 de julio de 2015, 23:36

 
Blogger Luis Brito said...

No pero en el caso del futbol mañana muchos niños soñaran con ser deportistas de elite y lucharan por superarse la comparacion con hitler y Yerko ta pasadita pero como es tu blogg esta ok

5 de julio de 2015, 23:44

 
Blogger Luis Brito said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

5 de julio de 2015, 23:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja OK!!

6 de julio de 2015, 00:06

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

Muy de acuerdo con tu comentario sobre el "jurgol". Puedo entender la alegría porque a Chile le haya ido bien en algo, pero de ahí a la sarta de estupideces que salen después... paso. Incluso algunos pasados de revoluciones (entre ellos nada menos que un honorable diputado de la República) pedían declarar feriado el lunes...

Como me suele ocurrir, tuve un par de discusiones con personas que no comparten mi punto de vista. Un familiar se reía de los "cuicos" que celebraban en la rotonda Lo Curro y le dije que si se dedicaban a hacer destrozos igual que en la plaza Italia, era lo mismo. Me respondió que hoy había que dejar fuera los conflictos, que había que unirse celebrando, que me relajara y bla, bla, bla... cuando mi punto era que los porfiados hechos han mostrado que eso ocurre una y otra vez.

Después hablaba con otro que se preguntaba por los millonarios premios que reciben los jugadores y qué pasaría si eso fuera generalizado (pensando hipotéticamente, por supuesto), Yo le decía que me hacía la pregunta al revés: que si todo era tan "por el país" como se suele decir, entonces ¿para qué tanto incentivo? Y ahí se metió otro a reclamar que "la Roja" y bla, bla, bla. Y para qué hablar de los políticos que tratan de subirse al carro de la victoria.

En los puertos, los trabajadores pararon las faenas durante el partido (porque "había que ver el partido"), las empresas pusieron televisores y demases (muchos bastante caros) y por supuesto las compensaciones que hay que hacer a los clientes por esas horas perdidas las asumen las empresas y nadie chista. Y lo más divertido es que todo el mundo encuentra muy normal y lógico ("obvio") que sea así...

Definitivamente, estamos rodeados.

Saludos,
El triministro.

6 de julio de 2015, 08:47

 
Anonymous Wilson said...

Estoy con Luis Brito, la galla se merece un alegron en medio del sumani de revelaciones sobre como es en realidad la cosa publica, y lo penca que es la Señora a la que dedicaban sus esperanzas recien ayer.
Solo que, quiza lo viejujo me pasa cuenta, no pude dejar de asociar con Argentina ganando el mundial y como eso le dio respiro al desastre que tenian alla los milicos.
HOy nuestra porqueria de gobierno tiene un inmerecido respirito, veremos si lo usan para consolidar (tratar de salvar el cuello en realidad,pues iban en curso de colision), o ganan los locarios de avanzar sin tranzar.

6 de julio de 2015, 09:53

 
Anonymous Wilson said...

Sorry, transar.

6 de julio de 2015, 09:54

 
Blogger Frx said...

Recuerdo que cuando fui a buscar bebida, en la tele estaba dando Tolerancia Cero y estaban haciendo la pregunta de que si la victoria de la Copa América iba a restablecer la confianza en las instituciones. Yo me quedé con cara de WTF y pensé a mis adentros ¿Qué clase de pregunta es esa? ¡Incluso hablaban con especialistas con una seriedad de estudio científico! Entiendo que sea genial que Chile haya ganado una copa tras mil años de fracasos y que sea una buena noticia entre tanta mala noticia y cosa cancerígena que se ha sabido últimamente, pero de ahí a pensar que con eso se vaya a solucionar el país y se le de bombo con un fervor que hasta el más religioso envidiaría tener, pareciera ser que se perdió el sentido de las proporciones. Ni que fuera el fin del mundo.

6 de julio de 2015, 10:07

 
Blogger Jose Cornejo said...

Junto con concordar con Luis Brito, nos hace falta como país tener logros que nos unan. lo hermoso del futbol es que unen países al menos por 90 minutos. Es un deporte, hace décadas que solo festejamos un tercer lugar en casa... ¡un tercer lugar, por la cresta! ¿que país celebra eso? ahora podemos celebrar tranquilos un campeonato. digan lo que digan, a celebrar. Digan lo que digan, podemos decir que ganamos algo, que somos campeones... ¿hace cuanto que no festejabamos un primer lugar? solo el tenis, el boxeo, el hockey sobre cesped, la natacion nos ha dado alegrias, pero nada como esto.

Lo charcha es que esta algarabía da pie para que cualquier imbécil se aproveche para tener su minuto de fama y querer usar esto en su beneficio. y esto va de capitan a paje.

En fin, esto pasará y volveremos a nuestra triste realidad, pues la verdad es como el sol, puedes taparlo por un rato, pero siempre sale. y como dijo Wilson, un inmerecido respiro para el zurderío.

6 de julio de 2015, 10:10

 
Blogger Pablo said...

Como puse en tuiter ayer...me gusta el futbol, veo los partidos, voy al estadio semana por medio (buenos, desde que cerraron Collao para la modificación que no voy), generalmente los disfruto, especialmente cuando gana el Conce, etc, etc.
Además considero super válido que la gente (incluido yo) celebre un triunfo, que aunque lo lograron un grupo de futbolistas, se supone que nos representan a todos (al menos el nombre). No tiene nada de malo alegrarse y "hacer propio" este tipo de logros.

Peeeeero.....de ahí a hablar que los futbolistas son "guerreros" o "héroes", la chabacanería, el ver un lote de flaites con mucha plata disfrazados haciendo una fiesta dentro de La Moneda, ver a la dueña de casa de ahi mismo dando saltitos y ridiculamente vestida con polera de Chile y bufanda, el lugar común, el patrioterismo barato, cantar el himno con los ojos cerrados y la mano en el pecho (eso es lo que más me empelota)......es musho. Verguenza ajena es lo mínimo que siento.

6 de julio de 2015, 12:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Amigos, tienen razón. No se puede prohibir que la gente actue tontamente, es su derecho inalienable. Yo también lo hago a cada rato, pero -espero- con más estilo que los hinchas del jurgol jajaja

6 de julio de 2015, 14:25

 
Blogger Ulschmidt said...

Yo, la verdad y en relación a lo que recuerda Wilson, era uno de los adolescentes que saltaban en el mundial del 78, que le dio mucho oxígeno al gobierno militar de turno, y recuerdo cómo el mundial del 82 se intercalaron sus imágenes para tapar los fracasos en Malvinas
Es decir, de manipulación política del deporte debería considerarme con suficientes lecciones.
De todos modos nada tan grave pasa ahora, si un político en baja salta y canta con los futbolistas ganadores, no es para asustarse. En el fondo todos saben qué pasa.
Un festejo no está nada mal y seguro que el fútbol chileno había hecho mucho mérito para ya tenerlo.

6 de julio de 2015, 14:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulschmidt, pero a Bachelet no le sirvió. Después de pasearse por los camarines, sacarse fotos, llevar a los jugadores a La Moneda y mil intentos por el estilo siguió bajando en las encuestas para su mala suerte ;)

6 de julio de 2015, 14:45

 
Blogger Rolando el furioso said...

Esa promesa de los mil millones para Arica, es tan cierta como el famoso plan para zonas rezagadas y que para lo unico que ha servido hasta ahora es para darle pega a un Tohá como delegado presidencial para zonas rezagadas. Una más de las promesas para el registro. Como dice el dicho "que le hace una raya al tigre".

6 de julio de 2015, 15:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si es así me alegraría mucho, el fisco está con el agua al cuello, una plantilla de sueldos espantosamente inflada y al final todo lo terminamos pagando nosotros de una u otra manera. Prefiero que no se invierta un peso, o que se invierta mucho menos pero en cosas que creen valor, no en porquerías y dispendios.

No entiendo como la gente se queja de que Bachelet no cumple sus promesas, si eso es lo mejor que puede hacer: no cumplir sus tontas promesas.

6 de julio de 2015, 15:36

 
Blogger Pablo said...

y nadie se acuerda de Grecia???...pobres....

6 de julio de 2015, 16:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A propósito de Grecia es el gobierno el que está quebrado, dicen que el 30% de la economía es negra y se las arreglan bastante bien, yates, champán y todo eso sin pagar ni uno de impuestos. El problema parece ser de la gente que depende del gobierno (empleados fiscales, pensionados, etc.) esos si que están hasta el pincho porque trabajan para un empleador que está 100% quebrado. Se lo merecen en todo caso, ya tuvieron la farra y ahora les toca pagar.

6 de julio de 2015, 16:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A propósito de Grecia es el gobierno el que está quebrado, dicen que el 30% de la economía es negra y se las arreglan bastante bien, yates, champán y todo eso sin pagar ni uno de impuestos. El problema parece ser de la gente que depende del gobierno (empleados fiscales, pensionados, etc.) esos si que están hasta el pincho porque trabajan para un empleador que está 100% quebrado. Se lo merecen en todo caso, ya tuvieron la farra y ahora les toca pagar.

6 de julio de 2015, 16:24

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas