Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El motor y el cerebro

miércoles, 18 de noviembre de 2015


El motor
Ayer llegó la Pilar preocupada diciendo que el auto está fallando, como yo soy supersticioso -aunque sé que eso trae mala suerte- supuse de inmediato que habiendo hablado tan bien del auto me había caído encima, con todo su peso, la Ley de Murphy. Le pregunté que le había pasado y solo me dijo que empezó a tironear, se comportaba "raro", se encendió el "Check Engine" y luego se apago. Le dio arranque nuevamente y encendió pero igual andaba a tirones. Usando mi experiencia en mis autos anteriores sospeché enseguida de la bomba o el filtro de gasolina, mal que mal el auto es de 1999 y no se le debe haber cambiado nunca, los síntomas eran típicos de un motor atorado porque no le llega combustible.

Empecé a buscar en YouTube y los foros Toyota, me encontré que la bomba y el filtro están sumergidas en el estanque y hay que sacar el asiento trasero para llegar allí, los precios que vi tampoco me hicieron maldita gracia, así es que salí a probar el auto y ver por mi mismo que es lo que pasaba.

Lo encendí sin problemas, lo dejé en ralentí a ver si se atoraba, le di unas patadas al acelerador a ver como respondía y todo normal, al menos mientras estaba inmóvil. Salí entonces a dar una vuelta bajando por la empinadísima calle que llega a mi casa. Todo normal hasta que lo empecé a acelerar de manera brusca -la mejor prueba en estos casos- y el auto efectivamente empezó a corcovear como un caballo loco. Pero no era el motor sino la caja de cambios automática, que bajaba a primera y segunda, siendo que la palanca estaba en directa. Ahí empecé a sudar frio. Pero algo más me llamó la atención, la aguja del velocímetro se volvió loca: subía a 160, 180 y bajaba a cero. Apagué el motor, lo volví a encender y volví a la casa despacito.

Si bien el motor estaba bien porque no tuvo problemas con la empinada subida, empecé a pensar que una nueva caja de cambios me podría costar un ojo de la cara. Llegando a la casa me fui derecho a Internet a buscar con los nuevos síntomas, porque ya estaba seguro que no era ni la bomba ni el filtro. Y en minutos lo encontré: es una falla típica del sensor de velocidad, que va en la caja o en el caso de mi auto en la rueda delantera derecha. Pensé que en Tacna con los malditos "lomos de toro" se había machacado, aunque lo revisé y no se veía golpeado. En Internet encontré muchas historias de gente que lo había cambiado y la falla seguía igual.

Entonces me acordé de mis antiquísimos conocimientos electrónicos, que se fundan en dos principios fundamentales:
1.- Cuando algo se echa a perder hay que desenchufarlo y volverlo a enchufar
2.- La mayoría de las veces no son las piezas que fallan sino los cables y las conexiones

Y como se dijo se hizo. Desconecté la batería para resetear la ECU (computador), desenchufé dos conectores que tenían que ver con el sistema de transmisión (uno de ellos era el del sensor de velocidad), los rocié con spray limpia contactos y dejé que se secaran, los volví a enchufar y encendí el auto... y no pasó nada. Entonces entré en semi pánico, porque cuando los sensores reciben corriente y están mojados -pensé en el limpia contactos- se pueden quemar o incluso quemar el computador. Menos mal que estaba mi vecino del frente que es mecánico y encontró que había dejado poco apretado un conector de la batería. Me volvió el alma al cuerpo.

He andado todo el día y el auto aparece estabilizado. Los acelero brusco y todo normal, parejito como siempre, el motor suena como una maquina de coser. Ojala haya sido solo eso. Bueno, lo pongo acá por si a alguien más le pasa algo parecido.

El cerebro
A una compañera del trabajo de la Pilar -y una de sus mejores amigas- la operaron del cerebro y tuvo complicaciones en la recuperación: se le llenó de líquido (edema creo que se llama) luego le complicó los riñones y etc. etc. La cosa es que el cerebro sufrió bastante y ahora anda con problemas para moverse, del habla, memoria y todo eso que viene cuando el cerebro tiene un trauma importante. Pensaba entonces como habría sido si me pasara a mi, o sea que hubiese deseado yo estando en esa situación.

Como a mi me gusta leer, yo me habría dedicado a la lectura para pasar las horas y horas sin nada que hacer, que deben se de lo peor de estar enfermo. Pero leer es cansador, así es que se me ocurrió que lo mejor sería escuchar audio-libros. Y me puse a buscar audio-libros con temas que pensé que le podrían interesar. Encontré una cantidad enorme: de autoayuda, cuentos y hasta libros clásicos completos. Todavía estoy buscando, ahora recopilo mp3 de humor, bajé los de Les Luthiers que se encuentran todos gratis, mientras que otros como los de Coco Legrand y similares no los he podido bajar de ninguna página confiable, la cosa es que estoy haciendo un pendrive entretenido y que bien podría servir para reconectar las neuronas. He leído que hasta la parálisis es un problema de pura desconexión y con entrenamiento mental se pueden recomponer movimientos. No se si será verdad pero me suena lógico.

Bueno, si alguien tiene mp3 de Coco Legrand u otros de humor, bienvenidos, van a servir para una buena causa.  El cerebro es cosa increíble, como yo soy curioso me puse a leer sobre el asunto porque mi buen amigo Rudy también tuvo un accidente vascular hace poco, hay un montón de cosas curiosas sobre como funciona, las terapias con un espejo que hacen desaparecer dolores en miembros amputados engañando al cerebro, en fin, hay un mundo de curiosidades alrededor de esa rosada masa de sesos que es igual a esta que inventa tonteras cada día desde hace tantos años.

Cuando yo era chico vi un cerebro recién abierto, en el accidente de un motonetista -muerto por supuesto- en calle Recoleta, me impresionó el color rosado fuerte en gran contraste con el casco de pelo muy negro que se había desprendido. Bueno, la cosa más sorprendente que leí, averiguando sobre este asunto, es que no solo tenemos el cerebro normal de la cabeza, sino otro cerebro en el estómago. Como funciona y para que sirve realmente nadie lo tiene muy claro porque el descubrimiento es muy reciente. Leía que en el estómago tenemos más o menos la misma cantidad de neuronas que en el cerebro de un gato y que esas neuronas producen casi toda la serotonina que recibimos.

Esta noticia me impresionó más todavía que ver los sesos de un muerto. O sea que la sabiduría popular, que relaciona el cerebro con el estómago, no andaba tan perdida cuando alguien dice "me cagué de susto", "tiene la boca conectada con el poto", "esa no me la trago", "tiene mierda en la cabeza" y cosas por el estilo todas tienen su fundamento científico igual. En fin, nunca uno deja de aprender.

24 Comments:

Blogger Sergio Meza C. said...

Tomás: tengo un CD comprando en una feria libre de verduras, tan pirata que hasta lleva parche en el ojo izquierdo. Puros MP3 del Coco Legrand.

Están casi todas las rutinas del Coco, pero me interesa tu pendrive de audio libros y todo lo que has bajado respecto de ese tema (audiolibros).

¿Pasando y pasando?; dime cuánto te cuesta todo, partiendo por el pendrive e incluyendo el envío por Chilexpress a Rengo y de vuelta envió el CD del Coco(yo financio todo; tu pega de descargar audiolibros debe haber sido grande y, ¿para mí, va a ser "al gratín todo"?; no es justo).

Dame por interno tu cuenta corriente para depositarte.

18 de noviembre de 2015, 09:16

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Mi email es smc_arq@yahoo.com, por si acaso.

18 de noviembre de 2015, 09:16

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Lo anterior si se te da la regalada gana y te divierte, por cierto. Creo conocerte. ;-)

18 de noviembre de 2015, 09:17

 
Blogger Frx said...

Ahora entiendo por qué a uno puede dolerle el estómago debido a los nervios, aunque a veces estoy tranquilo y me duele igual y no es porque el día anterior hubiese comido como chancho XD.

18 de noviembre de 2015, 13:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Estimadísimo Juan and Half, no me cuesta nada subir los libros de autoayuda a dropbox, cosa que haré y te aviso apenas los tenga arriba, no son nada muy profundo o enredado, ten en cuenta que es para recuperarse de un accidente cerebral así es que hay que ir de a poco, en uno de esos audiolibros leí lo del cerebro en el estómago, al principio no creí nada pero lo corroboré más tarde, es efectivamente así.

Me impresionó el asunto de los audiolibros, nunca les había dado bola pero hay de todo, me imagino que lo mejor es que se pueden escuchar mientras alguien simula que (puaj) trabaja.

La colección completa del Coco Legrand la acabo de bajar gracias al gentil auspicio del triministro, estamos llenos de pro-bono hoy, ¡muchas gracias! Te aviso al mail apenas tenga el link de Dropbox para descargar loas libros

Frx, también eso explica la expresión "las cagaste" cuando alguien comete una grave equivocación, el lenguaje tiene su sabiduría oculta jaja!

18 de noviembre de 2015, 14:26

 
Blogger Frx said...

Así se ve jajajaja.

18 de noviembre de 2015, 15:41

 
Blogger Pablo said...

El fin de semana pasado viajaba de Conce a Pucón, cuando en Collipulli, la mitad del camino, empezó a corcovear y murió. Trataba de hacerlo andar, y no había caso. Inmediatamente pensé en que ni llegaba combustible, pero viernes en la tarde, en plena Ruta 5 al lado del Viaducto del Malleco, sin herramientas, es poco lo que podía hacer. Así que tuve que llamar una grúa, que me dejó en Pucón como a las 12 de la.noche. Al otro día me levanté, lo prendí y partió normal. Subí al volcán para probarlo y no tuvo ningún problema. Lo lleve al mecánico, lo metió al escaner y no arrojó nada. De eso ya 10 días y no ha vuelto a fallar, incluido la vuelta a Conce.
No se me había ocurrido que podría ser que el sensor este "simulando" una falla, me había enfocado solo en el filtro de combustible. Llegue a pensar que se había tapado con una basurita y que tenerlo detenido toda la noche, había permitido que decantara. En fin, si empieza a corcovear de nuevo, voy a probar "desenchufando" y volviendo a enchufar.

Sobre el cerebro, no deja de sorprenderme que la mente, supuestamente algo virtual, tenga tanta relación com su soporte físico, el cerebro. Por ejemplo, una .prima tuvo un accidente vascular no muy grande, y después de eso cambió su personalidad bastante. Otro caso es el de las personas que tienen Asperger, casi todos tienen un tono de voz muy especial.....cosas increíbles del cerebro y la mente.
Sobre el segundo cerebro en el estomago, yo me lo imaginaba un poco más abajo.....ya que muchas veces uno piensa con ese cerebro, no con el que esta sobre los hombros.......

18 de noviembre de 2015, 16:02

 
Blogger Pablo said...

Ah, y da el link del Dropbox para los audiolibros.....

18 de noviembre de 2015, 16:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

PAblo, a medida que los autos incorporan más sensores y electrónica hay que repensar muchas fallas. El reset de la ECU es ahora lo primero que se debería intentar, luego revisar las tierras y conexiones, los conectores y contactos, son fallas que antes no existían: metías un auto al barro hasta las ventanas y no pasaba nada, ahora lavas el motor con agua a presión y podrías quemar la ECU! los puntos débiles son más electrónicos que mecánicos.

Sobre el cerebro del de abajo ni me digas, el mío me ha hecho cometer tantas estupideces que con suerte debe tener 2 o 3 neuronas, si es que tiene

18 de noviembre de 2015, 16:46

 
Blogger Jose Cornejo said...

hace un tiempo que mi troncomovil empezó a andar medio ahogado. lo revisamos, scanner y todo, nada. al final, desarmé el carburador, le eché una lavada con bencina y estos "liquidos milagrosos made in USA" y tampoco nada... hasta que saliendo de la pega, me puse a revisar el motor. la respuesta me vino literalmente "de golpe" (electrico). era un cable de bujía que estaba cortado y no pasaba corriente a una de las bujías, sino que la mandaba a la tapa de valvulas del motor. pasé al autoplanet, compré el cableado "alternativo" (el original me salía como $55 USD, unas $40000 CLP) y santo remedio.

Yo eso si ando detrás de los vídeos de coco legrand, es un maestro en lo que a critica social se llama. nos pone frente al espejo y nos hace reirnos de nosotros mismos.

18 de noviembre de 2015, 17:52

 
Anonymous Anónimo said...

Autos con carburador... ¡qué tiempos aquellos!

Recuerdo dos anécdotas sobre ellos: la primera, una vez que, de pronto, el motor se paraba en los semáforos en rojo. Lo hacía partir y andaba sin problemas, pero cuando quedaba en ralentí se detenía. Respuesta: el famoso "chicler"(gicleur) de baja, que se tapaba cuando uno andaba con muy poca bencina y le entraba borra al sistema. Solución: "desafinar" temporalmente el motor (intercambiando los cables de bujías 2 y 3, típicamente), hacerlo "cuetear" un rato y luego volver a la condición original. Santo remedio.

La segunda fue de una vez que lavaron el motor del auto y, tras retirarlo y andar un par de cuadras, el auto comenzó a andar a tirones. Respuesta: le había entrado agua al distribuidor. Solución: desmontar el distribuidor (cosa muy fácil de hacer), secarlo, volver a montar y seguir andando sin problemas.

Como dice Tomás, el problema de los motores actuales, con mucha electrónica, es que cualquier falla te deja botado, sin que puedas hacer mucho. En un motor actual, una falla equivalente a cualquiera de las dos anteriores no le da casi ninguna opción de solución rápida al usuario.


Saludos,
El triministro.

18 de noviembre de 2015, 18:14

 
Blogger Jose Cornejo said...

En esos tiempos los motores eran de un mantenimiento mucho más sencillo y con algo mas de conocimiento, hasta podías sacarle más potencia, mejorar el pique y lo mejor: le podías echar agua de la llave al sistema de refrigeración (no como los de ahora por que el agua que bebemos ahora genera mas corrosion al interior del sistema de enfriamiento del motor).

ahora, he sabido que algunos "tunners" se meten a adulterar los valores de la computadora para regular la mezcla de aire y bencina y la chispa que debe generar la bujia para darle más potencia al motor.

18 de noviembre de 2015, 18:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, Triministro, antes yo era undefensor a brazo partido de los motores antiguos. Hoy ya no. Creo que las ventajas de la electrónica son enormes en rendimiento, duración y confiabilidad. Con electrónica el auto anda siempre más optimizado así es que se desgasta menos y rinde mucho más, para igual cantidad de combustible le sacamos más HP, más torque y más velocidad. Otra cosa buena que está pasando es que toda la electrónica automotriz tiende a estandarizarse, lo que puede bajar brutalmente el precio de los repuestos. El cambio del antiguo carburador por la inyección electrónica fue un salto cuántico en la mecánica de los autos, claro que era divertido "afinar" el carburador y "pichicatear" los chicleres, pero con la electrónica los motores se han simplificado enormemente (Excepto por el manejo de apertura/cierre de las válvulas que es cada día más sofisticado).

Creo que cuando se estandarize toda la electrónica automotriz podremos llevar todos los sensores de re repuesto en la maleta del auto porque no van a costar casi nada, además con la OBDII el scanner es comletamente obsoleto, basta conectar al teléfono o una tablet y listo.

Los carburadores ya no existen a DIos gracias, los distribuidores están desapareciendo igual que los cables de bujía y cada bujía lleva su propia bobina en la cabeza, controlada por la ECU, todo eso arregla ciendos de problemas que habían antes. Las ECU se pueden reprogramar y el único problema que va quedando es la falta de estandarización, pero eso ya se está arreglando menos mal.

18 de noviembre de 2015, 19:00

 
Anonymous Anónimo said...

No discuto esos beneficios de la electrónica; sólo puntualizo que apareció un problema que antes no había, y es que ahora cualquier falla deja botado hasta al más experto, pero eso no significa que prefiera los motores antiguos.

Cómo no recordar los famosos "chupetes" que había que abrir para hacer partir el auto con frío, y luego ir cerrando cuando el motor se calentaba... jajaja.


Saludos,
El triministro.

18 de noviembre de 2015, 19:12

 
Blogger Ulschmidt said...

El acto de defecar por miedo puede tener causas lógicas. Gracias al darwinismo, que espera alguna funcionalidad de cualquier cosa biológica, podemos tomarnos licencia e imaginar:
- Que es un acto de propulsión, tipo reacción a chorro, para dar velocidad al que huye.
- Que es un acto de aligeramiento del peso, con el mismo fin.
- Que tiende a nublar la vista del que nos persigue en la cacería.
- Que tiende a hacerlo resbalar si nos sigue los pasos.
- Que es un acto de guerra química

Bueno, claro, todo eso sirve si uno está desnudo. Cuando una especie inventa los pantalones y se los pone, todas las buenas estrategias previas... son una cagada.

18 de noviembre de 2015, 19:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Triministro, claro que si. Recuerda también que a los tractores en el campo había que encenderles fuego ebajo del motor para que partieran en la mañana! Me acuerdo en Chiloé de las fogatas debajo del tractor para que parta jaja

Ulschmidt, la caca es un temazo tan profundo que todavía no escribo una entrada sobre eso, me falta todavía. Hasta el siglo 18 más o menos se podía hacer el "uno" y el "dos" en público sin ninún problema, los romanos tenían baños con trono al aire libre donde hombres y mujeres pujaban, codo a codo, cuando algún rebelde guarén se resistía a salir, tampoco existía el papel sanitario y se limpiaban con una esponja empapada en vinagre que era compartida por todos. Algunos hindues y japoneses usan una especie de ducha para limpiar el lugar en las más "higienicas" condiciones, también se espantan cuando usamos la mano izquierda para comer una fruta o un sandwich porque dicen que esa mano está reservada para otra cosa.

En fin, es un tema repleto de cosas curiosas y divertidas, pero el hecho de asimilar algo netamente intelectual como cometer un gran error con algo sumamente físico como "hacer el dos" revela que nuestros abuelos eran muy sabios cuando decían "este se mandó una tremenda cagada"

18 de noviembre de 2015, 19:27

 
Anonymous Anónimo said...

Mis huasos le prendian un gangocho con petroleo a los tractores que tenian una bujia incandescente para hacerlos partir.

18 de noviembre de 2015, 22:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, si no en las mañanas de helada no partía nomás

18 de noviembre de 2015, 22:47

 
Anonymous Mark said...

....le falto el cerebro tres, esta en el corazón, este cerebro del corazón es tan grande como muchas áreas claves en el cerebro de la cabeza, tiene capacidades computacionales altamente sofisticadas, utiliza su circuito neuronal para actuar independientemente, aprender, recordar y responder a la vida, si no sentimos nuestros valores y objetivos, no podemos vivirlos.... el mayor razonamiento y la mejor genialidad requieren que todos los cerebros trabajen juntos.

18 de noviembre de 2015, 23:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

MArk eso también lo había leído pero no encontré ningún respaldo serio, si tienes algún link científico podrías postearlo, yo solo lo he leído en sitios de autoayuda, ciencia popular y cosas así, las neuronas del estómago si están bien documentadas. Lo que si es que no se sabe casi nada como funcionan ni para que sirven, porque es un descubrimiento muy nuevo

19 de noviembre de 2015, 01:36

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Ya. Entonces mí parte (Coco Legrand) está resuelta por el Triministro.

Ya estoy descargando los audiolibros. Muchas gracias. Recién comencé a hacerlo; todavía no baja nada. Será tarea extensa, supongo.

Mi ancho de banda debe ser el de un hilo para coser botones. :-)

Muchas gracias y ¡que viva Dropbox!

19 de noviembre de 2015, 16:01

 
Blogger Luis Brito said...

En android baja libros epub te los lee perfecto moon reader o baja @voice q lee pag web
Para videos baja tubemate que los pasa a audio sin chistar saludos

20 de noviembre de 2015, 12:08

 
Blogger Luis Brito said...

En android baja libros epub te los lee perfecto moon reader o baja @voice q lee pag web
Para videos baja tubemate que los pasa a audio sin chistar saludos

20 de noviembre de 2015, 12:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buenos datos, especialmente tubemate que no lo conocía ¡Gracias!

20 de noviembre de 2015, 23:35

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas