Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Esta entrada es del 24 de mayo del 2003, me acordé porque justo hoy, uno de los charlatanes que estaba en la reunión que relato me pidió que lo apoyara en su candidatura para alcalde de Arica. El perro cambia las pulgas, pero no las mañas. Que se espere sentado. Y capaz que salga el pobre diablo, Arica da para todo.

Hace días me pasó algo muy curioso. Resulta que me invitaron a participar como "asesor externo" a una reunión de empresa sobre unos asuntos de informática, campo en el cual supuestamente yo era el experto en vista de los muchos años que estuve en eso. Habían en la reunión varios otros informáticos junto con gente administrativa y de gerencia. Pronto la discusión paso a cosas que yo desconocía, tuve el tino de callarme y llegado el momento de opinar tuve que decir -de la manera más diplomatica posible- que no tenía idea de lo que estaban hablando.

Ni que decir que quedé inmediatamente excluido de las decisiones y cuando se trató un tema que si era de mi dominio, expuse una idea muy fundamentada pero ya mi "prestigio" había desaparecido y no me tomaron en cuenta. Eligieron las peores políticas propuestas por un charlatán, las mismas que ya estan mostrando sus desastrosos resultados. Lo extraño es que -dentro de mi ignorancia- me di cuenta de que nadie en el grupo conocía el tema que estabamos discutiendo, pero surgió un "lider de opinión" diciendo las mentiras más grandes con un tremendo aplomo, si bien yo no dominaba el tema si podía darme perfecta cuenta que lo que decía mi "colega" era un fraude, y solo tenía crédito gracias a que todo el resto era tan ignorante como él y no querían reconocerlo en público.

Me quedé pensando en esa característica tan chilena que conocemos por sacarse los pillos, el maestro chasquilla o el mecánico mediocre jamás se queda callado, opina de todo y si no sabe inventa sobre la marcha ¿es que tenemos la obligación de aparentar omnisapiencia para mantener el prestigio? no me parece así y yo inmediatamente distingo a un buen profesional de uno malo por lo honesto que es a la hora de reconocer las cosas que no domina.

A propósito cuando subí la web "El Programador Casual" http://www.bradanovic.cl/pcasual me comenzó a llegar un alud de consultas que durante más o menos un año contesté pacientemente en la medida que mis conocimientos lo permitían, pero finalmente me aburrí pues me di cuenta que son muchos los temas que no domino y ni me interesa conocer a estas alturas del partido, el caso es que la web está allí, sin actualizar desde hace un par de años.

Me gustaría ahora volver a la universidad, pero no para obtener otra profesión sino más bien que me dieran una especie de "Certificado de Ignorancia" cosa que pueda reconocer el hecho de que no soy omnisapiente sin tener que pasar verguenza ni ser desprestigiado. Y a propósito de la fotografía, al verla me acordé de una excelente película que se llamaba "Flor de cactus" sobre un tipo que se enamora de su arisca secretaria (Ingrid Bergmann creo que era), la pongo por si alguien la vió, seguramente le traerá tan buenos recuerdos como me trajo a mí

9 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Yo, a veces, entro al site de mi facultad y estudio el programa del Doctorado en Ingeniería. Algo que probablemente me costaría mucho hacer y no me serviría para nada real. Pero se supone que puedo hacerlo, sería mi posgrado natural, y las materias me suenan interesantísimas.
Seguramente lo que en realidad quiero es no trabajar, volver a estudiar, ser joven o algo así, y no el doctorado en nada. Pero igualmente me seducen la "Mecánica de los sólidos" o el "análisis de series temporales".

16 de enero de 2016, 10:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, sin duda que no hay mejor vida que la del estudiante, si fuera por mi habría seguido esudiando hasta hoy. Creo que en cierto modo uno lo puede hacer con todos los recursos que hay ahora en Internet, hoy se puede estudiar casi cualquier cosa gracias a Coursera, Edx y todo eso eso sin moverse de la silla. Lo malo de los estudios presenciales es que son muy costosos y una vez adentro a veces no satisfacen las expectativas. Pero yo igual, entaría a estudiar de nuevo encantado. Empezaría repasando la enseñanza media para asegurarme ue me voy a morir de estudiante!

16 de enero de 2016, 10:49

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

La gente más de Izquierda se burla de que los norteamericanos son especialistas y no son omnisapientes. Y eso se ve ya sea en las series de detectives y películas. Nadie es un maestro chasquilla. Los jefes que muestran en esas series, por lo general, son callados. A cada persona de su equipo le asigna una tarea.Ahí tienes a los forenses, científicos al lado de los que están en terreno que saben disparar y pelear.

16 de enero de 2016, 11:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Como le comentaba a Marcia por Facebook, parece que le hemos levantado una especie de culto a la "asertividad", al tipo que nunca se queda callado y dice siempre la útima palabra golpeando la mesa y elevando el volumen. Está lleno de esos pelmazos y les va bastante bien

16 de enero de 2016, 11:41

 
Blogger Jose Cornejo said...

Yo tambien debo apuntarme a un "certificado de ignorancia" porque si bien hay cosas que manejo, hay otras que no domino ni a cañones. pero cuando ven que uno "se maneja en un tema", lo toman poco menos que por "Gurú" y centro de conocimiento, con respuesta para todo. Muchas veces termina por saturar y enemistarse con todos.

Respondiendo a Javier, el zurderío es mediocre por naturaleza y genética. por eso se burla de los gringos "que siempre saben todo", sin reconocer que los verdaderos líderes guían a sus subalternos, no los mandan, saben sacar lo mejor (y a veces lo peor) de cada uno de su equipo para lograr el objetivo. Acá el "asertivo" no es más que un mediocre con un serio problema de autoestima bajo, que tiene que gritar para imponerse.

16 de enero de 2016, 11:54

 
Blogger Pablo said...

Hasta el genio más grande es ignorante en muchísimas más cosas de las que domina. Cuesta, pero es una grandeza, reconocer que uno sabe un tema.
Por eso yo siempre digo en el trabajo que soy un "especialista" en bombas, y no un experto.

16 de enero de 2016, 17:24

 
Anonymous Wilson said...

Hablar de corrido es la clave, es tipico de las escuelas de cuadros, se trata de opinar como recitando una letania. Salvo error muy repugnantemente obvio, siempre funciona y a todo nivel, desde el club deportivo del barrio al parlamento.
Basta recordar las sartas de tonteras de los estudiantes en huelga al ser entrevistados por obsequiosos periodistas, y los vemos hoy encaramados en el congreso repitiendo su numerito, como buena parte de los demas politicos

16 de enero de 2016, 17:26

 
Blogger EDO said...

El pecado no es ser ignorante sino que saber hacer la diferencia con lo poco y nada que uno sabe...en un mundo de ciegos el tuerto es rey..Ahora en el tema IT e informatica,electronica las cosas cambian muy rapido sino te actualizas mueres frente a gente que si lo ha hecho.

Respecto de la charlataneria..no es eso sino que saber vender ideas...ergo...ganar lucas.

16 de enero de 2016, 20:47

 
Blogger EDO said...

Y lo otro que se me olvidaba es que esto de las reuniones es un arte...hay que saber negociar, vender ideas, mentir muchas veces, dar vuelta las cosas. Incluso saber decir que no a reuniones en donde el unico objetivo es hacerte pedazos...aqui entra mucho el tema de que las reuniones en muchos casos son improductivas..eso.

16 de enero de 2016, 21:09

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas