Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Aborto y asesinato

sábado, 27 de febrero de 2016

Para empezar bien este sábado, colocaré algo que enfurecerá a mis muchos amigos católicos. Ya he escrito bastante sobre el aborto pero se me ocurre un par de cosas nuevas que aprovecharé de agregar ahora.

El asunto que me preocupa es la nueva actitud de la Iglesia Católica hacia la muerte, muy parecida a la que repugnaba a Nietzsche cuando acusaba a los curas de haber corrompido el mensaje cristiano original. Creo que con los años, esta inversión de todos los valores ha ido tomando fuerza de la mano de una ideología, cobarde hacia algo que debería ser normal para todos nosotros: el hecho cierto que cualquier día de estos nos vamos a morir.

En los nuevos catecismos se difunde esta doctrina, que dice algo así como "la vida humana encierra un valor inconmensurable, prácticamente divino, desde su comienzo hasta su natural término". Defienden esta idea por tres razones: (i) por su origen, pues el hombre fue creado por Dios y solo Él puede disponer de su vida "Así pues, la vida humana, desde su concepción posee valor divino, sagrado"; (ii) por Naturaleza "Para Dios, todos y cada uno de los seres humanos poseen un valor excepcional, único, irrepetible, insustituible" y finalmente (iii) por su fin y sentido divinos "hay que considerarlo, por encima de las perspectivas parciales de orden biológico o sociológico, a la luz de una visión integral del hombre y de su vocación, no sólo natural y terrena, sino también sobrenatural y eterna".

La mayor parte de estos conceptos son modernos, fueron refinados -si no me equivoco- por Juan Pablo II quien, criado en un socialismo real con todos sus horrores, era muy cercano a la ideología de los Derechos Humanos. Así fue como trató de ajustarla a cánones religiosos, incorporándola al catesismo cristiano.

Esta ideología de que la vida es sagrada, del horror hacia la muerte y el sufrimiento, es opuesta al pensamiento cristiano original, se trata de un producto moderno que refleja una sociedad blanda y hedonista que niega a la muerte y quisiera vivir para siempre, no en el paraíso como se pensaba antes sino aquí mismo, en la tierra. Es un pensamiento corrupto tal como dijo Nietzsche, creado por los sacerdotes para satisfacer a su clientela y dominarlos, ofreciéndoles que si rezan lo suficiente, Dios los va a librar de la muerte en este mundo, les va a curar el cáncer, les permitirá ganar la guerra y hasta los partidos de fútbol de su equipo favorito.

No hace muchos años -cuando yo era chico al menos- los curas casi no hablaban esas estupideces, la Iglesia Católica apoyaba la pena de muerte como una forma digna de redención de los malos y los curas no andaban lloriqueando por los muertos sino más bien ayudaban "a bien morir", para que la gente aceptara lo inevitable de su muerte. Para ello ofrecían la vida eterna en un paraíso bastante dudoso, sentados por siempre a la diestra del Dios Padre. Tal como dijo Alan Watts, es difícil imaginar un destino más aburrido y soso que ese. Los musulmanes en cambio tienen una oferta mucho mejor: nada menos que 70 vírgenes y sexo eterno, non-stop con las lindas huríes.

Sacrificar la vida era glorioso para el catolicismo primitivo, hoy es considerado como una cosa espantosa por curas y teólogos católicos. Tal como lo dijo Nietsche, es la inversión de todos los valores. Las tres razones que dan los teólogos son para la risa, si la vida fuese tan sagrada como dicen Dios nos la habría dado para siempre y nadie se moriría, la muerte es lo más natural que existe y el papel de los curas debería ser -como antes- el de ayudarnos a aceptar que cualquier día de estos estiraremos la pata y nos van a vestir con el terno de palo. Pero mantenernos aterrorizados es mucho más rentable, claro.

Creo que el fondo todo este sinsentido partió cuando apareció la píldora anticonceptiva y Pablo VI se dio cuenta que podrían aumentar las fornicaciones fuera del sagrado vínculo del matrimonio, quitando así clientes a la iglesia. Su reacción fue elaborar esta idea de vida sagrada a todo evento, que fue llevada al extremo por Juan Pablo II. El verdadero propósito fue tratar de impedir que los fieles hicieran cuchi-cuchi a espaldas del sacramento matrimonial y que no usaran -por razones religiosas- la pecaminosa píldora. Vano intento porque no solo se disparó la revolución sexual sino que la iglesia perdió buena parte de su fuerza y su poder de todas maneras.

El homicidio -que eso es claramente el aborto bajo ciertas condiciones- es un asunto que debe ser perseguido por las leyes. Obviamente a nadie le hace maldita gracia que lo asesinen, es un asunto legal como el robo, la estafa o tantos otros delitos donde los curas no tienen nada que decir, pastelero a tus pasteles.

El punto es donde se puede distinguir entre un homicidio y la eliminación de algo que todavía no es persona, como podría ser un escupo o cuando hacemos el uno o el dos. ¿Qué es lo que determina que un conjunto de células sea o no persona? Porque si nos ponemos exquisitos, desde que dos átomos se enlazan para hacer la primera célula que después llegará a ser espermatozoide que luego se unirá con un óvulo habría empezado una vida sagrada e intocable. Con el respeto de mis amigos católicos eso me parece una payasada, he leído el Antiguo y el Nuevo Testamento y no aparece nada que respalde esta chifladura papal, ni siquiera remotamente.

La discusión del aborto en Chile se basa en haber llevado las ideas de Paulo VI y Juan Pablo II hasta extremos ridículos, me parece que solo un chiflado podría pensar que un embrión recién fecundado es un ser humano. Si eso fuese cierto y fuésemos consistentes, a todas las personas se les debería mantener indefinidamente con respiradores artificiales aunque tengan muerte cerebral ¿en que quedamos? ¿Es o no es sagrada la cosa?.

¿Cuando entonces una cosa pasa a ser persona? Mejor partamos al revés ¿cuando alguien muere, deja de ser persona y se convierte en una cosa?  Existe consenso, incluso religioso según tengo entendido, que la vida se termina cuando ya no existe actividad cerebral. Creo que ese es un criterio perfecto para distinguir entre un aborto legítimo y un asesinato. Cualquiera que mate a un feto cuyo sistema nervioso esté desarrollado y en funciones está cometiendo un asesinato, para mi eso es indiscutible y quien lo haga debería ir preso tal como si hubiese matado a una persona.

El sistema nervioso está maduro al quinto mes de embarazo, pero como se trata de un asunto bastante serio y con implicancias morales graves, yo pienso que hasta el tercer mes de embarazo no habría ningún inconveniente para practicar un aborto. Muchos pro-vida muestran fotos de pequeños fetos sanguinolientos con brazos, pies y cabeza reconocibles, eso no tiene ninguna importancia, de hecho un muerto puede verse igual que cuando estaba vivo, pero ya no es una persona sino una cosa, aunque se mueva por reflejo, no hay ningún problema para trocearlo en una autopsia por ejemplo. La pinta es lo de menos.

Así es -más o menos- como yo veo la cosa. Sin cerebro no hay persona y eso vale tanto para los fetos como para cuando uno se muere. Creo que es fácil de entender y -al menos a mi- me parece lógico y humanitario. Pienso que la oposición de la iglesia se formó originalmente para impedir el delicioso libertinaje sexual del que hoy disfrutamos todos, ahora no saben como echar pie atrás. Debe ser muy complicado ser el Papa y tomarse la representación de las opiniones de Dios, especialmente cuando las cagan.

24 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Al parecer - yo no lo sabía, claro, lo busqué por su artículo - los primeros padres de la Iglesia estuvieron influidos por Aristóteles - y Aristoteles pensaba que el feto inicial era "inanimado", unos 40 días el varón y unos 80 la hembra. Se condenó como crimen de aborto la eliminación de un feto ya "animado" y se extendió un reproche moral, solamente, para el previo. También se condenaba el aborto de la adúltera - pero por castigar su conducta sexual, no por la eliminación de una vida.
Al parecer fue recién Pio IX, en el muy cercano año de 1869, en el documento "Apostolicae Sedis" el primero en condenar el aborto "desde la concepción". Seguramente abandonando a Aristoteles y notificándose de los nuevos conocimientos científicos.

27 de febrero de 2016, 01:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No tenía idea Ulschmidt de esa encíclica tan antigua (pero tan nueva en términos históricos). Mi idea de que la vida no puede ser sagrada a todo evento me parece completamente compatible con la Biblia y cualquier interpretación que se le haga, claro que se reprueba el asesinato, pero no se habla en ninguna parte de cosas como esas tres razones por que la vida humana es sagrada, ese es un invento bastante moderno.

Mi argumento es que el momento en que una cosa se transforma en hombre o un hombre se transorma en una cosa puede ser abordado mucho mejor estudiando cuando se considera que alguien está muerto, y ese concepto se asocia fuertemente a la muerte cerebral. No veo razón alguna para no aplicar lo mismo al principio de la vida, el concepto de "animación" es muy arcaico porque -entre otras cosas- mucha gente con muerte cerebral puede moverse, parecer animada y todo eso simplemente por reflejo. Todos los que han trabajado en una unerria saben eso.

27 de febrero de 2016, 02:16

 
Blogger Renzo Gilardoni said...

Eso de tener el sistema nervioso ya desarrollado como "criterio" para otorgar la categoría ontológica de persona lo encuentro insuficiente y pobre. No veo como tener desarrollado el sistema nervioso por si solo convierta ontológicamente en persona a lo que antes era un embrión. La discusión sobre qué es lo que hace persona a alguien es a mi modo de ver ontológica y no basta con decir que alcanza con el sistema nervioso. Seguramente vas a decir que discutir eso es "paja" así que para ahorrarse la "paja" se puede recurrir al derecho civil que considera que la persona comienza desde el momento del nacimiento.

Y otra cosa, para el derecho penal chileno el aborto no es un delito contra las personas como lo es el homicidio. No. El aborto es para el derecho penal chileno un delito contra el orden de las familias. Y conste que el Código Civil y el Código Penal datan de la segunda mitad del siglo XIX y no han sido modificados ni un ápice en eso (la consideración del nasciturus o embrión) en 150 años. No va a faltar el que va a decir la letra de la ley "no es un argumento" pero siendo leyes hechas en el Chile decimonónico y que no han sido modificadas en ese punto es como para tenerlo en cuenta por lo menos. No fue un simple capricho que se les ocurrió a Andrés Bello y demases.

Y además, incluso si se concediera que hay una persona a partir de los tres meses de embarazo, de eso no se sigue que se deba coaccionar a la mujer para mantener a la persona con vida. Eso de equiparar el aborto a partir de los 3 meses con el homicidio corriente es completamente falaz porque las víctimas de homicidio corriente pueden vivir por si solas y no hay que tolerarlas dentro del cuerpo y mantenerlas con vida ipso facto. En el caso del homicidio corriente se trata de no matar al que puede mantenerse con vida por si solo y eso no conlleva ningún sacrificio, pero en el caso del aborto se trata de tolerar dentro del cuerpo y mantener con vida al que no puede mantenerse con vida por si solo. Así que la equiparación es falaz porque se salta olimpicamente ese pequeño gran detalle.

27 de febrero de 2016, 05:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Tienes razón Renzo, creo que discutir eso es paja :D

27 de febrero de 2016, 10:16

 
Blogger Jose Cornejo said...

Es un tema complejo, lleno de recovecos y zonas grises que es una total lata buscarle el punto medio.

Si bien la constitucion "protege la vida de quien esta por nacer", la naturaleza tanto humana como animal, tiene un método abortivo cuando "sabe" que ese bb no va a llegar a buen termino. y frente a eso, nada que hacer.

27 de febrero de 2016, 10:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, desgraciadamente toda la gente se va por las ramas cuando el problema real es bastante sencillo: en algún momento las cosas de las que estamos compuestos se convierten en una persona, una cosa la podemos botar sin problema, tal como nos podemos sacar un lunar o una muela, un ser humano es mucho más complicado. Ese es el problema de fondo: cuando empieza a existir un ser humano.

Y creo que una forma muy buena de determinarlo es ver cuando deja alguien de existir y aplicar el mismo criterio para lo que se está formando. Para la muerte es un problema resuelto porque se determinó primero con los latidos del corazón y la respiración, luego se cambió al funcionamiento del cerebro, es de sentido común pensar que alguien con muerte cerebral puede ser metido al cajón y enterrado sin problemas. Aplicando lo mismo no veo el problema en que aborte algo que todavía no tiene el cerebro desarrollado.

27 de febrero de 2016, 10:41

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tomas: yo trabajo en un hospital publico y el asunto del aborto está mas que claro. es más facil que sea la naturaleza la que diga la ultima palabra y no una ley hecha por personas que no tienen idea de como es el asunto.

De acuerdo a lo que dije "el derecho a la vida" no se le niega a nadie, eso es lo que contempla la constitucion, porque nadie es quien para "hacer el trabajo" de la naturaleza humana y decidir si vive o no, incluso la madre.

27 de febrero de 2016, 12:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, yo tengo varios amigos que son médicos -algunos excepcionales- y ellos deciden todos los días quien vive y quien no. Me acuerdo de una tía que estaba esperando como un año que la operaran de los riñones y se estaba deteriorando mucho, resultó que el doctor asignado era un buen amigo mío así es que lo llamé para ver por que no operaba a la señora, me dijo "Tomasito, tengo acá en mi escritorio una lista de sesenta personas a las que debería operan en el mes, entre ellas su tía, eso es imposible así es que según como ordene esta lista algunos se van a morir, estoy seguro de eso ¿como cree que me siento?", hasta entonces no me había dado cuenta de como era la cosa, después conversando con otro amigo médico me di cuenta que era mucho peor de lo que imaginaba, se encariñaban con los pacientes, especialmente niños y a veces tomaban una decisión en incertidumbre que les salía mal y el niño se moría, etc.

El "derecho a la vida" es una ficción jurídica, todos los días se mata a gente por dierentes razones: falta de medios, decisiones equivocadas, maldad, rabia, defensa propia y miles de otras razones, algunas lícitas, otras no. Cuando esto se plantea como una cuestión de derechos yo corto el tema enseguida, porque no es un asunto que me interese, creo que es irrelevante, al menos en mi opinión. Me dan lo mismo los derechos y las leguleyadas, solo me interesa comprender el problema e maginarme como se podría manejar

27 de febrero de 2016, 12:56

 
Blogger Ulschmidt said...

Por eso me llamó la atención: siguiendo a Aristóteles, que era una figura indiscutible cuando se fundó la Iglesia, se aceptó que las primeras semanas de concepción el feto es "inanimado" y su eventual eliminación no era un pecado mortal - aunque nunca se la viera con simpatía.
La Iglesia se apegó mucho a estas viejas doctrinas clásicas. Hay que recordarla quemando a Bruno o amenazando a Galileo por apartarse de la teoría ptolemaica geocentrista (un asunto que en principio poco tendría que ver con la religión, y sin embargo...)
Y justo ahora que vendría muy bien para "tolerar" o al menos no condenar mortalmente un aborto en las primeras semanas, abandonan a Aristóteles y sancionan desde la concepción. Y ese criterio desde apenas siglo y monedas, casi nada en la vida de la Iglesia.
Porque ahora se podría transmutar el "inanimado" aristotélico por la "falta de formación del sistema nervioso central", o mínima cerebración, y tolerar un aborto antes de eso. Pero la oportunidad ya pasó.

27 de febrero de 2016, 13:15

 
Blogger Frx said...

Me gustó la parte donde se hace el símil con la autopsia y lo del detalle del cerebro. Es bueno leer algo así en un tema tan manoseado donde las discusiones se dan vuelta a cada rato en las mismas cosas.

27 de febrero de 2016, 14:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, yo creo que todo partió con un error de Pablo VI que se ha hecho muy difícil de revertir. Antes de él la iglesia era bastante tolerante hacia el aborto muy temprano pero con la aparición de la píldora anticonceptiva, Pablo VI publicó una encíclica (creo que es la Humanum Vitae) que condenó cualquier intervención humana incluso poco antes de la fecundación.

El Papa pensó entonces en frenar a los fornicarios, pero eso era como parar un derrumbe con las manos, falló compleamente. CReo que en la raíz de la postura católica actual contra el aborto estuvo este intento puritano-sexual. Luego vino toda la elaboración posterior de los teólogos para darle la razón al Papa y después Juan Pablo II, terminó la argumentación enlazándola con la ideología de los derechos humanos. Por eso hoy se habla de derechos no de fornicaciones.

Un error espantoso del que la Iglesia solo ha sacado grandes costos y pérdida de adeptos, va a ser muy difícil de revertir un par de encíclicas, que se supone son infalibles.

27 de febrero de 2016, 14:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, el debate del aborto está repleto de argumentos chantas, tanto por el lado de los pro-vida como de los abortistas todos se dedican a discutir sutilezas que no tienen nada que ver con la realidad, solo para defender sus posturas

27 de febrero de 2016, 14:33

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tomas, por eso dije: al final la naturaleza siempre tiene la ultima palabra.

27 de febrero de 2016, 14:55

 
Anonymous Renzo G. said...

Pajas más o pajas menos, para el derecho chileno la persona comienza en el momento del nacimiento y no antes. Eso de las 12 semanas o 3 meses no pasa de ser una ocurrencia tuya. Perfectamente se puede permitir el aborto hasta las 12 semanas o 3 meses sin cambiar la clasificación de persona natural al momento del nacimiento. La verdadera paja es inventar supuestos criterios que no tienen más validez que para el que los inventó.

27 de febrero de 2016, 14:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo, no estoy hablando de leyes ni de la constitución, que me interesan un huevo para estos efectos, esta entrada -como casi todas las demás- es un asunto de opinión, con las que puedes estar de acuerdo o no. Es mi opinión personal sobre el asunto y una posible explicación sobre las cosas que están pasando, según como yo lo veo. Por lo general evito colocar o aceptar argumentos de autoridad.

27 de febrero de 2016, 15:15

 
Anonymous Wilson said...

No creo en la vida sagrada, pero no me parece el aborto, en ningun caso ni bajo ninguna condicion, porque no estoy de acuerdo en que un grupito de 170 coimeros decida cuando es licito terminar una vida inocente. Es facilito, basta que una mera mayoria decida que otros no son personas y chao con ellos. (tengo una lista de probables categorias de candidatos, si me hicieran acaso mejorarian muchas cosas y seriamos menos ;-) )
Los argumentos a favor y en contra y los contra-contra argumentaciones han sido eternas y hay pocas cosas nuevas por ahi; aunque ahora estan de moda las feminazis alegan sobre su supuesto derecho a irse de parranda el sabado sin tener molestas nauseas, por mi que se pudran. En esa misma linea se podria argumentar contra la obligacion de cuidado de las guagua, "total si quiere tomar agua,que se sirva sola, pero no permitire que esclavice mi cuerpo, y me fui de carrete". Hasta Peñita trata de comprarlas hablando de la chiva "superogatoria". En fin algunos argumentos son impresentables, como permitir matar al fruto de una violacion, inocente como nadie, y darle unos pocos añitos de carcel al violador,para soltarlo a media condena.
Yo opino que el tema es solo politico-electoral, una confluencia de objetivos entre la izquierda ansiosa de aumentar el poder omnimodo del estado y las huecas del tema del genero

27 de febrero de 2016, 15:30

 
Anonymous Renzo G. said...

Tu opinión personal se salta la falsa analogía entre mantener con vida estando dentro del cuerpo y abstenerse de matar estando fuera. Porque equiparar el aborto con el homicidio corriente descansa en esa analogía que es falsa por donde se le mire. Y esa si que no es "paja" porque ahí descansa el paralelo de aborto con homicidio corriente. Así que no es nada de "paja", decir que es "paja" es un truco para evadir el punto y hacerse el leso.

27 de febrero de 2016, 15:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo: ya.

Wilson: mira, yo considero que todas las posiciones en esto me parecen respetables, incluso las que creo que son lógicamente tiradas de las mechas, no es un asunto de verdades sino de enfoque y preferencias morales, en eso todo vale. Creo que la mayoría de los argumentos son racionaliozaciones de prejuicios muy profundos, tanto a favor como en contra y mi opinión se basa en mis propios prejuicios, preferencias y "valores", nada más.

27 de febrero de 2016, 16:03

 
Blogger Jorval said...

¿Cuándo entonces una cosa pasa a ser persona? Hola amigos, les cuento mi experiencia: año 1969, mi esposa embarazada, tiempo de embarazo casi nueve meses. Llego a casa y ella me dice: el niño no se ha movido hoy. Esa noche no siento movimiento como las otras noches en que nos entreteníamos con él y tocábamos sus piecesitos, etc. Esa misma noche, contracciones, partimos al hospital, médicos, enfermeras, gritos, silencio, sale el doctor, un amigo y me dice: hicimos todo lo posible, pero... era una niña, pero se estranguló con el cordón umbilical, caso rarísimo, uno en no se cuantos millones. Esa mañana le pedimos al hospital que nos diera el cuerpo, lo metimos en un cajón, lo echamos en la maleta del auto y partimos al cementerio. Para nosotros esa guagua nunca fue una persona, sólo un proyecto, una cosa. Para el hospital, lo mismo, creo que esos cuerpos los botaban, no se ahora. Para mí una cosa es Persona cuando ha nacido y ha comenzado a respirar.

27 de febrero de 2016, 18:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Jorge, esa es la pregunta del millón y debe tiene miles de respuestas, tantas como personas hay en el mundo. Cada uno tiene sus ideas sobre que es una cosa y que es un ser vivo, nadie puede alegar tener "la verdad" en esto. También existen miles de criterios sobre como tratar a los muertos, para mi por ejemplo son cosas que no tienen la menor importancia, para otros es fundamental hacerles funerales, llevarle flores, etc. Cada cual con sus gustos.

El problema con un feto no es tan sencillo como decir "no es persona por la ley xxx, o por la razón yyy" eso es correcto como opinión personal pero no se puede pretender que sea algo legal, como no se podría pretender que sea legal matar a los judíos porque la ley zzz dice que no son personas. Los fetos indudablemente son seres vivos en una etapa de su crecimiento, pasado cierta cantidad de meses incluso sienten dolor como cualquiera de nosotros, yo no diría que se pueden matar tan ligeramente sin ninguna consecuencia aunque a veces sea muy conveniente para la madre hacerlo. La decisión de matar a un feto, en mi opinión y la de muchos más no es algo que se pueda tomar a la ligera.

Y al final todo esto no es más que un asunto de opiniones, hay países que permiten el aborto libre sin mayores explicaciones hasta los 9 meses, bien por ellos pero no es mi opinión, ni mi preferencia. A menos que se trate de elegir entre la vida del feto y de la madre, donde yo creo que esta última debiera prevalecer.

Al final yo puse aquí como veo yo y como prefiero yo las cosas. Creo que no hay mayor problema con el aborto mientras el feto no tenga un cerebro desarrollado, del mismo modo que no se debería mantener a alguien con muerte cerebral, así lo veo yo al menos

27 de febrero de 2016, 18:57

 
Blogger Paola Monti Kopp said...

En caso de sufrir una hemiplejia que no me mató pero me dejó postrada en una cama sin poder mover un músculo nunca más, ¿qué criterio debería aplicarse aquí, "considerando" –¿o no importa?– la voluntad del que no desea seguir viviendo en esas condiciones?
Qué sórdido e injusto para el moribundo depender de un puto mandato que lo obliga a mantenerse con vida de una forma indigna, "vegetando" hasta que colapse algún órgano y lo mate "en forma natural" (super romántico) Y tanto para él como para las personas que "deben" hacerse responsables del cacho –a no olvidar que no podrán retomar sus vidas hasta que se muera el cacho "de forma natural", así pasen años–; alimentar, asear, sacar la caca y todo lo que conlleva el hacerse cargo de una "cosa" que ya no puede valerse por sí misma.
Espero que legalicen el aborto –y la eutanasia–. Y aunque no lo legalicen seguirán abortando las mujeres que deseen abortar en la clandestinidad, como ha sido desde tiempos inmemoriales.

27 de febrero de 2016, 23:34

 
Blogger Paola Monti Kopp said...

¡Qué odiosos!, jjajajajajaja

27 de febrero de 2016, 23:36

 
Anonymous er lusho said...

yo apoyo el aborto libre y la eutanasia... basta de pechoñerías y beaterío.. salud , Tomas !!!

2 de marzo de 2016, 14:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...


Paola, Lusho, yo no tengo nada contra el suicidio ni menos contra la eutanasia, me parecen excelentes.

Sobre el aborto creo que debería ser totslmente voluntario hasta los tres meses de gestación, o cualquier otro punto donde se considere que no existe sistema nervioso desrrollado. Matar a un feto con su sistema nervioso desarrollado es -a mi modo de ver- lo mismo que asesinar a una guagua, no veo ninguna diferencia y debería tener la misma pena que el parricidio. Pienso que es exactamente eso, un parricidio, esté dentro o fuera del vientre materno.

2 de marzo de 2016, 17:08

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas