Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Los inmigrantes con mala suerte

sábado, 6 de febrero de 2016



Mi buen amigo y gran ariqueño Alfredo Zamudio, me cuenta de su participación en la Conferencia de París sobre Migración y Cambio Climático. En su calidad de director del Internal Displacement Monitoring Center. Alfredo está en el ojo del huracan desde que empezaron a llegar oleadas de refugiados a Europa a consecuencia de la guerra civil en Siria. Un problema muy interesante del que se hablará cada vez más.

La cosa es que no solo los conflictos políticos, religiosos, etc. están causando desplazamiento de personas, sino también el cambio del clima, cosa bien difícil de controlar. Esto ha pasado desde siempre, en toda la historia de la humanidad el clima cambia y civilizaciones completas desaparecen debido a las sequías o glaciaciones. Especialmente en el Continente Americano, donde las distancias para desplazarse entre distintas zonas climáticas son muy grandes.

Hay una teoría que dice que el mayor desarrollo de la civilización en Eurasia, se debió la forma "ancha" de ese territorio, que permitía comunicarse -y desplazarse- con mayor facilidad dentro de zonas de clima similar. En las costas de América del Sur, quien sabe cuantas civilizaciones desaparecieron cuando la lluvia comenzó a desaparecer.  No hay nada raro con que el clima cambie, además el calentamiento es mucho menos traumático que las glaciaciones, pero de todos modos nos obliga a adaptarnos, y grandes masas de personas deben desplazarse.

Cuando los estados eran menos protectores las migraciones no causaban más problemas que los roces entre culturas y costumbres distintas. Las grandes migraciones que llegaron desde Europa a los Estados Unidos y a América del Sur fueron muy beneficiosas para los países anfitriones, luego de un período de ajuste. Pero ahora la cosa es más problemática, especialmente en Europa, donde luego de varias décadas con estado de bienestar, las migraciones se convierten en un peligro estructural para el modo de vida de las personas.

Porque los estados de bienestar se construyen sobre supuestos de homogeneidad, consenso amplio y altas contribuciones de los individuos que trabajan, para que el gobierno las distribuya a los más pobres. Los sistemas de "protección social" como pensiones y servicios de salud estatales son muy costosos y explican buena parte de los problemas y la actual crisis económica en países desarrollados.

La llegada masiva de inmigrantes pobres es un fuerte golpe para esta organización redistribuidora, que ya tiene problemas con los locales. Los recién llegados agregan una carga financiera sin haber contribuido con nada. Por el solo hecho de llegar al país, son sujetos de una serie de costosos derechos sociales.

Es una situación parecida a que de pronto ocurra una catástrofe en  un pueblo vecino y obliguen a cada familia acoger en su casa una familia refugiada, a mantenerlos y pagar todos sus gastos de manera que que lleven un estandar de vida parecido al de los dueños de casa. Esto sería muy resistido por las familias anfitrionas, especialmente si los que llegan vivían en condiciones materiales mucho peores, lo que incentivará lógicamente a la proliferación de falsos refugiados o refugiados por conveniencia económica.

La situación real no es muy distinta de eso porque, aunque los anfitriones no son obligados a recibir inmigrantes en su propia casa, si deben aceptar la llegada a sus ciudades y aunque no deben alimentarlos o mantenerlos directamente, si lo hacen de manera indirecta, porque el gobierno usa la plata de sus impuestos, que supuestamente fue pagada para dar beneficio a los locales, que pagaron.

Es un problema que se da en todos los países con derechos sociales que reciben inmigrantes, no tiene ninguna solución económica satisfactoria, basta saber sumar y restar para darse cuenta que si el estado de bienestar es -en condiciones normales- insostenible a largo plazo, esto se acelera con la llegada de más gente que se convierte automáticamente en sujetos de costosos derechos por la sola razón de haber llegado a un país.

Lo que se aplica entonces es solución sub óptima, que consiste en aceptar una pequeña muestra de privilegiados que acceden a todos los derechos del país huesped, como muestra más o menos hipócita de "solidaridad", mientras la mayoría quedan hacinados en campamentos temporales, en condiciones de vida sumamente precarias. A medida que pasa el tiempo la gente de los campamentos se va infiltrando ilegalmente en el país huesped, sin ninguno de los derechos de los habitantes legales y de una u otra manera se las arreglan para ir sobreviviendo.

El problema de los refugiados no existiría si no existieran los estados de bienestar y los derechos sociales. La inmigración de mexicanos y centroamericanos no fue un problema en Estados Unidos, hasta que empezaron a aparecer las leyes de protección social. Cuando no existía el seguro social, ni los servicios médicos del estado la inmigración que llegó a California durante la fiebre del oro fue una bendición, que los convirtió desde un enorme desierto en el estado más rico del país.

La inmigración es muy buena, cuando los inmigrantes no representan ninguna carga para el estado, hay tres ejemplos espectaculares de esto de no hace muchos años: Hong Kong, Taiwan y Macao, lugares adonde llegaron millones de chinos arrancando del comunismo y nunca tuvieron problemas para recibirlos, al contrario, fueron fuente inmensa de creación de riqueza.

El problema es que, para que los movimientos masivos de personas -algo que va a ocurrir nos guste o no- sea viable, no pueden existir los estados de bienestar ni los derechos sociales, porque ningún país soportará la consecuencia lógica en estos casos que es tener dos castas dentro del país: los legales que disfrutan de todos los derechos sociales y los ilegales que no tienen ninguno, y que nunca podrán tenerlos porque no existe como pagarlos.

Para los que no nos gusta el igualitarismo ni la redistribución forzada, las grandes migraciones pueden ser muy buena noticia, porque la fuerza de los hechos puede ser más eficaz que cualquier intento demagogico de ofrecer más y más derechos sociales. Los estados de bienestar ya estaban en grandes problemas en Europa y ahora las masas de inmigrantes pueden ser los que les den el tiro de gracia.

Lo único malo es la xenofobia, chauvinismo y el ultranacionalismo que se produce a partir de situaciones que en verdad son injustas -hasta indignantes- para los que han tenido que pagar, a la fuerza, buena parte de sus ingresos en impuestos, viendo a los mismos políticos que les prometieron el nanny state perfecto, que se gastan la plata en "atender" a los inmigrantes. Es natural, yo también estaría furioso en su lugar, pero se equivocan de enemigo: no son los inmigrantes los malos sino los políticos que armaron todo el sistema basado en mentiras y ofrecimientos imposibles. Los inmigrantes no tienen la culpa, solo tuvieron mala suerte.

21 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Hace un tiempo atrás inicié un blog experimental y queria tocar ese tema tan de moda y a la vez tan delicado como lo es el tema de la migracion. pero no me domino tanto como lo hizo tu paisa Don Alfredo y como lo expones tu.

Es un tema complejo y bien dificil de abordar, pero con un evidente daño a los paises anfitriones (acá en santiasko estamos plagados de haitianos, colombianos, peruanos, ecuatorianos entre otros) pues acceden a mejores beneficios que nosotros.

Pero el problema no es solo la inmigracion, que economicamente ya es un desastre porque la plata se acaba y las bocas que alimentar aumentan, sino que tambien es cuando los inmigrantes quieren imponer sus reglas al dueño de casa. En EEUU, la inmigracion islámica ha sido tal de que incluso se organizan y presionan a los estados anfitriones a "cambiar su estilo de vida" por considerarlo ellos "ofensivo y atentatorio contra su cultura", a esto sumemosle a los activistas (seres insoportables) que bajo el manto de la victimizacion, tratan de cambiar la historia, las costumbres y las reglas de los estados anfitriones. Los anfitriones, quedan amarrados a lo "politicamente correcto" y por no quedar como discriminadores, terminan cediendo.

(A mi no me gustaría que El estado suprimiera el comer empanadas un 18 de septiembre porque a cierto personaje le molesta o lo considera "atentatorio a su cultura")

6 de febrero de 2016, 10:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La inmigración no es un asunto sencillo, tiene muchas caras pero a medida que el mundo se está enriqueciendo de manera acelerada (cosa que la mayoría de la gente ni se da cuenta) es inevitable que las personas empiecen a desplazarse en masa. Antes era mucho más difícil moverse que hoy, la gente tenía menos medios y se morían en su lugar de origen pasara lo que pasara, hoy se desplazan.

Yo creo que la migración es excelente y los problemas/roces clturales que provoca son inevitables, pero se ajustan después de un tiempo. No creo que los anfitriones tengan que ceder en nada por un hipotético "respeto a la cultura" de los inmigrantes, esos son inventos de los políticamente correctos que solo sirven para agudizar las fricciones, el que llega se tiene ue adaptar nomás al pais anfitrión, le gusten o no las costumbres. Cuando el estado sale a "protegerlos" solo fomenta la xenofobia.

En Chile ocurre que llegaron oleadas de inmigración en los últimos 20 años de otros países latino americanos, yo creo que es muy bueno, aunque los primeros en llegar son muchas veces delincuentes y "gente de mal vivir" que se dedican a depredar aprovechandose del pésimo sistema legal que tenemos. Creo que más que reclamar contra los inmigrantes a bulto, hay que reclamar contra las pésimas leyes que tenemos, dedicadas a proteger a delincuentes con plata de nuestros propios impuestos.

6 de febrero de 2016, 10:42

 
Blogger Jose Cornejo said...

Asi es, Tomas. La inmigracion ha tenido un aumento explosivo, gracias precisamente a lo que citas, aparte de la mala calidad de vida de sus paises de origen. Lo de Europa se le conoce como la invasión islámica del viejo continente.

6 de febrero de 2016, 11:19

 
Anonymous Wilson said...

La inmigracion peruana reciente nos enseño a comer comida decentemente hecha, la colombiana nos enseña que se puede ser cortes y educado sin que se nos caiga nada, ellos y otros nos enseñan que se puede pronunciar nuestra lengua de manera inteligible y usando unas pocas palabras mas que nuestos socurrido: cuestion,chis, si po, igual po, h*n, h*da.
Yo los veo adapatandose rapidamente,educando a sus hijos, auque todavia solo en las porquerias de liceos publicos. Ni mas ni menos que los inmigrantes de comienzos del siglo XX, muchos de los cuales integran la elite de hoy.
Nuestros costos son bastante bajos,no vivimose en un estado de bienestar,mas bien es un estado de malestar, fuera de algunos casos puntuales de delincuencia semi mafiosa, y una cierta presion sobre servicios publicos, no tenemos mas costos y recibimos una flujo de (puaj) trabajadores que aceptan pegas que los chilenitos ya no quieren y de ahi se van encumbrando armando sus vidas.
Claro diferente es tener a las puertas un par de millones de inmigrantes pujando por entrar y tuviesemos un estado en forma que nos proveyera de prestaciones que se harian imposibles con su entrada. Ese mundo antiguo esta pidiendo una guerra...

6 de febrero de 2016, 11:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Algo que yo he aprendido es que somos todos más o menos lo mismo. No hay mayores diferencias entre un chileno y un colombiano, haitiano, suizo o lo que sea, las diferencias son solo de entorno social y pasado un tiempo la gente se adapta.

Todas las personas y razas del mundo buscan lo mismo: primero que todo vivir lo mejor posible ellos mismos, eso es universal y no tiene nada de malo. Lo malo son las leyes y los políticos, que meten sus narices donde no deben. Ahi es donde está la base de todos los problemas.

6 de febrero de 2016, 11:27

 
Blogger Jose Cornejo said...

"En Rusia vivid como rusos! Cualquier minoría, de cualquier parte, que quiera vivir en Rusia, trabajar y comer en Rusia, debe hablar ruso y debe respetar las leyes rusas. Si ellos prefieren la Ley Sharia y vivir una vida de musulmanes les aconsejamos que se vayan a aquellos lugares donde esa sea la ley del Estado... Rusia no necesita minorías musulmanas, esas minorías necesitan a Rusia y no les garantizamos privilegios especiales ni tratamos de cambiar nuestras leyes adaptándolas a sus deseos. No importa lo alto que exclamen "discriminación", no toleraremos faltas de respeto hacia nuestra cultura rusa. Debemos aprender mucho de los suicidios de América, Inglaterra, Holanda, Francia, etc. si queremos sobrevivir como nación. Los musulmanes están venciendo en esos países y no lo lograrán en Rusia. Las tradiciones y costumbres rusas no son compatibles con la falta de cultura y formas primitivas de la Ley Sharia y de los musulmanes. Cuando este honorable cuerpo legislativo piense crear nuevas leyes, deberá tener en mente primero el interés nacional ruso, observando que las minorías musulmanas no son rusas."

http://www.elcomercio.com/opinion/islamizacion-opinion.html

6 de febrero de 2016, 12:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Al parecer ese discurso es falso, http://cazahoax.com/hoax-mentira/discurso-falso-putin-duma-musulmanes#.VrYOVx7w-Zo

Aunque yo mismo lo repliqué y estoy bien de acuerdo con él, jaja

6 de febrero de 2016, 12:13

 
Blogger Jose Cornejo said...

Ese mismo link encontré en la web. al parecer tiene parrafos tomados de la carta que John Howard, ex primer ministro australiano, les dijo a los musulmanes y esto causo la ira de ellos para con howard. http://ianasagasti.blogs.com/mi_blog/2008/01/primer-ministro.html

El texto (el de putin) tambien está en ingles.
http://www.hoax-slayer.com/putin-duma-speech-sharia-law.shtml

6 de febrero de 2016, 12:23

 
Blogger José Sfeir said...

Ojo, no es lo mismo refugiado que inmigrante. La diferencia radica en que el refugiado se acoge a derechos y la garantía de ciudadanía instantánea, debido a persecución tanto política, como étnica y religiosa, por lo que el mismo deberá pasar por un proceso casi de "postulación". El comparar ambos casos, ya que el inmigrante no adquiere de manera inmediata esos derechos, no viene al caso. Ojo ahí

6 de febrero de 2016, 13:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola José, la solución sub optima a que me refería es juastamente esa "aceptar una pequeña muestra de privilegiados que acceden a todos los derechos del país huesped" esos son los que reciben es status de refugiados en pleno derecho, y necesariamente son una porción pequeñísima de los que llegan. En el mundo real ningún país otorga el status de refugiado con facilidad. Al final se convierte en una cachaña de RRPP.

Por otra parte, obviamente todo inmigrante ilegal lo primero que busca es obtener el preciado status de refugiado. Acá recibimos muchos casos de eso de inmigrantes colombianos.

6 de febrero de 2016, 14:46

 
Blogger Ulschmidt said...

La etapa de los inmigrantes que agobian a la civilización receptora se corresponde con los bárbaros asediando Roma, con los mongoles asediando China. Trump, prometiendo un muro de treinta metros de mar a mar para atajar mexicanos, no sabe que el Emperador Amarillo lo precedió en varios milenios con la Gran Muralla.
Lo cual nos lleva - para no perder el tiempo en problemas ajenos - al dilema sudamericano. Dificilmente haya una región más tolerante en el mundo, mestiza de orígen, con tantas mezclas y migraciones superpuestas. Igual el problema de cualquier foco que levante un poco la cabeza y se encamine a cierta prosperidad es la llegada de miríadas de migrantes cercanos, de las provincias más pobres del propio país primero y de los vecinos inmediatos luego para participar de los beneficios.
La super-urbanidad latinoamericana - los gigantescos Ciudad de México, Sao Paulo, Buenos Aires, Bogotá, Santiago, etc.. - supercapitales que arraciman la mitad de su país cada uno o cosa parecida, son eso_ la migración interna del lado más pobre al más rico de la sociedad nacional.
Luego está la migración interestatal, por ejemplo de la Sudamérica central e interior hacia el Cono Sur.
En vez de atajarlos - cosa imposible - habría que crear un proyecto para eso. Por ejemplo franjas industriales de mano de obra de menor costo que el de la nación receptora, en las áreas fronterizas, que también permitan al migrante no tener que abandonar enteramente su país. Zonas donde desarrollar industrias que no son competitivas con los salarios actuales del Cono Sur, como la clásica industria textil. Una franja donde unos aporten la mano de obra barata y otros la mayor disposición de capital e infraestructura e insumos y compartan el acceso a mercados locales e internacionales.

6 de febrero de 2016, 16:14

 
Blogger Frx said...

Sí que debe de ser bien jodido ser algún inmigrante en aprietos que tuvo que irse apurado de su país con todos los prejuicios que te pueden echar encima con o sin razón. Lo que sí, tengo la sensación de que la gente se debe de estar cansando de todo el correccionismo político que hay en este y todos los temas.

6 de febrero de 2016, 16:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, estoy de acuerdo que la inmigración no solo es buena sino inevitable. Discrepo que haya que construirles fábricas ni nada por el estilo, la "mano de obra barata" es una ventaja en vías de extrinción, simplemente hay que dejarlo que se las arreglen como puedan como ha sido siempre, la peor idea -creo yo- es inventarles actividades subsidiadas, de cualquier clase.

Frx, hay razones no solo sociales sino también económicas detrás de la xenofobia y si no se toman en cuenta solo aumentarán la hostilidad y los problemas. El ofertón de "derechos" es -pienso yo- la raíz de todos los problemas.

6 de febrero de 2016, 17:08

 
Blogger Profesora de Francés said...

Conocí un par de refugiados iraquíes en Brasil, Dilma tiene un “laisser-passer” para iraquíes y Sirios. Me causó gracia en un momento, me preguntaron porqué los brasileños odian a los Estadounidenses (les rechazan visa bastante seguido y los vuelven locos). Solo me reí, desconozco el plan de Brasil. Los que llegan a Brasil igual, tienen bastante dinerillo en el bolsillo, pero les dan visa en menos de 10 días, casi automático. -Pao-

6 de febrero de 2016, 17:11

 
Blogger Ulschmidt said...

..yo no diría subsidiarles, lo diría "aprovechar sus ventajas económicas". Un migrante boliviano, por ejemplo, cruza la frontera, viaja hasta la ciudad más cara de la Argentina que es Buenos Aires y termina trabajando doce horas diarias en un taller clandestino en un barrio textil llamado Once. Y está fuera de la ley, sin contrato, representa una competencia desleal con un argentino etc... Preferiría que haya complejos en la frontera donde trabaje en forma más humana y limpia, pero con sueldos bolivianos que aquí nadie quiere, y que su producción ingrese aquí con un arancel reducido, o se exporte. Y que el tipo pueda gozar todavía de la economía barata de Bolivia, porque podría vivir en un lugar y trabajar en el otro. Los coreanos hacen eso entre Corea del Sur y del Norte, por lo menos hicieron ciertos ensayos de eso. Hong Kong seguro que se beneficia de eso.

6 de febrero de 2016, 17:17

 
Anonymous er lusho said...

creo q si uno se va a otro pais debe adoptar su lengua, costumbres al 100% .. nada de sentimentalismos al pais dejado...

6 de febrero de 2016, 18:36

 
Blogger Alfredo Zamudio said...

Buenas tardes. Gracias Tomás por publicar la entrevista. Hay varias nuancias que son parte de la situación: porqué la gente es desplazada? Por ejemplo, en Noreste de Nigeria. Boko Haram ha utilizado una violencia brutal y las personas buscan refugio dentro del país o cruzan una frontera. Dentro del país son por definición desplazados internos y es el estado quien es responsable por su protección. Si sienten que no están protegidos de facto, la gente desplazada cruza una frontera y según la convención de refugiados de 1951 y protocolo de 1967 y la convención de Kampala, son los países responsables de atender esa petición de protección por ciudadanos de otro país. Depende de el anfitrión como se presta esta atención pero hay ciertos estándares. También parte de este proceso es negar el Status de refugiado y dar otro Status o rechazar. Si uno es rechazado, puede ser devuelto pero ahí está el artículo de non refoulement, que indica que la persona rechazada no puede ser devuelta a un entorno donde peligre su vida o integridad. Todo esto es aparte de los procesos migratorios, tienen un componente de voluntariedad del movimiento, no así el desplazamiento, donde hay un push factor que es coercion. Complejo? Si, pero bastante necesario tener estas arquitecturas claras en debates que pueden fácilmente volverse muy demagogicos.

6 de febrero de 2016, 18:43

 
Blogger Frx said...

Sin duda hay una serie de factores que explican la xenofobia que puede haber contra los inmigrantes, algunas más entendibles que otras, pero un caso que me parece digno de estudio es el que se está dando en EEUU con Donald Trump, donde uno de los temas que más sobresale es su campaña contra los inmigrantes. Sin embargo esa parte igual es fácil de explicar y comprender, pero lo más interesante es saber qué más hace que una cantidad considerable de gente esté dispuesta a darle su voto a alguien tan antipático capaz de soltar cualquier disparate como Trump.

6 de febrero de 2016, 19:42

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomas: Cuando una sociedad incorpora menos individuos al trabajo respecto a quienes se jubilan, se genera un vacio de poblacion economicamente activa que lleva a: a)un decrecimiento de la economia por falta de trabajadores o b)la incorporacion de inmigrantes que llenan ese vacio y sostienen la estructura productiva.
En Europa este es el escenario desde hace decadas, en Japòn y tambien en Rusia. Se "impòrtan" trabajadores para mantener el vigor de la economia, en Alemania la incorporacion de migrantes jovenes debiera considerarse una bendicion para las empresas, el millon de inmigrantes que llegaron el 2015 van a tardar unos años en asimilarse -aprender el idioma, oficios, leyes, etc- pero en unos años van a constituir una prospera comunidad. Alemania ya tiene experiencia con migrantes turcos que llegaron hace 40-50 años por millones y hoy estan plenamente asimilados, su cultura se ha incorporado, el pais esta lleno de mezquitas, etc.
Lo que hoy asusta en Europa es que algunos migrantes, hijos de inmigrantes y simpatizantes europeos que han abrazado las ideas del DAESH - Estado Islamico- u otros grupos terroristas y viajan a Siria, Irak, Libia a entrenarse y aprender... Algo muy similar hacian en los años 60 y 70`s los "jovenes idealistas" de Europa que venian a Latinoamerica a darselas de revolucionarios. Contra eso protestan hoy los del PEGIDA y otros grupos xenòfobos, pero resulta imposible separar a quienes nacieron en el extranjero de los nacionales
La demografia es implacable y juega a favor de la islamizacion de Europa. En las sociedades desarrolladas de Europa hoy se jubilan mas individuos que los que se incorporan a la fuerza de trabajo, y asimismo los nacimientos son menos que las defunciones. Los inmigrantes en cambio tienen altas tasas de natalidads, y las escuelas estan repletas de musulmanes. Los paises islàmicos tienen las mas altas tasas de crecimiento demografico en el mundo, al punto que los actuales 1800 millones de musulmanes se duplicaran de aqui al 2040, y entonces constituiran casi la mitad de la poblacion mundial. Los musulmanes no necesitan hoy a un Soliman para conquistar territorios... les basta con tener hijos.

6 de febrero de 2016, 20:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pao, nosotros que tenemos antecesores inmigrantes no podemos mirar muy feo el desplazamiento de personas por el mundo, lo de las visas express... jajaja "money talks" supongo ¡Saluti prima!

Lusho "adonde fueres, has lo que vieres" ¿no?

Hola Alfredo, claro, tu tienes una experienia amplísima no solo de escritorio sino a cargo de campamentos. Me imagino que para arrancar con lo puesto esa gente debe estar saliendo de lugares y situaciones horribles.

Es cuestión de recordar que a los judíos durante la persecución nazi, les negaron desembarcar incluso en muchos de los países más "civilizados" del mundo, tal vez para no ponerse mal con Alemania o quien sabe que, y eso que muchos judios arrancaron con plata. Claro, existe diferencia entre migrantes y desplazados como decía José, pero el efecto sobre el país anfitrión es bien parecido.

Existe el problema económico y social, los roces culturales a la larga se terminan, pero los efectos sobre la economía producen un clima de hostilidad contra los que llegan. Los políticos se deben a los que votan, dependen de ellos porque sin votos no tienen poder ni la posibilidad de tomar decisiones. Yo creo que ningún acuerdo a nivel cupular será viable a largo plazo si no tiene el apoyo mayoritario de las personas que viven y votan en el país anfitrión y de alguna manera se tiene que resolver el problema económico antes de tomar cualquier política, que no valdrá nada si sigue creciendo el sentimiento anti desplazamiento.

Las personas cuidan primero su bolsillo y después piensan en el bienestar de los que llegan desde otro país, esto no es fácil de entender para los políticos en el poder, que tienen su sustento asegurado, ellos no tienen problemas en pedir sacrificios y solidaridad a los demás. Pero esto también es visto como un oportunidad por otros políticos que no tienen poder, para predicar la xenofobia en campo fértil.

Yo creo que es un gran error de los gobiernos cerrar los ojos al problema económico subyacente. A los políticos en el gobierno, acostumbrados a disponer y malgastar fantastillones sin ninguna mala consecuencia personal, no les quita el sueño que la economía vaya en declive o se vaya al diablo, ellos están asegurados. Pero el efecto en la gente común puede ser explosivo y puede hacer grandes cambios en la estabilidad política.

Frx, la xenofobia es el caballito de batalla de Trump, gracias a eso su popularidad y a nadie se le ocurre pensar que muchos argumentos pueden ser correctos aunque las soluciones sean descabelladas

6 de febrero de 2016, 20:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alejandro, yo discrepo de esa idea, que era muy correcta hasta mediados del siglo XX pero hoy la "mano de obra barata" no crea valor desde hace años. Cada día se necesitan menos "brazos" y los despidos van a ir creciendo a medida que pase el tiempo. El impacto de la robotización de las fáb ricas, que empezó en los años 80 en Japon es acelerado y la mano de obra sin calificación tiende no valer nada. Eso es muy bueno para la economía en general, para la prosperidad y creación de riqueza, pero muy, muy malo para las culturas que usan la estrategia de altas tasas de reproducción. Yo dudo mucho que la "islamización" de Europa sea un fenómeno creciente, creo que eso es solo un efecto temporal -a mi modo de ver- de un sistema que agoniza (los estados de bienestar) y que está siendo aprovechado o depredado por los que tienen la oportunidad de hacerlo. Las proyecciones nunca funcionan cuando tu tomas una tendencia y tiras una linea recta al infinito, lo normal es que en algún punto la curva pasa de cóncava a convexa y viene el aplanamiento.

Me acordé de los "gast arbeiter" en Alemania, ahora que vienen las vacas flacas no los querrán ver ni en pintura.

6 de febrero de 2016, 21:09

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas