Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Este simpático certificado médico fue emitido por el doctor Pickhardt, de Nueva York, con ocasión de la visita de Winston Churchill a los Estados Unidos en plena Ley Seca, cuando la producción y consumo de toda clase de alcohol estaban prohibidos, dice así;

"Certifico que la convalecencia post-accidente del Honorable Winston S. Churchill, hace necesario para él el uso de bebidas alcoholicas, especialmente con las comidas. La cantidad es naturalmente indefinida pero, el requerimiento mínimo sería 250 centímetros cúbicos.-"

No podía ser de otra manera, Churchill era alcoholico desde su juventud y era imposible que pasara un día sin su trago encima. Durante la mayor parte de su vida se tomó un vaso largo de Whisky con agua apenas despertaba -cada día- ese era su "papa cocktail" como lo llamaba cariñosamente, después de eso desayunaba. Acostumbraba a trabajar toda la mañana acostado y se levantaba a la hora de almuerzo "A última hora tomaba un copioso almuerzo regado con champán y brandy, y seguía con las reuniones. Después se acostaba una siesta de hora y media. Se levantaba para el té, tomaba un whisky, y seguía con la tarea". En la noche se terminaba de zampar el cuarto de botella de Jonnie Walker Black que le quedaba, pero esta vez "sin cometer el pecado de contaminarlo con agua".

Churchill era un optimista irremediable, como el mismo decía "Soy optimista, ya que no me parece útil ser otra cosa" y tenía una idea muy curiosa sobre la política "La política es casi tan emocionante como la guerra y no menos peligrosa. En la primera te pueden matar una vez, en la segunda muchas", profético porque apenas terminó la guerra en la que Inglaterra le debía todo, fue derrotado en las elecciones como primer ministro, sus electores lo mandaron de una patada a jubilarse, fue derrotado por el mediocre Clement Attlee, con lo que partió la decadencia del hasta entonces poderoso British Rule.

Además de borracho fue un gran un aventurero que buscaba las guerras porque le encantaban, cuando Inglaterra estuvo a punto de caer durante los bombardeos de Londres y su cabeza tenía precio, Churchill dijo al parlamento"Señores, estamos solos. Por mi parte, encuentro la situación extremadamente estimulante". Todo esto es histórico y está bien documentado, de lo que no estoy seguro es que su mamá Jennie Jerome, inventó el cocktail Manhattan (whisky con vermouth dulce) y lo dio a luz mientras estaba en un baile, no se si eso será verdad o leyenda.

Ah, un par de cosas más sobre este célebre borracho a quien admiro tanto. Cuando era joven teniente del Regimiento de Husares de Aldershort, le reclamó a sus superiores "El ejército británico no ha disparado un solo tiro a un soldado blanco desde la guerra de Crimea, es decir, desde hace 40 años, y yo necesito una guerra".Así fue como dejó el ejércio y se enlistó como periodista en varias guerras como la De Cuba y España y la guerra de los Boers en Sudafrica. Cuando un amigo le dijo que estaba loco, buscando la muerte, Churchill respondió "Es un riesgo, sin duda, pero ¿qué es la vida sin riesgo?.
Sir Winston Leonard Spencer Churchill, borracho, aventurero y héroe britanico nunca dejó de ser un niño, pasó la vida jugando y tomando riesgos, también se dedicó a la pintura, ah, y escribió tan bien que ganó el Premio Nobel de Literatura, en sus últimos años se aficionó a la albañilería. Gozaba reparando piezas y levantando murallas. Fue la encarnación de la idea del gentleman, ya desaparecida.

No puedo cerrar esto sin mencionar un par de sus muchas anécdotas. Una vez su archirrival política, Lady Astor le dijo"Si usted fuese mi marido, le envenenaría el té." A lo que Churchill respondió: "Señora, si usted fuera mi esposa, ¡me lo bebería!" Otra vez la parlamentaria laborista Bessie Braddock le dijo: "Winston, usted está borracho." A lo que Churchill respondió: "Y usted, señora, es fea. Pero yo, por la mañana, estaré sobrio." 

 Murió en 1965 a los 91 años, de viejo.

A ver si me animo a escribir una serie con algunos de los grandes borrachos y borrachas de la historia, podría ser un legado edificante para las generaciones jóvenes con el cerebro lavado por el asqueroso ambiente de puritanismo hipócrita en que estamos metidos hasta el cuello.

P.D. 1 Buena parte de esta entrada la saqué de un reportaje del diario ABC de España y -como no- también de Wikipedia.

P.D. 2 Cuando Neville Chamberlain volvió a Inglaterra mostrando feliz su acuerdo con Hitler Churchill le dijo en el parlamento: "You were given the choice between war and dishonour... you chose dishonour and you will have war" (pudiste elegir entre la guerra o el deshonor... elegiste el deshonor y tendrás la guerra). Que buen recado para nuestra cancillería y nuestros propios políticos. Para líderes los ingleses: Churchill y Shackleton, los más grandes de la historia.

P.D. 3 Mi buen amigo don Ian Thomson me envía el link del tren funeral donde los llevaron a la tumba en el 1ño 1965. Impresionante

28 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Salùd por Churchill, un personaje con cojones y bien sincero, brutalmente honesto pero con cojones. hace falta unos cuantos así en la actual cancilleria chilena.

5 de abril de 2016, 23:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"elegiste el deshonor y tendrás la guerra" algo que nuestros políticos deberían leer cien veces

5 de abril de 2016, 23:36

 
Anonymous Anónimo said...

Algunas perlitas:

“Some people regard private enterprise as a predatory tiger to be shot. Others look on it as a cow they can milk. Not enough people see it as a healthy horse, pulling a sturdy wagon.”

“I have taken more out of alcohol than alcohol has taken out of me.”

“I have been brought up and trained to have the utmost contempt for people who get drunk.”

– Winston Churchill

6 de abril de 2016, 07:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, genial jaja

6 de abril de 2016, 08:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El escudo de armas de la familia Churchill tiene inusualmente su lema en español y no en latín, dice "Fiel Pero Desdichado" y se refiere al fundador de la familia Duque de Malborough, que peleó en la Guerra de Secesión de España y no ganó ni uno con eso, todo lo contrario. La canción infantil española "Mambrú se fue a la guerra" se refiere al duque MAlborough (mambrú para los españoles) http://twicsy.com/i/wadcLh

6 de abril de 2016, 09:43

 
Anonymous Anónimo said...

Tombrad...debiste decir "guerra de SUCESION española"...no de SECESION...esa fue librada en el actual EEUU....parece que aun estas bajo los efectos del ron el Gaitero....jajaja
ATT.

INTIhistorico.

6 de abril de 2016, 10:43

 
Blogger Frx said...

No conocía esas anécdotas de Churchill, él sí que tenía pantalones y por lo visto era como Don Ramón además XD.

6 de abril de 2016, 10:47

 
Blogger Ulschmidt said...

puede ser una serie interesante ! Recuerde, para ser histórico, que Noé fue el primer borracho post-diluvio certificado y que a consecuencia del revuelo que se armó expulsó a su hijo Jafet (supuestamente el hijo negro, se interpretó luego)

6 de abril de 2016, 11:21

 
Blogger Jose Cornejo said...

Una frase atribuida a Churchill "Por qué tienes que hacer las cosas bien? Quien te esta anotando los tantos?"

6 de abril de 2016, 11:43

 
Anonymous John said...

En las décadas 20 y 30 como consecuencia de la primera guerra, los sentimientos de pacifismo y una desilusión con el imperialismo fueron muy difundidos en toda la sociedad británica.
Ademas el país tenia una enorme deuda con los EEUU producto de prestamos de la primera guerra.

Así,representando un país sin preparación militar, sin ánimos de guerra, sin plata y sin material bélico, Neville Chamberlain hizo lo que pudo para postergar un conflicto ya previsto como casi inevitable. El alto mando militar Británico había informado a Chamberlain que no tenían los recursos ni para comenzar hostilidades con los Alemanes, mucho menos para iniciar una campana en Europa contra un enemigo muy superior en todo respectos.

Los comentarios de Churchill fueron mas bien animado con el espíritu de hacer leña del árbol caído, algo bastante común en el mundo político.....

6 de abril de 2016, 13:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que interesante lo que dices John ¿Quería Chmberlain ganar tiempo mientras Inglaterra se armaba? En cualquier caso no ganó nada de tiempo, al contrario, su "acuerdo" envlentonó a Hitler y precipitó los acontecimientos. Yo creo más en la versión standard: que Chamberlain se hioe co de ese sentimiento pacifista y derrotista que bien describes. Cuando logró el acuerdo con Hitler tuvo su minuto de fama y para Churchill fue una tremenda derrota, tal vez eso explique la represalia cuando a Chamberlain le llegó el momento de caer.

Hay algunas cosas que hoy están medio olvidaas, como que parte de la familia real tenía simpatías y hasta lazos de amistad con Hitler: Eduardo y Wallis Simpson incluso se reunieron con él. En Inglaterra había un partido nazi bastante activo y en Estados Unidos también, con Henry Ford y el popularísimo Charles Lindbergh entre otros. El rey Jorge V (creo, el abuelo de Isabel II) incluso apareció respaldamdo publicamente a Chamberlain, lo que en su época se consideró una intromisión inaceptable. La familia real inglesa era de origen alemán y Jorge V tuvo que tomar la durísima decisión de negar asilo al Zar Nicolas por tener a su mujer alemana, estaban muy comprometidos familiar y afectivamente.

En ese punto tuvo una destacadísima participación la segunda de mi lista de borrachos célebres: la Reina Madre isabel Bowes-Lyon y el Rey Jorge VII (cro), que se pusieron de frente en contra y declararon la guerra a la Alemania Nazi. Hoy se ve esas cosas como naturales, pero en su tiempo fueron decisiones uy difíciles, lo normal era que Inglaterra se aliara a los nazis, Churchill apostó todo, hasta su cabeza, para evitarlo y afortunadamente ganó la apuesta.

6 de abril de 2016, 14:12

 
Blogger Frx said...

Hablando de cosas, se dice por ahí que Gandhi le escribió una carta a Hitler donde lo trata de amigo. A decir verdad dudo de su veracidad dado a que no he visto imágenes de tal carta y por cómo se cuenta el supuesto hecho en algunos sitios, pero quién sabe si es verdad o un invento.

6 de abril de 2016, 14:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ghandi estaba más loco que una cabra. Entre sus muchas chifladuras dijo que lo mejor era que Inglaterra se rindiera ante Hitler, a quien efectivamente mandó una conceptuosa carta. Uno de sus más fervientes admiradores era Lord Mountbatten, destacadísimo militar primo del príncipe consorte Felipe, Mountbatten era bisexual y partuseaba con el matrimonio Nehru y su esposa Edwina. Una familia bien bizarra.

Mountbatten, héroe de guerra, murió de un bombazo, puesto por el IRA

6 de abril de 2016, 15:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ghandi le escribió a lo menos dos cartas a Hitler http://www.abadiadigital.com/las-cartas-que-gandhi-escribio-a-hitler/

Fue muy sobrevalorado, era un perfecto idiota con costumbres personales y sexuales medio bizarras también. Su amistad con Mountbatten, que fue el último virrey de la India, lo encumbró a la posición en que quedó en la historia

6 de abril de 2016, 15:47

 
Blogger Ulschmidt said...

.. hubo un lider indio independentista aún más cercano a Hitler, Chandra Bose, se exilió en el Tercer Reich y estos lo ayudaron y transfirieron a Japón, donde organizó el Ejército Nacional Indio con armas que los japoneses y nazis le daban. Su apuesta era simple: si los nazis y japoneses nos ayudan a sacar a los británicos de la India, nos aliamos a ellos.
Alguien que eligió el lado equivocado, nada más.
La gente olvida que: Finlandia fue abandonada por Occidente al ser atacada por Stalin, antes de la 2da Guerra, así que los finlandeses fueron aliados de los nazis toda la guerra. También los tailandeses transaron con los japoneses. Rumania, Croacia, y varias parcialidades en Europa del Este enfilaron con los nazis. Los austríacos se volvieron democráticos unos minutos antes que los soviéticos se quedaron con ellos, y les tocó este lado de la Cortina de Hierro. En Noruega, el partido de Quisling estaba con Hitler. Y España envió una legión a pelear a Rusia, en devolución de las atenciones nazis durante la guerra civil, pero Franco nunca enfrentó a Occidente y se salvó de la invasión aliada.
Después de la guerra, algunos entre los aliados querían purificar a España también... y casualmente Churchill fue de los que opinaron que mejor dejar de fastidiarlos. Churchill tenía una visión más europea de las alianzas y las guerras - hoy contigo, mañana con otro - y ese puritanismo redentor que a veces ataca a los yankees no le hizo gracia nunca.

6 de abril de 2016, 16:16

 
Blogger Frx said...

Gracias por el link, no había encontrado una imagen de la carta ni una recopilación tan completa sobre el tema.

6 de abril de 2016, 16:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, Churchill tenía muy buen ojo práctico y pocos escrúpulos en asuntos de guerra, organizó escuadrones de la muerte y era de la opinión que había que traicionar y aplastar a Stalin a penas terminada la guerra, de haberse plegado los norteamericanos tal vez su hubiesen evitado la guerra fría con todas sus complicaciones. ¡Y los alemanes intentaron asesinarlo hasta con un chocolate explosivo!

6 de abril de 2016, 16:30

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Hay dos películas de Churchill basadas en los cuatro o tres libros sobre a Segunda Guerra Mundial. Mi padre los tiene en inglés. Ahora hay una traducción de esos tomos.

Hay dos películas basadas en el libro 'Gathering Storm'. Una del sesenta en la actúa Richard Burton y en la segunda más reciente del 2002 personifica a Churchill el actor Albert Finney.

En esa película hay una escena, donde Churchill sube a una colina y ve a su antepasado el Duque de Malborough. Lo puedes ver acá: https://www.youtube.com/watch?v=BvaVh6WGPE0

La corrección política nos lleva a la cobardía.

6 de abril de 2016, 16:37

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

La película se basa en uno de los tomos, no en los cuatro.

6 de abril de 2016, 16:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja "Mambrú se fue a la guerra!", tal vez le pusieron mucho con Rule Britannia, Britannia rule the waves!

Ah, la Pérfida Albion! jaja

6 de abril de 2016, 16:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A todo esto Ulschmidt, Churchill era partidario de la Unión eurpoea pero sin Inglaterra, el consideraba que la alianza narutal de Inglaterra era con Estados Unidos y no con los continentales. Ojo clínico.

6 de abril de 2016, 17:48

 
Blogger Ulschmidt said...

,,en eso le siguieron la línea todos sus sucesores. Eso, el commonwealt (o como-se-escriba), aprovechar su conexión con las ex-colonías estratégicas para ser epicentro financiero mundial ( con Hong Kong, Singapur, Adén, Bombay,etc..) mas todos los paraísos fiscales bajo el british-rule, conformar una gran industria financiera mundial. También son epicentro de una gran industria cultural por el sólo ser centro del idioma y la cultura inglesa.
A veces se los trata de vasallos tontos de los yankees, por acompañarlos en aventuras globales que a un país como UK ya no deberían interesarle. Pero ellos continúan así con la protección de sus antiguas redes y companías multinacionales, cosa que ya no podrían hacer solos. Y se hacen perdonar grandes pecados: el dinero que se cuela en las islas Caiman, Jamaica, Seychelles, etc... debe incluir unos cuantos impuestos de USA evadidos.

6 de abril de 2016, 18:42

 
Anonymous John said...

En 1928, la Armada Británica, alarmada con la rápida expansión de la flota naval Japonesa propuso un ambicioso programa de fortalecer sus defensas navales en el Pacifico. Churchill, ministro de finanzas del gobierno en este periodo en los antesalas del gran Depresión Mundial, negó el programa argumentando que era inconcebible que los Japoneses contemplara actos de agresión en un futuro próximo.
Al acceder, habría sido un programa muy impopular en una época de sentimientos anti guerra y con grandes problemas financieras, y la decisión fue tomado por razones políticas mas bien domesticas, desempleo, inflación etc.

Catorce años después, en 1942, la caída de Singapur marco el humillante comienzo del fin del imperio Británico en el oriente. Menciono este para demonstrar que Churchill no siempre fue el valiente profeta de la amenaza Axis.

En Munich, Chamberlain estuvo negociando desde una posición de debilidad por falta de fuerzas disuasivas, gracias en parte de las acciones de gobiernos anteriores incluso las del mismo Churchill. Lo peor de Chamberlain fue de no comprender que los lideres Axis eran puros canallas y sus promesas no valían nada.

6 de abril de 2016, 19:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Puedo estar equivocado, pero mi la negociación de Chamberlain con Hitler y su política de "appeasement" me recuerda mucho a las negociaciones de nuestra cancillería y todos nuestros gobiernos con Bolivia. El grado de ignorancia e ingenuidad cercano a la estupidez, de creer que los otros son igual a nosotros, que comparten nuestros valores y que reaccionarán igual como reaccionaríamos nosotros frente a ciertos estímulos, siendo que tinen una estructura mental, cultural y moral totalmente diferente.

Chamberlain pensaba que los alemanes iba a ser "good sport" si Inglaterra les hacía ciertas concesiones porque juzgaba a los demás bajo sus propios valores. No es que Hitler y los demás fueran canallas sino que Chamberlain fue muy estúpido en su aproxiación, negociando con gente que no conocía. El tnía poca experiencia en la política y menos en tratar con culturas distintas, creo que solo vivió fuera de Inglaterra cuando estuvo administrando una hacienda en Bahamas, lo que lo hacía completamente inútil para negociar con Hitler y Mussolini.

Algo parecido nos pasa en Chile donde tenemos a unos viejos con olor a gladiolo: Insulza, Muños, internacionlistas inútiles, incapaces de entender con quien están negociando y cuales son sus propósitos.

Yo ecuerdo bien en los años 90 durante el apogeo del contrabando hacia el Perú, cuando llegaron muchos amigos que se creían expertos negociantes a desplumar a los indiecitos aimaras: adivinen quienes fueron los que salieron desplumados. La historia debería enseñarnos algo, para algo que sirva.

6 de abril de 2016, 19:47

 
Blogger Ulschmidt said...

... tuvo suerte! De haberlos fortalecido, hubieran puesto más cañones, cuando la clave de esa guerra fueron aviones y portaviones. Cuando al fin los nipones se acercaron a Singapur enviaron al "Príncipe de Gales" y otro acorazado de refuerzo. Los japoneses los liquidaron desde bombarderos de gran altura.
Los buques pesados de mucha artillería sólo tuvieron oportunidad al inicio de la guerra, con duelos cañoneros en alta mar como los del "Graff Spee", el "Hood" o el "Bismarck". El resto del tiempo debieron pasarla anclados, con protección aérea y lejos de la aeronáutica enemiga. El "Richelieu" de los franceses de Petain se la pasó anclado en Africa, como una amenaza potencial. Los alemanes anclaron otros en Noruega, amenazando la ruta de abastecimiento ártica de Rusia, pero al final los ingleses los hundieron con bombas.
Ah, y por cierto, el muy traidor Churchill hizo hundir la flota francesa anclada en Africa por las dudas se fueran a unir a Petain y arreglar con Hitler.

6 de abril de 2016, 19:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Tenía buen ojo, conocía a su gente y al revés de Chamberlain no era nada escrupuloso

6 de abril de 2016, 23:06

 
Anonymous John said...

@ Ulschmidt "... tuvo suerte!"

Mirando desde ahora, claro que si. Pero somos todos generales después de la guerra.

Aun así, es increíble como los expertos militares se equivocan. Otro ejemplo eran los Franceses con su tremenda linea Maginot.

7 de abril de 2016, 15:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Exactamente John, esa es la clave de las decisiones difíciles que tienen éxito: todos son generales después de la guerra" pero solo los que ganan la guerra conservan sus escarapelas y medallas.

Todas las decisiones importantes son tomadas en un ambiente de incertidumbre, de información incompleta y la suerte tiene muchísimo que ver con los resultados. Churchill hizo apuestas arriesgadísimas y le resultaron, no creo que haya sido especialmente inteligente pero si fue muy arriesgado y el que se arriesga y tiene éxito es un héroe, merece serlo, ese es su premio. Porque le pudo ir mal, Inglaterra pudo haber caído y seía hoy un loco irresponsable que arruinó a su país. Nunca hay que mirar en menos el papel de la suerte en estas cosas, muchas equivocaciones en la guerra (Y EN TODO) no son realmente decisiones equivocadas sino que salieron mal, se tomaron con información incompleta y en su momento fallaron.

La gente normal siempre trata de ignorar la suerte, el azar como es incontrolable, hacen como si no existiera, pero sigue estando allí y decidiendo casi todo. LAs mejores decisiones son las muy improbables y que funcionan.

7 de abril de 2016, 15:39

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas