Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Suicidios

martes, 5 de abril de 2016

Mi buen amigo Alfredo me envía un link con un estudio de la Organización Mundial de la Salud sobre el suicidio. Leo que, aunque ocurre a todas las edades, es la segunda causa de muerte en la población entre 15 y 29 años. Me extrañaba que sea tan frecuente en los jóvenes pero pensándolo con calma me di cuenta de como las estadísticas nos pueden llevar a error. es bien lógico que el suicidio esté entre las principales causas de muerte a esa edad, porque se supone que entre los 15 y los 29 es la edad cuando la gente se encuentra más sana, por lo tanto las muertes por enfermedad deben ser muy pocas.

Haciendo memoria rápida recuerdo a una amiga y dos amigos que se suicidaron, también un sobrino o primo de la Pilar adolescente se tiró del Morro hace muchos años atrás. En el diario de hoy hablaban de una especie de epidemia de suicidios en Arica porque llevamos 9 en el año, no es así, lo cierto es que años atrás se suicidaba más gente, lo que ocurre es que pasaron varios años con pocos suicidios en una ciudad donde lanzarse desde el Morro hacia abajo era más o menos rutinario. Hubo un par de años en que se puso de moda lanzarse en auto, incluso más de una vez se cayeron al vacío parejas que estaban en amoroso coloquio en la cima del Morro, porque de noche ese sector es una boca de lobo, no se ve nada. Años atrás estábamos tomando una cerveza con la Pilar en la Isla cuando vimos a uno que se tiró desde la cima al vacío con auto y todo.

Mucha gente asocia el suicidio con la cobardía o le atribuye connotaciones morales o religiosas, lo más común es que lo asocien a la depresión, pero yo no lo veo tan claro. En primer lugar yo no considero para nada cobarde a alguien que se suicida, al menos en ese sentido es más valiente que yo, que probablemente no me atrevería siquiera a pegarme un tiro, esa debe ser la forma más sencilla e indolora de morir. Mucho menos me atrevería a tirarme del Morro con el terror que tengo a las alturas. Ahora que recuerdo otro amigo se suicidó a lo comando, amarrándose una correa al cuello sujeta a la perilla de una puerta se dejó caer, justamente era militar.

Los motivos del suicidio pueden ser muchos, se menciona frecuentemente la depresión, pero creo que esa es solo una de las causas. Mi amiga que se suicidó tenía un juicio de alta connotación pública y el diario local la acosó sin piedad, yo trabajaba entonces en tribunales y conversé con ella un par de días antes que se suicidara, no estaba para nada deprimida, pero si furiosa con lo que le estaba pasando, sin tener arte ni parte. Era muy decidida y nada cobarde, probablemente hastiada de todo se ahorcó, yo creo que su decisión fue muy valiente.

Mis otros dos amigos sufrían de depresión, esa es una causa frecuente de suicidio. Con varios amigos que tienen problemas con la depresión, la mayoría se las arregla de alguna manera para sobrellevarla, otros pocos simplemente cortan el asunto de una. Yo creo que ambas opciones son válidas, especialmente si uno tiene una enfermedad dolorosa en la mente o el cuerpo. La muerte es la más común de las enfermedades, no hay nadie que no la contraiga y esos cuentos azucarados de que la vida es sagrada y solo Dios puede darla o quitarla francamente me parecen ridiculeces. No hay nada más cierto e inevitable que morirse. Tal vez a los malos les horrorice la idea, pero yo que he sido un santo y no tengo dudas que el paraíso me espera con las puertas abiertas -de par en par- no tengo de que preocuparme.

Veo en el mapa las tasas de suicidio por cada 100.000 habitantes, Chile está en una tasa media alta, entre 10 y 14.9. Perú en cambio tiene una tasa muy baja igual que Mexico y Venezuela, es curioso porque son países donde la muerte violenta es muy común, tal vez eso baje sus tasas de suicidios.

Nunca vi gente que apreciara menos la vida -propia y de los demás- como en la Amazonia, creo que son la gente más brava que he conocido, al menos en ese aspecto. La muerte les importa un comino y toman riesgos enormes todos los días como si nada. También parece haber una actitud cultural hacia el suicidio, en Rusia e India donde los tabúes del catolicismo no son tan fuertes hay altas tasas, hasta los croatas parecen ser buenos para morir por mano propia. Parece que el suicidio no tiene tanto que ver con la infelicidad como por la actitud cultural hacia la muerte.

¿Me suicidaría yo? Quien lo sabe, pienso que soy demasiado cobarde para eso pero uno nunca sabe realmente de lo que es capaz hasta llegado el momento. Por el momento estoy lo más bien, vivito y coleando.

16 Comments:

Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Bueno (y valiente) el comentario. Valorable hacer entender la estadística en relación al resto de las muertes, suicidios/cápita sería mejor parámetro entonces. Y por el tema de fondo, luego de ver mucho sufrimiento en gente enferma, creo que el suicidio es una buena manera de terminar la vida en esas condiciones. A veces he pensado que lanzarse del Morre es una buena opción, pero ahora tengo tantos amigos en Arica que me daría pudor. Les dejo un dato, la manera más indolora de morir es por inhalación de CO2. Y me despido como dicen en Costa Rica: ¡Pura Vida!

5 de abril de 2016, 05:37

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Corrijo y anulo lo antedicho acerca de la estadística. Lo demás vale.

5 de abril de 2016, 05:44

 
Blogger Ulschmidt said...

Dicen que cuando Goethe publicó "el joven Werther", en pleno romanticismo, hubo una racha de suicidios por mal de amores en Europa - copiando al protagonista de la novela que elige esa vía para extinguir su pena.
En la población pequeña donde vivo hemos notado, un par de veces en décadas, una racha de suicidios adolescentes. Digamos 3 a 5 casos en 2 o 3 años, luego se corta. El efecto demostración, el espectáculo de velorios nutridos en honor al suicida, en fin, parecen ayudar a un par de tontos con problemas parecidos a tomar el mismo paso en meses siguientes.
Así que por profundo que parezca ser la decisión, el humano . sobre todo el joven, que se suicida por cosas a veces temperamentales - la toma por impulsos.

5 de abril de 2016, 08:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gastón, creo que es válido que cualquiera termine con si propia vida cuando lo estime conveniente. Claro que yo creo que ni muerto me atrevería, pero uno nunca sabe. Por lo demás nunca he tenido motivo para querer matarme, llegada la ocasión habría que ver.

Ulschmidt se me había olvidado el suicidio intrascendente, se da harto en adolescentes pasados a tele -antes era pasados a libro- y tal como dices es contagioso, se da por rachas, incluso a veces hacen pactos suicidas para matarse en conjunto. Es muy extraño y muestra, creo yo, como la vida es mucho menos importante de lo que pensamos. A veces alguien se suicida porque lo miran feo o simplemente porque amaneció de mal humor.

También se da el suicidio entre gente del campo acosados por las deudas. Acá en el Valle de Azapa es más o menos común suicidarse tomando insecticida. En fin, motivos no faltan.

Una de las razones por las que lo pensaría mucho antes de matarme es por consideración, no me gusta molestar y creo que debe ser una gran joda para los que sobreviven encontrarse y tener que disponer del muerto, muchas veces cuando alguien se suicida causa daños psicológicos permanentes a los hijos y otros parientes cercanos, ese es un punto importante para considerar.

5 de abril de 2016, 09:13

 
Blogger Jorge Figueroa V said...

Yo creo que no hay nada de cobarde en eso. Es más, hay valentía. Valentía de elegir. Cómo es eso? uno no elige donde nace, en que status social, ni sus padres, su color de pelor, si es gordo, flaco, chascón o pelado. Se pasa por la vida sorteando mil escollos en situaciones en las cuales no ha querido ni pedido estar, por lo que a mi juicio se llega a un punto que perdida la DIGNIDAD de la persona, a evaluación de ella misma, resulta que es absolutamente válido que elija CUÁNDO MORIR. Y esto mientras puedas. Yo conozco una persona que han caido en desgracia médica a los 48 años y ha estado postrado desde ese entonces, llevan 15 AÑOS sin poder moverse. Yo les aseguro que si hubiese alcanzado se hubiera pegado un tiro. Yo haría lo mismo, lo haría al ver que ya no hay dignidad, porque después puede que ni eso puedas hacer. La opinión de frailes y religiosos queda sólo para ellos, respestable, pero sólo para quienes los sigan.Viva la eutanasia! :D

5 de abril de 2016, 09:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah ya te iba a hacer bullying por equivocarte de hilo. Si, yo creo lo mismo, nadie mejor que uno mismo para decidir si apaga la luz o no, especialmene en las enfermedades complicadas, creo que eso es lo que mejor justifica el suicidio y me parece que la eutanasia es algo decente y adecuado. Hemmingway tengo entendido que se pegó un tiro de escopeta cuando no pudo soportar sus problemas de salud y alcoholismo, respetable me parece ¿quien mejor que uno mismo para elegir? Además solo los malos le temen a la muerte, a los buenos nos da lo mismo jaja

5 de abril de 2016, 09:27

 
Anonymous Wilson said...

Por favor si alguien quiere suicidarse que se compre un buen revolver y se lleve un par de indeseables antes, hay tantos...

5 de abril de 2016, 09:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No es mala idea, creo que ahora entiendo un poco mejor la Jihad jaja

5 de abril de 2016, 09:41

 
Blogger Nervio said...

El romano, si era llevado a juicio arriesgaba el desamparo de la familia, que quedaba sin bienes e incluso podían ser vendidos como esclavos.

Si se suicidaba, evitaba la ruina familiar.

Muchos generales derrotados se suicidaban para no ser presentado como espectaculo.

Solo en las religiones semitas tu vida no te pertenece.

5 de abril de 2016, 11:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, es muy raro eso de que alguien no pueda hacer lo que quiera con su propia vida. Debería ser normal que si uno quiere se mata y listo, eso de que la vida propia le pertenece al buen Dios es una idea muy rara

5 de abril de 2016, 11:37

 
Blogger Elisabeth Fuchs said...

Don Tomás, interesante su columna de hoy. Pero, por favor, no se pegue un tiro, sería triste quedarse sin sus columnas...:) que aparte de enseñar también son amenas. El ser humano tiene un rasgo de sobrevivencia y por ello el suicidio no es lo común para dejar de vivir. Es cierto que hay condiciones de vida que son lamentables, como enfermos terminales o que tienen cero movilidad. Personalmente admiro a esas personas por su entereza y más a sus familiares y amigos por asistirlos y acompañarlos, pero lo más importante de esa situación es la enseñanza que deja y es la de aprender a ser humildes, agradecidos y saber que la vida tiene muchas vueltas, eso corre para sanos y enfermos. El soberbio y orgulloso, en cambio, no entiende de esas cosas y lo triste es que estamos rodeados de gente que cree que tiene la sartén por el mango y no saben que en cualquier momento el sartén se les puede caer de las manos, porque hay Uno que sí tiene todo en Sus manos, aunque poco se Le reconoce. Saludos y siga vivo y coleando!

5 de abril de 2016, 12:41

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Me gustó especialmente la sugerencia de Wilson. Y por otra parte, preocuoparse por el sentir de los que se dejan es realmente necesario, perfectamente puede ser que ellos prefieran al enfermo vivo sin importar nada más.

5 de abril de 2016, 13:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Elizabeth, bueno, nada es pra siempre y yo creo que hay que andar siempre con las maletas listas por si las moscas. CLro, la enorme mayoría de las personas estamos contentos de estar vivos y sanos pero eso no puede onvertirse en un fetiche, la decadencia y la guadaña nos esperan a todos, a a vuelta de la esquina. Que le vamos hacer si para morir nacimos. Tal como dices nadie tiene clavada la rueda de la fortuna y en cualquier minuto nos cae la teja y chao.

A propósito de todo esto se me ocurrió escribir una mini-serie sobre borrachos ilustres, que vivieron muy contentos y se murieron de viejo y otros no tanto, pero que creo que fueron un ejemplo para la humanidad (bueno, algunos un mal ejemplo, pero que diablos). Vamos a ver cuantos borrachos ilustres puedo encontrar, empezaé mañana mismo. ¡Saludos!

Gastón, si yo estuviera muy enfermo creo que a todos los míos les gustaría que estire la pata, no son tan tontos en la familia. Y aunque o les guste que tanto, si el enfermo soy yo. El Tomás Jr lleva en la uña la cuenta de todo lo que se va a quedar cuando yo me muera así es que me va a llorar un ratito nomás, para cuplir con el protocolo. Ojala ni eso.

5 de abril de 2016, 16:03

 
Blogger Frx said...

Y también está la visión de los samurais que se mataban por honor, una visión bien opuesta a la occidental.

En todo caso, llama la atención (y lo digo por gente que he conocido) cómo las nuevas generaciones tienen más tendencias suicidas aunque no se la pasen cortándose las venas. Digo, se supone que antes las cosas eran peores e incluso uno puede pensar en lo que pasaron los judíos en los campos de concentración, que eso sí que era como para querer morirse. Me pregunto si la falta de costumbre al rigor de antaño será una explicación a ese lote de niños depresivos con deseos de suicidio.

5 de abril de 2016, 16:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, tal vez eso muestra que el suicidio no tiene que ver con lo que le pasa a las personas, lo bien o mal que viven sino con lo que pasa por sus cabezas

5 de abril de 2016, 16:54

 
Blogger Frx said...

Es posible, después de todo hay varias razones por las cuales una persona querría suicidarse. La depresión o infelicidad sólo son las más conocidas, pero hay quienes se han suicidado por razones políticas, ideológicas, religiosas, kamikaze o simplemente para evitar un juicio, entre otras posibles.

5 de abril de 2016, 17:18

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas