Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Grandes Borrachos 3: Deportistas y escritores

viernes, 8 de abril de 2016

Bueno bueno bueno. Con esta entrada terminaré la serie Grandes Borrachos, quizá la vuelva a retomar más adelante. Debo confesar que la "inspiración" -si es que existe esa cosa- me vino de leer a los tipos que juntaban firmas en twitter para que la Sociedad Pediátrica de Chile retire el auspicio de la Coca-Cola. Bueno, esto me llevó a escribir una nota en Facebook sobre nuestro buen doctor Jaime Barros Pérez-Cotapos que recetaba Coca-Cola a los niños y tuvo gran impacto, muchos lo recordaron con cariño y agradecimiento así es que tan perdido no andaba el doctor.

Luego una conversación por Facebook con mi buen amigo el doctor Renato Aguirre -el es lejos el médico más brillante de Arica y de los mejores cirujanos de Chile- y entonces me quedó dando vueltas la idea de si vale la pena preocuparse por la salud. Mi conclusión es que no, creo que no vale la pena preocuparse por nada en realidad, aunque no siempre podemos lograr un estado así de perfecto. En fin, sin más preámbulos volvamos a lo nuestro, aquí voy de nuevo:

Deportistas
Para los que dicen que el alcohol mata ya les dejé dos desmentidos históricos bien documentados: Churchill murió a los 91 años, de viejo y la Reina Madre casi a los 102, de un resfriado. "Bueno" -me podrán decir- "pura casualidad, ¡pero mira, un borracho si que no puede hacer deportes!". ¿Ah no? A contínuación, luego de una rápida búsqueda en Taringa, pongo solo tres ejemplos, hay muchos más. Pero partamos por el más heróico:
 
Garrincha
Manuel Francisco dos Santos, más conocido como “Mané Garrincha”, es el caso emblemático del fútbol brasileño. Garrincha fue un borracho empedernido que dejó más de 20 hijos. Jugó 12 años con el Botafogo, club con el que ganó títulos, y ayudó a ganar a Brasil los mundiales de 1958 y 1962. El padre de Garrincha fue alcohólico algo que heredó el deportista considerado como el futbolista con la mejor gambeta de la historia. Mané Garrincha falleció en 1983 víctima de una cirrosis. Dice la leyenda popular que murió después de un día de carnaval, botado en la vereda y de cara al sol. De ahí el dicho, que hago mío: "solo pido morir como Garrincha"

Hugo -cholo- Sotil
El peruano fue el número 10 del Barcelona, el mismo número que hoy tiene Messi y antes Ronaldinho. Sotil jugó en una de las mejores alineaciones del Barcelona junto a Cruyff, Asensi y Rexach. Ayudó a ganar la Liga al Barça en la temporada 1973-1974 después de 14 años sin ganarla y además participó en la histórica goleada de 5-0 del Barcelona al Real Madrid en el mismo Bernabéu. Sotil anotó el quinto gol. Sin embargo, su afición a la bebida lo alejó del campo siendo el holandés Neeskens quien ocupó su lugar en el Barça. Sotil regresó al Perú para jugar con Alianza Lima y ganó los títulos de los años 1977 y 1978. Sin embargo, su alcoholismo le pasó la factura y su nivel futbolístico bajó tremendamente.

George Best
Este futbolista irlandés era un compañero de juerga de los mismísimos Beatles y es considerado el mejor jugador de la historia del Reino Unido. Fue estrella del Manchester United, equipo con el que ganó lo que hoy es la Premier y la Champions. Sin embargo, sus problemas con la bebida le pasaron la factura en el campo y en su vida personal. George Best, como Gascoigne, también tuvo episodios de violencia doméstica hacia sus entonces esposas y/o parejas. Best murió en el 2005 debido a complicaciones por el alcoholismo.

Escritores
Ya lo se, me van a decir "y bueno, cualquier tonto juega bien a la pelota pero no me negarás que el alcohol mata las neuronas".

Ah amigos, muchos de los mejores escritores en la historia han sido alcoholicos, detallaré solo dos ejemplos de mis héroes literarios de todos los tiempos Dylan Thomas y Ernest Hemingway. Dylan Thomas, soberbio novelista y poeta Galés, se quemó tan rápido como un fosforo. Estaba celebrando su cumpleaños 39 en Nueva York con Liz Reitell, justo cuando sus "39 Poemas" lo consagraban, se fueron a celebrar con cerveza y entonces cayó en coma, muriendo cuatro días después. Si quieren leer un libro maravilloso, les recomiendo "Retrato de un artista cachorro", ningún maldito sobrio ha sido capaz de igualar su prosa, nunca.

Para que hablar de Ernest Hemmingway que no tiene ni un solo libro malo, porque cuidó de publicar solo lo mejor que producía, esplendoroso escritor y otro de mis favoritos. Se suicidó de un escopetazo a los 62 años (me falta un año para esa edad) claro que ya estaba alcoholico y casi cucufato. Un Badass, creo que no es necesario escribir mucho más sobre el. Cualquiera de sus libros es bueno, creo que los he leído todos y ninguno es malo. A ver, una pequeña lista -poca cosa- de escritores alcoholicos y/o drogadictos.
  1. Charles Baudelaire (1821 - 1867): Absinthe, Booze, Opium
  2. Dorothy Parker (1893 - 1967): Alcohol
  3. Philip K. Dick (1928 - 1982): Amphetamines
  4. Elizabeth Barrett Browning (1806 - 1861): Opium
  5. Ernest Hemingway (1899 - 1961): Booze
  6. William S. Burroughs (1914 - 1997): Heroin
  7. Brendan Behan (1923 - 1964): Alcohol
  8. James Baldwin (1924 - 1987): Alcohol
  9. Edna St. Vincent Millay (1892 - 1950): Alcohol
  10. William Faulkner (1897 - 1962): Alcohol
  11. Tennessee Williams (1911 - 1983): Alcohol, Amphetamine, Barbiturates
  12. Françoise Sagan (1935 - 2004): Alcohol, Lots of Drugs
  13. Scott Fitzgerald (1896 - 1940): Alcohol
  14. Jack Kerouac (1922 - 1969): Alcohol
  15. Ambrose Bierce (1842 - 1914), Alcohol
  16. Sir Kingsley Amis (1922 - 1995): Alcohol
  17. Jack London (1876 - 1916): Alcohol
  18. Sinclair Lewis (1885-1951): Alcohol
  19. Hunter S. Thompson (1937 - 2005): Everything
  20. Anne Sexton (1928 - 1974): Alcohol, Drugs
  21. Norman Mailer (1923 - 2007): Alcohol
  22. Edgar Allan Poe (1809 - 1849): Alcohol
  23. Dylan Thomas (1914 - 1953): Alcohol
  24. Louisa May Alcott (1832 - 1888): Opium
  25. Paul Verlaine (1844 - 1896): Alcohol, Absinthe, Drugs
  26. Dashiell Hammett (1894 - 1961): Alcohol
  27. Ayn Rand (1905 - 1982): Speed/Dexedrine
  28. John Cheever (1912 - 1982): Alcohol, Various Drugs
  29. P. Donleavy (1926 - ): Alcohol
  30. Elinor Wylie (1885 - 1928): Alcohol
  31. Jean Cocteau (1889 - 1963): Opium
  32. Arthur Koestler (1905 - 1983): Alcohol
  33. John Steinbeck (1902 - 1968): Alcohol
  34. James Agee (1909 - 1955): Alcohol
  35. William Styron (1925 - 2006): Alcohol
  36. Charles Bukowski (1920 - 1994): Alcohol
  37. Eugene O'Neill (1888 - 1953): Alcohol
  38. Stephen King (1947 - present): Booze, Cocaine, Prescription Meds
  39. O. Henry (1862 - 1910): Alcohol
  40. Malcolm Lowry (1909 - 1957)
  41. Gregory Corso (1930 - 2001): Alcohol, Heroin
  42. Truman Capote (1924 - 1984): Booze, Various Drugs
  43. Flann O'Brien (b. Brian O'Nolan, 1911 - 1966): Alcohol
  44. Richard Brautigan (1935 - 1984): Alcohol
  45. Raymond Chandler (1888 - 1959): Booze
  46. John Berryman (1914 - 1972): Alcohol, Various Drugs
No están todos los que son, pero es claro que el alcohol no perjudica las dotes artísticas, más bien parece requisito indispensable para el talento. ¿Existen artistas talentosos que sean sobrios o abstemios? Lo dudo.

Bottom line: dos de mis amigos murieron de cirrosis y otro de sobredosis, otros cuantos van caminito al cielo: eligieron quemarse rápido y creo que es una opción perfectamente respetable. Yo -menos mal- no tengo tendencia a las adicciones, y parece que el Tomás Jr. tampoco. Esa es una gran suerte que me permitió pasar borracho como cuba durante algunos años sin quedarme pegado. Creo que el alcohol y muchas drogas son parte de las cosas buenas de este cochino mundo en que nos tocó vivir, pero la dosis hace al veneno y el que tiene el gen de la adicción está frito. Así nomás es la vida, por mientras habrá que rendir tributo a ese proberbio bíblico que dice "¡Comamos y bebamos, que mañana moriremos!".

12 Comments:

Anonymous Wilson said...

De un librito: Lusisti satis, edisti satis, atque bibisti. Tempus abire tibi est: Ha leseado, comido y bebido suficiente, es hora que vuele.
¿Esa gente no tiraba? Nunca es suficiente...

7 de abril de 2016, 21:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Hablas con verdad, Oh Quintus Horatius Flaccus!

7 de abril de 2016, 21:51

 
Anonymous JMS said...

2 comentarios:

a) "Sotil regresó al Perú para jugar con Alianza Lima y ganó los títulos de los años 1997 y 1978.". Supongo que fueron los años 1977 y 1978... (si no es error, es demasiado impresionante :-) )

b) Es muy mala la generalización de la necesidad del alcohol para el arte... Dicen que Hitler no era mal pintor (ojalá se hubiera dedicado a eso) y abstemio total... De escritores, nunca se ha dicho que Tolkien, Pratchett, Lewis, Asimov y tantos otros fueran alcohólicos (aunque dudo que hayan sido completamente abstemios).

eso...

7 de abril de 2016, 22:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

1.- Un GAZAPO!! jaja

2.- Hitler era abstemio, ¡que buena razón para desconfiar de los abstemios!. Ah es que yo hablo de escitores buenos pues jaja! "Ray Bradbury escribió que cada escritor busca la forma de alimentar su musa y son escasos los que recurren a la leche con galletas".

Acá hay más historias e historietas de escritores borrachos http://www.chilango.com/antros-bares/nota/2012/07/18/literatura-y-alcohol

El alcohol es lo mejor, yo cuando tomo pienso más claro y soy más seguro al volante!

7 de abril de 2016, 22:35

 
Blogger Pablo said...

Yo, aunque quisiera, no podría ser un borracho: me alegra el alcohol, pero mis cañas son terribles, así que obligado a tomar solo una copa u alegrarme con otras cosas.

7 de abril de 2016, 23:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah yo tambien tengo mala resaca y eso probablemente me ha alejado de ser un borracho perdido, tampoco soy bueno para tomar demasiado, mucho menos con la edad, antes podía pasar una semana tomando como si nada, ahora y dia y chao. Probablemente son defensas naturales que tiene el cuerpo para contrarrestar el exceso. Mis medidas son_
1.-Para quedar maharishi (contento y medio ebrio): dos litros de cerveza o dos combinados cabezones
2.-Para quedar pasado de copas (o sea medio borroso y hablando algunas estupideces) 2 pitcher o tres litros o cuatro combinados cabezones de lo que sea
3.-Para quedar más doblado que un churro (con porrazo incluído y tal vez película borrada si se me pasa la mano) cuatro o más litros, cinco o más combinados. El cielo es el límite...

Claro que depende si he comido, en un asado tomo como para quedar doblado pero no me pasa nada, comiendo, conversando y tomando con calma el alcohol se oxida mucho más rápido.

7 de abril de 2016, 23:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Me corrijo, con 1.5 pitcher quedo pasado de copas, creo. Depende de la fuente de soda y que tan alto esté la música. Si se llama "El Camello", "La Sirena" o "Ven a Mi" podría ser con 2 pitcher, en el Shop-Dog con 1.5 estoy listo

8 de abril de 2016, 00:01

 
Blogger Ulschmidt said...

Bueno, es que si mete con los literatos la serie será interminable !
Estaba pensando en los borrachos históricos nacionales. Galtieri, el dictador cuando la guerra de Malvinas, le daba fuerte al whisky, y decía un montón de tonterías borracho.
Pero debe haber muchos más, sólo que nuestra historia oficial suaviza los detalles biográficos de los próceres.

8 de abril de 2016, 07:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Los militares siempre han sido buenos para ponerle entre pera y bigote, porque se pasan todo el año en celebraciones, fiestas patrias, aniversarios y todo eso. Cuando yo pituteaba en el "Dolores" lo pasábamos muy bien en la cantina de suboficiales, que era mejor que la de oficiales y ahí se hacían todas las fiestas. Para el cumpleaños 80 del general Pinochet se hizo una regada fiesta en todo Chile, es una de las dos o tres veces en mi vida que me he puesto corbata. Dicen que al general le gustaba el vino "Las Encinas" pero no le hacía asco al trago más fuerte.

El almirante Merino era muy bueno para las bromas y sabiendo que le decían borracho por su forma de hablar (problemas en la garganta) en las paradas militares tomaba sorbos interminables de chicha para deleite del populacho.

En la Esmeralda, para el combate naval de Iquique, cuando el barco se estaba hundiendo, algunos oficiales pasaron a la cámara para despedirse con unos buenos tragos de cognac, creo que es una tradición en todos los barcos chilenos.

8 de abril de 2016, 08:29

 
Blogger Frx said...

Y están los rockstars también y algunos hasta se drogaban, pero es verdad, cuando la cosa pasa a ser una adicción insaciable ahí es donde todo se descontrola.

8 de abril de 2016, 15:50

 
Anonymous Anónimo said...

En el Perú: Alejandro Toledo, pisco o wiskhy nada de vino.

9 de abril de 2016, 22:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, los rockeros le hacen a todo. Todo exceso es malo, la dosis hace al veneno.

Anónimo, Toledo gran valor, mañana va a elecciones aunque parece que no tiene chances. La verdadera elección será en la segunda vuelta parece a menos que ocurra un batatazo. En Perú nunca se sabe!

9 de abril de 2016, 23:35

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas