Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Pensamiento crítico

miércoles, 25 de mayo de 2016

I Conocimiento ya no es poder
Hoy el conocimiento está -cada día- más cerca de las personas. Como he escrito varias veces antes esa frase "conocimiento es poder" se está haciendo anacrónica y pierde su sentido. El conocimiento como un bien exclusivo, en manos de unos pocos privilegiados es -como lo veo yo- un producto en vías de extinción, pero igual todos siguen con ese pardigma que fue tan útil e incuestionable hasta fines del siglo XX.

Un amigo me contaba que su papá fue uno de los primeros ingenieros eléctricos y ganó muchísima plata porque lo primero que hacía al reparar una máquina era cambiar los colores de todos los cables, de esa manera era imposible que otros entendieran las conexiones, así  el era indispensable durante toda la vida útil de la máquina, tenía un conocimiento exclusivo y nadie más podía entenderla: ese es más o menos el concepto detrás de la frase "conocimiento es poder".

Hay muchos otros ejemplos. Los que escribíamos código para computadoras, hasta los años ochenta más o menos, aplicábamos un poco de lo mismo, cada uno tenía su propio set de reglas, convenciones y cuando escribíamos un programa con miles de instrucciones, el único capaz de mantenerlo era quien lo había escrito. Llevado a las profesiones la única forma de saber sobre una enfermedad era pagando la consulta a un doctor, o en un juicio pagar por el consejo de un abogado. Todos tenían algo en común: haber estudiado por muchos años y tener en su memoria cosas que muy pocos conocían, porque la adquisición de conocimientos era un proceso largo, caro y difícil.

II El efecto Internet
Todo cambió con la masificación de Internet. Hay dos cosas básicas que están derrumbando el valor de los conocimientos, porque como sabemos solo lo escaso tiene valor. La primera es la cantidad de conocimiento que está subida a la web y es accesible a cualquiera que tenga una conexión y un browser, de manera gratuíta. Antes solo para los abogados tenía sentido comprar la colección completa de los códigos, que cuestan un ojo de la cara, hoy no solo todos los códigos están accesibles de manera gratis, sino que además hay cientos de miles de artículos y comentarios que comentan cada uno de los artículos de cada una de las leyes que existen. Lo mismo ocurre con la medicina, ingenierías y muchas otras disciplinas antes muy exclusivas.

La segunda cosa que lo cambió todo fue la aparición de los índices y los buscadores, que alcanzaron una gran sofisticación cuando Google cambió el paradigma, ordenando los resultados por relevancia en lugar de patrocinadores u orden al azar. Ese fue un cambio gigantesco, porque sin haber estudiado derecho o medicina (estoy poniendo ejemplos muy extremos, claro) yo puedo encontrar, mediante una búsqueda inteligente, soluciones mejores que las del abogado o médico más enciclopédico que exista, en cosas sumamente técnicas y en mucho menos tiempo.

Mi punto no es que los médicos o abogados se vayan a convertir en inútiles y que bastará consultar en Google para hacerse tratamientos exitosos o para ganar juicios. Lo que quiero decir es que el conocimiento enciclopédico está perdiendo su valor de manera acelerada, de manera parecida a como perdieron todo su valor muchas habilidades matemáticas que antes eran indispensables con la aparición de las calculadoras. La habilidad para hacer rapidamente cálculos mentales por ejemplo. Sin embargo, a los niños todavía los obligan a memorizar las tablas de multiplicar y gastan un año o más en eso, que hoy es perfectamente inútil.

III La enseñanza enciclopédica
Sin embargo la enseñanza enciclopédica, que consiste en almacenar en la memoria grandes cantidades de conocimientos, todavía se considera como una clave para el desarrollo de capacidades productivas diferenciadoras. Lo mismo con la solución de problemas mentales de gran complicación mecánica, como muchos problemas de álgebra y otras ramas de las matemáticas, que caracterizan a lo que la gente vulgar considera "inteligencia". Leo en Wikipedia:

El enciclopedismo fue el movimiento filosófico y pedagógico expresado a través de la L'Encyclopédie ou Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers, una enciclopedia francesa editada entre los años 1751 y 1772 en Francia bajo la dirección de Denis Diderot y Jean d’Alembert. En la Enciclopedia se incluían tanto textos científicos como dibujos de las nuevas máquinas. Es un libro escrito con los pensamientos de los ilustrados de Inglaterra y Francia, que más adelante provocarán tres revoluciones.

Pero el enciclopedismo tuvo tanto éxito en difundir el conocimiento que logró que perdiera su valor, porque solo lo escaso y exclusivo tiene valor: el aire y el agua pueden ser importantísimos para la vida humana pero no valen nada por su abundancia. Con el conocimiento está pasando lo mismo.

IV Lo valioso que nos queda
Esto no significa que toda actividad intelectual haya perdido valor. Por el contrario, siguen existiendo destrezas que son cada día más escasas justamente por efecto de la desvalorización del conocimiento. Ahora que el conocimiento está al alcance de cualquiera se hace cada vez más raro el pensamiento crítico. Porque la forma de pensar y las opiniones se hacen cada día más homogeneos. Vivimos en una época de concensos y lugares comunes crecientes, todo el mundo tiende a pensar igual, se aceptan argumentos de autoridad con más facilidad que nunca y cada vez menos gente pone en duda sus "convicciones". 

Acabo de recibir  un mail del Banco Interamericano de Desarrollo, donde anuncian una charla sobre la revolución de los datos abiertos. Resulta que el propio BID, que es uno de los mayores creadores de consensos y uniformadores del pensamiento que existen, junto con el resto de las burocracias internacionales, tiene gran interés en "formar" personas en el uso de la información abierta, especialmente de "su" información para colocar "sus" ideas en la opinión pública global. Concensos como la inclusión, igualitarismo, identidad de género, respecto de derechos humanos y muchos otros son inyectados en la sociedad usando esta información dirigida, llena de argumentos de autoridad que finalmente crea ideas indiscutibles.

Contra eso es fundamental que alguna gente desarrolle la capacidad de pensamiento crítico, que sean capaces de cuestionar los consensos e incluso sus propias convicciones, revisándolas a cada rato. Esa es una habilidad escasa, solo al alcance de los que han tenido una formación basada en la curiosidad y el rechazo a los argumentos de autoridad.

V Una mamá orgullosa y un maleducado
Leo en Twitter a una mamá que escribe orgullosa este mensaje
Mi hijo de 11 años, escucha noticias, "Cómo a Orpis lo sobornaron mamá, eso no puede hacerlo un Senador, que cerdo, eso no se hace".
46 retweets 47 me gusta

Me parece un perfecto ejemplo de como se crea la opinión uniforme, incluso desde niños, le contesté
El valor de lo escaso es algo que se conoce desde muy antiguo. Esta homogeneidad de las opiniones es una gran oportunidad para los que han sido educados para cuestionar todo, especialmente sus propias opiniones, para los que desarrollan un pensamiento abierto porque a medida que el tiempo pasa serán cada vez menos. Algún vez escribí una entrada acá mismo donde decía que hay que cuidar a los locos, eso es cierto, a los locos y a los originales hay que cuidarlos, respetarlos porque serán cada vez menos y al final serán los únicos capaces de generar ideas y opiniones con algún valor. Mientras tanto, la educación formal gasta millones tratando de hacer exactamente lo contrario.

21 Comments:

Blogger Frx said...

Wow, de esta entrada pueden sacarse un montón de excelentes frases como "todo el mundo tiende a pensar igual, se aceptan argumentos de autoridad con más facilidad que nunca y cada vez menos gente pone en duda sus "convicciones"." Ya lo venía diciendo yo y por lo visto, por como se expresaba esa señora, seguro era una Social Justice Warrior y esos sí que son fanáticos de los consensos y de los políticamente correcto. Por lo visto también de esta gente vienen algunos niños rata XD.

En realidad hay varias líneas para comentar acá y diría que efectivamente en los colegios lo que se hace es homogenizar a las personas aunque sea en una sola línea doctrinal. Los debates son muy pauteados y para los argumentos inculcan demasiado el de autoridad y ya contaba en otra ocasión que en Historia electivo nos enseñaban que poco menos los privados y las multinacionales impedían el desarrollo de nuestro país. Al final los profesores más motivadores y pioneros son con los que más se queda uno, entre ellos uno de historia que tuve (el mejor de la asginatura que tuve) que recuerdo nos decía algo que hasta el día de hoy no se me ha borrado "cuestiónenlo todo".

25 de mayo de 2016, 09:02

 
Blogger Jaime Videla, PMP said...

Ellos se rien de mí por ser diferente, yo me rio de todos por ser iguales.
-Jonathan Davis

25 de mayo de 2016, 09:19

 
Blogger Ulschmidt said...

Dálembert el del "criterio de Dálembert" de análisis matemático ?? Qué muchacho más culto.
Cono todo, la búsqueda de información con Google aún se asemeja a rastrear una biblioteca, obliga a leer algo, a elegir entre dos fuentes, esas cosas.
Twiter y todas las redes de conversación son si potentísimas para homologar una sola opinión o emboscarse en una discusión binaria. Una cosa tribal, barrial, juntarse dos viejas en la esquina con sus escobas a cruzar chismes - una actividad útil para mantenerse informado sobre el entrono inmediato - no tiene sentido cuando millones estamos detrás de los dichos de un famoso o lo último del noticiero.

25 de mayo de 2016, 10:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, la educación en Chile se entiende como una herramienta para crear pensamiento homogeneo, lo más divertido es que esta herramienta le encanta a los predican la "diversidad" desde la izquierda, no es tan raro después de todo porque están llenos de contradicciones, esa es una más nomás.

Así es Jaime, los pájaros raros son siempre atacados por el rebaño, los ven como peligrosos, desviados, antisociales.

Ulschmidt claro, está ese instinto de agruparse detras de ciertas ideas y crear partidos, movimientos y todo eso. No tiene nada de malo ni particular, lo peor es cuando se crean consensos prácticamente indiscutibles con argumentos de autoridad por intereses políticos o económicos.

Los más grandes creadores de estos concensos, lugares comunes o "verdades evidentes" que no pueden discutirse son los organismos internacionales, esa es la mayor fuente de homogenización: ONU, Unesco, OIT, BID, OCDE, etc. etc. Pero también están los gobiernos nacionales, elites económicas o políticas. Es un trabajo de hormiga y sus efectos son tan corrosivos como la polilla

25 de mayo de 2016, 11:00

 
Blogger EDO said...

Yo creo que los abogados ya estan fritos con esto de la tecnologia:

http://www.eldinamo.cl/innovacion/2016/05/16/inteligencia-artificial-robot-abogado/

Como siempre he dicho lo mas importante es saber vender lo que uno sabe, o poder buscar una necesidad en el mercado y buscar una solucion con los conocimientos que se tenga sobre esto. (En el fondo hacer la pega de ingeniero comercial).

Es tan rapida la revolocion tecnologica que estamos viendo que llega a dar miedo de como seran las cosas en el futuro. Ojo con la robotica que se esta metiendo muy fuerte en muchas pegas...aqui hay pega interminable para los electronicos...(tomas te podi forrar jajaja)..

http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7585414/05/16/Wendys-comenzara-a-sustituir-a-empleados-de-sus-restaurantes-por-maquinas.html

25 de mayo de 2016, 11:35

 
Anonymous El mismo JMS said...

Aunque no descarto que el crío simplemente repitiera como pajarito, creo que también tu juicio fue apresurado. Es un hecho que un pendejo de 11 años no puede manejar todos los conceptos detrás de una situación como esta, pero también es cierto que el pendejo podría haber hecho un pensamiento crítico apropiado a su edad (con lo poco que maneje) y haber llegado a una conclusión razonable (siempre en el contexto de su edad).

Yo le habría recomendado a la señora que le preguntara "¿por qué dices eso?" para poder saber si era simplemente "lo escuché por ahí", o tiene algún nivel de argumentación. Por supuesto, no se le puede pedir un nivel alto de conocimiento de las leyes, pero quizá si le ha dado alguna vuelta al asunto... Y sino, que la mamá le hiciera más preguntas: "¿por qué crees que lo sobornaron?", "¿puede ser que pese a recibir el dinero para la campaña, votara en conciencia?"...

Concuerdo en que la mayoría (sobre todo en twitter y facebook) repiten como pajaritos, simplemente por argumento de autoridad (que mayor ejemplo, que los de greenpeace transmitiendo que la marea roja es a causa del vertido de salmones!!!) pero creo que más que reclamarles la tontera, hay que ver si están o no dispuestos a cuestionar el argumento de autoridad...

BTW: que un pendejo de 11 años sepa que Orpis es senador, y que en términos generales actuó de manera cuestionable; para mi es mejor a que el pendejo no tenga ni puta idea de política o le dé exactamente lo mismo lo que hacen los senadores

Salute!

Salute!

25 de mayo de 2016, 15:21

 
Blogger Jose Cornejo said...

Me acordé de un chiste (sano y para pensar) que me contó un sabio budista que conocí hace un tiempo, en esas charlas gratuitas de la acrópolis.

"Cierto dia un profesor queria cruzar el río para llegar al pueblo mas cercano. se acercó a un pescador que tenía un bote apropiado para cruzar y le preguntó si el podía llevarlo. "yo poder llevar bien a usted", le respondio el pescador. El profesor sonriendo un poco por el mal empleo del lenguaje, le dijo "ha perdido la mitad de su vida por no ir a una escuela".

Mientras ambos iban en el bote, el rio se puso chucaro y el barco empezó a tambalear. El pescador le preguntó al profesor "Saber nadar usted?", "NO" dijo el aterrado profesor. "entonces haber perdido toda su vida, - dijo el pescador - nos hundimos".

Respecto al pendejo que citaste, Tomás, si bien es admirable que sepa que Orpis es Senador, no es admirable el tema de que maneje la información, sino que tipo de información maneja y en esto, los medios de comunicacion son actores clave. Como sabemos mucha de esta "información" está mas que torcida y tijereteada a conveniencia con tal de demonizar al oponente y salvarle el pellejo a quien le paga y controla (2do piso).

25 de mayo de 2016, 16:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Monseñor, como buen cura siempre pensando lo mejor de los demás. Si hay algo que me revienta en el mundo son esos papás que creen que sus hijos son una especie de Einsteins, especialmente cuando repiten cualquier estupidez políticamente correcta.

Que un niño sepa que Orpis es senador no tiene nada de particular, solo muestra que pasa pegado a la tele porque allí es donde lo machacan a toda hora. Esa sospecha se afirma porque es lo suficientemente tonto para decir que es un asunto de Orpis, un solo senador "cerdo" en medio de otros normales como Girardi, Walker, Rossi y tantos más. Los niños son -en mi opinión- estúpidos cuando hablan con seguridad sobre asuntos que no entienden y si los padres se lo alaban entonces crecen estúpidos, igual como sus padres ¡es la herencia en acción!

El hablar con esa seguridad, no solo en los niños sino en adolescentes y viejos, capaces de decir las barbaridades más grandes convencidos que son unos genios y modelos de virtud es la mejor muestra -a mi modo de ver- de falta de pensamiento crítico, esos son la "masa moldeable y vendible"

25 de mayo de 2016, 16:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, la desinformación y las opiniones prefabricadas solo encuentran cabida en los cerebros flojos, los que prefieren ideas pre-digeridas que tengan buen sabor al primer mordisco. Eso es falta de pensamiento crítico y muchos tienen ese problema. Son engañados y manipulados una y otra y otra y otra vez, se lo merecen...

25 de mayo de 2016, 16:14

 
Blogger Jose Cornejo said...

Y de esos estamos más que llenos. basta con ver las marchas y nos damos cuenta del nivel de actividad cerebral que tienen.

25 de mayo de 2016, 16:22

 
Anonymous Wilson said...

Permiso para colgarme del asunto de la tuitera y su pendex y opinar de una hipotesis que tengo.
Segun SanYo, desde hace unos años, 15 o algo mas, las mamas se estan enamorando de sus hijos, no se trataria del antiguo amor filial,sino de enamoramiento, esa especie de locura por el otro que nos aporrea alguna que otra vez. Y les duraria largos años, al menos los 15 o mas que llevaria el fenomeno... Y esto operaria,ya sea por razones internas de mas madres hoy o por presion social o como rasgo cultural, seria lo de menos,pues es la conducta la que produce efectos.
Si es asi , nuestros adolescentes y pendex menores, habrian tenido un tratamiento por parte de su madres, inedito hasta ahora y de consecuencias impredecibles aun.
Quiza parte de la conducta ,tanto de los haberes como de las pifias, de los jovenes de hoy deban parte de su origen a esa adoracion incondicional.

25 de mayo de 2016, 16:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una idea interesante idea Wilson, hace tiempo yo escribí sobre lo mismo en
http://bradanovic.blogspot.cl/2011/08/los-hijos-de-los-hippies-y-sus-nietos.html

Creo que no solo es un asunto de las madrs sino de ambos y ambas padres y padras (para ponerme a tono con el neolenguaje). ¿Te acuerdas que un tiempo se puso de moda esa estupidez de los "niños índigo" y todos decían que su criatura era "un índigo"? Que estupidez más grande.

En fin, con el pensamiento crítico que me queda he notado que últimamente estoy abusando de la palabra estúpido en todas sus variantes pero que hacer, la ocasión lo amerita creo.

Creo que tiene algo que ver con lo que fue el hippismo y sus hijos bastardos como el new age y toda la demás basura que después se convirtió en corrección política. Según yo recuerdo, mi mamá confiaba ciegamente en mi pero jamás me insinuó que me encontraba inteligente o mejor a los demás, al contrario. Hoy los padres, hippies e hijos de hippies que son niños que jamás crecieron, creen que sus hijos son extraordinarios y mucho mejores que ellos.

No me puedo imaginar una actitud más idiota que esa, sobre todo porque perpetúan ese estado de infantilismo mental que veo en mucha gente que tiene incluso mi edad o más. Trtan de comprar el cariño de los hijos con toda clase de sobornos y alabanzas, no se imaginan el daño que ñes están haciendo.

En familias tradicionales en cambio, todavía se cría a los hijos en la escuela del rigor, el esfuerzo, la disciplina y esos son los que mandarán en el futuro a los perezosos mentales, infantiles, engreidos y eternos quejumbrosos

25 de mayo de 2016, 18:13

 
Anonymous Renzo G. said...

La cita bajo el título es del filósofo españl Fernando Savater, un gran intelectual de habla hispana. Savater es genial, en youtube tiene una serie llamada "La aventura del pensamiento" donde repasa a los principales filósofos desde Platón hasta Foucalt pasando por Tomás De Aquino y hasta Marx. Esa misma serie está editada como libro por la módica suma de 5.000 o 6.000 en librerías. Al contrario de como sueles llamar a la filosofía, o sea "paja", Savater en cambio cree que la filosofía nos permite cuestionarnos y pensar criticamente. Lo que él hace es resumir y transmitir ideas complejas y abstrusas de los filósofos a un lenguaje llano y accesible para cualquier persona medianamente inteligente. Yo lo encuentro un tremendo aporte intelectual y su serie la aventura del pensamiento buenísima sobre todo para adolescentes y niños. Con Marx no es severo ni tampoco indulgente, al igual que tú Savater valora que Marx se haya cuestionado el que tengamos que trabajar para otros que son los dueños de algo.

Yo creo que una buena forma de pensar criticamente es conocer la historia del pensamiento desde sus inicios con los griegos y de ahi hasta el siglo XX y XXI. Es asombroso ver la heterogeneidad del pensamiento a través de su historia, todo lo contrario de hoy que como bien dices estamos llenos de consensos y de lugares comunes cuidadosamente digitados. La filosofía bien enfocada no tiene que ser necesariamente "paja" sino una forma de cuestionarse a si mismo y cuestionar el entorno.

25 de mayo de 2016, 20:11

 
Blogger Pablo said...

"ellos se ríen de mi por ser diferente, yo me rio de todos porque estoy drogado"
-Bob Marley

25 de mayo de 2016, 20:50

 
Blogger Frx said...

Renzo, yo tuve que leer un libro de Savater llamado Etica para Amador que al menos a mí me pareció excelente.

25 de mayo de 2016, 20:52

 
Anonymous Wilson said...

Esta bueno ese post del 2011.
Ha proliferado la moda, eso si,ya le tenemos: indigo,cristal, diamante, arocoiris y aumentando...
En los padres yo he visto chifladura, al menos durante la niñez de los peques,pero nada muy diferente a años antes; en cambio las madres me parece que enloquecen. Quiza influye el hijo unico, que es cada vez mas frecuente.

25 de mayo de 2016, 21:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo, Frx, la única filosofía que me interesa es la filosofía barata jaja! La otra me aburre a morir.

Wilson, si, eso del hijo uníco debe influir también

25 de mayo de 2016, 21:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo, Frx, la única filosofía que me interesa es la filosofía barata jaja! La otra me aburre a morir.

Wilson, si, eso del hijo uníco debe influir también

25 de mayo de 2016, 21:22

 
Anonymous Renato Aguuirre Bianchi said...

Tengo que diferir enfáticamente en lo que se refiere a la medicina.

El "Dr. Google" debiera ser encerrado en la cárcel. Por cierto, hay sitios serios que aportan información seria, pero necesariamente básica para el público general. Nada que figure en la Red le puede permitir a un lego diagnosticarse a sí mismo y menos tratarse. La medicina seria es tan compleja que suele no ser precisamente "lógica" o "razonable". Es, si nos olvidamos de la miríada de mediquillos rascas que hoy nos invaden, tal vez uno de los más conspicuos ejemplos de lo que es ser un "experto de verdad": saber mucho y saber que nada de lo que se sabe se cumple siempre y agréguesele la experiencia (que no sea la "experiencia" de haber estado haciendo la misma idiotez durante 20 años) y una inmensa dosis de autocrítica. En fin, eso da para mucho...

En alguna parte leí el cuento de un filósofo griego que gastó toda su vida tratando de definir lo que es ser un experto y al final concluyó: "son un incomprensible acúmulo de anécdotas bien procesadas" (yo agrego: "con una seria, profunda y convencional base de conocimientos de su tema").

Lo cierto es que la inmensa mayoría de los "datos" médicos aportados por legos y lo que aparece como "noticias científicas serias" (artículos escritos casi ivariablemente por periodistas que se dedican al ámbito científico pero que, casi siempre o siempre, no tienen la suficiente información para procesar lo que leen en la publicación original) crea confusión y una falsa sensación de haber aprendido algo. Te aconsejo seguir por algunas semanas al excelente sitio www.HealthNewsReview.org (Dedicated to improving health & medical media coverage through independent expert reviews of news stories, news releases, PR, ads, and marketing ... [es lejos lo mejor que conozco para este efecto]) y te vas a dar cuenta cuán difícil es creerle hasta a las publicaciones hechas por médicos de gran prestigio y ni hablar de los periodistas.

Por otra parte, el Internet ha cambiado radicalmente la gestión de mantenerse absolutamente al día o de averiguar si, por ejemplo, ante un caso que sabemos que no tiene una buena solución, no ha aparecido recién una buena novedad apta para aconsejarse. Pero para eso hay que inscribirse en sitios específicamente diseñados para médicos, entre los cuales destacan Medscape (eMedicine)y los PDQ del National Cancer Institute (tiene también información básica e inevitablemente no categórica para el público).

En definitiva, aunque el público no sabe diferenciar a un buen médico de otro ineficiente y desubicado pero fanfarrón o con habilidades sociales y que hasta suele cobrar más caro que los "buenos"(léase uno de los médicos más requetecontra famosos en Arica), para aquel que es bueno de verdad el Internet "paga", es el mejor invento tecnológico de la historia del último siglo. Pero repito, para el público es dañino y hasta mis pacientes inteligentes, cultos y equilibrados se enredan cuando cotejan su bien establecido diagnóstico y posibilidades terapéuticas vía el delictuoso Dr. Google. La Wikipedia, que admirablemente se ha comprometido a no aceptar a la pseudociencia (hasta donde le es posible), es una mejor fuente de información, con todos los peros descritos.

Es que la medicina, descartando a la plaga de mediocres o rascas (harto más del 50%) es una disciplina seria, bien estructurada, bien asesorada por verdaderos sabios, pero de todos modos intangible. Debe haber en alguna parte un ensayo acerca de eso...

25 de mayo de 2016, 22:41

 
Anonymous Sigfridus said...

Ya lo decía, la manga de adultos frustrados, hijos de una generación encerrada, son los que le dieron empoderamiento a cabros chicos que los sueltas en el desierto y se los comen los bichos. Para más remate, de ésto se dieron cuenta los asesores de "La Mami" e incorporaron a los mayores de 14 años en el tongo constituyente, todo muy en línea con el el discurso del Consejo Nacional de la Infancia.

26 de mayo de 2016, 10:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Estimadísimo doctor, lo que pasa es que tenemos visiones diferentes sobre el cuidado de la salud. Para mi el "doctor Google" es magnífico por mi forma de ver el asunto: a mi por ejemplo no me preocupa tener enfermedades. Por ejemplo si tengo un aneurisma cerebral o un problema cardiaco grave prefiero ni saberlo hasta que explote y -ojalá- me mate de una. Si no me mata mala suerte nomás y tendré que aguantar lo que venga, así es la vida. Por eso la prioridad para mi no es estar sano o no enfermarme, creo que las enfermedades son parte ineviteble de la vida, sino vivir tranquilo sin pensar en lo malo que me puede pasar, no me gusta en absoluto la idea de la medicina preventiva.

Creo que el conocimiento nunca sobra, incluso el conocimiento que pueda ser "falso" es útil en cierto sentido y es responsabilidad mía, no de un tercero, determinar que conocimiento es bueno y cual es malo. Si tengo algún síntoma, lo primero que hago aunque sea por pura curiosidad, es leer lo que esté disponible en Internet, hasta podría servirme para tasar de antemano al 50%+ de charlatanes que honestamente Ud. menciona. Obvio que nunca sabré tanto como un médico ¿y que con eso? solo necesito saber sobre algo muy específico, tener antecedentes nunca está demás. Creo que a las enormes dificultades de la profesión médica ahora se agregará la de tener que convencer a los pacientes que su diagnóstico es mejor que el que el enfermo leyó en Internet, no es algo que me parezca tan malo.

La seudociencia no siempre es mala, por ejemplo la Familia Real de Inglaterra son fanáticos de la homeopatía y la única clase de atención médica que aceptan son las dentales y tratamientos de urgencia. ¿Es la homeopatía cosa de charlatanes? Probablemente, igual los de la Familia Real han sido mayoritariamente longevos. Tal vez la explicación está precisamente en que su fe en la homeopatía los ha mantenido lejos de tratamientos y diagnósticos médicos preventivos, que podrían estar causando más muertes y enfermedades que cualquier otra cosa.

Sobre la exactitud de los diagnósticos y pronósticos médicos, yo pienso que los importantes son opiniones, apuestas arriesgadísimas. Algunas están mucho mejor fundadas que otras -de acuerdo- pero eso no les da ninguna infabilidad, solo cierta ventaja de tipo estadístico. Yo no creo en los modelos matemáticos excepto en los fenómenos más sencillos de las ciencias mas simples: la física por ejemplo. Llegados a la biología pienso que hasta el más sabio de los sabios anda a tientas.

Me encantaría que existiera una medicina dedicada exclusivamente a aliviar el dolor y los malestares, que deje camino libre a las enfermedades y nos ayude a morirnos tranquilos, no aterrorizados como pasa ahora. Me molesta esa idea moderna de "batalla contra las enfermedades" creo que es un concepto horrible, aunque la mayoría de la gente lo ve como lo más natural y evidente.

Sigfridus, así es, los hijos y los nietos de los hippies crecieron sabiendo que sus padres se sentían menos que ellos mismos, creo que lo peor que se le puede hacer a un hijo es endiosarlo, es casi tan malo como esa manía opuesta de los padres de presentarse como dioses ante los hijos, las dos son actitudes estúpidas, ni padres ni hijos son dioses, lógico que estas modas son aprovechadas por los políticos, como no si son pescadores profesionales a río revuelto.

26 de mayo de 2016, 12:08

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas