Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Chile y Estados Unidos

lunes, 26 de septiembre de 2016


The long and winding road
Históricamente Chile fue independiente y hasta rival de Estados Unidos hasta la Segunda Guerra Mundial más o menos. En los años de Portales a Manuel Montt, Chile competía por la supremacía comercial en el Pacífico y para la Fiebre del Oro en California fue un importante proveedor de alimentos y exploradores en California, donde la presencia de Estados Unidos no estaba completamente consolidada.  Las relaciones entre ambos países han seguido un largo y tortuoso camino.

Buque chileno los desaloja de Panamá
En la crisis de Panamá en 1885 Estados Unidos intentó anexar Panamá, que entonces era parte de Colombia. El gobierno chileno envió al crucero protegido Esmeralda, que era el barco más poderoso del Pacífico Sur en esa época y tomó tierra en Panamá desalojando a los norteamericanos. Allí fue cuando empezó una larga cadena de rencores y revanchas.

Amigos de Balmaceda
Para la Revolución de 1891 Estados Unidos apoyó a Balmaceda y cuando este fue derrotado, las relaciones con el gobierno de Jorge Montt se pusieron aún peores. Poco tiempo después se produce el incidente del Baltimore, cuando dos marineros norteamericanos de ese barco fueron asesinados en una riña común en Valparaíso, el gobierno de Estados Unidos dió un ultimátum al chileno, exigiendo disculpas y desconocimiento de la sentencia de nuestra Corte Suprema.

Las hostilidades verbales entre estados empezaron a escalar y llegó a Chile la noticia que los Estados Unidos pensaban declarar la guerra y tomar las salitreras como indenmización. Argentina, que estaba gobernada por Carlos Pellegrini, ofreció su apoyo a los Estados Unidos. El presidente chileno aceptó dar disculpas al gobierno de USA por la muerte de los dos marineros y pagar una indenmización de US$ 75.000 a sus familias. Esto dejó un daño a la relación entre ambos países que duró por muchos años.

El susto de la guerra con Chile
Estados Unidos no era la potencia que es hoy, el verdadero peligro para Chile era el apoyo de Argentina y la hostilidad latente con Perú, porque con eso la cosa se ponía mucho más dura. Lo del Baltimore ayudó a Estados Unidos a ampliar su flota marítima, que para esos años era débil, y a la larga eso les sirvió para la posterior invasión de Cuba. No fue el único incidente, Estados Unidos tuvo otro muy similar con Paraguay en esos ismos años, cuando recién empezaba a hacer gallitos.

A Pershing lo mandamos para la casa
En las negociaciones entre Chile y Perú posteriores a la Guerra del Pacífico, donde Estados Unidos ejerció de mediador, fue habitualmente favorable y parcial con el Perú, el general Pershing, que fue enviado a mediar en la cuestión de Arica y Tacna, se tuvo que ir sin ningún resultado porque el gobierno chileno lo consideraba sesgado y no aceptó casi ninguna de sus actuaciones. Al final se logró un acuerdo directo entre ambos países sin intervención del Tío Sam.

Ruptura de Chile con el Eje en 1945
Esta mala voluntad entre ambos gobiernos duró más o menos hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando gobernaba Juan Antonio Ríos. Al comienzo Chile -al igual que Argentina- declaró su neutralidad, debido a la gran cantidad de alemanes en el sur del país y la importancia de esa colonia en el Sur de Chile, pero en 1945 finalmente rompió relaciones con el Eje, declaró guerra al Imperio de Japón y pasó derechamente al bando de los aliados, en esos años hubo fuerte actividad anti espías, de la que sufrió hasta mi papá que, por haber estudiado en Alemania tenía muchos amigos de esa nacionalidad. Entre otras cosas, esto significó venderles cobre a los aliados a precio subsidiado por todo el tiempo que duró la guerra.

La relación se arregla un poquito
Desde entonces las relaciones entre ambos países empezaron a recomponerse, estuvieron en muy buen pié durante el último presidente radical -Gonzalez Videla- especialmente cuando este puso fuera de la ley a sus ex aliados comunistas. Siguieron mejorando con Ibañez y Alessandri. A este último presidente le tocó la "Alianza para el Progreso" en el apogeo de la guerra fría. El país quedó destrozado por el terremoto de Chillán y Estados Unidos ofreció ayuda económica a condición de implementar una Reforma Agraria. Resultó ser una de las ayudas más caras y dañinas que ha recibido el país en toda su historia.

Adoración por la Democracia Cristiana
Eduardo Frei Montalva era considerado el Mesías en el departamento de Estado, igual Radomiro Tomic, a quien encumbraron como candidato a presidente porque supuestamente iba a derrotar al comunismo en el Cono Sur. La verdad es que cuando Tomic se presentó a las elecciones hizo el ridículo y fue quien hizo posible la llegada de Allende al poder por muy estrecho margen. De nada sirvieron los millones con que inflaron a la Democracia Cristiana esos años, después tuvieron que seguir gastando en operaciones de ultra derecha para tratar de parar la llegada de Allende. Pero fue inútil, solo los militares con un gran apoyo civil lo hicieron -solitos- en 1973.

La fracasada Tercera Vía
Era la teoría de la "Tercera Vía", que siempre ha fracasado. Solo ha dado nacimiento a caudillos populistas que han resultado mucho peores que los comunistas ortodoxos. Esa estúpida "Tercera Vía" es la que apoyó a Juan Manuel Santos y hoy está entregando en bandeja de plata el negocio del narcotráfico a las FARC en Colombia.

Liberals versus militares
Después del golpe militar en Chile, en 1973, los chilenos pudimos ver cuan inútil y desleal puede ser tener a los Estados Unidos como aliados, porque en las dos ocasiones en que estuvimos a punto de ir a la guerra con Perú y Argentina, los políticos liberals como el imbécil de Ted Kennedy, nos impusieron un bloqueo de armamento que nos tuvo transpirando helados. Aunque Nixon tenía cierta simpatía a los militares ya iba de capa caída. Con Jimmy Carter la antipatía hacia el gobierno chileno era abierta.

A la larga nos hicieron un favor
Pero la enmienda Kennedy tuvo buenos efectos a la larga, se cumplió ese dicho de "lo que no te mata te hace más fuerte" y la industria nacional de armamentos chilena se fortaleció mucho, a tal punto que Cardoen llegó a ser un exportador de armas a nivel mundial... hasta que el Departamento de Estado empezó a perseguirlo. Otra cosa excelente que sacamos de la Enmienda Kennedy fue la cooperación militar con Israel. Al menos ese es un país que sabe ganar sus guerras.

Con la democracia vuelve el romance
Desde la vuelta de la democracia en el año 1999, ´todos los políticos han tenido una adhesión ciega a los Estados Unidos y más todavía al internacionalismo que promueve el Departamento de Estado. Chile ha firmado innumenrables tratados, de toda clase partiendo por el de Libre Comercio y muchos más. LA mayoría -según mi entender- dañinos para el país y que llegado el día tendrán que ser denunciados.

¿Cuanto han servido los tratados?
Es cierto que la firma del Tratado de Libre Comercio coincide con un enorme aumento del crecimiento, que explica más o menos la mitad de los 10 años de crecimiento a altas tasas, lo que no está nada de claro es que haya una relación de causa-efecto entre ambasa cosas y jamás he leído un buien estudio que evalúe el efecto del TLC sobre la economía chilena, técnico, no de mera propaganda. La verdad es queel despegue sustentable de la economía chilena comenzó sin TLC y con relaciones muy malas con los Estados Unidos.

Muchos otros tratados han tenido efectos perjudiciales y hasta desastrosos sobre el país, por la obligación de facto de implementar malas políticas nacionales para homologarse. Se dice que la fracasada y ruinosa Reforma Procesal Penal fue impuesta por USA como condición para suscribir el TLC, de ser efectivo algo así yo pediría que enrollaran dicho tratado y... lo tiren al fuego, para no ser tan grosero. La firma del Pacto de San José y muchos otros ha traído solo perjuicios al país, uno por uno tendrán que ser denunciados con el tiempo.

La cooperación militar
En lo que si nos ha servido esta mejora de las relaciones es en la adquisición de armamento muy moderno y a buenos precios. Parece que les quedó mala conciencia de los años de la Enmienda Kennedy y ahora quieren enmendarse, no se nos vaya a ocurrir desarrollar una industria nacional que les compita. La cooperación militar está muy bien, Chile desde hace muchos años ha tenido sistemas de defensa Americanos y cambiarlos sería una locura. Fue una suerte que con el alto precio del cobre pudiésemos pertrecharnos de cosas como los reabastecedores aéreos KC-135 y el AWAC "Condor", que viejo y todo ya está más que pagado y todavía nos da una superioridad aérea extraordinaria. Los sistemas antiaéreos también son gran cosa y no podemos soñar con cambiarlos.

Sumando y restando
La relación entre Chile y los Estados Unidos ha sido tortuosa y asimétrica, normalmente perjudicial para Chile y pocas veces ha causado grandes efctos en los Estados Unidos. Ni siquiera hay gran interés de chilenos por emigrar a ese país, como ocurre con muchos de nuestros vecinos. Solo rescataría la cooperación militar de los últimos 20 años, creo que ha sido lo único provechoso.

Nuestra hipótesis de conflicto es con Perú y por lo tanto -en términos militares- es con Rusia, que es el proveedor natural de sistemas a ese país. No tenemos por que andar discutiendo, pero no hay que olvidar que Rusia necesita aliarse con muchos underdogs como Iran, Siria, Venezuela, porque es parte de sus intereses para contener a los Estados Unidos. Mirando el canal de noticias ruso RT he visto que Rusia tiene una posición bastante hostil con Chile y de apoyo a Bolivia, bien por ellos, sin embargo hay que tenerlo en cuenta.

Los países no tienen amigos ni enemigos sino intereses permanentes. Estados Unidos es un aliado muy poco confiable porque depende de una clase política en acelerada descomposición, de la que se puede esperar cualquier cosa. Hoy puede ser amigo y mañana hostil, pero tenemos ciertos intereses geográficos alineados, por algo Chile y Estados Unidos llevan más de 50 años haciendo los ejercicios conjuntos de Unitas.

24 Comments:

Blogger Alejandro said...

Alejandro25 de septiembre de 2016, 23:34
Estimado, buen tema. Si te interesa el tema, puedes intentar leer un libro que tuve en mis manos, es desde la óptica de un Americano y no nos deja muy bien parados pero hace un na buena relación histórica de la relación entre Chile y Estados Unidos. El libro se llama "Chile and the United States, empires in conflict" de William Sater. https://books.google.cl/books?id=H2iTAzTvA2IC&pg=PR9&hl=es&source=gbs_selected_pages&cad=3#v=onepage&q&f=false

ResponderEliminar

25 de septiembre de 2016, 23:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Interesantísimo el libro, me nganchó enseguida. Un poco fantasioso como la mayoría de los autores gringos pero tiene datos muy buenos que no conocía. Todavía lo estoy leyendo ¡gracias!

26 de septiembre de 2016, 00:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Llega hasta la página 24 solamente, pero da una buena idea de todo el libro. Hay muchos buenos datos pero la visión que el autor tiene acerca de Chile es muy al estilo de Sillie Utternut (Revolución en Chile, Branco y Ruiz Tagle) seguramente el tipo leyó mucho a los sociologos de moda que se hacen pasar por historiadores y de allí va construyendo sus fantasías, está lleno de esas cosas inventadas para calzar con ciertas teorías.

Me acordé de un par de estudiantes de doctorado que vinieron a Arica a investigar sobre el Barrio Industrial, cuando hablaban con la gente que trabajó allá se negaban a creer que lo que escuchaban era cierto, porque no calzaba con las teorías que les habían enseñado. Muy divertido.

Una de las equivocaciones más grandes es atribuir a esa especie de complejo de superioridad colectiva de los chilenos (que es real) a una superioridad por la raza española y católica, eso es lo más absurdo que he leido, quien sabe de donde lo sacó.

La petulancia chilena de muchas clases ilustradas viene de los franceses, los chilenos eran rabiosamente francófilos hasta mediados del Siglo XX, se creían positivistas, enciclopedistas y despreciaban a los españoles tanto o más que a los yankees, es muy curioso que no mencione ese afrancesamiento extremo, muestra que la investigación fue medio superficial parece.

26 de septiembre de 2016, 00:20

 
Blogger roberto61 said...

Buen analisis. Lo del afrancesamiento de nuestra pseudo aristocracia se refleja en numerosos libros y duro hasta la IIGM. Lo gringo era de mal gusto. Incluso hasta los 60 la enseñanza del frances era tan o más importante que el inglés en nuestros liceos.

26 de septiembre de 2016, 01:22

 
Blogger Ulschmidt said...

Ese incidente del Baltimore - la ayuda que el canciller Zeballos ofreció a USA - está bien documentada en por ejemplo:
http://www.argentina-rree.com/7/7-004.htm
que los argentinos ven como una mera finta auxiliar en el juego de presiones mientras se discutían las demarcaciones fronterizas.

Y el incidente con Paraguay es el remontaje de una flota yankee hasta Asunción, via el río Paraná, para exigir el mismo tipo de reparación por un incidente similar.
Décadas antes, cuando los argentinos en Malvinas quisieron cobrar un cánon a los balleneros yankees, una corbeta de guerra americana, la Lexington, atacó Puerto Luis y lo devastó. Eso quizás fue percatado por los ingleses, que entendieron que los yankees no aplicarían el "américa para los americanos" en este caso, y muy probablemente los ayudó a decidir la invasión de 1833 a las islas, con la excusa de que se las habían "olvidado" en manos de España pero ahora se acordaban que eran suyas, mas o menos.
Es decir hubo incidentes con la flota yankee todo el siglo XIX - creo a los latinoamericanos del lado del Atlántico nos llegó mucho antes que a los del Pacífico esa influencia.

26 de septiembre de 2016, 08:21

 
Blogger David Alfonso Orellana Fuchs said...

Espectacular esta entrada. Ando con poco tiempo, la leí en la mañana y no pude comentar. De todas formas, aprovecho de mencionar de que entre EEUU y Chile encuentro más interesantes las similitudes que las diferencias, las que afloran solas cuando se comparan ambas historias. Gracias y mi admiración por el talento de sintetizar materias de interés!!

P.D.: me parece genial la mención de la francofilia. Creo que eso ha configurado mucho del Chile actual, siendo una suma del consumismo yankee, junto al vacío posmodernista de filosofías trágicas como la de Focault y Sartre. El resultado no es otro que el "homo chilensis" que vemos día a día.

26 de septiembre de 2016, 09:09

 
Anonymous Wilson said...

"Los países no tienen amigos ni enemigos sino intereses permanentes." Amen.

A no pecar de ingenuidades mediaticas y campañas de manipulacion de opinion publica. Lo peor que nos ha pasado es la nefasta influencia sovietico-cubana, gringa y jesuitica en los ultimos 50 años. Los billetes europeos en especial alemanes, italianos, belgas solo siguieron aguas.

26 de septiembre de 2016, 09:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Roberto, el afrancesamiento de la sociedad Chilena hasta mediados del Siglo XX llegó a extremos ridículos, Courcelle-Seneuil debe ser lo único francés que nos valió la pena, en mi opinión.

Ulschmidt, sin duda la de Zeballos fue una finta por los asuntos limítrofes pendientes, pero Chile no estaba en posición como para ignorarla. Yo creo que Montt tuvo más miedo de la amenaza argentina que de la de Estados Unidos, que en esos años, si se hubiese aventurado a conquistar Tarapacá, probablemente le hubiésemos dado una paliza. Las operaciones anfibias estaban en pañales en esos años y Estados Unidos no era la potencia que es hoy. La Diplomacia de los Acorazados era bastante efectiva en esos años y a partir del "Destino Manifiestó" y "America para los americanos" USA empezó a usarla con entusiasmo, solo que ellos entendían "americanos" como "Americans" parece jaja.

David, el camino de las relaciones entre ambos países ha sido bien tortuoso. Los chilenos tenemos una percepción un poco distinta de los Estados Unidos del resto de América Latina, pocos chilenos sueñan con ir allá a buscar mejor vida, claro que desde los años 50 nos hemos ido contagiando con modas y costumbres, tal como el resto del mundo, por la importancia que ha tomado Estados Unidos desde la 2ª Guerra Mundial. Todavía en Chile abundan los afrancesados, especialmente a la izquierda.

Wilson, todas las intervenciones han tenido cosas buenas y malas. la URSS creo que intervino muy poco en Chile, pese a que el Partido Comunissta Chileno debe ser uno de los más estalinistas que existen. Con Allende prácticamente no cooperó en nada, apenas le tiró miguitas.

El que se metió de cabeza acá fue Fidel Castro, que anduvo con la libretita anotando datos de la producción, sin duda él quería hacer lo que después hicieron con Venezuela, pero afortunadamente a Allende le dieron la PLR justo a tiempo.

Con Estados Unidos creo que nuestra relación siempre ha sido asimétrica y les hemos dado más de lo que recibimos, lo que no es raro considerando los tamaños relativos, hay una diferencia enorme. Pero estamos condenados a llevarnos con ellos, por geografía y economía no nos queda otra, pero los políticos chilenos le han pasado a USA demasiadas cosas en bandeja, deberían mostrar más independencia.





26 de septiembre de 2016, 10:20

 
Blogger Jose Cornejo said...

Muy buena la columna de hoy, un excelente resumen de como ha sido nuestra relacion con el mal llamado "imperialismo yankee".

Militarmente, Chile le habia comprado material a los alemanes e italianos, como aviones Junkers Ju88 y los aviones italianos Breda 65 (las "bestias pardas"), que no tuvieron buena acogida en la FACH debido a sus constantes accidentes, fusiles como los Mauser y las MG42 y algunos tanques, hasta la IIGM, en la que el pasarnos al lado de los aliados, significó que pudieramos recibir material suizo (los fusiles SIG) y británico (aviones como el Hawker Hunter y De Havilland Vampire), pero no mucho material gringo hasta mas o menos 1964, cuando Chile recibió una primera partida de diez M41 WALKER Bulldog para modernizar al Ejercito.

EEUU tiene un pequeño gran problema con sus RREE y esto lo ha llevado a cometer garrafales errores, pues tiene que lidiar con un montón de intereses internos cual de todos más ambicioso que el otro, así como también la calidad de sus "asesores", pues su "soberbia" les ha pasado la cuenta en más de alguna ocasión.

Para saber el tamaño real de la intervención sovietica en Latinoamérica, hay que leer los libros del Archivo Mitrhokin (o Mitrojin), ahi sale "la firme".

26 de septiembre de 2016, 11:29

 
Blogger Ulschmidt said...

.. creo que la mitad del afrancesamiento de las oligarquías criollas sudacas se basaba en el viaje e Europa que terminaba en el Moulin Rouge tomando champagne con las bataclanas. Mucha cultura francesa pero si viene con tetas es mejor.

26 de septiembre de 2016, 11:37

 
Blogger EDO said...

Los gringos siempre han mirado en menos a los chilenos (al menos saben que aqui son muy weones). Solo vean las transcripciones de Nixon sobre chile en los años 70. USA derroco a Allende...como seria la mano de los gringos que cuando se anuncio la muerte de Allende fue anunciada en ingles por el general carvajal.

Los TLC se cagaron a USA por todos lados...USA es un pais que se esta subdesarrollando pues toda su industria se esta llendo a paises con mano de obra barata. Bien lo sabe Trump....Hillary no se.

Hoy es el debate Trump/Clinton que promete ser algo asi como el debate Regan/Carter...estara muy weno.

26 de septiembre de 2016, 11:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, el Departamento de Estado de USA ha cometido errores de manera consistentes durante casi un siglo, dese que abandonó su política aislacionista. Tal vez el peor de esos errores es esa teoría del "factor estabilizante" o "tercera vía", que les ha costado carísimo en todo el mundo.

Ulschmidt ¡u la la! ya me quisiera yo unas noches en el Moulin Rouge. Los chicos de la aristocracia iban a estudiar a Francia, Inglaterra o Alemania. Mi abuelo Tomo mandó a mi papá a Hamburgo y a mi tío Mateo a Londres, ambos con encargo de estudiar negocios y forjar el carácter. El resultado en ambos casos fue espantoso, aunque mi papá hablaba muy fluido alemán e inglés, por cierto que despreciaba a los yankees.

En "Memorias del Pasado" Vicente Pérez Rosales cuenta como fue su educación en su juventud en París. Pero hay un libro definitivo sobre el tema, al menos en el caso de Chile, se llama "Chilenos en París" de Joaquin Edwards Bello, es una delicia leerlo.

Edo, el debate podría ser tan entretenido como un reality show

26 de septiembre de 2016, 12:05

 
Anonymous Elías said...

Estimado, off topic, vea esta sarta de mentiras que hoy se publican en el pasquín ese llamado "El Mostrador"

http://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2016/09/26/las-afp-el-peor-sistema-de-capitalizacion-individual-que-pudo-inventarse/

26 de septiembre de 2016, 12:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Elías, Rafa Garay es la punta de un enorme iceberg. No son simples mentiras, hay un fuerte componente psicopático en esos chantas. Y a todos les dan tribuna, Lorenzini sigue pontificando...

26 de septiembre de 2016, 12:47

 
Blogger EDO said...

Tomas: El debate estara weno para ver las posiciones de ambos candidatos para con LA.Aqui veremos si Trump sigue con la idea de construir un muro en Mexico...eso.

26 de septiembre de 2016, 13:29

 
Blogger Frx said...

No sabía que la relación con EEUU fuese tan mala, aunque sí tenía conocimiento de lo asimétrica que era. Si hasta tuvimos una deuda más o menos larga con ellos que si no mal recuerdo, data de la época de la Independencia.

26 de septiembre de 2016, 13:30

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tal como dices, el Departamento de Estado son los unicos capaces de tropezar con la misma piedra y con el mismo pie... y aun asi no aprender.

26 de septiembre de 2016, 14:17

 
Blogger marcelo said...

Algunos comentarios, creo fue por el terremoto de Valdivia y no de Chillan, que USA prometio ayuda a cambio de la reforma Agraria....la reforma de macetero, como criticaron a Jorge Alessandri.

Con el incidente de Panamà, fue el aliciente para que USA creara su Gran Flota Blanca (aunque la idea ya rondaba por las mentes gringas por ahi).

En las negociaciones de Chile-Peru, como arbitro el Tio Sam, Garfield el presidente y no el gato, mostro una clara predisposicion a favor de Peru, afortunadamente una bala acabo con ese tipo.

saludos

26 de septiembre de 2016, 15:28

 
Blogger Jose Cornejo said...

Así es Marcelo: al Presidente Garfield lo mató un demócrata.

26 de septiembre de 2016, 15:43

 
Blogger Ulschmidt said...

,,,creo que nuestros sistemas de defensa fueron programados la segunda parte del siglo XX para comprar lo que le sobraba a los yankees. Desmovilizaron un montón de material tras la 2da guerra y lo colocaron con los aliados "menores" o países satélites.
Luego nos vendieron los sobrantes de Corea, Vietnam, etc...
Una forma de vender, sacarse chatarra , crear dependencia y controlar el poder de una serie de repúblicas subalternas. De esta maniobra imperial sólo conozco un favorecido: mi padre, cadete naval, que al ir a recibir como parte de una tripulación un buque de desembarco de los "marines" que venía del Pacífico y se incorporaba a la Armada Argentina se encontró, en una gaveta de un camarote, una estilográfica con punta de oro de fabricación americana y como oficial y caballero se la metió en el bolsillo. (de paso, no se quien se quedó con eso. era un recuerdo familiar !)

26 de septiembre de 2016, 18:20

 
Anonymous Anónimo said...

Quiza algun gringo gano y otro perdio, la apuesta con la estilografica. ;-)

26 de septiembre de 2016, 18:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Jajaja, excelente, esa es actitud! Además no fue un hurto sino un hallazgo, al cual Ulschmidt Senior tenía pleno derecho de conservar en su calidad de descubridor. .

Las armas usadas, si están en condiciones de operarse con factibilidad económica, casi nunca son chatarra, aunque hay casos y casos. Creo que una partida de Leopard antiguos, de los primeros que se compraron, eran muy caros de mantener operativos así es que -si no me equivoco- muchos terminaron como adornos frente a los regimientos, junto con los venerbles Sherman y AMX-30.

Algo importante es que nuestros países no compran las armas para usarlas, o por lo menos ese no es su objetivo principal, sino para dar un poder de fuego teórico igual o superior al de sus vecinos, no necesitan para nada ser de última generación sino que basta que les de seguridad teórica en el entorno tal que resulten disuasivos. Más que armas para usarlas se compran como pólizas de seguros.

Muchos de los países más estables del mundo hacen esto, en entradas anteriores mencionaba a Suiza que nunca ha sido invadida pese a su pequeño tamaño, pero siempre se han cuidado de estar armados hasta los dientes. Chile normalmente compra equipamiento con 15 a 20 años de uso, o incluso mucho más como en el caso del "Condor" que está montado sobre un antiquísimo fuselaje de Boeing 707, no hay problema con eso, mientras su operación sea mínimamente aceptable.

26 de septiembre de 2016, 18:40

 
Blogger Ulschmidt said...

anónimo, un par de gringos haciendo un experimento social con sudacas? suena bien para una película.
Tomás: absolutamente, nuestro armamento de segunda es para equilibrar al vecino descontando que él tendrá algo parecido - es un poco chistoso que el proveedor central fuera el mismo, al menos durante el predominio USA absoluto, que nos repartía un hacha y un escudo a cada uno.
Esos asuntos de los derechos humanos durante la era Carter dejaron sin sábana a algunos, así como veleidades de izquierda de algunos gobiernos como el de Velazco, entonces ahí empieza a entrar armamento ruso, israelí, francés, alemán. Pero por una cuestión de costos creo que igual se sigue jugando a equiparse "de segunda línea" - de última es como si los planificadores militares regionales vieran "lo mejor que" nos vende USA y trataran de alcanzar el mismo nivel por otro proveedor.

27 de septiembre de 2016, 10:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La compra de armas debe ser extremadamente complicada, hay cientos de factores en conflicto. Desde luego se trata de un asunto de apariencias, de "proyectar" algún poder potencial mucho más que llegar a usarlo y como la compra de cualquier seguro tiene objetivos contrapuestos, debe ser un asunto de equilibrio muy difícil de resolver.

27 de septiembre de 2016, 14:19

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas