Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás



A propósito de la parada militar, un amigo preguntaba en Twitter como era posible que la Escuela de Oficiales y de Suboficiales de Carabineros aceptara estudiantes de intercambio desde Bolivia, siendo este un país permanentemente hostil. Se trata de un convenio que viene desde hace muchos años, la historia es interesante y poco conocida.

Resulta que la Escuela Nacional de Policía en Bolivia fue creada en 1937 para preparar a los efectivos del Cuerpo Nacional de Carabineros, a la imagen y semejanza del Cuerpo de Carabineros de Chile, que había sido creado 10 años antes, en 1927 por el presidente Carlos Ibañez del Campo durante su primer mandato.

En su organización fundamental, la Policía Boliviana tomó mucho del modelo chileno, los uniformes hasta los años 60 eran casi idénticos, el color verde institucional era exactamente igual en ambas policias, también ambas son militarizadas y monopólicas a nivel nacional, ni en Chile ni en Bolivia existen policías regionales, municipales ni ningún otro cuerpo uniformado paralelo en cuanto a seguridad pública.

Todo esto me hace suponer que en los comienzos de la policía boliviana, existieron asesores o instructores que ayudaron a crear ese cuerpo y probablemente de entonces que viene la colaboración que lleva muchos años sin interrumpirse. Inclusive, no hace muchos años en Chile se promulgó una ley llamada Acuerdo entre la República de Chile y la República de Bolivia para la Cooperación entre Carabineros de Chile y la Policía Nacional de Bolivia, algo un poco sorprendente si consideramos que ambos países no tienen relaciones diplomáticas y hay una historia de más de un siglo con agresividad verbal entre los gobiernos.

Un amigo, ex oficial de Carabineros, me comentaba que desde hace varios años en cada promoción de la Escuela de Oficiales hay  alumnos de Bolivia y también del Perú, Haití y otros países como parte de un programa de cooperación, estudian en idénticas condiciones que los chilenos. También se sabe poco que Chile regala becas de especialización a profesionales bolivianos (normalmente en programas de magister) y también a técnicos, son programas que llevan largo tiempo y no han sido afectados para nada por los problemas diplomáticos.

La cosa es que estuve buscando en Internet sobre la posible influencia de Carabineros de Chile en los Carabineros de Bolivia y no encontré nada, aparte de una vaga referencia que la policía boliviana había recibido instrucción de los carabinieri italianos. Lo dudo, porque los carabineros chilenos solo tienen el nombre igual que los italianos pero de lo demás, nada. Y los bolivianos son muy parecidos a los chilenos.

Pensando en esto, me acordé de una divertida historia que leí en el libro Las Banderas Olvidadas de Tito Mudt, creo que puede dar alguna luz sobre el asunto y textualmente dice así: 

Un regalo al general.
El Presidente de Bolivia, "Camarada Jefe" Víctor Paz Estensoro, quería mandarle un buen regalo a su amigo el general Ibáñez. Largamente discutió con Lechín y Fellman Velarde qué se le podía enviar que estuviera a la altura del papel que había jugado el General de la Esperanza en la historia americana.

Después de diez reuniones improvisadas y secretas de gabinete, se llamó secretamente al chileno Luis Gayan que manejaba con mano de hierro a los carabineros bolivianos (con el mismo uniforme que los de Chile) y se le entregó un cajón misterioso y sugestivo. Ese mismo cajón viajó desde La Paz a Santiago y a través de un ex embajador de Chile ante el inquieto Gobierno boliviano, llegó a La Moneda y aterrizó en las presidenciales manos del general Ibáñez.

¿Qué había adentro? Nada menos que un fusil ametralladora último modelo que el Presidente agradeció más que si le hubieran mandado una bomba atómica y que desde ese mismo instante lo acompañó fielmente en La Moneda, colocado estratégicamente debajo de su cama. . .

La única vez que el fusil ametralladora asomó su nariz de acero, fue cuando menudeaban las balas el 2 de abril
.

Curiosa esta amistad del gran presidente boliviano Paz Estenssoro con Ibañez, especialmente en esos años cuando los separaba un enorme abismo ideológico (Ibañes era cercano al fascismo y Paz Estenssoro al trotskismo). Probabemente se explica con la creación de los Carabineros de Bolivia, varios años antes.

Y un último comentario sobre la Parada Militar, Carabineros dió un gran golpe psicológico y de Relaciones Públicas, cuando desfiló la Escuela de Adiestramiento Canino, con un escuadrón completo de perros ¡con zapatos! El que tuvo esa idea se merece un ascenso, sin duda, es un RP-man nato. En Perú hicieron algo parecido, pero ponerle zapatos a los perros, aprovechando el sentimentalismo animalista de la plebe, fue un golazo...


P.D. a propósito de Gayan, mencionado por Tito Mundt, leo en Internet que Luis Gayán, jefe de la policía secreta de ese país. carabinero chileno, habría sido expulsado de la institución en la década del 30, sin que estén claros los motivos. 

Emigra a Bolivia y participa en la guerra del Chaco, conflicto que termina en 1937 con la derrota boliviana. En el campo de batalla se vuelve cercano a Víctor Paz Estenssoro. Cuando este llega al poder (1952), pasa a integrar la Oficina de Control Político, cuerpo que administra campos de concentración y tortur. Gayan llegó a ser jefe de la policía secreta y más tarde Director de Carabineros de Bolivia. 

Tengo entendido que terminó preso por tráfico de dorgas.O sea, no todas las exportaciones fueron buenas parece.

P.D. 2 Mi amigo Waldo Gonzalez me acaba de dar un dato extraordinario, resulta que Luis Gayan, el zar de la policía política en Bolivia terminó sus días en Arica, tenía un local en calle Arturo Prat, entre Maipú y Dieciocho donde vendía empanadas ¿Que les parece? Arica es la capital de las cosas raras.

13 Comments:

Anonymous Anónimo said...

aclarando victor paz estenssoro no era troskista, los comunistas eran sus enemigos
mas bien era de derecha de tintes nacionalista.
hay un buen video de el en youtube dentro de una serie de documentales que titula bolivia siglo 20
en esos videos puedes informarte de manera general sobre la historia de Bolivia

saludos

19 de septiembre de 2016, 22:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hombre, Víctor Paz Estenssoro en su primer gobierno (1952) fue absolutamente trotskista, lee mi entrada https://bradanovic.blogspot.cl/2012/11/bolivia-y-el-estano.html algo conozco de la historia de Bolivia, he escrito toda una serie de entradas sobre eso. Ese gobierno tuvo soviets, campos de concentración y tortura, sindicatos que colocaban y botaban ministros, etc. Co-gobernó con Juan Lechin. Es cierto que jamás fue comunista, tan cierto como que los comunistas y trotskistas han sido enemigos históricos desde el comienzo de la URSS.

Lo que no obsta que en su último gobierno dió un giro de 180 grados hacia el liberalismo, haciendo un gobierno estupendo,en ese gobierno fue el padre de la Bolivia moderna.

19 de septiembre de 2016, 23:20

 
Anonymous Pedro said...

buenas madrugadas Tomas:

Bueno estoy de acuerdo en que Estenssoro uso en su primer gobierno:
soviets, campos de concentracion algunas de ellas estaban en islas del lago titicaca, tenia su famoso control politico que tocaba la puerta de tu casa para ''enseñarte'' buenos modales.
En mi opinion Estenssoro uso el metodo de toma de poder troskista adopto su forma,
pero de fondo su idologia era nacionalsocialista estaba influenciado por las ideas de un caudillo aleman de la epoca, incluso sale en los periodicos de la epoca en que los norteamericanos lo acusaban de facista.

Estenssoro estaba en una encrucijada debido a la realidad boliviana de ese momento
debia tener aliados en especial a los sindicatos para mantenerse en el poder.
Es por eso creo yo que en su ultimo gobierno hizo lo que hizo para salvar a bolivia de un desastre economico , ya que en ese periodo en los 80 latinoamerica tenia los bolsillos rotos.

Al fin creo que un estadista como lo fue el no es inmune a los que pasan por la politica, al final seas de derecha o izquierdas parace que el poder te corrompe, lo digo asi porque no quiero apuntar con el dedo que los politicos son unos ladrones sinverguenzas y yo un santo y si estuviera en el poder robaria hasta las cortinas es broma;

Sigo tu blog desde hace un mes Soy de Bolivia
haber si un dia de estos charlamos online

Se que nuestros paises no estan pasando por un buen momento, sin embargo eso no impide el feedbak de ideas.

un abrazo
atte:

Pedro Mojica

20 de septiembre de 2016, 05:04

 
Anonymous Anónimo said...

No es raro que los troskistas fueran enemigos de los comunistas, por culpa de las purgas de Stalin. Los partidos comunistas latinoamericanos fueron los primeros en adoptar el stalinismo

20 de septiembre de 2016, 07:33

 
Blogger Ulschmidt said...

Probablemente porque en la Guerra del Chaco la cantidad de oficiales chilenos peleando del lado boliviano es superlativa, incluyendo a este Gayan que se quedó a hacer carrera ahí.
Por más que ahora se haga hincapié en una enemistad histórica, si estás en guerra con el del Este te olvidas de que estuviste en guerra con los del Oeste y más si te llega algo de ayuda de allí.
En esa guerra la ayuda no-oficial de Argentina al Paraguay y la cantidad de voluntarios argentinos del lado guaraní fue notoria. Un regimiento se llamaba "san martín" y estaba compuesto de voluntarios argentinos, el cuerpo aéreo paraguayo fue formado por un piloto argentino, Almonacid, y tanto Chile como Argentina pese al embargo de armas de la Sociedad de naciones dejaron pasar suministros de armas cada cual para su vecino.

20 de septiembre de 2016, 07:54

 
Blogger Frx said...

Sí que es un dato bastante llamativo e increíble considerando la hostilidad entre ambos países. Lo de los perros tampoco lo sabía, se ve gracioso el de la foto.

20 de septiembre de 2016, 08:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Pedro, que gusto conocerte
Primero te aclaro que yo tengo el mejor concepto de Paz Estenssoro como estadista, creo que es uno de los fundadores de la Bolivia moderna, con luces y sombras eso si. Las sombras son de su primer período, eso que mencionas sobre la influencia alemana es muy interesante, porque el presidente chileno Ibañez también fue cercano al nacionalismo/fascismo durante su vida, eso explicaría la amistad entre ambos. Hay que recordar que en esos años es fascismo no tenía la imagen espantosa que tiene hoy, Hitler en los años 20 no lo conocía nadie y el Duce tenía todavía buena prensa. En Chile hubo un importante partido nacional-socialista que no tenía casi nada que ver con los nazis alemanes.

Los que si fueron y son troskos en Bolivia son los sindicatos, Juan Lechín era un líder estrictamente trotskista, hay un buen artículo en http://www.ceipleontrotsky.org/Bolivia-la-revolucion-derrotada-Capitulo-XIV yuna entrevista a Lechin en http://www.ceip.org.ar/Entrevista-con-Lechin es EXCELENTE, lo retrata de pies a cabeza.

CLaro que Lechin se distanció de Paz Estenssoro con el tiempo, como corresponde a cualquier anarquista, igual es increíble como la COB sigue en la línea trotskista hasta nuestros días, un fenómeno impresionante.

Sin duda Paz Estenssoro fue un estadista, y de los grandes. Supo reconocer y corregir sus errores, aprendió de ellos y enderezó el camino a Bolivia por varios años, la paz actual del país de debe bastante a él mismo, además tuvo un enorme liderazgo, cosa que parece que no hay en la derecha boliviana hoy (en fin, pasa en todas partes).

Muchas gracias por tu comentario.

Ulschmidt, esa guerra la conozco muy poco, pese a haber sido tan importante y sangrienta, es tarea pendiente, lo mismo que los intereses y alianzas de la época, es un gran tema.

Frx, las alianzas entre países son lo más raro del mundo, pero casi siempre obedecen a intereses permanentes, que van más allá de los las peleas coyunturales que existan. Los perros con zapatos fue un gran golpe de RRPP, a mi modo de ver.

20 de septiembre de 2016, 10:45

 
Blogger Rolando el furioso said...

Otro dato, es que del lado paraguayo también hubo militares chilenos. Todo originado por la crisis del 29.

20 de septiembre de 2016, 10:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buen dato Rolando, en los años 20-30 las fuerzas armadas en Chile estaban en una crisis enorme: no les pagaban los sueldos, los ninguneaban etc. etc. de allí salieron el "ruido de sables" que botó a Arturo Alessandri, el cuartelazo de Marmaduke Grove, la sublevación de la Armada y sobre todo el liderazgo de Carlos Ibañez, que duró como 30 años con sus altos y bajos

20 de septiembre de 2016, 10:50

 
Blogger Ulschmidt said...

Rolando, si, fue una guerra mezcladísima. Del lado paraguayo había, por ejemplo, rusos o bielorrusos "blancos" - derrotados por los bolcheviques en la Revolución de Octubre - actuando como mercenarios, el jefe boliviano era un general alemán reciclado de la Primera Guerra, había pilotos y oficiales chilenos, uruguayos, argentinos y un largo etcétera. Mayormente mercenarios o "voluntarios" rentados.
Pero ello no obsta que el mayor apoyo chileno fue a Bolivia - siquiera por proximidad, sería el destino más fácil para oficiales desempleados en busca de pega bélica - mas cierta vista gorda a cuestiones como el bloqueo de armas por parte del gobierno chileno, siquiera para ayudar a Bolivia a que lleve sus conflictos a la otra punta.
Argentina hizo lo mismo con Paraguay, por razones parecidas.

20 de septiembre de 2016, 12:02

 
Blogger Rolando el furioso said...

Hay un artículo en una revista de la Facultad de Humanidades de la U de Talca del año 2009 que aborda la temática de los uniformados chilenos en la guerra del Chaco. Además hay uno o dos números de Osprey Publishing (en inglés) sobre esa guerra, uno que aborda las unidades de combate y parte de la campaña y otro sobre los pilotos en el conflicto.

20 de septiembre de 2016, 13:32

 
Blogger Sandra said...

la hostilidad a veces es sólo asunto público y/o parcial ... me recuerdo ahora cuando J Miguel Villouta entrevistando a Pedro Peirano anoche en el Interruptor le decía si tenía algún tipo de dificultad en creerle el discurso a Pablo Larraín en relación a sus preferencias políticas siendo hijo de padres UDI...o sea el efecto de halo existe!

20 de septiembre de 2016, 13:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Sandra, hay muchas clases de hostilidad: cosmétia, utilitaria, antipatía de piel, etc. Normalment cuando aparecen problemas maypres que solo se pueden enfrentar en conjunto la hostilidad se desvanece, como fue el caso de Stalin, cuando se integró a los Aliados después de la invasión de los nazis. Hoy podemos ser enemigos, mañana amigos, todo puede cambiar.

20 de septiembre de 2016, 13:40

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas