Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Como fue el 2016

lunes, 26 de diciembre de 2016


Antes que se me olvide y se termine el año colocaré un rápido balance de las cosas que más me llamaron la atención este año que se nos va.

El mundo y Chile: la muerte de la corrección política
Lo que más me impresionó -a nivel global- es el derrumbe del pensamiento politicamente correcto que acá en Chile tuvimos que sufrir durante más de 20 años. Me parece impresionante como se derrumbó de un día para otro tal como la antigua Unión Soviética. Algunos síntomas de esto fueron la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, según mi primo Ernesto el próximo en la lista puede ser Italia y con eso se iniciaría el inevitable derrumbe de la idea de una Unión Europea como unidad política y monetaria. La Unión Europea fue una idea anacrónica y particularmente estúpida, totalmente fuera de época según mi modo de ver. Cuando se votó a favor del Brexit toda la prensa políticamente correcta se volcó a anunciar que vendría el holocausto para Gran Bretaña, no hace mucho tiempo leí que estaban "perdiendo" como 200 billones, pero no se molestaban en detallar como habían hecho ese cálculo, el hecho es que Gran Bretaña ha crecido, los alarmistas se están chingando medio a medio. Tal vez ocurra lo mismo con los catastrofistas que dicen que se va a terminar el mundo con Trump, resulta que hay una maquinaria enorme para crear opiniones políticas en cierto sentido y la verdad es que están fallando una y otra vez.

En Chile es algo parecido, creo que este fue el año en que el prestigio de la izquierda en general y Bachelet en particular quedó sepultado. Yo tenía dudas que pudiese revertir la opinión y recuperar su prestigio con la enorme maquinaria política y periodística que tienen trabajando, pero sorprendentemente esa máquina tampoco ha funcionado. Hoy la idea de la retroexcavadora, que hizo entrar en pánico a algunos, es apenas un mal chiste. Creo que la sepultura de la corrección política es un efecto inesperado de la formación de opiniones por Internet, habrá que ver si en el largo plazo es para bien o para mal, yo lo veo con mucho optimismo.

Arica y yo
En Arica no pasó absolutamente nada, el mediocre -aunque correcto- alcalde Urrutia terminó sin pena ni gloria, tal como yo había pensado y anunciado antes que lo eligieran: pasó 4 años sin mover un dedo, pero al menos hizo algún trabajo interno para que la municipalidad empezara a pagar las cuentas a tiempo, ese fue un avance. La maldición de Arica es como sigue: los políticos honrados son incapaces y los inteligentes son ladrones consumados, así cada cuatro años elegimos entre el sida y el cáncer, que diablos.

Personalmente, en cuanto a lucas este fue el mejor año en casi una década. Por primera vez en mucho tiempo termino el año con financiamiento, por lo menos hasta marzo, y con algunos dólares celosamente ahorrados, que se incrementarán el año que viene, no he tenido necesidad de recurrir al asqueroso trabajo y a fines de año tuve mi mini-aventura en Lima, algo que me hacía mucha falta después de varios años de aburrimiento, en otras palabras, viví en el paraíso musulman, solo me faltaron las setenta vírgenes. Si pudiese mantener en el futuro algo así -con pequeños ingresos constantes sin necesidad de trabajar- habré logrado el ideal que he buscado durante toda mi vida.

El trabajo
Unas pocas veces -pocas para ser franco- me invitan por Linkedin a ir a alguna entrevista de trabajo, probablemente engañados por la clasificación de "estelar" que tiene mi perfil. Yo nunca he aceptado. Incluso cuando me ofrecen charlas y cosas por el estilo también le doy largas por dos razones principales: una por inseguridad, porque estoy convencido de ser un bueno para nada, excepto para pitutear (curros). La otra razón es más poderosa: me aterra pensar que con un sueldo me tienten para amarrarme a una oficina de 9 a 6 de la tarde, todos los días, no me lo quiero ni imaginar.

Todos tenemos un precio, Creo que fue el 2005 o 2006 que una empresa Americana que se iba a establecer en Bolivia me ofreció un trabajo en Arica por 60 mil dólares al año. Tuve mucha suerte porque quedaron fuera de la licitación, me salvé de andar con un ridículo casco blanco en el puerto, trabajando como chino y endeudado hasta el cuello. Me salvé, como dije, por un pelo, lo bueno es que con eso fijé mi precio: 60 mil al año o nada, como es imposible que un bueno para nada como yo le vuelvan a ofrecer eso, estoy a salvo por lo que me queda de vida.

La única -otra- forma de ganar eso sin hacer nada es la política, mal que mal tengo un cassette más o menos coherente y una pequeña presencia en Internet, tal vez no sería tan difícil. Pero no se preocupen señores ladrones, eso también lo tengo descartado. No se si lo habrán notado, pero cada vez que escribo sobre cosas políticas trato de quedar mal con todos los políticos establecidos, ningún partido político se arriesgaría a prestarme ropa y con razón, porque el bienestar de la ciudad y del país me importa un comino, solo me importa el bienestar propio y algo más levemente el de los míos. Además como lo he dicho tantas veces me robaría hasta el gato, eso ténganlo por seguro.

En fin, la ambición por dinero no es lo mío, afortunadamente, y puedo ganar los mismos 60 o 100 mil dólares en U.S.E. o sea Unidades de Satisfacción Equivalentes. Si me interesara la plata hubiese estudiado para dentista o algo por el estilo. A ver, que mejor para terminar el recuento de un buen año que un chiste. Sobre las Unidades de Satisfacción recuerdo el chiste es como sigue:

Un niño estaba en la calle con un cachorro de perro de raza mezclada y un letrero "Se Vende". Pasó un vecino y le pregunta "¿y en cuanto vendes al perrito?", el chico le contesta muy serio "En un millón de dólares", el tipo se va rascándo la cabeza y pensando que el pobre niño está loco. Tiempo después lo encuentra y le pregunta "¿Y como te fue con la venta?", el chico le contesta "¡Excelente! lo vendí en ese mismo día", el tipo asombrado "¿En un millón de dólares?" "Claro que sí", contesta el niño, "Lo cambié por dos gatos de 500 mil cada uno".

El chiste para mí tiene una buena moraleja: la plata que valen las satisfacciones solo la puede calcular cada uno, nadie más. Yo prefiero ganar una miseria haciendo lo que me divierte antes de ganar los 60 mil al año, a cambio de hacer algo estúpido, aburrido o asqueroso, como es la actividad política. Esos son, para mi, los gatos de 500 mil cada uno. Esa es la moraleja, si quiere la toma y si no la deja.

4 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Muy breve y preciso análisis. 2016 fue para mí un año en el que experimenté cosas como ir a un casino a apostar (las dos veces que fui me fue bien, la tercera a perdida) volver a hablar con una de mis ex para perder plata y tiempo, y ahora enfrentar el estrés de mierda que significa el haber pasado los 40 y ese miedo de mierda a morirse que te jode el día, haciendome olvidar las cosas que me llenan y satisfacen. me llegaron todos los achaques de una y es una lata... prefiero un vodka para borrarlos y tener un buen dormir.

En cuanto a los regalos, lo mas destacable fue un johnny walker red label que respirará la noche de año nuevo, acompañado de un habano humilde para despedirlo y recibir el nuevo, al que no le tengo mucha fe.

Veamos que pasa!
Salud por eso!

26 de diciembre de 2016, 10:45

 
Anonymous Wilson said...

2016 fue magnifico, no dejo mono parado en Chilito, la"superioridad moral" de estos o aquellos,se fue a la misma cresta (con perdon). Solo grupusculos de fanaticos o idiots, aun comulgan con ruedas de carreta.
Puede, solo puede, que nos enganchemos en algo mas realista que la chachara mediatica. En todo caso aun recito mi mantra.
Va monito de Montt con predicciones: goo.gl/FqLE6

26 de diciembre de 2016, 11:37

 
Blogger Frx said...

Lo mejor de este año fue sin duda el primer punto mencionado, es algo que aún no termina pero vale la pena mencionarlo. También fue un año para leer más y aunque tampoco he logrado algo más allá de sentirme mejor, ha sido un año maravilloso :D.

26 de diciembre de 2016, 13:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, no se cual de las dos formas que usaste para perder plata es peor: el casino o la ex. Por el bien de tu alma inmortal aléjate de esas tentaciones, búscate una mujer buena (o que se comporte como tal al menos) y autosuficiente, que para mochilas basta y sobra con la propia. O mejor todavía, acuédate del corrido ese "solito mejor solito, que andar mal acompañado" jaja.

Wilson, Frx, las derrotas de la corrección política para mi también han sido dulces como la miel, no pensé que llegaría a ver estas cosas pero pasaron ¡bien! Sobre la viñeta de Montt, los que nacimos salados a aguantar nomas, obligados jajaja!

26 de diciembre de 2016, 15:59

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas