Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Siempre se aprenden cosas interesantes en Quora. Alguien preguntó como era la disciplina de la British Navy durante su dominación de los mares, me encuentro con esta interesante respuesta.

Para las Guerras Napoleonicas, la ración diaria de alcohol para cada marino britanico era:
  • Un galón imperial de cerveza (4.55 lts), o bien
  • Una pinta de vino (470 cc), o
  • Media pinta de licor destilado (235 cc) normalmente ron
No era obligatorio: el marinero podía firmar contrao como "T" (temperance man o abstemio) los que recibían un pago adicional de 3 peniques por día en su sueldo.

Los oficiales no recibían ración, ellos podían tomar todo lo que quisieran, o al menos lo que el capitán les tolerara. Los marineros jóvenes (menores de 20) no recibían ración de alcohol.

En muchos barcos, la ración se entregaba dividida, la mitad antes del mediodía y la otra mitad después de las 6:00 p.m. La orden para recibir la ración era "Splice the maibrace!", algo así como "empalmen el cabo mayor", en los barcos de vela era una maniobra muy peligrosa, especialmente en medio de una batalla, bajo esa orden los marinos formaban para recibir su ración de alcohol.

Como celebración, se entregaba una porción extra de ron (1/4 de pinta). Suprimir a un hombre de su ración de ron era un castigo muy serio; después de tantos años tomando todos los días, el síndrome de abstinencia podía hacer estragos.

Aunque reducida con los años, esta práctica no fue abolida en la Royal Navy sino hasta 1970. Sin embargo “Splice the mainbrace” aún es usada; la orden es una de las prerrogativas que tiene la Reina de Inglaterra y que usa en ocasiones muy especiales, por ejemplo en los jubileos.

Los Kiwis (neozelandeses), Dios los bendiga, mantuvieron la tradición hasta 1990.

Así, los que peleaban contra la Royal navy, si el combate era en la mañana se peleaba contra hombres furiosos con la resaca. Si el combate era en la tarde, estaban furiosos porque habían perdido la oportunidad de tomar su ración.

Con razón eran tan bravos para pelear, la Marina Chilena tuvo siempre gran influencia inglesa -y si no me equivoco también la Marina Peruana- el caso es que un amigo que había sido submarinista me contaba que era de reglamento una botela de brandy en la cámara del capitán. No se si será cierto o me estaba cuenteando, pero el caso es que leí hace años que durante el Combate Naval de Iquique, cuando todo estaba perdido, dos oficiales fueron a la cámara a tomar el último trago y despedirse, uno de ellos murió el otro -cero recordar- era el espía chileno de apellido  Cabrera, no he podido encontrar la historia, estoy citando de memoria.

En la Marina Británica al ron le llamaban "grog" y cuando un marino cumplía 21 celebraban que había alcanzado la edad del grog y podía recibir su ración de reglamento. Muchas veces el ron se mezclaba con agua y según las proporciones la mezcla tenía el nombre de alguno de los puntos cardinales:

Nor’wester: ½ water ½ rum
Due North: Pure rum
Due West: Pure water (never happened) W
Est Nor’west: 1/3 rum 2/3 water North Nor’west: 2/3 rum 1/3 water

El almirante Nelson pudo presenciar la victoria de su flota en la batalla de Trafalgar, pero justo entonces fue alcanzado por un proyectil y al poco tiempo moría. Fue colocado dentro de un barril con ron para preservar su cuerpo, que llegó intacto de vuelta a la Pérfida Albion. Desde entonces en la marina le decían al grog "la sangre de Nelson".

Y así hay quien duda que todo tiempo pasado fue mejor...


9 Comments:

Blogger Frx said...

Vaya, eso sí que era buen incentivo y motivación. Ojalá en otros oficios y profesiones motivaran de esa forma, aunque hoy no se puede con las actuales leyes.

18 de diciembre de 2016, 15:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que sería muy motivador ue después de cada defensa de tesis, además del cheque con mi merecido estipendio, me dieran una ración de alcohol a discreión. De hecho algunos alumnos de Arequipa a veces llegan a la defensa equipados con su botella de Anís Najar, que me gusta mucho, creo que es un gesto de atención exquisito.

18 de diciembre de 2016, 16:42

 
Anonymous Anónimo said...

Pero sería alcohol puro o con algo para incrementar la locura y violencia de los soldados?

18 de diciembre de 2016, 16:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alcohol solamente yo creo, esos cuentos del tipo "chupilca del diablo" son -hasta donde yo se- un invento. En la segunda Guerra Mundial ambos bandos usaron psicotrópicos, anfetamina y cosas así para las tropas

18 de diciembre de 2016, 19:23

 
Blogger Ulschmidt said...

algo de británica tradición tienen todas las marinas sudamericanas, creo, porque muchos marinos de ese origen empezaron en la zona como corsarios contra España y terminaron almirantes de las flotas nacionales. Y también algunos franceses tras la derrota napoleónica. Bouchard, un marino de ese origen, secundado por Shephard, un inglés, con un nutrido rejunte de marinos de todo origen atacó como corsario la costa española de California en 1818 y al incursionar en la misión de San Juan Capistrano por víveres los marinos se encontraron con un bodega de vinos y licores de los curas y se agarraron semejante curda. El ataque se suspendió y algunos evacuados debieron atarse a un carro porque no podían quedar en pié.

19 de diciembre de 2016, 09:02

 
Blogger Jose Cornejo said...

bien etílica la entrada de hoy, pero refinada.

En el blog de maximo sale un link con una noticia de tercera.com en la que informaba que cuba iba a pagar en ron la deuda que tiene con la republica checa... desde la guerra fria. los checos no la aceptaron... solo aceptan cash.

19 de diciembre de 2016, 09:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, exactamente, nuestras marinal latinoamerucanas están llenas de almirantes ingleses o descendientes, acá tuvimos a Lord Cochrane y otros descendientes que pelearon en la British Navy como Patricio Lynch y otros. Varios buques de guerra peruanos tenían artilleros ingleses y la expresión "gastan como marineros borrachos" yo la pude ver en la práctica cuando administraba el Rapa Nui y un pequeño barco de la Cuarta Flota de la USN pasó una noche en nuestra ciudad.

José ¿pagar la deuda en ron? Solo a Fidel Castro se le podría ocurrir jajaaja

19 de diciembre de 2016, 13:13

 
Blogger Ulschmidt said...

..el lugarteniente de Lord Cocharne, el escocés James Shepherd, luchó con él durante la campaña libertadora en el Perú.
Ahí conoció una dama limeña, casada con un comerciante, con la cual tuvo un affaire. Ella le regaló un anillo de oro con una inscripción extraña, algo así como "que estos anillos nos ayuden a encontrarnos en la otra vida". Una cosa pegajosamente romántica, muy de moda en esa época y apropiada para amores imposibles y prohibidos.
Shepherd siguió a su Almirante hasta Brasil, y peleó contra los portugueses bajo su mando por la independencia brasileña. Luego llevó a Lord Cochrane de vuelta a Inglaterra, porque éste se retiraba, y volvió como capitán del barco.
Para cuando la guerra argentino-brasilera, Shepherd estaba del lado brasilero por supuesto y fue enviado a atacar un puerto, Carmen de Patagones, donde los corsarios argentinos enviaban sus presas. Desembarcó y en un combate llamado Cerro de la Caballada unos gauchos militones lo mataron y le hacharon el dedo para robarle el anillo.
Mucho tiempo después - probablemente cuando la secretaría de turismo de Carmen de Patagones lo consideró beneficioso - empezó a verse un alma en pena recorriendo el Cerro. Es el alma de Shepherd buscando el anillo que necesita para encontrar a su amada en el otro mundo..

19 de diciembre de 2016, 17:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que buena historia Ulschmidt, no tenía idea. acá en el cementerio de Arica tenemos la supuesta tumba del pirata Drake y algunos afirman que hay dos tesoros escondidos del mismo: uno en Arica y otro en Coquimbo. Estoy tentado de ponerme a excavar.

Aunque he escrito bastante sobre la tumba nunca he sabido su verdadero origen o proposito y tampoco se de nadie que lo conozca. Supongo que se trató de una broma medio macabra, porque el pirata pasó por la ciudad y las saqueó a bordo del Golden Hind.
https://bradanovic.blogspot.cl/2011/05/la-tumba-del-pirata-drake.html

19 de diciembre de 2016, 17:32

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas