Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

IMACEC Fracaso, Autobombo y Profesores

viernes, 9 de diciembre de 2016


Lo que significa la caída del índice
El Indicador Mensual de Actividad Económica (IMACEC) marcó su punto más bajo desde hace 7 años (-4% respecto del año anterior) y aunque las autoridades políticas se han apresurado a des dramatizar el asunto, resulta la muestra más clara del fracaso económico de este gobierno. A proposito, adivinen quien gobernaba 7 años atrás, cuando el Imacec también fue negativo: si la neurona no me falla era doña Michele Bachellet Jeria, la misma que nos gobierna ahora: Bingo.

El IMACEC es un indicador importante por varios motivos, el principal es que no puede ser falseado o manipulado por oficinas dependientes del gobierno como el Instituto Nacional de Estadísticas que, cada vez que las políticas de gobierno empiezan a mostrar fracasos, se convierten en una especie de mini Ministerios de Propaganda. También es importante porque en este índice se encuentra el 90% de los bienes y servicios que se contabilizan para el Producto Interno Bruto (PIB), que es un indicador vital de la riqueza o pobreza del país.

El IMACEC es construido por el Banco Central, que hasta ahora había sido manejado por economistas independientes y de todas las visiones políticas. Hoy la independencia y calidad técnica del Central está en riesgo, por primera vez en varias décadas, con un mediocre Mario Marcel, nombrado por la presidente gracias al apoyo que le da su mayoría en ambas cámaras. Pocos se dieron cuenta del peligro al votar con descuido o no votar para diputados y senadores, yo mismo cometí el error votando por mi buen amigo y ex compañero Rocafull para diputado, un error garrafal, una cosa es la amistad y otra muy distinta la política, soy responsable, aunque en minúscula parte, del desastre que ha resultado este gobierno.

Un crudo análisis crítico del Departamento de Estudios del BBVA, pone en evidencia el verdadero problema del que pocos hablan y que probablemente está en la base del fracaso de este gobierno: la egolatría, el autobombo (elogio desmesurado y público que hace uno de sí mismo o de sus cosas) y la total falta de autocrítica, cero pensamiento crítico, que han mostrado los más mediocres funcionarios de esta administración, partiendo por quien manda: la presidente.

El desprestigio de los profesores
Karl Marx hablaba con desprecio de los "economistas profesorales" para referirse a los que se enamoraban de sus teorías absurdas que poco y nada tenían que ver con la realidad, lo divertido es que no se dio cuenta que el mismo era un economista profesoral de primera, pura teoría y cero realidad. En el prefacio de su divertido libro Cuidado con los Impuestos, el profesor Cyril Norcthcote Parkinson coloca este brillante párrafo, que explica muchas cosas:

Para los jovencitos, para los profesores, para los que componen libros de texto sobre derecho constitucional o tratados de economía política, el mundo es un lugar más o menos razonable. Para todos ellos, la elección de representantes políticos se efectúa siempre libremente entre aquellos que merecen la confianza del pueblo. Los más eminentes y esclarecidos de los elegidos llegan luego por sus pasos contados a ser ministros de Estado. Los dirigentes de las compañías industriales o mercantiles, una vez designados con cuidadoso discernimiento por los accionistas, buscan rodearse de personal administrativo que haya demostrado cumplidamente sus aptitudes para secundarles en puestos de menor responsabilidad. 

Muchos son los libros en que se proclaman sin reservas afirmaciones de esta especie o se dan implícitamente por supuestas. Mas, para los que han adquirido cierta experiencia en el mundo de la política y de los negocios, estos postulados tienen todo el aspecto de perfectas paparruchas. Los solemnes cónclaves de sabios y reposados varones son meras ficciones de la mentalidad profesoral. 

Por ello nos parece saludable que de vez en cuando suene un grito de alerta que trate de situar las cosas en su punto. No permita Dios que los estudiantes dejen de leer obras de política y de economía… a condición, no obstante, de que los consideren como cualesquiera otros libros de pura imaginación. Situados entre las novelas de H. G. Wells y de Rider Haggard, alternando su lectura con los divertidos relatos sobre el hombre mono y las naves interplanetarias, aquellos libros de texto no pueden causar daño a nadie. Pero de ser tomados en serio y considerados como obras de estudio e información, pueden resultar más calamitosos de lo que a primera vista parece.

Creo que esto describe muy bien la actitud profesoral, petulante y falsa que goza de merecido desprestigio. Auto alabarse es práctica común de los mediocres, los poca cosa dentro de su inseguridad, refuerzan su autoestima exagerando sus virtudes y sus logros de manera ridícula. Recuerdo una vez a un profesor, titulado de pedagogía en física y que con los años sacó un doctorado en una de esas universidades de tercera, decía refiriéndose despectivamente a un colega "nosotros los físicos tenemos una visión distinta, mucho más completa que los ingenieros" ¡el tipo había pasado más de la mitad de su carrera estudiando pedagogía! "nosotros los físicos" ja-ja. Las universidades están repletas de esos acomplejados y mafiosos que buscan escalar botando a cualquiera que les pueda hacer sombra.

Cuando alguien le da mucha importancia a los títulos obtenidos es un reflejo seguro de su propia inseguridad. Solo miren mi abultado currículum: cuando yo esté bien convencido y seguro de lo que valgo seré capaz de reemplazarlo por una sola página de datos esenciales, por mientras lleno páginas con cosas que no le interesan a nadie. Nadie está libre.

Pero me consuela pensar que yo al menos me doy cuenta de mis inseguridades y no las tomo muy en serio, los verdaderos pobres diablos ni se dan cuenta, se convencen a si mismos que son unos sabios, autoridades de alto nivel, infatuados y miradores en menos. Que gente más ridícula.

El gobierno de Bachelet ha sido prolífico en ejemplos de esta clase. La desfachatez del ex ministro Arenas, hablando hasta el final de los "brotes verdes" que venían para nuestra economía y descalificando cada una de las críticas que anunciaban su fracaso. Jorrat también hizo lo suyo defendiendo su esperpento de reforma tributaria que terminó en lo que cualquier con un poco de sentido común habría previsto: otro gran fracaso. ¿Se acuerdan de los ternos ajustados a nivel ridículo del ex ministro Peñailillo? Y que decir de las poses y caras que colocaba para las fotos. Su momento cumbre fue cuando lo interpelaron en la cámara y salió con su retórica arrogante, pretencioso a dejar callados a todos.

En todos los servicios públicos vemos a estos flaites empoderados, pero principalmente en los cargos de elección popular, desde la UDI al Partido Comunista casi todos los políticos muestran esta clase de "asertividad flaite", completamente ciegos a la autocrítica, esa es una de las principales diferencias con los comunistas antiguos. Para que hablar de los espontáneos que han aparecido como independientes, bien financiados por quien sabe quien, repartiendo plata y presumiendo de sus manos limpias.

La reputación no se gana con el elogio desmesurado y público que hace uno de sí mismo o de sus cosas, algunos tontos pueden caer y creerle a estos asertivos, pero eso dura poco, hasta que empiezan a mostrar la hilacha, la reputación se construye actuando bien, no hablando bien ni alabándose a si mismo. Eso se supone que deberían hacerlo los demás.

Y toda mi furia es por culpa de un profesor mentecato
En fin, como ya deben haber sospechado he sido víctima -otra vez- del ataque artero y sibilino de uno de estos follones, mentecatos, memos, babiecas, estúpidos, que consiguió sulfurarme durante unos pocos milisegundos. En venganza acudo a Shakespeare para mandarle este recadito:

EL INTENDENTE.-¿Y cómo me conoces?
EL CONDE DE KENT.-Como a un bribón, cobarde, necio, de baja estirpe, hijo del oprobio, vil solicitante, vago, miserable esclavo que hace de perro para suplantar al hijo de la casa. En tu persona se reúnen un pícaro, un miserable, un cobarde a quien daré de palos si niegas uno solo de los epítetos que acabo de darte. (El Rey Lear)

O mejor apelo a nuestro castizo Cervantes

BUYT hijo de puta, y puto, y miente, y calla
No fabe el cornudillo, fea quien fuere,
que aunque tenga cien cuerpos, y cien almas,
para dar por mi Rey, no daré una,
fi me lo piden de effe modo (Comedias y Entremeses)

Ya lo sabe el follón y cornudillo: que conmigo no se meta porque no me cuesta nada dejarlo calato. Y con esto creo haber agotado mi repertorio de groserías, iniciado en el video de anteayer. Creo que nunca había publicado tantas malas palabras en más de diez años, pero ambas ocasiones lo ameritaban.

15 Comments:

Anonymous Pedro said...

Oye. Don tomas que es mejor:
mucha teoria y poca practica o poca teoria y mucha practica
Me refiro en el sentido de que generalmente todo el mundo alaba sus saberes y acciones; porque naturalmente las personas tienen a un ego que alimentar.

Es cierto que hay libros academicos muy genericos basados en "pura teoria" pero creo que son nesesarios para dar ciertos fundamentos y la vida se encarga del resto si eres lo suficientemente bueno para aprender.

Lei varios libros autobiograficos de personajes ilustres, contandote lo que es la vida "la jungla" un compendio de consejos a tomar en cuanta segun el caso.

Pero a la hora de la verdad saque la conclusion de que un hombre debe ser muy frio y/o terriblemente racional para evitar los errores que otros cometieron. Es como leer mi vida de Casanova o el kamasutra que te hablan del sexo, y cuando se presenta la oportunidad de probar el manjar los resultados no simpre fueron los esperados. De esto dedusco que cada persona tiene su propio camino a seguir.


Lei casi todas las publicaciones de su blog, sus vivencias, sus pesares y alegrias, me gusto su punto de vista sobre Marx, sobre Smith y sobre el gral Pinochet, aunque no estoy completamente deacuerdo con todo lo que dice; pero me entretiene sus publicaciones ya que no son muy comunes por estos lugares.

Saludos Don Tomas
Atte.:
Pedro desde Bolivia

Posdata: Talvez algun dia visite su tierra ariqueña y le invite unas cervezas
nomas diga como lo contacto.

9 de diciembre de 2016, 05:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Pedro, que gusto conocerte
Teoría y práctica no son buenas ni malas, son dos caras de la misma moneda y una completa a la otra. Lo que pasa es que el raciocinio frecuentemente se usa para esconder nuestros prejuicios, mediante la racionalización construimos explicaciones muy convincentes pero pueden ser falsas, solo para manipular mejor a los demás. Los seres humanos somos campeones para racionalizar.

En algunas cosas la racionalización y las matemáticas funcionan muy bien, en física por ejemplo que es una ciencia comparativamente sencilla, se pueden hacer modelos matemáticos que predicen cosas que todavía ni existen, pero pueden llegar a crearse, como los meta materiales de que hablaba en una entrada anterior.

Pero a medida que la cosa se complica, la racionalidad ya no sirve tanto, a veces sirve más para justificarnos que para obtener cosas útiles, esto es típico en comportamientos humanos donde no hay modelo que funcione bien, por eso estoy 100% de acuerdo con eso que cada uno debe elegir su propio camino. No hay decisiones buenas o malas, eso solo se sabe después de tener los resultados porque en toda decisión humana influye mucho el azar, la suerte. Una misma decisión puede ser genial o estúpida, dependiendo como el azar influye en sus resultados.

Y cuando vengas no dejes de avisarme, nos juntamos y con mucho gusto te ayudo a vaciar un par de cervezas, será un placer. Mi Facebook es https://www.facebook.com/bradanovic agrégame y por ahí estamos en contacto porque no uso teléfono

Saluti amigo!

9 de diciembre de 2016, 10:52

 
Blogger Ulschmidt said...

A propósito de la racionalidad teórica que se asigna a los que toman grandes decisiones, un joven que pensaba así le preguntaba sobre el asunto a un zorro viejo, ministro sueco durante la era de las guerras napoleónicas y la respuesta fue "joven, Ud. no se imagina con cuán poco sentido común se rige el Mundo"

9 de diciembre de 2016, 11:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es Ulschmidt, las "decisiones racionales" en asuntos importantes pueden ser geniales o estúpidas dependiendo solo de la suerte, eso solo se sabe ex-post. Por eso la importancia de la intuición y el olfato, cualquiera puede pesar fríamente los pros y los contras, pero tomar una decisión con información muy incomplet y que resulte exitosa es solo cuestión de suerte.

Ghalbrait escribió algo muy bueno sobre los que ganan dinero y se creen genios

"Entonces, con el transcurso del tiempo, la expansión dio paso a la especulación, término que hay que comprender con exactitud. Un sagaz observador de Boston dijo en 1840 que especulación era una cosa que, si tenía éxito, se llamaba empresa, y que solo era mala si fracasaba"

"Que el amor por el dinero es causa de todos los males es algo que puede discutirse. Adam Smith, profeta, para muchos de una autoridad solo ligeramente inferior a los de la biblia, pensaba, en 1776, que de todas las ocupaciones a que hasta entonces se había dedicado el hombre -guerra, política, religión, diversiones violentas, sadismo no compensado-, la de ganar dinero era, socialmente la menos perjudicial. Pero es indudable que el afán de dinero, o cualquier asociación duradera con él, es capáz de provocar un comportamiento no solo chocante, sino francamente irracional.

Hay buenas razones para ello. Los hombres poseedores de dinero, como antaño los favorecidos con una oble cuna y un título importante, se imaginan indefectiblemente que el respeto y la admiración que inspira el dinero son realmente debidos a su propia sabiduría o personalidad. El contraste de la opinión que tienen ellos mismos, reforzada de este modo, y la con frecuencia ridícula y corrompida realidad, ha sido siempre fuente de pasmo y diversión. De una manera parecida, siempre ha causado una especie de satisfacción morbosa la rapidez con que se evaporan el respeto y la admiración al quedarse el individuo sin dinero".

Pocas veces puede leerse tanta sabiduría en tan pocas líneas ja-ja

9 de diciembre de 2016, 12:15

 
Blogger Nervio said...

La academia debe ser uno de los lugares donde hay mas ego inflado...

Tipos que fueron buenos alumnos, que sacaron magister, doctorado y volviero a la academia son muy buenos... haciendo papers y hasta ganado proyectos.

Esa es su especializacion.

Otro que se fue a trabajar y se hizo muy buen ingeniero de mantenimiento es muy bueno ejecutando planes.


Esa es su especializacion.

Otro que se fue a poner su negocio y se hizo muy buen empresario es bueno manteniendo equilibrios precarios.

Esa es su especializacion.

Lo malo es que lo que te hace bueno en una cosa no siempre te hace bueno en otra, ni tienen patente de corso para opinar de todo.

Peor, dada la asimetria de poder respecto a los estudiantes, los que hacemos claze tenemos siempre el riesgo de creer que sabemos de todo.


PD:
Los estudiantes no deberian recibir clases de un solo tipo de profesional.




9 de diciembre de 2016, 13:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi no me molesta el ego, es algo que tenemos todos. Pero la creación de mafias, asociaciones de mediocres que se visten con ropa ajena para protegerse mutuamente y perjudicar a otros es algo que me carga, muy común -desgraciadamente- en las universidades del estado "parecer antes que ser"

9 de diciembre de 2016, 14:40

 
Blogger Frx said...

El problema de abrazar teorías muy racionales o lógicas (peor las que no lo son tanto) radica cuando uno las da por sentado o que todos se rigen por ellas, de modo que uno se niega a aceptar que hay personas que no se rigen por una razón, lógica o algún otro patrón.

9 de diciembre de 2016, 15:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nuestra mente no está hecha para "comprender la realidad" sino para que funcionemos en el día a día, creo que lo racional sirve para los problemas más sencillos solamente

9 de diciembre de 2016, 15:30

 
Anonymous Wilson said...

Me gusta la idea de la mente como navaja suiza paleolitica, repleta de herramientas para verselas con el mundo.
La tabla rasa de Pinker es un librito que vale la pena sus 700 paginas. Ademas le pega en el suelo a los socialimos, facismos, curas y demas ingenieros sociales :-D
Por si alguien tiene tiempo http://psicologia.historiapsi.com/wp-content/uploads/2012/05/PINKER-La-tabla-rasa.pdf

9 de diciembre de 2016, 17:54

 
Anonymous Anónimo said...

Relacionado algo con el tema del día en netflix por estos días apareció una película de la vida de Ramanujan. Si no hay netflix los buena gente ya hicieron la pega. http://www.repelis.tv/12776/pelicula/the-man-who-knew-infinity.html

9 de diciembre de 2016, 18:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buen libro Wilson, lo estoy leyendo. Podría llamarse "cuando la naturaleza es inmoral" o algo así

9 de diciembre de 2016, 18:37

 
Blogger Ulschmidt said...

desde las cavernas o antes el ser humano tiene pensamiento mágico. Dioses, conjuros, brujos y brujerías, religiones. Los mayores monumentos del pasado y hasta la edad media son religiosos, de las pirámides a las catedrales. Administrar la relación con ese mundo da poder e influencia, lo saben desde el chamán selvático hasta los Papas. Se dirá que una especie que cree tanto en lo indemostrable no puede lidiar con lo natural... pero el ser humano no tiene desafíos mayores con lo natural desde que aprendió a cultivar, sino antes. Los excedentes económicos permitieron el desarrollo de oficios sofisticados, como el sacerdocio, que mas bien administran los miedos existenciales del hombre y ayudan a un ordenamiento social y político.
El marxismo, socialismo utópico, "científico", fascismo, son reformulaciones del Paraíso en clave atea... pero es la continuidad del pensamiento místico. Alcanzar la perfección en este mundo, establecer el reino de la Justicia aquí y ahora, se adoptan estos credos en Occidente cuando el avance científico ya torna muy difícil creer en los patriarcales Jehovás de antaño.
Teniendo en cuenta que todos los demás seres vivos salen todo los días a comer y ser comidos, mientras que nosotros sufrimos de neurosis si no cambiamos el auto cada tanto, tenemos una porción importante de la mente libre para seguir inventando utopías por siempre.

9 de diciembre de 2016, 18:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y es muy probable Ulschmidt, que buena parte de lo que llamamos "ciencias sociales" y sus teorías sean simplemente una continuación de ese pensamiento mágico que racionaliza y fabrica evidencias para alcanzar un cómodo status, equivalente a lo que eran antes los sacerdotes: el investigador, profesor universitario, escritor de moda, líder político, etc. fabrican realidades y las venden. Gracias al ocio, tal como dices, somos mucho más receptivos a comprar y financiar estas especulaciones, teorías y cuentos varios que al final sirven para lo mismo que servía antes la religión (y todavía en algunos estados musulmanes): para manipular a la gente por medio de leyes e imposiciones morales que se suponen obligatorias para todos.

Es interesante como la moral puede servir para ganarse la vida de manera cómoda, a costillas del esfuerzo bruto de los demás.

9 de diciembre de 2016, 20:33

 
Blogger Ulschmidt said...

...tal cual. De hecho ya había una corriente "racionalizadora" del pensamiento religioso antes, una ciencia del mismo: la teología - cuyas leyes y razones eran un verdadero laberinto. Y por cierto, al secularizarse la sociedad, aparecen oficios sustitutivos del sacerdote, por ejemplo, el cura confesor y consejero por el psicólogo terapeuta - cuyo fundamente científico también es endeble, y cuya justificación final es, mas o menos, que si la terapia hace bien al paciente queda todo justificado. Pero eso también podía decirse del consuelo religioso.

10 de diciembre de 2016, 12:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Ulschmidt, no hay que olvidarse que los enciclopedistas franceses inventaron una "religión newtoniana", si mal no recuerdo Augusto Comte y muchos proto-socialistas abrazaron esa religión en su momento, es la misma jeringa con otro bitoque

10 de diciembre de 2016, 14:29

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas