Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Sociedad de derechos y Oldebrecht

miércoles, 25 de enero de 2017



Disfruto mucho leyendo el blog de Jerry Pournelle, a quien sigo desde fines de los años setenta cuando escribía su columna para la revista Byte. Mi sueño dorado sería llegar a escribir como él, que a todo esto, es el verdadero inventor de los weblogs. Pasan los años y Jerry está más lúcido que nunca y en su blog comentan algunos de los mejores científicos e intelectuales del mundo. Allí leí este interesante comentario de Edmund Hack que traduzco para conocimiento y disfrute de los regulares de este Templo del Ocio

Derechos naturales y derechos sociales
"Veo una división fundamental entre progresistas y conservadores/libertarios en la distinta forma como cómo ven los derechos. Existen. En términos generales, dos tipos de derechos: negativos y positivos. Aquí hay algunos ejemplos de la Constitución de los Estados Unidos.

Los derechos negativos son cosas que no se pueden hacer: allanar un domicilio sin orden judicial, censura previa de expresiones habladas y de la prensa, esclavitud forzada, testificar contra uno mismo, etc.

Los derechos positivos son cosas que deben ser proporcionadas: un sistema judicial y policial que asegure el imperio de la ley, juicios según estado de derecho, una forma republicana de gobierno con elecciones limpias, etc.

Los progresistas quieren ampliar los derechos positivos para incluir atención médica, alimentación, vivienda, educación, acceso a Internet y mucho más. Los conservadores dicen que no. El caso contra los derechos positivos es simple: si el gobierno debe proveerlos, pueden obligar a esto con toda la fuerza y violencia legítima que tiene el gobierno a su disposición.

Por ejemplo, si hay personas sin cuidado de salud porque es demasiado caro, entonces el gobierno puede colocar impuestos a algunos para financiar a otros. Si sigue siendo demasiado caro, el gobierno podría fijar precios, fijar salarios, obligar a los médicos a trabajar más horas o financiar confiscando fondos de la jubilación, obligar a los médicos a trasladarse a las zonas "mal atendidas", etc. En resumen, el gobierno podría tratar la atención de salud como se hace con las fuerzas armadas en tiempo de guerra, es decir actuando dictatorialmente. Y esto podría ampliarse a cualquiera de los demás derechos positivos".

Y este otro excelente comentario del escritor Michael Flynn:

¿Los derechos son alienables o inalienables?
"Un "derecho" es algo que yo pido para mí mismo; algo "justo" en cambio es generalmente lo que debo a otro, la noción de "jus" es "a cada quien lo suyo".

Un derecho natural es algo cuya defensa consideramos natural, pertenece a la propia naturaleza y en rigor no es algo que esté garantizado por una autoridad. Aristóteles escribió que todos persiguen el bien al entender lo bueno. Todos los seres vivos, en el curso común de la naturaleza, lucharán por mantener su existencia. Existir es un bien, y la lucha por mantener la existencia es central en la teoría de la selección natural. Por lo tanto, el deseo o el impulso de defender la propia vida es tanto natural como primario, ya que sin él no hay otros derechos.

Esto no significa que la vida esté garantizada, ni que no pueda ser tomada o rendida en pos de un bien superior, como el bienestar de la sociedad. Pero incluso es visto como legítimo que un criminal defienda su propia vida. Tampoco se supone que un soldado enemigo está haciendo mal al dispararnos, aunque preferiríamos que no lo hiciera.

Tomás de Aquino argumentó que la ley humana no debe prohibir todo vicio ni obligar a todas las virtudes, citando el dicho de Agustín de que si las prostitutas fueran eliminadas, el mundo explotaría con lujuria. Señaló que la pena de muerte podría no ser impuesta aun cuando estuviera justificada en casos que pudiera provocar un mal inaceptable (por ejemplo, matar a los rehenes junto con los bandidos). La pena de muerte sería un último recurso para un peligro claro y presente, precisamente porque tomar una vida es privar de un bien natural.

Otro derecho de este tipo, mencionado por Guillermo de Ockham, es el derecho a la propiedad. Una vez más, un hombre que defiende su propia propiedad se considera justificado al hacerlo, incluso cuando los recaudadores de impuestos del rey tienen el poder de apropiárselo.

Y así. Los derechos naturales son aquellos enraizados en la naturaleza humana. Es el derecho que no es alienable, no la cosa misma. La vida y la libertad se pueden quitar fácilmente, pero el derecho a ellos no puede ser quitado. Incluso un hombre "encadenado en prisiones oscuras" puede permanecer "en corazón y conciencia" libre; Y un hombre que se ahoga en el océano, sin embargo luchará hasta el final contra su perdición".

Esta parte es mía
Los llamados "derechos sociales" son bestias de otra naturaleza, hoy están en boga de la mano de cierta clase de políticos llamados progresistas. Ejemplos de derechos sociales son los que ya vimos: atención médica, alimentación, vivienda, educación, acceso a Internet y muchos más. Esos son alienables en todo sentido, porque no vienen de la naturaleza humana, como el derecho a la propia vida que ya vimos, sino que son simpleente deseos, preferencias, aspiraciones arbitrariamente definidas por alguien como "mínimos indispensables.". Los derechos sociales son muy apreciados por los políticos porque les permiten acceder -cubiertos por razones filantrópicas- al poder discrecional sobre las demás personas.

Arde Perú
Perú también está en llamas, pero en su sistema político por las masivas coimas del grupo Oldebrecht y otros que involucran al menos a cuatro presidentes: Alan García, Alejandro Toledo, Pedro Pablo Kuzinsky y Ollanta Humala. Toledo es el caso más descarado por sus lujosas propiedades por más de 17 millones de dólares. Ahora aparece dando explicaciones infantiles sobre el origen de ese dinero, cuando es bien evidente que provienen de las coimas manejadas por Ecoteva.

El matrimonio de Ollanta y Nadine Humala, recibieron "aportes solidarios" de Venezuela que están bastante bien documentados así como se sospecha de coimas desde Brasil por los muchos favores concedidos en forma de contratos billonarios. Alan García también está comprometido en las coimas pero ha logrado zafar gracias a su simpatía, su verbo flordo y a tener a la mayoría de las cúpulas del poder judicial pertenecientes al APRA. Finalmente Kuzinsky fue ministro de hacienda de Toledo, así es que difícilmente puede alegar ignorancia en las coimas y arreglos contractuales que se hicieron en esa época.

Yo leo regularmente la prensa y converso con muchos amigos del Perú, además tengo el pasatiempo de escuchar a los periodistas Phillip Butters, Aldo Mariategui y Mónica Delta en Radio Capital, que aparte de ser buenos profesionales tienen micrófono abierto y reciben llamadas durante toda la mañana.

 Me llama la atención lo tonta y miope que es la opinión pública, todos parecen estar en un concurso de "quien está más indignado" incluso algunos ridículos pidiendo pena de muerte contra la corrupción. No tengo la menor duda que cualquiera de esos palurdos se robaría hasta el gato si tuviesen la oportunidad de hacerlo, solo hablan porque son hipócritas y envidiosos.

Toda esa indignación moralista son babosadas y mientras todos andan entretenidos en pedir penas del infierno, el sistema político y judicial, que asegura la impunidad, sigue tal cual, nadie ha hecho una sola propuesta práctica para que disminuya la posibilidad de robar y que los procesos sean realmente transparentes. En Perú son igual que en Chile, se desahogan en santa indignación pero en la práctica no piensan en nada útil y se dejan engañar una y otra y otra vez. Igual como niños.

Un pernil de 18 kilos
El domingo pasado nos juntamos en la parcela del pueblo aprovechando que andaba por Arica haciendo clases el gran Julio Gaete Oliver, Un gusto ver a tan buen amigo por estos lados, nos comimos un pernil gigantesco al horno, pesaba poco más de 18 kilos, ni me imagino como habrá sido el chanchito ese. Acompañado con ensaladas, pebre, papas al romero y regado por innumerables botellas de buen vino y dos ollas grandes de clery con harto hielo, para no mencionar las cervezas. Hasta una mosca aparece comiendo en mi plato. Todo perfecto, pasé el resto de la tarde en la piscina para cerrar un día estupendo. No se necesita plata para pasarlo bien, basta con tener amigos con parcela.

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hay que tener hígado para escuchar a Butter y Mariátegui, dicen cada cosa y cada uno viven en su propia burguja, Butter le agarra a puñetazos al que no comparte su opinión, dice que es cajamaquino parece chinchano jajaja, y Mariátegui mediático por ser nieto de una personalidad y echarle la culpa de todo a la izquierda. Creo que ambos aprovechan la emoción del oyente y saben que hacen un programa mediocre. Mónica Delta todavía intenta ser equilibrada. En el Perú tanto en semi-dictadura (Fujimori) como en democracia la corrupción es la misma, la diferencia es que con Fujimori además de la corrupción de funcionarios se corrompía instituciones del Estado.

26 de enero de 2017, 00:46

 
Blogger Ulschmidt said...

Flor de pernil, así y bien regado se puede discutir sobre derechos positivos y negativos toda una tarde

26 de enero de 2017, 07:07

 
Anonymous El mismo JMS... said...

Creo que hay un error en eso de "derechos naturales v/s derechos sociales". Ningún derecho es "natural", todos surgen de nuestra interpretación de las cosas. Hay algunos más comunes (el derecho a la vida lo entienden casi todos) pero son abstracciones sociales.

Un segundo error es achacarlos a "progresistas v/s conservadores". Más allá del discurso (siempre es un error creer los discursos a pies juntillas) toda noción de "derecho" surge de una evaluación costo/beneficio/riesgo. ¿Qué me sale más caro, ayudar a vacunar al vecino, o arriesgarme a que se enferme y me contagie? ¿Qué me sale más caro, ayudar con viviendas sociales (pencas) o dejarlos como homeless y arriesgarme más a un asalto?

Nadie regala nada (los que lo hacen, es porque valoran más su autoimagen como "gente de bien" que el dinero que donan, ejemplo: Farkas). Tampoco es cierto que "lo intenten pagar con el dinero de otros", eso puede sonar lindo "pa' la galeria", pero en la realidad NUNCA ocurre. Es como la multa a las farmacias por colusión. Al final, la pagamos todos los clientes de las farmacias... Entender otra cosa, es ser muy ingenuo.

en fin...

Salute!

26 de enero de 2017, 10:17

 
Blogger Frx said...

Me acordé de unos videos de Objetivismo con la entrada. Había uno en el que decían que uno de los fraudes que cometía un gobierno corrupto era saturar a la sociedad con derechos de la misma manera que se infla la moneda, terminando por devaluar todo.

26 de enero de 2017, 10:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, comerse ese pernil es un derecho natutal ¡Perniles gratis, de calidad y bien regados para todos y todas!

JMS, obviamente lo que comentaban está escrito en base al punto de vista del derecho natural, que es una de las dos interpretaciones que existen, la otra es el derecho positivo que básicamente niega la existencia de la naturaleza humana y dice que todo son puras creaciones sociales. Wilson posteó en un comentario hace tiempo un libro muy bueno sobre la existencia o no de la naturaleza humana y en que se basaban los que afirman que no existe (con argumentos muy del Siglo de las Luces).

A veces se identifica el derecho natural con visiones religiosas, en realidad no es así, aunque la gente religiosa si tiene una visión del derecho basada en "verdades naturales" el asunto es mucho más amplio. Sería bueno si Wilson posteara de nuevo el link al maldito libro que no lo puede encontrar ahora.

Incluso el chiflado de Atria -fanático del positivismo por supuesto- reconoce que los derechos reales que tradicionalmente reconoce el estado de derecho son de diferente naturaleza que los derechos sociales (alguna vez yo también postié el link a su artículo ¿existen los derechos sociales?

Alegar si existen o no algunos derechos es ocioso y no conduce a nada, más o menos como discutir si existe dios o no, pero lo que te digo más o menos es como un marco de referencia

26 de enero de 2017, 10:55

 
Blogger Pp Valdivia said...

Buenos programas radiales (y también por su canal de TV.) yo los escucho cuando puedo:

- Philliph Butters, tiene un estilo único pero por momentos puede llegar a ser autoritario.
- Aldo Mariategui, me parece buen comunicador, aveces exagera echándole la culpa a los izaquierdistas... pero lo bueno es q lo fundamenta.
- Monica Delta, Sí, la mas equilibrada pero también ligeramente menos entretenida. (debe existir una relación entre lo provocador y exagerado, y lo entretenido)

Pero al q más me gusta escuchar ahora es a "Christian Hudtwalcker" es un periodista algo mas joven muy entretenido (7pm hora peruana, solo Radio).
sl2.

26 de enero de 2017, 12:07

 
Blogger SeawolfChile said...

Buenos programas radiales en Chile?
O podcasts?

26 de enero de 2017, 12:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

PpVldivia, me cae rebién Butters con su furioso anti-chilenismo, es criollazo, de opiniones rotundas en hombre, pero creo que es bastante honesto, Mariatgui es muy sesgado pero cultísimo, da gusto escucharlo porque tiene una tremenda formación, además su sesg es el mismo que el mío así es que no tengo problema con eso, Mónica Delta, si un poco aburrida pero igual aguda. No he visto a Hudtwalcker, creo que también aparece en Capital, que me llega por el cable, lo voy a chequear.

SeawolfChile, no conozco ningún programa periodístico chileno bueno, son todos de trinchera, cero ideas, una lata

26 de enero de 2017, 13:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Otro detallito sobre los derechos naturales que se me escapaba. Es correcto lo que dice Mike Flynn sobre los derechos naturales que no existen porque algún gobierno o la constitución los consagre: a mi me parece bien claro que son anteriores a las leyes.

El derecho a la vida, o a la propiedad no existe porque aparezcan en la constitución, sino porque son naturales a una gran mayoría de las personas, las leyes solo recogen y escriben algo que existe mucho antes que ella y seguirá existiendo aunque las leyes y constituciones no existieran. Son hechos.

La gente salva su vida no porque alguien lo consignó en una ley, producto de alguna especie de consenso social, sino porque está en su naturaleza, lo mismo en la defensa de su propiedad, no lo consulta en ninguna ley para hacerlo y son cosas que hacen por igual los forajidos como los respetuosos de la ley, por eso su nombre de "naturales". El hecho que existan suicidas y santones hindues que se desprenden de todo no hace menos naturales esos derechos, que están en el ADN de la mayoría de nosotros.

26 de enero de 2017, 14:13

 
Blogger Ulschmidt said...

Todavía faltó un derecho - dicho esto para fastidiar - que es el "consuetudinario".
El "natural" pretende ser tan obvio que no viene escrito ni dicho, y todo hombre lo entendería. Más aún: si el derecho positivo va en contra del natural, no es buena ley, dicen los derechonaturalistas.
El derecho positivo es el que se escribe y manda desde el Estado. Punto.
El "consuetudinario", sin pretender ser tan natural como el natural, ni tan positivo como el positivo, es el que surge de usos y costumbres. Es un derecho que las gentes han forjado por costumbre, por tradiciones, por sentido común. El buen juez, si no tiene derecho escrito que aplicar - ni se siente tan firme sobre el derecho natural - debería aplicar el "consuetudinario".
Más aún: los legisladores, cuando legislan - o se cuando van creando derecho positivo - deberían mirar cual es "consuetudinario"
Cuando hacen una ley, simplemente tener en cuenta cómo la gente, los particulares, la sociedad, ha ido resolviendo "ese asunto" mientras no tenía ley expresa que lo mande.
Sería la primer tendencia del buen legislador: poner en claro y en papel nada más lo que ya viene aceptado por el uso. En cambio, y particularmente en nuestras sociedades, el legislador nos "ilumina" a los simples mortales, legisla para enseñarnos, para mejorarnos, para elevarnos. Y se manda cada mamotreto...

26 de enero de 2017, 18:31

 
Anonymous Wilson said...

La Tabla Rasa, Pinker goo.gl/zhyNnN

26 de enero de 2017, 18:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Efectivamente Ulschmidt, está también el derecho consuetidinario. Nosotros no lo pescamos tanto como los sajones, pero tal como dices la costumbre es también base del derecho:
¿Que es la ley? Lo que manda el rey
¿Que es costumbre? Lo que hace la muchedumbre
(lo escuché a don Jorge Quiñones, el mejor juez que hubo en Arica, otra de don Jorge "la vía de hecho suele ser la más expedita" jaja)

¡Ese era Wilson! La Tabla Rasa, gran libro, da para un comentario en este Templo del Ocio yo creo, chas gracias

26 de enero de 2017, 19:03

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas