Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La gran oportunidad del refichaje

lunes, 13 de marzo de 2017


Por fin una buena ley
Entre tantas leyes estúpidas que se han hecho, creo que la que obliga a los partidos políticos a re-inscribir a sus militantes, y con ello demostrar que realmente tienen la cantidad de militantes que dicen, es la única ley medianamente útil que se ha promulgado en los últimos años. Todas las demás leyes han sido basura, desacierto tras desacierto, especialmente las desastrosas "reformas" y la ley que eliminó el sistema binominal.

Esto corrige, aunque sea parcialmente un enorme problema que se venía arrastrando desde las primeras elecciones a principios de los años noventa: resulta que los partidos políticos en Chile no representan a nadie, ni siquiera al ínfimo 5% del electorado que decían representar. Resulta que los virtuales dueños del sistema quedaron al descubierto, no son otra cosa que camarillas de cuatro gatos que se han venido tomando los puestos de poder en nombre de una supuesta "inmensa mayoría" del pueblo. Son un fraude, un completo engaño.

Esto ha quedado al descubierto ya que solo un partido importante, el Socialista, tiene la cantidad requerida de adherentes, junto con otros partidos marginales de alcance regional o instrumentales. Si contamos que la administración pública tiene 247.940 empleados (descontando las FFAA y minicipalidades) no es mucho mérito que el Partido Socialista haya reunido las 18.000 firmas requeridas, lo extraño es que ni aun así los demás partidos de la Nueva Mayoría lo hayan logrado. PPD, PDC, Radicales, están desesperados buscando firmas en la calle ahora que el Servicio electoral les ha dado todas las facilidades.

Lo mismo ocurre en la oposición, es asombroso por ejemplo que la UDI, cuyos candidatos desde hace años sacan el mayor número de representantes, no haya sido capaz de recolectar 18.000 firmas, parece que los leones no eran tan bravos como los pintaban.

La oportunidad de sanear los partidos
Hoy los partidos tradicionales están frenéticos buscando firmas, me parece excelente y una gran oportunidad. Creo que la gente debiera inscribirse en masa en los partidos tradicionales, porque, siendo tan pocos los militantes, esto abre una oportunidad única para tomarlos desde adentro y sacar toda la putrefacción que hoy constituyen las camarillas políticas.

Me explico: yo coincido con los principios de la UDI, que es al menos un partido que teóricamente me representa, pero lamentablemente ha sido capturado por oportunistas y sinvergüenzas desde su creación, estos mismos sinvergüenzas copan todos los cargos directivos donde se rotan y e enriquecen gracias a contactos y movidas, aunque no estén en el gobierno. El intercambio de favores personales entre políticos cruza las barreras partidarias sin ningún problema porque "entre bueyes no hay cornadas".

No se cuanta gente habrá en la camarilla que maneja hoy a la UDI en Arica, por poner un ejemplo, digamos que sean unos 300 o 500, imaginen que ingresa un número igual o mayor de pinochetistas, en las elecciones de directiva nos podríamos tomar el partido con comodidad, mandando a las camarillas para la casa. Ahí si que me podría robar hasta el gato. Hablo en serio, es una oportunidad para que la verdadera gente de derecha se tome al partido y expulse a los mercaderes del templo. ¿Qué ganamos con las quejas inútiles o con esperar "políticos honestos"? Nada, esto en cambio es acción directa, hay poco tiempo para hacerlo pero se puede.

No me refiero solo a la UDI, no tengo dudas que hay gente de Renovación Nacional, democratas cristianos, radicales, comunistas hay gente decente y bien intencionada, que no tienen nada que ver con las camarillas de ladrones que hoy son dueños de esos partidos ¿por que no aprovechar para derrocarlos? Mucha gente podría hacer lo mismo a lo largo de todo Chile, en cada uno de los partidos tradicionales.

Muy pocas veces se dan estas oportunidades
Si la gente común pensara un poco podría darse cuenta que esto del refichaje es una oportunidad dorada para limpiar a los partidos políticos, actuando con organización e inteligencia, está todo dado. Si en cambio siguen sin inscribirse les están dando el poder en bandeja a los ladrones, que harán un fraude y van a inscribir hasta a los muertos quedando dueños del sistema hasta que se mueran.

Creo que esto es importante
Que se queden los ladrones adueñados de los partidos tradicionales es solo el menor de los males que nos amenazan, porque es tanto el desprestigio que tienen las actuales camarillas que es cuestión de tiempo para que aparezca un nuevo Perón en Chile, ue podría ser bueno (muy improbable porque el populacho jamás elige gente buena) o un segundo Chavez o Evo Morales ¿Quien quiere eso para Chile? Creo que nadie, pero con los partidos políticos actuales es lo que nos espera.

Hasta ahora hemos tenido suerte, porque los demagogos independientes han sido ladronzuelos como Parisi o pobres diablos como Marco Enriquez, pero es cosa de tiempo que aparezca un demagogo vivo, se la están dando en bandeja y esta es la oportunidad para evitarlo. Lo que es yo, estoy que ficho por la UDI, claro que solo no vale la pena.

Soñar no cuesta nada, supongamos que los pinochetistas nos tomamos la UDI, luego el país y yo me convirtiera en el amo del mundo ¿saben que haría? Permitiría solo dos partidos, un de derecha y otro de izquierda, punto. Los radicales, demócrata-cristianos y demás grupúsculo han sido la ruina de la política chilena, no debiesen existir, todo e que quiera participar en política debe definirse por la preferencia de la libertad o la preferencia de la igualdad. ¡Ya estoy hablando como político! me falta ponerme ladró y quedo listo.

Este sábado nos juntamos en la Parcela del Pueblo con uno amigos peruanos, me tomé hasta el agua del florero, clery, vino de chacra, cerveza, vino en botella, en fin ¡juro que no tomo más!

Pero tampoco menos... aquí estoy dándole el bajo a un exquisito clery de duraznos.

12 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Acá sacaron las internas por un sistema de Primarias Abiertas y Obligatorias - todos los partidos tienen su interna al mismo tiempo, todo el mundo puede votar - claro, si eliges votar en la interna de uno no votas en la del otro.
Creo que el sistema es mejor que el anterior.
Me quedé esperando la guerra económica Chile - Argentina. Nosotros podríamos combatir por los hielos de las altas cumbres, se supone que el agua será un bien escaso. También podríamos espera a que el sol los derrita y esperarlos abajo, claro.

12 de marzo de 2017, 21:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La democratización interna es fundamental pero el problema en Chile es que nadie quiere ser militante de un partido político, esa es la fortaleza de las camarillas actuales, se eligen entre ellos mismos y hacen lo que quieren.

La guerra económica con Argentina se me ha complicado porque no tenemos muchos espacios de competencia, desde luego el agua no es tema y la Cordillera de los Andes marca muy bien con la división de las aguas la frontera entre ambos países. Dese hace años hay una especie de acuerdo que el Atlántico es para Argentina y el Pacífico para Chile, sería carísimo mover mercaderías de un país a otro para sacarlas por el puerto contrario por la muralla que nos separa. En fin, estoy pensando en algo a ver si se me ocurre ¡por algo tenemos que pelear jaja!

12 de marzo de 2017, 22:01

 
Anonymous Alice Cooper said...

Estaba viendo en canal 13 un reportaje sobre arica y salia vlado mirosevic diciendo que arica esta peor que tacna porque "la ciudad esta abandonada por el estado". Me dieron ganas de gritarle "EL ESTADO ES PARTE DEL PROBLEMA, IDIOTA!". Dios, no queda algun politico en chile que no tenga que recurrir a la teta del estado?

12 de marzo de 2017, 22:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mirosevic es un tipo medio retardado con buen financista, digno representante del estúpido electorado ariqueño. Simplemente no tiene tema y repite la babosadas que son lugares comunes en la ciudad, lo peor es que no es el único, hay montones como él.

Acá ha salido elegido una larga lista de tontos, ignorantes y sinverguenzas, el votante típico ariqueño piensa menos que un chimpancé, hay mucho trabajo educativo por hacer acá.

12 de marzo de 2017, 23:07

 
Blogger EDO said...

Puras leseras. Los partidos tradicionales tienen dueños que por lo general son viejas familias fundadoras del partido o gente que tiene pitutos buenos dentro de ellos.

Cualquiera que haya estado en un partido tradicional sabe que si no tienes buenos pitutos dentro el resultado es trabajar gratis para las mafias familiares que hay dentro de ellas. Por eso muchos politicos se descuelgan de los partidos y fundan el suyo propio.

En el gobierno militar no se necesito de politicos para hacer andar el pais. Solo un gobierno con mano dura...y chile crecio tanto en tan pocos años.

12 de marzo de 2017, 23:13

 
Blogger Jose Cornejo said...

No estoy muy a caballo en esto del refichaje, pero más que un acierto, yo lo veo como un "salvavidas de plomo" para muchos partidos chicos y algunos grandes porque están condenados a muerte. ¿que pasa si solo queda el PPD, porque los demás no alcanzaron a (re)inscribir sus militantes? El zurderío carroñero es disciplinado y no tengo dudas de que con tal de sobrevivir harán lo que sea.

En cuanto a la derecha, es la oportunidad dorada para sanear al conglomerado. La UDI, RN, el PRI y otros, necesitan una purga urgente.

13 de marzo de 2017, 09:19

 
Blogger Nervio said...

Yo Nica vuelvo a militar... Para andarse codeando con ganapanes psicópatas y Weones con delirio mesiánico.

13 de marzo de 2017, 10:28

 
Blogger Frx said...

Es un punto de vista interesante la verdad, pero depende también de que sea algo que convoque a mucha gente, porque un par de honestos en un nido de oportunistas no van a lograr mucho.

13 de marzo de 2017, 13:48

 
Blogger Miguel Farah said...

"Permitiría solo dos partidos, un de derecha y otro de izquierda, punto."

No olvidemos que ese era uno de los objetivos del sistema binominal: favorecer la creación de dos grandes partidos *moderados*, uno de centroizquierda y otro de centroderecha, que gobernaran con base en acuerdos generales. El sistema, además, pretendía eliminar por diseño a los grupúsculos tipo PADENA que pulularon durante décadas, con un poder que no merecían toda vez que eran camarillas de veinte pelagatos cada uno, Y de aislar a los grupos extremistas (i.e.: el PC).

Ahora suena ridículo, dado lo que ocurrió durante la década de los 90, pero se preveía que termináramos con un partido más o menos socialdemócrata, creado a partir del PPD y uno de centroderecha, creado a partir de RN (que, hay muchos que lo olvidan, fue formado en 1987 con el propósito de ser el partido único de derecha... pero que no duró, producto de la ambición desmedida y falta de visión de varios tarados).

Francamente, como vamos, aceptaría como mal necesario resucitar a "los tres tercios" si con ello lográramos que la izquierda totalitaria (PC) desapareciera definitivamente.

13 de marzo de 2017, 23:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Miguel, tantas décadas
Efectivamente, me acuerdo haber leído en alguna parte de las discusiones de la "Comisión Ortuzar", que diseñaron la Constitución de 1980 que, en su diagnóstico decían que la proliferación de muchos partidos bisagra, minúsculos, que no representaban a nadie pero con capacidad para inclinar la balanza para un desempate entre los grandes partidos había sido una de las razones de la ruina del sistema político.

Los tres tercios venían de antes de la Democracia Cristiana, recuerda que el Partido Radical se alió, con la izquierda y con la derecha alternativamente, lo que les permitió tener tres gobiernos al hilo y alcanzar un gran poder en determinado momento. La Democracia Cristiana salió de la juventud del Partido Conservador y también ha tenido alianzas hacia la derecha y la izquierda. En cierto modo han sido partidos bisagra, que al llegar al poder se han potenciado pero terminan agotados porque no tienen sustento doctrinario hacia la libertad ni hacia la igualdad, son un pastiche de "izquierda y derecha unidas" eso puede ser electoralmente exitoso pero no es sustentable en el tiempo.

Ricardo Lagos, primer socialista en salir electo presidente desde 1990 lo hizo con un slogan absurdo "crecer con igualdad", al más puro estilo de neolengua ("guerra es paz", "negroblanco" y cosas así) cuando es obvio que para tener crecimiento se debe dar más libertad y sacrificar la igualdad. La izquierda moderna ha trabajado casi exclusivamente en lo semántico más que con conceptos reales.

Pero me estoy yendo por las ramas. la idea de los dos grandes partidos con corrientes en su interior viene de los anglosajones (Inglaterra, USA) pero choca con nuestra viveza pehuenche que trata de acceder al poder por oportunismo, entrando por la ventanilla con mínimo apoyo popular. Ese es el fundamento de los partidos bisagra como el PDC o los Radicales, ofrecer los beneficios de la libertad y de la igualdad al mismo tiempo, cosa que es obviamente imposible, es en el fondo un engaño, muy atractivo para los ignorantes cuando les dicen "les ofrecemos que serán totalmente libres y a la vez todos serán prácticamente iguales en la repartición de bienes materiales" es una estupidez pero el populacho cree cualquier cosa.

Sobre el Partido Comunista creo que nunca va a desaparecer, al menos mientras viva, las ideas por absurdas que sean nunca desaparecen, todavía hay nazis, evangélicos creacionistas y marxistas leninistas, yo creo que está bien porque siempre han sido muy minoritarios y como tales siempre tratarán de entrar al poder por trampa o por fuerza, porque nunca han tenido los votos, el hecho de ser bisagras también los favorece mucho. Lo que si yo los obligaría a que se sumen como corriente dentro de un único partido de izquierda, unido en torno a la igualdad.

El ir como partido los ayuda, aunque es complejo, porque desde que llegaron al parlamento creo que han perdido mucho de las bases, creo que van a pagar un costo muy doloroso por su participación en el gobierno, tal vez me equivoque, pero en las elecciones que vienen saldré de la duda.

13 de marzo de 2017, 23:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio, la única forma útil de militar en un partido es tratar de tomar el control de la directiva para uno o para sus amigos, militar para que otros se sirvan el almuerzo es estúpido, inútil. Por eso hay una oportunidad en este momento en que los partidos deberán tener sus registros blanqueados y tienen poquísimos militantes, con dificultades para captar el mínimo requerido. Hay una buena oportunidad allí.

José, por angas o mangas los partidos grandes van a validarse, si no logran reunir los militantes recurrirán al fraude, no te quepe la menor duda.

Frx, no se necesitan muchos, 15.000 en todo Chile según mi olfatímetro basta para tomarse un partido. ¡Un Alcalde en Arica es elegido con como 20.000 votos! Es la nada misma.

14 de marzo de 2017, 00:02

 
Blogger Jose Cornejo said...

Asi es Tomas, hecha la ley hecha la trampa.

14 de marzo de 2017, 17:41

 

Publicar un comentario

<< Home