Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

La UDI y el PC: dos casos parecidos

lunes, 27 de marzo de 2017


Cuando faltan días para que termine el plazo de refichar sus militantes, el partido Unión Demócrata Independiente no lleva ni la mitad de los 18.250 militantes necesarios para no ser disueltos como partidos políticos. Esta situación la comparten con el Partido Comunista, la Democracia Cristiana,el Partido por la Democracia y el Partido Radical. La mayoría apenas ha alcanzado la mitad o menos de los afiliados requeridos.

Es una situación muy extraña porque los dos únicos partidos políticos que tienen los dieciocho mil militantes, son el Partido Socialista y el Partido Progresista de Enriquez-Ominami, este´último con un gran descrédito y un peso electoral ínfimo en las elecciones. Lo que pasa es que dieciocho mil firmas no son nada, absolutamente nada en términos electorales, no alcanzan ni siquiera para elegir a un alcalde en una comuna populosa y los candidatos de estos partidos obtienen muchos más votos ¿por que no consiguen entonces la exigua cantidad de militantes?.

Resulta particularmente difícil de explicar que partidos como la UDI y los Comunistas, que supuestamente eran los dos partidos ideológicos en Chile, no consigan inscribir esa pequeña cantidad de militantes. Creo que ambos partidos tienen el mismo problema: fueron abandonados por la masa ideológica y se convirtieron en banderas de conveniencia para una camarilla de sinvergüenzas y ambiciosos.

El capital electoral que tuvieron los comunistas fueron tradicionalmente los trabajadores de izquierda, los sindicatos que conseguían mejores sueldos y bonos con el chantaje y las huelgas que armaban los comunistas, pero desde el momento que entraron al gobierno perdieron toda su legitimidad. Ningún comunista honesto habría apoyado el robo que hicieron en la Universidad Arcis, por dar solo un ejemplo, ni menos se hubiese sentado en el lado del gobierno para "negociar" contra los sindicatos, ambas son posturas contra natura y eso los tiene en riesgo ahora de desaparecer como partido.

Un caso similar en la Unión Demócrata Independiente, que durante muchos años fue el partido del Pinochetismo y de la defensa de todo lo que hizo el Gobierno Militar. La UDI tuvo mucha gente afín a las ideas gremialistas, pero también tenía al enemigo adentro: arrastró a oportunistas de la época de los militares que -poco a poco- se fueron tomando las estructuras de poder y llegado el momento decidieron que, por razones electorales, había que desligarse de los militares para presentarse como un "partido moderno y democrático".

Oportunistas como Lavín, Longeira, Larraín y otros se fueron tomando el poder del partido, desplazando a todos los simpatizantes de clase mundial que tenían en Chile, como Buchi y José Piñera, que debieron ser los líderes naturales por intelecto, integridad y valores. Los ratones se tomaron el partido y la gente empezó a arrancar, primero de a poco y ahora en masa, no consiguen siquiera juntar dieciocho mil gatos que firmen por su partido de cartón, aunque para las elecciones sigan votando por sus candidatos como un "mal menor".

Este problema muestra el alejamiento de los dirigentes políticos con el mundo real, nunca había visto algo así en mis 62 añitos de vida, es impresionante. Yo recuerdo que en los años sesenta toda la directiva nacional del Partido Demócrata Cristiano iba a mi casucha en la Población Santiago, donde mi mamá era dirigente ad-honorem: Leighton, Gumucio, Fuentealba, todos desfilaban por mi casa llevando cosas para tomar el té, y así lo hacían todos los grandes dirigentes políticos, de todos los partidos, porque entendían que su trabajo era estar al lado de la gente.

A partir de 1990 se sintieron en el Olimpo y hasta ahora siguen pensando igual, pese a que están al borde del barranco son incapaces de meter las patitas al barro y salir a buscar gente, en realidad no buscan militantes, solo quieren ovejas que los sigan ciegamente, activistas, y tal como escribió Maquiavelo hace tiempo, las fuerzas mercenarias rara vez son confiables, tal vez ni eso puedan conseguir. Es particularmente extraño que la UDI no pueda fichar militantes, cuando está en posición para ofrecer empleos públicos a diestra y siniestra, en el muy probable caso que Piñera vuelva a ser presidente.

Yo los veo en el Paseo 21 de Mayo con sus quiosquitos esperando que la gente vaya a firmar por ellos, los gatos gordos ya no cazan ratones y los ratoncitos como Mirosevic o Cuevas -un limitado y un chofer de taxi con más demandas que Garay- se pasean por encima de ellos dándoles paliza en las elecciones.

Están más solos que un dedo, más solos que Toribio el Naufrago desde que los pinochetistas y gremialistas se empezaron a ir del partido, avasallados por el empuje de los sinverguenzas. Se volvieron ciegos por el Síndrome de Hubris, No quieren nuevos militantes que les puedan amenazar en el poder, prefieren correr el riesgo de desaparecer como partidos con tal de seguir aferrados a sus privilegios.

En ese sentido, creo que nosotros los electores hemos sido los más estúpidos. Si la UDI no ha conseguido ni la mitad de 18.000 firmas, es el momento justo para inscribirse, tomarse el partido y desde adentro echar a patadas a los actuales atornillados, con diez mil militantes pinochetistas que vuelvan al partido los actuales gatos de yeso se tendrían ue ir pra la casa.

Me encantaría que eso pasara no solo en la UDI sino también en el Partido Comunista, en la Democrcia Cristiana y el ridículo Partido Radical, entre otros. La limpieza de los partidos solos se puede hacer desde adentro, pero vaya uno a convencer a un grupo interesante de gente. Todos prefieren reclamar desde la galería sin correr en menor riesgo y sin mover un dedo.

Creo que si no somos capaces de hacer algo tan estúpidamente sencillo, no tenemos derecho a reclamar por nada, nosotros que nos creemos pillos, genios y que creemos tener la solución para todos los problemas del país nso merecemos los presidentes corruptos, estúpidos e incapaces que hemos tenido junto con su corte de ladrones. Ellos no se han robado nada, nosotros mismos se  lo hemos ido regalando todo, en bandeja de plata.

16 Comments:

Anonymous Anónimo said...

La verdad que hasta aquí, no conozco "Comunista bueno", los realmente buenos (que como los debe haber como en todo orden de cosas), hace rato que dejaron de serlo.

27 de marzo de 2017, 10:28

 
Anonymous Wilson said...

Las comufachos alcanzaron la cuota nacional de inscripcion y disciplinadamente en 8 regiones contiguas. La DC esta a punto.
Era raro eso del PC, esta de capa caida, pero aun su militancia es cerril. Ellos podrian haber hecho esa movida de"tomarse"la Udi o RN, habria sido enfermo de divertido, claro que habrian reaccionado.

27 de marzo de 2017, 10:58

 
Blogger Ulschmidt said...

la gente no se afilia más a nada. Lo ven como un compromiso, una forma de quedar marcados, y a cambio de nada no se hace. Después están los militantes profesionales, gente que espera puesto políticos, etc...
Creo que las internas abiertas, donde gente sin afiliar puede votar en las internas, se imponen. Cada vez más los partidos políticos son una marca que se ofrece para administrar la cosa pública y menos un fervor ideológico. Para qué tanta "militancia", invariablemente los tendremos que mantener en el empleo público.

27 de marzo de 2017, 11:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, yo creo que sin militantes no hay democracia posible, el asunto se convierte en un puro clientelismo que al final es venta de ilusiones porque nunca alcanza para todos los clientes. Y sí volvemos al ciclo de los "indignados" y todo eso.

Militar no es a cambio de nada, lo que se obtiene es un gobierno afin a nuestras ideas, lo que no es poco, lo que pasa es que la gente es muy corta de vista: se enojan porque unas camarillas hacen lo que quieren y a la vez permanecen sentados reclamando desde la galería, es un contrasentido total, son los propios votantes los que están regalando el poder por su desinterés en actuar

27 de marzo de 2017, 11:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, los comunistas es lógico que se fichen ¡si 18 mil afiliados no es nada! Curiosamente El refichaje ha beneficiado a los partidos menos votados: no son muchos pero son machos jaja

27 de marzo de 2017, 11:14

 
Anonymous Wilson said...

Las minorias suelen ser mas militantes, homos, feminazis, ecolesos, revolucionarios, veganos, animalistas. Si no lo son pasan inadvertidos

27 de marzo de 2017, 11:54

 
Blogger Frx said...

Yo creo que otra razón por la que la gente no se inscribe a los partidos es porque nombres como UDI o PC están muy manchados y nadie quiere cargar con el mismo estigma. La gente preferiría unirse a partidos con nuevos nombres aún cuando fuesen en esencia lo mismo que los otros.

27 de marzo de 2017, 11:58

 
Blogger RaúlG said...

Después del plebiscito del "SI" y del "NO" y solo cuando la opcion ganadora indicaba que habrían elecciones, sólo en ese entonces la gente se inscribió en los partidos politicos.
Con miedo eso sí. No era ningún misterio que esas listas de militantes habían sido usadas para hacer la razzia post 11 de Septiembre.
Esa parte: la de las listas con nombre y direccion usadas por los servicios de inteligencia es la que impide a la gente volverse a inscribir.



27 de marzo de 2017, 13:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hasta donde yo se nunca se usaron listas de militantes para las persecuciones y represión política, me parece que eso es un mito, por el contrario, la mayor parte de las víctimas fueron simpatizantes y no militantes, siendo perseguidos por soplonaje (denuncias) o por ser vinculación de alguna manera con terrorismo.

Los que fueron a Isla Dawson tampoco fue por su militancia sino por las funciones de gobierno que cumplían (ministros, subsecretarios y cosas así), tal vez los únicos perseguidos por su militancia fueron algunos presidentes de partido, no lo tengo claro pero conozco muchos casos en que no les pasó nada.

Dudo que la gente tenga miedo de persecución política futura, supongo que por ahí no va la cosa. Más bien creo que son incapaces de mirar a un futuro mayor de la semana que viene :D

27 de marzo de 2017, 13:18

 
Anonymous Anónimo said...

En el caso de los comunistas, al ser obedientes y consecuentes absolutos a las órdenes de partido, tiene su problema, pues la cantidad lograda, tanto en la refiliación como en cada elección, corresponde casi a la totalidad del "universo comunista" del país...(o muy poco más o menos) muy diferente a lo que sucede en otros partidos, en especial los de derecha.

27 de marzo de 2017, 14:05

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás, creo que quien debe tomar el bastón de mando para una real renovación de la derecha, corresponde a José Antonio Kast, el tiene la convicción y las firmas más que necesarias para golpear fuerte la mesa de la derecha.

27 de marzo de 2017, 14:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo 1 Sin duda...

Anónimo 2 en ese caso lo que debería hacer J A Kast es ingresar a la UDI con todas esas firmas y tomar el control del partido. Porque no hay que hacerse ilusiones, con 30 mil adherentes no le alcanza ni para alcalde de Coquimbo, en cambio dentro de la UDI eso le podría dar poder para reformar el partido.

A un partido nuevo no le veo ningún futuro, los partidos son militantes más máquinas, contactos e infraestructura, los partidos nuevos creo que están condenados a tener un timbre, la campanilla y 4 gatos

27 de marzo de 2017, 15:12

 
Blogger Marcelo Poblete said...


Mmm yo creo que a muchos de los simpatizantes y firmantes de J.A. Kast (incluso el mismo) le falto leer este templo del ocio, porque pensando hoy claramente esas 25 mil firmas que lleva, sumado a un militante un voto, le alcanzaba para "apoderarse" partido, obviamente pensando en que antes de elegir abanderado tuvieran que elegir una nueva directiva con los nuevos militantes y así no tener a los mismos que levantaron a Piñera malo sin siquiera estar legalizados.

Volviendo al comentario del sr RaulG, no es primera vez que escucho esa historia, tengo dos amigas de la udec, una pedagogía en historia y otra diferencial, que una vez hablando ambas por separado me dijeron exactamente lo mismo "no puedo militar en la jota por que después nos puede perjudicar por si viene otro golpe"

27 de marzo de 2017, 19:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, la falta de estrategia en toda la derecha es evidente. Cuando un partido como la UDI pierde la visión, la misión y sobre todos los valores, o peor todavía, cuando trata de cambiarlos para tener mejores posibilidades de acceder al poder le pasa lo que le está pasando ahora, lo mismo que on RN y en general ha pasado con todos los partidos, comunistas incluidos.

Es un problema de pérdida de la estrategia y cero ojo táctico para oler las oportunidades.

Los estudiantes de "izquierda" tienen ideas muy divertidas

27 de marzo de 2017, 22:13

 
Anonymous Anónimo said...

Con todo, no queda más remedio que "felicitar" a quienes tuvieron el buen ojo de asesinar a Claudio Guzman.

30 de marzo de 2017, 10:13

 
Blogger RaúlG said...

Silencio, no le digan nada...

30 de marzo de 2017, 10:27

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas