Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Una idea interesante

viernes, 17 de marzo de 2017


A propósito de los problemas de falta de representatividad en la democracia, de los que hemos conversado varias veces acá mismo, recibo una idea de Francisco José Ochner, un amigo argentino en Facebook, que en esencia dice lo siguiente:

"Así como toda ley que vaya a promulgarse debe tratarse previamente para su aprobación en ambas Cámaras del Congreso Nacional (o en sus homólogos provinciales y municipales, según el caso), también debería ser aprobado por el Pueblo entero, único y legítimo dueño de su destino (...) Requeriría de la implementación de un Sistema de Votación Electrónico, único, que transmita los datos en tiempo real, con emisión de boleta de control y acceso PÚBLICO (es decir, no secreto) de la información (...)

(...)Puede suponerse a prima facie que el establecimiento de un sistema tan participativo le quitaría sentido total al sistema representativo como forma de gobierno. Nada más alejado de la realidad. Para el tratamiento y elaboración de cualquier ley y toma de decisiones siempre se requiere indispensablemente de especialistas e instituciones que colaboren coadyuvando al funcionario en la toma de la decisión más acertada. Suponer también que todo ciudadano pueda estar capacitado para decidir sobre cualquier cuestión sin tener la mínima formación técnica sería claramente un acto de irresponsabilidad. Sin embargo, con el nuevo sistema, lo peor que pudiera suceder es que se vote "Sí" a todo lo que propongan los legisladores, que es el equivalente a lo que se hace todos los días en la actualidad, con la diferencia de que no nos podemos oponer a nada, excepto votar a otro candidato al terminar el mandato del funcionario".

La propuesta completa se puede leer aquí

En el fondo, obviando los adornos y justificaciones Francisco propone una especie de "Tercera Cámara" con poder de aprobación y veto sobre las leyes, abierta a todos, con voto electrónico no secreto, que queda en una base de datos que cualquiera puede auditar. Me parece una idea interesante, aunque le haría un par de modificaciones.

Para no caer en el asambleismo, quesiempre ha resultado una desgracia, yo dejaría la votación electrónica solamente como un poder de veto popular para cualquier ley que se apruebe en el parlamento. Si el veto alcanza un determinado porcentaje (por ejemplo un 20% de los votos válidos en la última elección presidencial) la ley simplemente no se aprueba. También podrían derogarse leyes, claro que con un porcentaje mucho más alto, digamos un 60% o más de los votos válidos en la última presidencial. Creo que una medida así reforzaría la representatividad y la soberanía popular, tal como dice Francisco y evitaría la indignación que ocurre con las leyes que se aprueban entre gallos y medianoche en las camarillas partidarias.

Al no ser secreta, la votación electrónica solucionaría gran parte de los problemas de seguridad, podría hacerse sin problemas usando Internet usando el algoritmo RSA de clave pública, no para encriptar solo para firmar el voto y asegurarse que el votante es efectivamente quien dice ser. Si la base de datos completa con los votos se deja abierta al escrutinio público, cualquiera puede revisar su voto, reclamar y cambiarlo en caso que alguien lo haya modificado o robando su clave privada lo haya suplantado, se podría dar un plazo de uno o dos meses para reclamos y cambios de voto.

Me parece una idea interesante que ahorraría parlamentarios y horas y horas de trámites y discursos vacíos que no le importan a nadie. Toda ley debería estar sujeta al veto popular directo si se alcanza el número de votos negativos necesario, simplemente corre el veto y la ley no se aprueba.

Claro que yo le veo un problema en que la sabiduría de las multitudes pocas veces se cumple en política, las multitudes por el contrario pueden ser irresponsables, ignorantes y estúpidas, influenciadas por las avalanchas de opinión como escribí hace tiempo en mi entrada Las Multitudes son Estúpidas.

Hay leyes que necesariamente se tienen que discutir entre cuatro paredes por grupos de expertos. Si el presupuesto de la nación pudiera vetarse por votación popular pasaríamos décadas sin presupuesto, solo por dar un ejemplo del caso en que "muchas manos matan la guagua", Pero en muchas otras leyes y especialmente reformas tributarias, al sistema penal a los transportes y muchas otras donde la gente tiene perfecto derecho a tomar decisiones, creo que podría ser una idea muy interesante.

La estoy pensando con clama porque debe tener sus pros y sus contras, como todo, igual les dejo la idea para que la consideren, a primera vista el veto popular me parece bien en algunas leyes.

12 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

¿se le ocurrió a un argentino? entonces debe ser malo.
No se porqué tantas divagaciones neo-democratizadoras surgen en este país donde, en cuanto el que gobierna se muestra un poquito tembleque, le saltan a la yugular la oposición, los sindicatos, los piqueteros, el periodismo y un largo etcétera.
El parlamentarismo es para gente educada que no se sale del sistema. Para holandeses, para suizos.
Acá hacen falta firmeza y claridad en el rumbo y ojo, no es que yo crea que la población necesita "mano fuerte". La población no, ojalá tenga la mayor libertad posible, son los chacales del sistema de poder que desestabilizan a cualquiera que se porte como una señorita.
La mano fuerte la tiene que aplicar el político que gobierna con todos los demás políticos, incluyendo aliados prontos a apuñalar por la espalda en cuanto convenga.
Y siempre fue así, desde que San Martin y Pueyrredón organizaron el primer golpe de Estado.

17 de marzo de 2017, 19:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, comparto Ulschmidt la idea que el populacho es tonto, cortoplacista, no sabe lo que le conviene, etc. Acepto todo eso casi como verdad auto evidente y por lo mismo aborrezco la democracia. Pero hay un detalle importante: resulta que los caudillos no siempre son inteligentes y no siempre saben lo que le conviene al país, la mano dura puede ser buena para mantener la paz social y poner a trabajar a la gente pero puede resultar desastrosa si el que la aplica es un tonto, pensemos en Galtieri en Argentina o Allende en Chile, al final ni siquiera el objetivo del orden se alcanza.

Para mi el gobierno que mejor funciona en nuestros países es el despotismo ilustrado, pero con un buen déspota, digamos u Federico de Prusia y no un Kaiser Guillermo, pero eso depende más o menos de la suerte, por eso hemos tenido tiempos largos de anarquía y pobreza.

Bueno, el caso es que si aceptamos -aunque sea a regañadientes en mi caso- a vivir en democracia, que es el gobierno de los oportunistas, lo menos que podemos intentar es tratar de frenarlos. La separación de poderes como sistema de equilibrio hace rato que no funciona, el veto popular podría ayudar, aunque se aplique con restricciones al principio y luego se vaya ampliando cuando le pierdan el miedo

17 de marzo de 2017, 20:03

 
Blogger Nervio said...

Al dejarlo solo como veto, se limita mucho el poder de demagogizar el voto.

Y eso le agrega el lazo de control que le falta a las republicas, sin caer en el peligro de pasarse las leyes por la raquelita de las democracias a la griega.

17 de marzo de 2017, 22:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Me pareció un idea interesante, especialmente porque con Internet se puede implementar a costo muy bajo, a condición que no sea voto secreto sino abierto para que cualquiera lo pueda auditar. Es similar al conteo público a viva voz que usamos ahora en Chile pero mucho más económico y rápido. Tecnológicamente lo veo muy factible.

Yo partiría para revocar la ley de estacionaientos, luego lo haría para revocar las reformas educacional y tributaria para empezar

17 de marzo de 2017, 23:00

 
Blogger Ulschmidt said...

La continua medición de imagen y elaboración de encuestas funciona un poco como eso. No hay político moderno que no las esté mirando, un poco de poder de veto tienen.

18 de marzo de 2017, 06:59

 
Anonymous Wilson said...

En chilito me suena a las redes sociales y la calle con poder de veto legal... Ya hoy causan un enorme daño via influencia en politicos pusilanimes.
Si el quorum revocatorio fuera enorme, mas de un 60 por ciento de los habilitados para votar, podria ser, pero desataria el boche de los que alcanzan casi el quorum. Mejor dejar al populo votando representantes cada tanto no mas, aunque re elijan a Bacheletes de cuando en vez...

18 de marzo de 2017, 10:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi me gusta la idea porque la veo técnicamente factible y segura al no ser el voto secreto.

Pienso que muchas leyes podrían estar sujetas al veto popular, con alto quorum eso si, cosa que el veto sea real y no cuchufleto.

18 de marzo de 2017, 10:57

 
Blogger Nervio said...

El veto les funciona a los suizos.

En 5 siglos de republica democratica, han aprendido a sumir los costos de sus cagazos y ya no se los mandan.

18 de marzo de 2017, 13:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Cierto, para ellos es fácil siendo tan pocos. Ahora con Internet nosotros también podríamos

18 de marzo de 2017, 14:45

 
Blogger Frx said...

A decir verdad lo veo más malo que bueno dada la lobotomización colectiva de mucha gente y por lo fácil que podría resultar cometer fraude mediante el voto electrónico. Concuerdo con que los políticos tampoco son confiables, pero creo que algo como esto en vez de reducir sus posibilidades, podría incrementarlas. Sólo basta que uno con buen habla y carisma llame a vetar una ley que no le gusta ni conviene a su partido y podría perfectamente conseguirlo, de hecho podrían hacer eso con la constitución. Por eso mismo creo que de implementarse algo así, debería ser sólo para casos bien específicos. Al menos creo que acá en Chile no sería muy buena idea.

18 de marzo de 2017, 16:56

 
Anonymous Anónimo said...

Buena idea, aunque soy pesimista que un suficiente numero de personas se involucren, con la excepcion de alguna leyes controvertidas. Lo interesante que la implementacion es relativamente barata y los beneficios enormes, en particular en materia de legitimidad.

En el caso de presupuesto, yo alguna vez sugeri en CSP, que cada vez que uno hace la declaracion de impuesto debiera "votar" en que se gaste la plata. A la larga es la plata de uno y diferentes personas tendran diferentes prioridades.

MV

18 de marzo de 2017, 17:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, algunas leyes no deberían estar afectas al veto popular, de acuerdo,por ser muy especializadaas o porque a veces simplemente se necesitan leyes impopulares para la supervivencia del estado, pero la mayoría de las leyes normales podría ser sujeta a veto, el alto quorum necesario aseguraría que el veto no obedezca a un capricho demagógico pero en principio todas las leyes deberían estar sujetas a la voluntad popular, por uno u otro camino, lo único importante es que esa voluntad no se desirtúe.

Si el voto no es secreto la posibilidad de fraude sería a lo menos tan difícil como en las actuales elecciones secretas, me parece que ese no es un problema como está planteado.

Miguel, el problema de la no representatividad es un cáncer en la democracia, este sistema parece barato, sencillo y ayudaría bastante a revocar leyes absurdas, por ejemplo la de estacionamientos, las dietas parlamentarias y otras por el estilo, simplificaría y apuraría un trámite que hoy es casi imposible. El altísimo quorum me parece requisito indispensable, si no se alcanza no hay veto, así nomás. Como dijo Nervio sería un modelo bien a la Suiza, que gracias a Internet puede aplicarse en la práctica, no así cuando el voto es secreto.

18 de marzo de 2017, 18:38

 

Publicar un comentario

<< Home