Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Los impuestos de Trump

viernes, 28 de abril de 2017


Casi desapercibido ha pasado el anuncio del Gobierno de los Estados Unidos de bajar las tasas de impuesto a las industrias desde 35% a 15%, aunque es difícil que llegue a implementarse porque choca con la lógica política y la sabiduría convencional del establishment que comparten demócratas y republicanos, que asocian de manera lineal las tasas con la recaudación tributaria.

Se trata de un anuncio políticamente revolucionario, nunca en la historia ha habido una baja de impuestos de 20 puntos, pero desde el punto de vista económico es completamente lógico y está completamente soportado por la experiencia real: los países de economía más dinámicas y durante más tiempo tienen las tasas más bajas de impuestos: Hong Kong, Singapur, etc. y -por el contrario- subir las tasas deteriora casi de inmediato la economía como hemos visto en Chile.

Hasta los políticos más conservadores se alarman ante una rebaja de tasas tan grande porque -en su ignorancia- ven la economía fiscal como un sistema cerrado con un monto dado de ingresos y egresos que se relacionan de la manera más simple. Si la tasa baja -razonan- la recaudación disminuye lo que provoca de inmediato un déficit fiscal, porque ningún gobierno tiene espacio político para bajar el gasto de manera drástica.

Ese pensamiento es muy básico y tiene varios errores, la realidad es más compleja que la escasa cabeza de los políticos alcanza a ver. El primer gran error económico es que no existe una relación lineal ni automática entre tasa impositiva y recaudación, la recaudación sube con un aumento de la tasa solo hasta cierto punto, luego aparece el efecto de la Curva de Kutznets y a mayor tasa la recaudación empieza a bajar. Este efecto es tan claro que se vio de manera casi inmediata con la última reforma tributaria en Chile, donde ni siquiera el primer año pudieron aumentar la recaudación como calculaban y los años que siguieron han sido cada vez peor.

¿Por qué a partir de cierto punto la recaudación empieza a bajar y baja más con cada punto que se eleva la tasa? Eso lo he explicado muchas veces acá y lo he mostrado con números: cuando la tasa pasa de cierto umbral -que no es fácil determinar porque depende de factores dinámicos- ocurren varias cosas: empieza a ser conveniente evadir, los costos de fiscalización empiezan a ser mayores que lo recaudado, los grupos de interés empiezan a conseguir excepciones, etc.

Otra causa principalísima es que mayores tasas implican mayores costos de operación y como el capital siempre busca donde tenga las condiciones más amigables (es decir menos impuestos) las empresas dejan de invertir y se llevan su plata a otra parte donde les resulte más conveniente trabajar, la economía no es el sistema cerrado que imaginan los políticos. El gran problema económico de Chile y que el Perú no tiene, es que acá los empresarios dejaron de invertir, así de simple, los números lo muestran sin la menor duda.

Por eso la propuesta de Trump es espantosa para los políticos pero muy atractiva para los que conocen algo de historia económica. Este no es un asunto de modelos ni ecuaciones sino de incentivos y comportamiento humano. Hasta 1913 el impuesto a la renta no existió en los Estados Unidos y fue muy discutido cuando Wilson lo colocó con una reforma constitucional, fue uno de los actos más estúpidos desde el punto de vista económico que ha creado el sistema ineficiente y repleto de exenciones que tienen hoy.

Una baja de tasas -incluso tan violenta como esta- podría no significar una baja en la recaudación, por el contrario la experiencia histórica dice que producirá una llegada masiva de nuevas inversiones y mayor crecimiento, un impuesto a las ganancias bajo, simple y parejo fue lo que hizo el Gobierno Militar en los setentas y fue una de las claves del milagro económico de 10 años de crecimiento alrededor del 7% que transformó a Chile en el país per cápita más rico de América Latina.

Es un bocado especialmente amargo de tragar para los políticos ignorantes de todos los colores y harán sin duda todo lo que puedan por bloquearlo, pero Trump ya clavó la pica en Flandes, ojala le vaya igual de bien que a Carlos V en su momento, porque es una medida sumamente difícil de implementar en una democracia en descomposición como la de Estados Unidos.

Yo creo que en Chile la tenemos mucho más fácil gracias al desprestigio de Bachelet y su gobierno de ladrones. Sebastián Piñera será el próximo presidente y no tengo ni una esperanza en su gobierno, pese a que votaré por él. Pero ojala que llegue el día que José Piñera -en más inteligente de los chilenos- llegue a hacerse cargo y consiga a implementar El Ladrillo 3.0, una de cuyas medidas es precisamente colocar un impuesto bajo y parejo, tal como el que nos llevó al milagro económico entre 1985 y 1995.

25 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Interesante señalar que una parte de los analistas económicos comparten que es casi imposible contar con una mayoría republicana que apoye íntegramente la propuesta de Trump (sobretodo en cuanto a financiar la pérdida de recaudación con déficit)

Se dice también por parte de analistas que si fracasa el plan de reforma tributaria, las consecuencias serían una 'pequeña correccion' en el mercado accionario estadounidense, ya que ha aumentado bastante motivado por las expectativas de medidas de estimulos por parte de la administración de Trump.

27 de abril de 2017, 23:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El ideal sería que el lobby lo hagan las propias empresas, como probablemente va a ocurrir, ahi se va a ver si Corporate America es tan poderosa como dicen (yo lo dudo), creo que no habrá ni una sola empresa que no esté de acuerdo

27 de abril de 2017, 23:04

 
Blogger EDO said...

Yo creo que el Trump tiro el tejo pasado. Al final la cosa podria quedar cerca de 20% lo que igual es muy bueno para una economia desarrollada como USA....es un turbo feroz para la economia de USA. Y chilito con impuestos de 27% (35% total) jajaja.

Las consecuencias a nivel macro de todo esto es feroz para muchos paises desarrollados y en desarrollo. De partida toda la inversion se ira a USA, el dolar se fortalecera, tendran que subir la tasa de interes y eso impactara en la renta fija en muchos paises...se le viene complicada la cosa a chilito en el futuro.

Para mas remate con el nivel de gastos de chile es muy dificil hacer una reforma a lo Trump.

27 de abril de 2017, 23:25

 
Anonymous Anónimo said...

Respecto a lo útlimo que dijiste EDO... deberías leer más al respecto, estás mal informado.

USA en los últimos años (gracias a la administración OBAMA) llevó el nivel de gasto a niveles nunca antes vistos... sólo por hacer funcionar el gobierno GASTA 1 BILLÓN $USD (Trillón en notación anglo) Esta fuente que te voy a pegar enlaza directo a la fuente gubernamental.

https://www.sovereignman.com/trends/us-governments-2016-net-loss-more-than-doubled-to-negative-1-trillion-20846/

Además de cuanta plata pierde el fisco por el famoso Obamacare... y el problema de los pasivos desfinanciados en las pensiones del Social Security. Yo diría que Trump lo tiene mucho más cuesta arriba que si tuviera que hacerlo en Chile, contando además que el Presidente de USA tiene menos poderes relativo a los demás (Legislativo, Judicial)

Concuerdo con lo dicho en articulos anteriores por Tomás que, en Chile, bastaría con un presidente con los pantalones bien puestos y dispuesto a derogar malas reformas sin necesidad de mayoría en el congreso (es decir desarmar Transantiagos) y en 4-6 años tendríamos un país como quedó en el gobierno de Aylwin (por ej: 15% imp. corporativo, legislación laboral no tan rígida..., menos royalties a las mineras, achicar el despilarro del mineduc... entre otras cosas)

28 de abril de 2017, 02:03

 
Anonymous Pedro said...

Estimado Don Tomas:

A mi modo de ver si Trump logra mantener la posicion de su reforma tributaria y si logra vencer los obstaculos federales y estatales que vendran, mas su implementacion de gasto en infraestructura publica, aumento del gasto militar, la Fed no tendra mas remedio que apretar el pedal del tipo de interes, como es de madrugada no tengo ganas de escribir las posibles consecuencias para estados unidos, pero preveo que el dolar sera mas fuerte por tanto la deuda externa latinoamericana sera mas cara, combinado con una menor demanda de comodities por parte de china, auguro que si se sigue manteniendo las politicas economicas en nuestra region, parece que dentro de tres a cuatro años habra una crisis latinoamericana como sucedio en los 80s. Y si eso ocurre Dios nos agarre confesados.

Saludos:
Pedro

Posdata: No me diga Don Pedro que ni siquiera cumpli mis 30 años, me hace sentir escoba vieja.

28 de abril de 2017, 03:56

 
Blogger Salvador Pinochet said...

La entrada de hoy iba muy bien, hasta el anuncio de voto por Piñera. El mismo que aumentó los ministerios, subió los impuestos y se aprovechó del gasto público perpetrado previamente por Velasco. Creo que ya es hora de dejarse de ambigüedades y cálculos y votar derecha de verdad: José Antonio Kast.

28 de abril de 2017, 07:05

 
Blogger Ulschmidt said...

El tema es que hay que tener un Estado de ese tamaño. Y el Estado USA es deficitario. Ya Reagan había hecho el chiste de bajar los impuestos, pero salió con alto déficit y alta deuda, que corrigió Clinton.
Trump tiene que achicar el Estado americano en forma notoria para que le alcance con impuestos rebajados. Decir que la reinversión privada de esos impuestos-no-cobrados va a conseguir tal actividad económica que los impuestos a tasa rebajada van a recaudar lo mismo es macanaear. No pasó así la última vez ni en ninguna rebaja impositiva de la Historia. Hay que hacer austeridad fiscal además, con un Trump que mezcla esto con medidas desarrollistas - haremos infraestructura, haremos un supermuro, aumentaremos el gasto militar - es medio difícil.

28 de abril de 2017, 08:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, eso es lo que falta: pantalones. ni Sebastian Piñera ni la derecha política los tienen pero que diablos, si no podemos correr obligados a caminar.

Hola Pedro, los economistas de aula siempre hacen esos cálculos: si A baja los impuestos B sube la tasa de interés, C exporta menos y etc. etc. esos cálculos normalmente se equivocan, por eso ningún economista se hace millonario haciendo negocios. La realidad económica no es un encadenamiento de causas y efectos simples y predecibles, como enseñan en clases de macroeconomía, es una realidad compleja, múltiple y muy difícil de predecir -excepto si consideramos la historia, que al menos puede guiar un poquito en eso- hay dos fuerzas económicas que son muy importantes: las expectativas y los incentivos, que hacen que las grandes masas de gente produzcan efectos agregados que no son fácils de predecir, porque no son matemáticas sino cuestiones del comportamiento humano.

En general las bajas -y especialmente simplificaciones- de impuestos no tienen los efectos fiscales que los economistas esperan, porque los incentivos y expectativas no obedecen a sumas y restas simples, son fenómenos de comportamiento, que tienen más que ver con la psicología. A los empresarios -que son los que mueven cualquier economía- les gustan las bajas de impuestos y se entusiasman con la idea que pueden ganar plata, normalmente invierten más.

A todo esto también dime Tomás nomas, porque soy un jovencito, casi adolescente.

Salvador Pinochet, claro que Piñera aumentó el gasto público porque es un socialdemócrata, eso es sabido, Juan Antonio Kast tiene buenas ideas pero cero posibilidades, se necesita un gobierno y un parlamento con cierta fuerza electoral que solo Piñera podría conseguir. además si es por buenas ideas yo prefiero lejos las de José Piñera, Hernán Buchi o Axel Kaiser, por nombrar solo tres, las diferencias entre J.A.Kast y S.Piñera son principalmente retóricas, a mi modo de ver.

28 de abril de 2017, 08:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, no te olvides que en política las cosas funcionan al revés de lo que se piensa. Jamás se va a achicar el estado de manera que permita cobrar menos impuestos, esa es una situación política imposible. En la realidad ocurre al revés: cuando se bajan los impuestos eso fuerza a achicar el estado y podar los gastos absurdos, el ejemplo Reagan-Clinton es uno de los muchos que existen en ese sentido, gracias a la baja de impuestos de Reagan se pudo regularizar el gasto durante Clinton, la cadena causa-efecto es así.

La única forma políticamente factible de achicar al estado es dejándolo sin plata primero, en Chile tenemos gran experiencia en eso.

28 de abril de 2017, 08:59

 
Blogger Ulschmidt said...

... para mi vamos a un ciclo de endeudamiento de USA, aún mayor al previo, que es la forma de financiar estas fiestas donde el Estado gasta más pero los contribuyentes pagan menos. Subirán las tasas americanas para chupar dólares del mundo, habrá fly-to-quality, subirá el dólar, a los chinos les será más fácil vender y a nosotros no porque los commodities bajan cuando el dólar sube. Lo mejor que nos puede ocurrir es que la china economía se reactive y demande más insumos, junto con la hindú, indonesia, etcétera, y que arranque Brasil y vuelva a comprar cosas en el barrio.
Asía sigue siendo nuestro horizonte y los americanos cada vez tendrán que ver menos con nosotros.

28 de abril de 2017, 09:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por lo demás no tiene nada de especial que el fisco de USA sea deficitario, lo ha sido en grado sumo durante Obama y no hay nada que provoque más déficit que subir las tasas, debido a la ilusión que se crea que irán a recaudar más, hay mucha experiencia que esto no ocurre, en toda Europa por ejemplo los gobiernos han subido las tasas a niveles increíbles y con muy pocas excepciones están al borde de la quiebra.

El déficit fiscal JAMAS se resuelve subiendo las tasas impositivas, la solución de largo plazo es exactamente al revés

28 de abril de 2017, 09:04

 
Blogger Leus said...

Tomás,

De acuerdo en varias de tus apreciaciones excepto en una. Los republicanos siempre prometen rebajar impuestos, y es parte de su naturaleza minimizar el estado. No obstante, les cuesta mucho (al igual que a nuestra derecha) sacar el ojo del dividendo electoral, por lo que nunca le ponen mucho entusiasmo a bajar el gasto, fuera de retórica para dejar contenta al ala dura. Igualito que en Chile.

Obviamente Trump no podrá bajar las tasas en esos niveles, pero si logra bajar tres, cuatro o cinco puntos será un éxito total. Lo del tejo pasado es una estrategia básica de Trump.

En todo caso, también prometió barrer con el gasto público. De hecho, está eliminando 62 agencias federales, y propuso para el calendario 2018 una baja increíble en gastos, sobre todo en asuntos típicamente progres: artes, ciencias, asistencia para los pobres, y asistencias humanitarias a otros países. Por supuesto, todo esto debe ser aprobado primero, por lo que, para variar, Trump estará abierto a negociar.

28 de abril de 2017, 09:56

 
Blogger Rolando el furioso said...

A los demócratas yanquis les asusta perder sus parcelas, como a cualquier progresista de izquierda o cualquier político en realidad, así que ante la perspectiva de perder todo y quedarse con algo, lo más probable es que negocien. Yo creo que van a rebajar la asistencia humanitaria y artes y ciencias.

28 de abril de 2017, 10:16

 
Blogger Jose Cornejo said...

Lei el titular y me pareció una excelente noticia. Trump está cumpliendo sus promesas si o si, y el senado está si o si obligado a aprobar, a pesar del miedo idiota de creer que van a quedar sin pega o les van a bajar las lucas. Si el quiere traer a las empresas gringas de regreso, este es un excelente incentivo. Quizás tomo como ejemplo no solo a los paises del asia pacífico, sino que también a Chile y el GM. el hombre será un payaso, pero tonto no es.

Respecto a los impuestos de Trump que el DNC exige y requete exige que los muestre, me recordó un programa de CNN en el que le preguntaron al entrevistado (asesor de Trump) donde estaban los registros de impuestos de él, que los tenian demasiado ocultos. El entrevistado respondió "pueden buscarlos, están debajo del certificado de nacimiento real de Obama y los 30.000 emails de Hillary"

28 de abril de 2017, 10:17

 
Blogger EDO said...

Anonimo: Al menos lo que pasa en USA es un buen antecedente para lo que tendra que hacer el proximo presidente que llegue a chile. Si o si se debe arreglar el tema tributario y empezar a ajustar gastos. A muchos les va a doler ver como se acaban los bonos y demases. Ojala Piñata haya aprendido que la cosa no es mirando las encuestas y aplique medidas antipopulares.

28 de abril de 2017, 11:03

 
Blogger EDO said...

Les dejo un articulo de como son los impuestos en los paises desarrollados.

http://www.elmostrador.cl/mercados/2017/04/28/como-se-ve-la-jugada-de-trump-de-recortar-el-impuesto-corporativo-a-15-frente-a-otras-economias/

Chilito la tiene complicada en materia deinversion extranjera.

28 de abril de 2017, 11:08

 
Anonymous Wilson said...

Aparentemente el tema, como casi todos por lo demas, tiene sus bemoles, el proyecto eliminaria montonadas de excepciones, simplifica el sistema y tiene el incentivo de una tasa unica de 10%
a la repatriacion de capitales, eso unido a desatar el "espiritu animal" de los inversionistas, puede tener un efecto menor en la recaudacion.
Valente en La Tercera da un dato interesante: el estado gringo, con una tasa de 35%, agarra entre 3 y 4 del PIB, en chilito con una del 25% el estado pesca el 5,5 %.
Los sistemnas tributarios han llegados a ser muy complejos, y su interaccion con la economia, que es ultramega compleja, es indeterminable a priori.
http://www.latercera.com/voces/chile-contra-el-trafico/

28 de abril de 2017, 11:26

 
Anonymous Anónimo said...

Wilson tiene razon. El problema no esta en la tasa nominal de impuestos. Esta en la complejidad que han adquiridos los sistemas tributarios. En Gringalandia, el problema es tan grande que es casi imposible no cometer fraude tributario, con montones de leyes locales, estatales y federales a veces contradictorias, sumado a tax-breaks, subsidios y otras man~as. Las empresas grandes tienen departamentos enteros para "optimizar" sus impuestos. Esto es dificil para una persona normal con ingresos sobre el promedio (los llamados emprendedores)

Un profesor gringo me contaba que tiene que gastar cada an~o miles de dolares en un contador para hacer la declaracion y aun asi pasa sustos. El tiene un sueldo mitad pagado por la universidad, mitad pagado por una fundacion privada (cada sueldo paga una tasa diferente). Arrienda la casa de sus padres. Tiene hipoteca por una casa sujeta a un tax break. Dos autos. Uno de ellos es de la esposa que lo ocupa para un negocio en sociedad con unas amigas. Tiene algunas acciones. Su esposa tiene medio tiempo en otra empresa. Y lo peor de todo, viene invitado todos los an~os a Europa como profesor visitante, por lo cual le pagan muy bien, pero el pago de impuestos es complejisimo (gracias a Obama), al punto que no le conviene monetariamente.

Mientras las empresas grandes pueden lidiar con problemas asi. La gente que empieza de abajo no.

MV

28 de abril de 2017, 11:53

 
Anonymous Anónimo said...

respondiendo a EDO pero para también parafrasear a Tomás:

El equipo económico de Piraña ya le está sacando el poto a la jeringa respecto a bajar tasas impositivas.

https://www.df.cl/noticias/economia-y-politica/actualidad/plan-economico-de-pinera-priorizara-simplificacion-tributaria-y/2017-04-27/210802.html

En mi opinión dada las restricciones económicas, políticas e ideológicas de un eventual gobierno de piraña, lo más que se puede es establizar al paiente dentro de su gravedad => no hacer más cagas como lo haria Guiller. Yo opino que será como el gobierno de Macri.

28 de abril de 2017, 12:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo de la complejidad es muy relevante creo yo. Solo simplificar baja mucho los costos de recaudación y por si mismo aumenta la recaudación: impuestos bajos y planos son fundamentales, los diseños de impuestos diferenciados, llenos de excepciones son un fracaso siempre, recordemos como eran los aranceles de importación en Chile en los sesentas, cuando la diferenciación incluso en distintas zonas del mismo país cosntruyó un sistema de locos, terriblemente ineficiente.

28 de abril de 2017, 12:16

 
Blogger Frx said...

Salvo lo de Siria, Trump lo ha estado haciendo bastante bien, aunque pronto el centro de interés va a ser Francia con si sale o no Le Pen.

28 de abril de 2017, 18:15

 
Blogger EDO said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

28 de abril de 2017, 21:48

 
Blogger EDO said...

Anonimo: La gente en chile es tan weona que tiene que estar hasta la mierda para darse cuenta de las cosas que debe hacer.

Si o si tendran que hacer una reforma tributaria a lo Trump sino la inversion extranjera se vendra mas abajo aun con los impuestos que esta poniendo USA.

Al parecer no viste el link que puse....casi todos los paises mas menos inteligentes (Alemania, Inglaterra, Suiza, USA, Irlanda) tienen o tendran bajos impuestos....chile con uno de los impuestos mas altos de la OCDE....solo basta que se avive Peru, Colombia y seria.

28 de abril de 2017, 21:50

 
Anonymous Anónimo said...

EDO si ví el link que pusiste, pero el unico que se ha atrevido decididamente es el Reino Unido que llegará al 19% el 2020 si mal no recuerdo (si no me equivoco no cobra otro impuesto local). Algo que me llamó la atención:

Alemania: dice el artículo de el mostrador que pegaste (la linea roja) 15% ... pero no me la creí tanto, así que mirando este otro link menciona las Local(Municipal) rates, y dice:

Germany NATIONAL LOCAL
15% 14%-17%

Fuente

https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/global/Documents/Tax/dttl-tax-corporate-tax-rates.pdf

Ahí se ve la pillería... lo grande que aún tiene el tamaño del estado y la redundancia en los estados locales o federaciones. Puede ser que ahora se haya tomado conciencia de lo nocivo que es el impuesto corporativo, pero aún queda mucho por hacer... Pero bueno, parece ser que ellos ya partieron el camino y vienen de vuelta de la locura, que no será nada de fácil desandar...

28 de abril de 2017, 22:20

 
Blogger Salvador Pinochet said...

Tengo mis serias dudas en cuanto a las "cero posibilidades" de JAKast. Basta ver la cantidad de firmas de su candidatura, reunidas sin difusión en medios masivos y prácticamente sin prensa. Capaz que al subestimarlo, termine dando un "trumpazo". SPU.

29 de abril de 2017, 00:03

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas