Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

¿Bachelet es o no es médico?

jueves, 4 de mayo de 2017



Supongamos que yo coloco en mi currículum que soy ingeniero civil electrónico y doctor en economía, luego, durante años ostento de esos título y grado cuando en realidad soy solo ingeniero de ejecución electrónico y MBA. Siguiendo con nuestro imaginario ejemplo supongamos que tengo buenos contactos políticos y un amigo mío, que es vicepresidente de Codelco, me nombra como jefe de estudios en esa compañía con un buen sueldo.

Imaginemos ahora que empieza a correr el rumor que yo no tengo los títulos que he ostentado y alguien coloca una demanda en mi contra por ejercicio ilegal de la profesión. ¿Que es lo primero que me exigirían todos? Que muestre los documentos originales de mi título y grado, obviamente. Pero como no tengo nada de eso supongamos que decido quedarme mudo y no me refiero al tema en absoluto, lo ignoro.

Cuando una persona normal no puede mostrar estos documentos, le pasa lo que al señor Ibarra Martinez, que tuvo que reintegrar los sueldos que percibió en Sence, según la sentencia judicial que dice:
"... que percibió mientras desempeñó un cargo profesional, grado 10 de la E.U.S., en la Dirección Regional de Coquimbo de ese organismo, al que accedió en virtud de un diploma falso de Ingeniero Civil Industrial de la Universidad de La Serena.Al ..., la cual confirmó la falta de autenticidad del aludido título, indicando que el señor Ibarra Martínez fue eliminado de la ."

No tiene nada de raro, ha pasado muchas veces, le pasó a don Guillermo Martinez Asenjo "..Un inspector técnico de obras de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) en Los Ríos, quien figura como Ingeniero Civil en Obras Civiles, no es profesional y habría presentado un título universitario falso para optar a su cargo en la repartición...", ante la duda, se consultó a la Universidad Austral de Valdivia la que estableció un sumario y al no encontrar documentos originales que respaldaran su pretensión respondieron que este señor había presentado un título falsificado. Está lleno de casos similares, ocurre con mucha frecuencia.

Pero nunca en nuestra historia se había sospechado que un presidente se atribuyera falsamente una profesión y grado, Gabriel Gonzalez Videla fue probablemente el más ladrón de nuestros presidentes modernos, pero nunca estuvo en duda su calidad de abogado de la Universidad de Chile, siempre hubo ciertos códigos y líneas que no se podían traspasar. La presidente Bachelet ha sido pionera en muchas cosas y esta es una de ellas, ostentando el título de médico cirujano, (obtenido con distinción máxima, según su currículo oficial).y las especializaciones en pediatría y epidemiología, las que ya ha reconocido que no tiene. Su historia oficial (actualizada), según Wikipedia, dice:

En febrero de 1979, la familia Dávalos regresó a Chile y Michelle Bachelet retomó sus estudios en la Universidad de Chile, titulándose en enero de 1983 como médico cirujano. En 1984 nació su segunda hija mientras su matrimonio entraba en una crisis que desembocaría en su término ese mismo año.

Luego de graduarse, Bachelet presentó su postulación a un puesto de médico general de zona dentro del sistema público de salud, pero fue rechazada, según ella, por «razones políticas». Sin embargo, el Colegio Médico de Chile le otorgó una beca para especializarse en pediatría y salud pública en el Hospital Roberto del Río, especialidad de la cual no se tituló pues no rindió el examen final. Paralelamente, Bachelet se incorporó a las labores de la ONG PIDEE dedicada a la protección de menores, quedando a cargo de la sección médica del organismo.

Y como antecedente de su titulación menciona al "Registro de prestadores de salud". Consultado el 17 de mayo de 2013. Este certificado existe, está firmado por don Enrique Ayarza Ramirez y es el único documento donde se le atribuye su calidad profesional porque su título -hasta la fecha- nadie lo ha visto.

Resulta que un señor de apellido Novakovic colocó una querella criminal en su contra por ejercicio ilegal de la profesión de médico, la que ha estado dando vuelta por tribunales desde hace algunos años. La fiscalía se negó de plano a abrir una investigación, diciendo que habían consultado a la Universidad de Chile y ellos habían asegurado que si era médico titulada allí.

La Contraloría General de la República, ante un requerimiento emite esta curiosa opinión

Finalmente, esta Contraloría General se abstiene de emitir un pronunciamiento en relación con la consulta sobre los estudios médicos cursados por la señora Bachelet Jeria en la Universidad de Chile, que la habilitarían para haberle conferido el título de médico cirujano y la especialidad de pediatría, por cuanto esa materia corresponde que sea resuelta por esa entidad de educación superior. En tal sentido, de los antecedentes tenidos a la vista por esta Contraloría General se advierte que esa universidad le ha dado respuesta sobre sus inquietudes informándole que le otorgó el título profesional de que se trata.

O sea dice "no sabemos si es médico, pero corresponde a la Universidad decirlo" y la universidad, a través de su director jurídico aseguró que "la Mandataria fue alumna regular de la carrera de pregrado de medicina, ingresando en 1970 y concluyendo sus estudios en 1982, obteniendo el grado académico de licenciada en medicina el 22 de octubre de 1982, y el título profesional de médico cirujano el siete de enero de 1983".

¿Discusión zanjada y caso cerrado? En absoluto, porque pese al certificado de la Superintendencia de Salud y a la declaración del director jurídico de la Universidad de Chile, no se han podido mostrar ninguno de los documentos originales que respalden la calidad de médico: ni el título, ni el examen de grado, ni la concentración de notas están a la vista, nada, solo declaraciones que perfectamente pueden ser falsas.

La posición de la Contraloría -y del contralor de esa época don Ramiro Mendoza- es curiosa y contradictoria con los dictámenes aplicados sobre los mismo para otros funcionarios públicos. En el caso Bachelet, para él basta con la declaración de un funcionario de la universidad para acreditar la existencia de un título, sin embargo en este otro dictamen, dice que

"Así, en virtud de las normas citadas, y en concordancia con el criterio contenido en el dictamen N° 72.245, de 2009, de este origen, para que una persona ingrese a la Administración del Estado es necesario, en lo pertinente, que acredite que ha obtenido el título o técnico que la ley exige para ocupar el cargo de que se trate, lo cual se debe hacer a través del respectivo documento o certificado oficial auténtico".

En pocas palabras: para la presidente basta con una declaración de funcionario público (ojo, que los funcionarios de la Universidad de Chile lo son, y por lo tanto subalternos de la presidente) mientras que para el reto del mundo solo es válido el documento o certificado oficial auténtico, es decir el original.

¿Es o no médico?
Si después de todo esto todavía no aparecen los documentos originales, y si a la querella por ejercicio ilegal de la profesión el abogado de Bachelet alegó solicitando la prescripción, para mi está claro como el agua que nunca tuvo el título de médico cirujano, pese a que se lo estuvo atribuyendo durante años al igual de el de pediatra y epidemióloga. Los jueces seguirán pateando la querella de un lado para otro con tal de evitarle la vergüenza, el último pase fue trasladar la causa a un ministro de fuero.

En mi opinión se trata de un asunto indecente, en el sentido literal. No tiene decencia atribuirse y ostentar una profesión sin ser capaz de mostrar su título, embrollando de pasada a funcionarios públicos que se ven obligados a mentir, al contralor, obligado a contradecirse y jueces obligados a pasarse la pelota uno al otro, todo para que S.E. no pase la vergüenza. La mentira tiene patas cortas, dice la sabiduría popular y creo que nadie en nuestra historia política moderna, ha desprestigiado la institución presidencial al nivel que lo ha hecho nuestra actual presidente.

9 Comments:

Anonymous Gorila said...

Deje de darle vueltas. NO se es titulado sin mostrar a nadie el título. No lo ha hecho en 12 años de ejercicio público...

No es necesario nada más.

Comenzar a invocar leyes, jurisprudencia querellas, y blablabla para algo que debió ser declarado el día cero, es creer en el esoterismo.

Lo que pasa es que esto pasa piola, porque esta vieja además es ladrona y usa a la familia para hacerse millonaria, coludiendose con el contralor y los fiscales, igual que con el título fantasma.


Que parte no se entiende? ha?

4 de mayo de 2017, 10:48

 
Blogger Jose Cornejo said...

Esta práctica de "presentar certificados" es muy común en el sistema publico, pues asi se "valida" las competencias del involucrado y se le da una especie de "credencial academica" para que nadie dude de su palabra. Pero Contraloría puede y lo ha hecho "revocar" los contratos y obligar al afectado a reintegrar lo malamente ganado, ya sea en cuotas o de un paraguazo.

Un caso muy cercano, le ocurrió a una funcionaria del departamento de informática del hospital donde trabajo. Durante 6 años fue contratada como profesional, ganando sueldo de profesional y con todos los beneficios, pero Contraloría en una de sus revisiones, encontró que la contratacion no correspondía ya que su titulo era técnico profesional (el mismo titulo que tengo yo de tecnico profesional en programacion de aplicaciones computacionales) y no profesional como había expresado.

De acuerdo a la ley 18575 en los articulos 54 al 57, declaró bajo juramento la veracidad de dichos antecedentes y se exponía a recibir las sanciones del codigo penal, por falseamiento de informacion. pero esta funcionaria, renunció y no pudo ser perseguida institucionalmente ni judicialmente.

4 de mayo de 2017, 12:05

 
Blogger Jose Cornejo said...

¿que les parece esto?

http://gerente.com/cl/rss-article/director-del-sii-no-presentar-querella-por-delitos-tributarios-no-implica-impunidad/

4 de mayo de 2017, 12:06

 
Anonymous Wilson said...

Si la Dama tuviese titulo lo habria exhibido hace años.
¿Algun fiscalito se atrevera? No, ni en sueños,salvo debacle electoral de la izquierda,lo cual tiene probabilidad cercana a cero.

4 de mayo de 2017, 15:33

 
Blogger Jose Cornejo said...

basta con darnos cuenta de como ha operado el SII, que ni siquiera se atreve a tocarle un pelo a la yeta, para saber que tan "intervenidos politicamente" están los servicios publicos.

4 de mayo de 2017, 16:40

 
Anonymous Wilson said...

Mish, al dia de hoy el compra huevos en accion. https://goo.gl/vIj8JK

4 de mayo de 2017, 22:15

 
Anonymous Anónimo said...

¿Habrá falsificado también el EUNACOM la presidenta?

4 de mayo de 2017, 22:47

 
Blogger MrHualane said...

¿Por qué ejercicio ilegal de la profesión? Ella no trabaja como médico y para ser Presidenta y antes ministra no se requiere título alguno.

4 de mayo de 2017, 22:57

 
Blogger Jose Cornejo said...

Mr. Hualañe, el delito no está en "el ejercicio ilegal de la profesion". Al igual que el caso de Depassier en Chilerecortes (tuve la oportunidad de atenderla acá en el hospital hace un mes, actualmente vive en Recoleta, bien debajo del radar), presentar un titulo falso, para lo que sea, ya es constitutivo de delito.

9 de mayo de 2017, 11:32

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas