Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El verdadero problema con la justicia

martes, 2 de mayo de 2017


Hace unos días, en un discurso, el fiscal nacional Abbot "emplazó" al gobierno para que el Ministerio Público pudiese iniciar persecución penal en delitos tributarios aunque el Servicio de Impuestos Internos no presente una querella. Casi enseguida apareció la vocera de gobierno, Sra. Narvaez dando un "portazo" a las pretensiones del fiscal, descartando que el gobierno esté interesado en patrocinar una medida de ese tipo y llamando a "tener cuidado" de no poner en duda la corrección del Servicio de Impuestos Internos en estas materias, como chiste, no podría ser más triste.

Pero el asunto no terminó allí porque al fiscal le avisaron de esto por teléfono y la prensa fue lógicamente a preguntarle que le parecía la respuesta del gobierno, este dijo -en una actitud bastante sibilina- que la autoridad podía acoger o desestimar el planteamiento pero recordó que una ley así no es de iniciativa exclusiva del gobierno, podría ser patrocinada por el parlamento, o incluso, ya que este gobierno se está terminando podría implementarlo el próximo. La Corte Suprema por medio de su vocero, salió inmediatamente a apoyar la petición del fiscal nacional. Es bien probable que esto se implemente en el próximo gobierno.

¿Como se originó todo este enredo? 
Resulta que después de amenazar con las penas del infierno y condenar a políticos opositores por el Caso Penta, en la investigación empezaron a aparecer exactamente los mismos delitos pero mucho peores en cuanto a descaro, mala fe y montos en casi todos los políticos oficialistas. Peor todavía porque el cerco se empezó a estrechar sobre la presidente Bachelet, quien ha cometido -demostradamente- peores cosas que las que habían llevado a la deshonra y posterior condena de Novoa y Orpis. Ante el peligro sobre la reina, el Servicio de Impuestos Internos cerró filas y cortó por lo sano anunciando que no presentaría más querellas criminales, todo se resolvería en adelante como faltas administrativas, con simples multas.

En un despliegue de hipocresía, los fiscales empezaron a reclamar que "tenían las manos atadas" porque no les permitían investigar a los corruptos, puesto que Impuestos Internos tiene la facultad exclusiva de presentar querellas. Eso es mentira, ellos pueden actuar de oficio y así lo han hecho contra políticos opositores, pero vieron que se les presentaba una oportunidad de oro para acrecentar su poder político, que a estas alturas se ha hecho insoportable para casi todo el mundo.

Todo estuvo mal desde el comienzo
Porque el asunto partió como una operación política contra la UDI, que iba a ejecutar el Servicio de Impuestos Internos en conjunto con la Fiscalía. Mientras investigaban opositores se hacían aparatosos allanamiento, fiscales de izquierda (esto es una redundancia) aprovechaban la prensa para "filtrar" datos con el fin de hundir el prestigio de los imputados. Todo cambió repentinamente cuando los sospechados empezaron a ser gente del gobierno y la propia presidente, de la noche a la mañana todo se hizo más lento, desaparecieron las persecuciones y la guinda de la torta fue esta decisión de Impuestos Internos de no perseguir penalmente las causas que antes los indignaban.

Porque la verdad es que la mayoría de los delitos que persiguieron en un principio fueron inventados, forzando el derecho y con la complicidad de los jueces -como siempre serviles a lo intereses del gobierno- consiguieron las primeras condenas, pero después empezaron a aparecer delitos mayores entre políticos del gobierno y pasó lo que ya dijimos.

La culpa de todo el enredo
Uno podría decir que la culpa de todo es que las autoridades de impuestos internos y los fiscales son una manganada de corruptos, lo que es parcialmente cierto, pero esa es solo parte de la verdad, hay mucho más en este feo asunto.

Todo partió por un gobierno que por primera vez en muchos años se atrevió a usar abiertamente al Ministerio Público y al Servicio de Impuestos Internos para una operación política en gran escala contra la oposición, Bachelet es la primera presidente que se atrevió a eso, desde los años de Allende, el último todo vale que tuvimos. De este comportamiento, que probablemente es delictivo, con seguridad es muy sucio y peligroso en términos institucionales, salió todo el problema.

Pero la verdadera causa es incluso anterior. La vocera Narvaez decía que no se puede poner en duda la corrección de las actuaciones de Impuestos Internos, decir eso es muy peligroso, muestra un razonamiento fascista, típico de todo gobierno totalitario: nadie puede dudar de la corrección de las autoridades sin convertirse en enemigo del estado. El pensamiento totalitario siempre supone que sus propios empleados son virtuosos y nadie puede cuestionarlos, pero la realidad es que pueden ser ladrones y corruptos, eso es obvio y lo vemos a cada rato, es la realidad.

Y las leyes, el sistema jurídico y político deben estar diseñadas suponiendo que las autoridades pueden ser ladrones y corruptos para que exista un sistema de equilibrios, límites y controles sobre ellos, eso es lo que hoy no existe. El Ministerio Público se empezó a politizar desde el principio, tiene un defecto estructural, de diseño, bastaba que llegara gente con pocos escrúpulos al gobierno para que alcanzáramos la situación en que estamos ahora, era cosa de tiempo.

Si le suman una mayoría parlamentaria, supremos y fiscales que se reúnen con los caciques políticos antes de su nombramiento para dar el besamanos y con eso tenemos todos los ingredientes para un país donde no existe el estado de derecho y la justicia queda al antojo del que ocupa La Moneda, tal como en los viejos tiempos del absolutismo o como en el régimen gorila de Maduro, para dar dos ejemplos de donde podemos llegar si esto no se corrige a tiempo.

Más allá de la completa deshonestidad de autoridades políticas del ejecutivo, jueces y parlamentarios, existe un marco institucional que ha permitido llegar a este punto, compuesto de una serie de reformas políticas y constitucionales destinadas a suprimir controles y permitir la actuación ilícita impune, la Reforma Procesal Penal y el Ministerio Público están en la base de todos estos comportamientos mafiosos de las más altas autoridades, esa es la causa real, lo demás son solo efectos


12 Comments:

Anonymous Wilson said...

Permiso p' repetirme. La Nueva Pilleria fue un intento revolucionario de asaltar el poder, eliminando via judicial a la UDI y luego a RN, destruyendo la autonomia alcanzada en educacion y salud de las capas medias, saboteando la economia privada y finalmente realizando de facto la Asamblea Constituyente que los eternizara en el poder. Todo montado sobre la mayoria parlamentaria, el supuesto poder de la calle y el, tambien supuesto, anhelo de cambiar el modelo. Obviamente ni en sueños todo eso se planeo en Chile...
Fallo por el despelote provocado en la economia, la rebelion de las capas medias (extremadamente mas potentes que lo imaginado), la obvia implicacion de la Bache en escandalos financieros y su trasparente incompetencia. Como dato al margen hay que agregar que la Dama no esta sana...
Evidentemente un supuesto clave era, muy al menos, la neutralidad de las FFAAA. Para eso les han dado como caja,intentando destruir la confianza en los mandos y la autoconfianza de estos. Sobre eso, ¿que saben los cubanos, que no es aparente? ¿ O su plan B es provocar otro regimen militar?

1 de mayo de 2017, 23:17

 
Blogger Nervio said...

Estamos cagados, el estado, que debe ser un organo tecnico, donde el que entra sea como los milicos, apoliticos. Fue capturado por cada gobierno para meter sus fichas.

Si el estado es el auto, y el gobierno el chofer... es como meter huesitos en vez de fierritos y guata en vez de balatas.


Ademas de crear sistemas que solo dependen de la vebia politica.


en fin.


No se como se va a resolver o si se va a resolver.

2 de mayo de 2017, 03:03

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás, tu relato asemeja una novela de terror, donde se develan las intenciones, más terribles que los hechos (a la fecha). Quisiera que estuvieses hablando de vampiros y hombres lobos, lamentablemente no es así.
Quedo contento con que algunos "del medio" vean el camino que señala Venezuela y su "asamblea constituyente", y se den cuenta del verdadero uso de esta arma de asalto al poder.

ivanr

2 de mayo de 2017, 08:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una novela de horror, solo hay que ver como ha encarcelado a muchos militares de manera discrecional sin ningún apego a la ley inventando delitos, como (también inventando delitos) se han dedicado a asesinar reputaciones de los enemigos políticos mientras ignoran de manera olímpica delitos reales y acreditados de sus amigos, son peores que vampiros y que los hombres lobos porque han anestesiado a la gente primero, los vampiros dan miedo mientras que estos basuras se hacen pasar por gente buena e idealistas, de tanto repetirlo hasta ellos mismos se la llegaron a creer.

Igual pasó en Venezuela con Chavez, en Brasil con Lula, en Bolivia con Evo, en Ecuador con Correa o en Argentina con Kirchner, es exactamente el mismo patrón y la gente -abestesiada- no se da cuenta, hasta que es demasiado tarde

2 de mayo de 2017, 09:10

 
Blogger Ulschmidt said...

La verdad, yendo sólo a lo de los impuesto y viendo cómo funciona acá:
- Hay una ley tributaria con TODAS LAS PRESUNCIONES A FAVOR DEL FISCO. ¿que quiere decir esto? Que si tienes digamos 1000000 $ en el banco y no puedes justificarlo con tus ingresos declarados, se presume evasión y avanzan para cobrarte. Queda a cargo tuyo demostrar que no era plata negra, por ejemplo, me lo regaló mi tía. Inclusive tú tienes que hacer un juicio de reclamo al Estado.
- Hay una ley penal tributaria... pero como es penal, afortunadamente, sigue valiendo el INOCENTE HASTA QUE SE DEMUESTRE LO CONTRARIO. Si no fuera así ya seríamos la URSS. Para meterte preso por presunta evasión NO ALCANZA con que haya plata en el banco que no se justifique con tus ingresos declarados. El Fisco tiene que avanzar en un juicio hasta demostrarlo más allá de toda duda razonable, un juicio con todas las garantías acostumbradas.

Por eso la Ley Penal Tributaria, que es cuco para asustar evasores, es tan poco práctica y casi nadie fue preso. Porque no tienes las ventajas que el Parlamento le dio al Fisco para que junte la plata del Estado rápido y expeditivamente.

Por eso los Fiscos arreglan a menudo administrativamente y no se ofuscan con persecuciones penales. En realidad entran en un terreno donde tienen menos ventajas, cuando quizás ya consiguieron el resultado económico que la Ley les indica como objetivo.

2 de mayo de 2017, 09:49

 
Blogger Jose Cornejo said...

El verdadero problema con la justicia es que fue hecha por delincuentes (de cuello y corbata que nunca en su vida han trabajado) para delincuentes y con los delincuentes.

Como ya sabemos, los zurdocarroñas actuan "segun el manual", paso a paso.

2 de mayo de 2017, 11:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, esa inversión de la prueba y culpabilidad a priori en asuntos tributarios empezó en Estados Unidos y la han ideo imponiendo por todo el mundo, tal como la guerra contra las drogas y muchas otras políticas absurdas y medio fascistas que promueven y exportan al mundo, es insoportable, invierten el peso de la prueba y los gobiernos de sinvergüenzas -como el de hile actual- usan esas cosas con fines de persecución política porque resulta muy fácil inventar casos así.

José, cuando gobernantes y legisladores son mayoritariamente delincuentes, obviamente que las leyes y su aplicación son abusivas

2 de mayo de 2017, 11:59

 
Blogger Rolando el furioso said...

Estamos fregados, de esta no nos salva ni el Chapulín Colorado.

2 de mayo de 2017, 13:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, no hay mal que dure 100 años Rolando

2 de mayo de 2017, 13:29

 
Blogger Elisabeth Fuchs said...

ni tonto que lo resista, don Tomás (faltó agregar esto). Saludos!

2 de mayo de 2017, 17:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro Elizabeth, muy cierto!

2 de mayo de 2017, 23:06

 
Anonymous Anónimo said...

El proceso penal chileno es un león sin dientes.

4 de mayo de 2017, 09:18

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas