Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.



Esta entrada la escribí un domingo, 26 de junio de 2005, y sigue tan vigente ahora como hace casi 12 años, seguimos viviendo en el país de los mendigos

En el país de los mendigos, todos los pobres son víctimas del abuso y de la injusticia de los poderosos, nadie es pobre por su propia culpa, no existen los flojos, ni los locos, ni los indolentes, ni los tontos. La gente no tiene la culpa por las cosas malas que le pasan, solo son víctimas de un sistema perverso que premia a los que se arriesgan y triunfan , mientras castiga a los que se quedan sentados esperando su golpe de suerte.

En el país de los mendigos todos sueñan con ganarse la lotería y de la poca plata que los mendigos ganan siempre hay un fondo para comprar algún juego de azar. El país de los mendigos es solidario porque siempre votan por los que suben impuestos con la secreta esperanza de conseguir -pituto mediante- alguna inesperada prebenda del político por quien votaron.

En el país de los mendigos la gente vota por el que regala casas, alimentos, subsidios, pero jamás por el que genera trabajos porque el trabajo es una de las formas de explotación de los poderosos. Los mendigos siempre se quejan de ser explotados en su trabajo (si lo tienen) y de no ser tomados en cuenta (si no lo tienen). Siendo el trabajo la forma natural de explotación los mendigos lo hacen de mala gana y reclamando.

Los mendigos exigen su derecho a estudiar gratis, pero el caso es que también estudian de mala gana y rinden mal en las pruebas, habitualmente se sienten víctimas de la injusticia de los profesores. Después de varios años de ir a la universidad finalmente lo dejan porque el sistema cruel les niega la posibilidad de reprobar una y otra vez.

Los mendigos exigen su derecho a una casa digna (dignidad es una de sus palabras favoritas) pero como jamás llegan a juntar plata como para comprar una piensan que es el gobierno quien debe "asignarles una casa libre de deuda" (lease regalarles), luego se quejan de que es muy chica y mal construída, si tienen que pagar dividendos rara vez lo hacen, total ya están instalados.

Los mendigos son simpáticos, populares, buenos para la fiesta y el baile así es que suelen aparearse muy jóvenes, como la despreocupación por las consecuencias es su característica tienen hijos mucho antes de tener trabajo. Así es como se quedan viviendo en casa de los padres, o de los suegros ganandose la vida en trabajos miserables como corresponde a su preparación y su actitud frente a la vida. El mundo es cruel y muy injusto en el país de los mendigos.

12 Comments:

Blogger Frx said...

Sólo falta añadir que son unos llorones pero la verdad es que está implícito. Sorprende la vigencia que tiene.

14 de mayo de 2017, 12:20

 
Anonymous Anónimo said...

Buen discurso para tu galucha Tomás.
Siempre solidarizamos contigo en tiempos de la U.
Scejas

14 de mayo de 2017, 12:51

 
Blogger EDO said...

JAJAJA.....Varias caracteristicas de las nombradas calzan con la perso del Tomas...sobretodo la suerte.

En todo caso es el fiel reflejo de como son los pobres en Chile aumque hay excepciones. En el pais de los pobres siempre sera elegido el que de mas bonos y regalias y no el que mas trabajo de por eso este pais es un pais de socialistas y con eso estamos cagados.

14 de mayo de 2017, 13:03

 
Anonymous Wilson said...

Plenamente vigente, parece que 12 años no son nada, solo que los mendigos de hoy son llamados empoderados.

14 de mayo de 2017, 14:07

 
Anonymous Anónimo said...

respecto del apareo temprano y descuidado, la verdad, una buena dosis de educación reproductiva y disponibilidad de sus medios harían tanto bien como el mejor programa económico. O más. Es el origen de la mayoría de situaciones de extrema pobreza y necesidad que se ven luego.
Respecto de vivir de los subsidios y ayudas: acá también hay mucho, generaciones de gente así. Su principal fuente son la gente de provincias pobres y rurales a las ciudades grandes del Este, formando el consabido cinturón de pobres que es fácil de calmar y comprar con poca plata. Los políticos populistas terminaron de forjarlos como son porque los vieron siempre como un recurso clientelar.
Hace poco Cristina K, queriendo hacerse la sofisticada y pensante, declaró que perdió las elecciones últimas porque mejoró tanto a la gente que mucha juventud se olvida de lo ganado gracias a sus gobiernos, se ponen con ideas "clasemedieras", se quieren parecer a los ricos y terminan votando a un Macri que va contra sus intereses.
Es un viejo pensamiento zurdo: el pequeñoburgués imbécil que vota contra sus propios intereses por aspiracional. Fachos pobres, esa cosa.
Pero es mucho más repugnante dicho en sus labios, porque traducido a la realidad quiere decir "una cantidad inesperada de tipos que antes comprábamos con repartos de campaña ahora se hacen los pensantes y nos rechazaron". Claro que alguien como ella puede volver en cualquier momento, no estamos curados.

14 de mayo de 2017, 18:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, 12 años no es nada, verdad jaja

Ulshmidt, la gente de izquierda siempre racionaliza sus fracasos de la misma manera: insultando, buscando cualquier otra cosa con que atacar, aunque no tenga nada que ver con el asunto, esos son los más básicos. Los que les cruje un poquito más buscan la excusa de sus poderosos enemigos imaginarios, los astutos demonios imperialistas que engañan a la gente, o los ruines sentimientos de los "fachos pobres" que no se dan cuenta del mundo maravilloso de vivir la solidaridad ajena.

Eso de facho pobre muestra su complejo de clase, porque muchos de ellos son aspiracionales de origen humilde, que consiguieron becas o buenos trabajos al alero de la política y -como buenos piojos resucitados-miran con desprecio a los que tienen menos plata que ellos, el hecho que usen la condición de pobreza como un insulto es muy divertido y revela lo poca cosa que son: simples piojos resucitados nomás, que la hicieron robando y arrastrándose.

Ese arribismo apenas disimulado explica muchas cosas de los izquierdistas new age, a piojos resucitados como Peñailillo y por elestilo, el concepto de facho pobre les debe resultar orgasmico

14 de mayo de 2017, 19:22

 
Blogger Ulschmidt said...

Yo creo que son sistemas de anulación de la realidad. Mira, aquí, durante la célebre crisis del 2001, cuando todo parecía andar mal, un montón de gente de clase media: comerciantes, cuentapropistas, gente de oficios, profesionales, lo mismo que empleados de cierta carrera en cualquier tipo de companía, a todos les iba mal, los de este extracción casi que se regocijaban: esos tipos que se pasaron diciendo que hay que esforzarse, que se levantaban temprano, que aguzaban el ingenio, que se quemaron las pestañas estudiando, que se jactaban de sus pequeños logros de autos, casas, departamentos, negocio propio, ascenso en la carrera: están todos en la lona y ahora tendrán que entender que todo se decide en la alta política.
Que lo único importante es tomar el poder y construir el paraíso socialista, que los pequeños logros individuales no son nada. Ilusiones paralizantes. Onanismo intelectual y otras metáforas.
Por supuesto, en la vida real un conjunto de gente emprendedora le va mucho mejor que aun conjunto de gente más pasiva. Si no fijémonos en cualquier grupo migrante, que en general es más ambicioso que los locales que no nos movimos nunca.
Pero para estos tipos es importantísimo dejar claro que la salvación individual es imposible. Como retórica, claro, ya que muchos de ellos hacen carrera con eso, se acomodan en la nomenklatura, y a eso no lo consideran iniciativa individual.

14 de mayo de 2017, 20:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es un temazo Ulschmidt, la negación de la realidad para racionalizar el fracaso. El fracaso, como yo lo entiendo, es no alcanzar las cosas que uno mismo valoriza, no las que valoran los demás. entonces la gente de izquierda que valoriza la felicidad a través de el empoderamiento de lo colectivo vive fracasada, porque lo colectivo solo trae felicidad a ... los que mandan el colectivo, incluso así ellos saben que están mintiendo y traicionando a los que creyeron en ellos.

Es sintomático que la gente de izquierda siempre ve -por una parte- la cantidad de dinero como indicador de éxito y por otra parte odian a los que tienen más dinero que ellos, todos los discursos e ideas de izquierda giran alrededor de ese mismo resentimiento.

El éxito material depende de muchas cosas, especialmente de la suerte, y a largo plazo ayuda bastante la tenacidad y el trabajo duro aunque no aseguran nada. Pero la gente de izquierda odia la tenacidad y el trabajo duro porque los mueve el resentimiento, la envidia, ese es el motor detrás de todo el floro de "justicia", lo que buscan en el fondo es hundir al que tiene más que ellos.

14 de mayo de 2017, 20:27

 
Anonymous Carlos said...

Hola, Tomás.
Mira, te voy a regalar una palabra muy simpática. Hace años la creé y por ahí aparece a veces: La palabra es IGAI cuyo significado es así:
I x imbécil
G x gil
A x arribista
I x idiota
y si la quieres con H, entonces H x Hu**on

Entonces los que tu llamas mendigos para mi son higais, aunque a veces me parece que es más adecuado referirse a ellos como hu*v*naje, o como decía aquel famoso: "chusma ... "

Como siempre una alegría saber que sigues en la pomada.
73

16 de mayo de 2017, 11:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja! Si Carlos, acá como siempre, al pié del cañón
Saluti!

16 de mayo de 2017, 12:15

 
Blogger Jorge Molina Herrera said...

Es el retrato más realista y certero sobre los nativos de Tontilandia que he leído últimamente. ¡Excelente!

19 de mayo de 2017, 16:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja ¡Gracias Jorge! Es del 2005 pero todavía sigue vigente

19 de mayo de 2017, 17:35

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas