Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Declive del peronismo

miércoles, 16 de agosto de 2017


El resultado de las elecciones primarias en Argentina, ayuda a repensar muchos estereotipos que nos habíamos hecho, sobre el "carácter argentino" por ejemplo, si es que existe tal cosa. Hasta antes de Macri yo pensaba que el peronismo era como el herpes, estaba instalado para siempre y era imposible de sacar, pero al parecer doña Cristina la loca colmó la paciencia de una cantidad grande de personas, porque pese a su naturaleza y métodos propios de delincuentes, no han sido capaces de reposicionarse electoralmente.

Lo asombroso es que la economía argentina sigue muy mal, pero los electores esta vez no han castigado al gobierno como es costumbre en América Latina. Parece que por algún misterioso proceso captaron que no es el gobierno el que va a tocar con un varita mágica las cosas para que sus problemas económicos mejoren. Este convencimiento que el gobierno poco o nada puede hacer para arreglar la economía muestra un nivel de comprensión muy raro en América Latina, creo que se debe a que Macri ha hablado claro y con franqueza, además en cierto modo ha convencido de su mensaje. Habrá que ver si esto se mantiene en el tiempo.

Lo normal en nuestros países es creer que existen "políticas" que pueden estimular la economía y crear riqueza, ese es el discurso de los demagogos y voluntaristas de todos los sectores, pero quienes han vendido ese discurso con más éxito han sido los peronistas, en sus cientos de encarnaciones desde Evita hasta los Kirchner el mensaje ha sido "déjennos a nosotros, voten por nosotros y nos encargaremos que vivan mejor y sean todos más ricos, porque se lo merecen y sabemos como hacerlo". la gente ha sido engañada en América Latina por décadas con ese cuento, por eso resulta asombroso que en Argentina estén empezando a despertar.

El gobierno puede hacer poco o nada para el desarrollo porque el estado no genera riqueza, la riqueza es generada por las empresas y parte de esta es tomada por el gobierno a través de diferentes impuestos, el gobierno entonces quita riqueza en lugar de generar, consume y gran parte de este consumo consiste en pagar su propio aparato burocrático, que suele ser enorme. Bueno, esas son cosas más o menos obvias peto lo sorprendente es que al parecer los argentinos están empezando a entenderlo ¡los argentinos!.

¿No son los que bancaban a Maradona cuando metió un gol con la mano? ¿los que votaron por Kirchner y los que veían al peronismo como parte fundamental de la argentinidad?. La opinión de las masas cambia y a veces de un día para otro, parece muy extraño pero no debería llamarnos la atención. Yo me acuerdo bien cuando todos los chilenos éramos de izquierda en los sesentas, excepto algunos hijos de familia millonarios que se disfrazaban para marchar por Fiducia, un par de docenas, como mucho. A menos de dos años de Gobierno Militar todos ya pensábamos y actuábamos como derechistas.

Se empieza a despejar América Latina, Lula preso en Brasil, doña Cristina la loca con una sombra débil de la popularidad que antes tuvo, a ver si sigue Chile y llegamos a ver a nuestra deplorable y sus amiguis recibir el repudio que se merecen. Ojala.

13 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Lamentablemente son un poco más pesimista. Acá van los puntos que van a adoptar en Venezuela: http://opisantacruz.com.ar/home/2017/08/10/finalmente-venezuela-fue-transformada-en-una-nueva-cuba/45814. Por eso hay que estar atentos todos los días. Y agradecer a Augusto José Ramón siempre que se pueda.

16 de agosto de 2017, 08:12

 
Blogger Ulschmidt said...

Si, algo así parece Tomás. Más aún: yo tengo la sensación de que la "gente" había cambiado hace rato, los verdaderos fanáticos de un sistema populista como el de los K no eran más del 20% promedio nacional que ahora vimos. Pero a veces consiguieron que los vote otro 30%, por variadas causas, entre otras porque la oferta alternativa era pésima.
La alternativa al peronismo hace décadas es el radicalismo, un partido clasemediero, con algún pasado no exento de populismo, y muy acomplejado de aparecer como "de derecha". En la era democrática su primer presidente fue Alfonsín, un socialdemócrata que no quería hacer ningún "ajuste" y terminó en hiperinflación. El segundo, De La Rua, sufrió el estallido del sistema de convertibilidad con el dólar que no iba más y no supo manejarlo.
Hacian chistes de contenido sexista con los radicales. Del tipo "hacen todo por estar arriba pero una vez ahí no saben qué hacer"
Macri y sus liberales sí saben, y los radicales se le aliaron y le dejan llevar la línea. El electorado percibe que son unos tipos con un plan determinado. Por ahora le dan crédito.

16 de agosto de 2017, 09:10

 
Blogger Ulschmidt said...

.. y me extiendo: los peronistas no se extinguieron, pero están muy fragmentados , y probablemente los grupos más rescatables queden en el sistema. De hecho, ellos tienen que completar el bi-partidismo, pero radiando a un ente como Cristina y sus secuaces. Hay un par de iniciativas potables pero todavía los K juntan más aparato.

16 de agosto de 2017, 09:28

 
Anonymous Anónimo said...

¿Chile de derecha? Más bien "derechista con las ganancias y socialista con las pérdidas". Eso debería estar en nuestro escudo nacional en vez del "Por la razón o la fuerza", que hace ya muchísimo tiempo que no se aplica.

Súmale que nuestra derecha política ha sido casi siempre bien lamentable y tenemos la tormenta perfecta...hoy día, a nivel nacional la derecha sólo obtiene votos "en contra de", pero no ha logrado generar un discurso coherente y una base de votantes competitiva. Y en buena parte se lo tienen bien merecido.

Todavía creo que Evópoli puede ser el peón que dé vuelta el juego. En algunos años más veremos si ocurrió o no. Lo bueno, dentro de todo, es que la izquierda, tanto la oficialista como la "nueva" (jajaja!!), está en un mínimo histórico en cuanto a solidez, competitividad y, en definitiva, votos. Pero las elecciones son en noviembre...


Saludos,
El triministro.

16 de agosto de 2017, 09:47

 
Blogger Adelino D. said...

A ver si alguien me lo puede explicar...¿las elecciones de ahora son unas primarias para elegir candidatos y luego las legislativas definitivas son en Octubre?

Visto de esa manera, se parece al sistema francés de dos vueltas, pero Ulschmidt seguro lo explica mejor.

Y parece que, sacando casos perdidos (Venezuela, Cuba), Latinoamérica está girando a la derecha. Yo no daba un céntimo porque Macri acabara su mandato...y es posible que revalide.

16 de agosto de 2017, 11:20

 
Blogger Ulschmidt said...

Adelino, es un sistema de primarias simultáneas y obligatorias, nada más. Deben concurrir todos.. hasta los que tienen candidato único y no tienen real interna que discutir.
Pero se convirtieron en una "encuesta anticipada y oficial" de la elección general. Sobre todo porque acá los políticos odian regalar su cuota de poder a otros dentro de su mismo espacio político, entonces abren otra lista y se presentan solos. Casi no se dirimen candidaturas, muy pocas, las menos importantes.
Cristina Kirchner, por ejemplo, para dominar toda su secta sin negociar nada con nadie evitó ir a internas con un tipo que sacó 5% de votos. Si hubieran sumado hoy sería no sólo la ganadora de la interna sino la pre-candidata más votada. En cambio aparece empatando con un desconocido, el precandidato (también único) del Gobierno.
El peronismo está muy fraccionado, cosa que le ocurrió cada vez que salieron del poder y decayó un líder. Les pasó con Perón, con Menem y ahora con los Kirchner. La diferencia es que Macri parece administrar bien eso: es posible que prefiera a Cristina, un astro en decadencia con mucha imagen negativa (como un 60% dice que no la votaría nunca) a enfrentar un verdadero nuevo líder de ese sector.

16 de agosto de 2017, 11:35

 
Blogger Jose Cornejo said...

EEUU despertó hace un buen rato del somnífero discurso de los democommies instalados durante el mandato de Obama y Hillary. Se cansaron del discurso barato y pusieron a Trump para barrer la casa y poner orden en ella.

Argentina ya se dió cuenta que "locura es repetir lo mismo esperando un resultado diferente" y al ver las mafiosas movidas de los K (partiendo por la apropiacion de los fondos de las AFJP) se dieron cuenta que el peronismo dista mucho de lo que fue en su origen. Perdieron la mística y se les cayó la careta hace rato.

la gente se choreó de eso y por eso pusieron a Macri. Algunos con la esperanza de que reflote a argentina del mismo modo que lo hizo en Boca Juniors (fue presidente del club en sus años más gloriosos con Bianchi en la banca) y como lo fue siendo alcalde en Buenos Aires.

Chile debe despertar de una o nos fuimos a la b.

16 de agosto de 2017, 11:39

 
Blogger EDO said...

Yo cacho que todos los argentinos que vienen a comprar a chile se dieron cuenta de lo que hay que hacer para arreglar el pais...si argentina se arregla muchos chilenos se iran para alla...yo incluido..pq aqui la cosa en chilito esta muy mala.

16 de agosto de 2017, 12:07

 
Anonymous Wilson said...

Yo creo que, al menos en chilito, hay un sustrato cultural izquierdoso, basado en la fantasia estatista, la ley y los almuerzos gratis. Promovido probablemente por los pedagogicos, curas y artistas; lejos la formacion de los profes es lo mas importante.
Cada cierto tiempo y por diferentes circunstancias, el izquierdismo "idiot" baja su voz, pero se mantiene como un sustrato al aguaite de la oportunidad de alzarse y engatusar gente. Estos mamertos, para usar un termino en boga, son refractarios a los datos y la argumentacion, se reatroalimentan y rumian sin descanso hasta que se dan las circunstancias de rebrotar.

16 de agosto de 2017, 12:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, muy esclarecedor lo de la fragmentación del peronismo.

Wilson, eso que llamas "sustrato cultural izquierdoso" existe en todo el mundo, ha exitido y exitirá, son los que caen en los cuentos de los demagogos, desde la Grecia antigua hasta ahora, son los de mentalidad oportunista, que piensan que podrán aprovecharse de alguna manera del trabajo de los demás. Como a algunos les resulta al menos en un plazo corto, sirven de modelo y esperanza para los demás. Hasta que una buena cantidad se da cuenta que eso no funciona. Así ha sido siempre, por eso los vaivenes de izquierda a derecha.

16 de agosto de 2017, 12:53

 
Blogger Adelino D. said...

"Sustrato cultural izquierdoso" lo hay en todos los países del mundo como dice Tomás. A todos nos gusta que nos den cosas gratis.

16 de agosto de 2017, 13:53

 
Blogger Frx said...

Me pregunto qué tanto habrán influido pensadores como Agustín Laje y Javier Milei en dicho cambio. Quisiera pensar que mucho.

16 de agosto de 2017, 14:04

 
Blogger Ulschmidt said...

insisto: el electorado está mas modernizado que los políticos. Y es pragmático. En Chile una coalición de centro-izquierda gobernó 20 años pero sin tocar partes del programa económico que sus propios votantes querían que se mantenga, aunque vinieses de la malvada dictadura y todo el bla bla ideológico. en Argentina le dieron oportunidad a gobiernos no peronistas desde el inicio, como a peronistas que hicieron reformas pro-mercado (Menem). Los primeros no se animaron a usar el respaldo para cambiar de verdad el sistema y el segundo no dejó de ser corrupto.
Hay gente que espera dádivas, si, pero no son mayoría hace rato. En cambio hay políticos que si no tienen un aparato para saquear el Estado y comprar votos no sabrían cómo hacer política. No les sale otra cosa, tampoco quisieran que cambie.

16 de agosto de 2017, 16:14

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas