Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Refrito del sábado: hierba mala nunca muere

sábado, 13 de enero de 2018

Esta fue la entrada que publiqué el 21 de enero del 2006. Hace casi 11 años, parece que fue ayer, vi la muerte más cerca que nunca antes, cuando mi camioneta se quedó colgando en la noche, por el borde del Morro, a unos 100 metros de altura más o menos. 

Eso lo escribí a las pocas horas que pasó la cosa, en los días siguientes escribí las entradas El Accidente,  donde contaba más o menos como había sido el asunto, Las Fotos, donde mostraba algunas fotos, Las Lecciones del Accidente, donde resumía las obvias moralejas, Haciendo Picadillo de Camioneta, con la primera parte del rescate, Trozar la Camioneta, Picadillo de Camioneta 2 y Las Últimas Fotos. Todas las veces que he estado a punto de matarme, han sido 4 o 5 creo, siempre han sido en auto, por eso ahora manejo poco. Es increíble como uno se pone gallina con los años. En fin, aquí va:


Hierba mala nunca muere
¿Se acuerdan de que hace pocos días soñe que moría asesinado? ¿y justo esa misma noche mi suegra soñó conmigo cubierto de sangre?. Bueno hace un rato vi a la muerte más de cerca que nunca antes en mi vida.

Resulta que hace unas dos horas fuí con un amigo de Santiago a mostrarle Arica desde el Morro, cuando veníamos de bajada un cortocircuito o algo apagó las luces de la camioneta y pasé derecho en una curva, quedando colgado sobre el precipicio de unos 100 metros más o menos.

Es curioso pero esa situación me la había imaginado antes muchas veces: quedar colgando en el vehículo y al tratar de salir se perdía el equilibrio y me iba hacia abajo por el barranco. Le dije a mi amigo que saliera con extremo cuidado y así lo hizo, yo me quedé un rato sin atreverme a salir. Finalmente coloqué el freno de mano, enganché en segunda con mucho cuidado e hice lo que siempre había pensado que no hay que hacer: salír por el lado del conductor. Si la camioneta se soltaba se me venía encima y me mata. En fin, no pensé mucho y lo hice nomás, gracias al Pulento la camioneta no se movió. Venciendo mi fobia a las alturas (aunque casi no se veía nada, excepto las luces de la ciudad allá abajo) subí a gatas hacia el camino pensando "parece que es cierto eso de que hierba mala nunca muere".

Dejé la camioneta colgando en una sola rueda, que la tenía atascada contra una piedra grande y me fuí a llamar a la Pilar para buscar una grua. No encontré ninguna así es que volví al morro desde donde venían bajando muchos autos policiales y el carro de rescate de bomberos. Al llegar al lugar ya no estaba la camioneta.

Me fuí entonces a Carabineros a dar cuenta del asunto y me dijeron que al tratar de sacarla la camioneta se había despeñado hacia abajo y caído encima de una casa, pregunté enseguida por si había víctimas y me dijeron que no sabían, me dieron la dirección y partí de inmediato hacia la casa.

Arica es chico, que diablos, la camioneta había caído justo en la casa de mis amigos Luis Montecinos y Erika, gracias al Pulento nuevamente no le cayó encima a nadie a pesar de que viven tres familias y varios niños. La verdad es que alegró ver la camioneta hecha pedazos, no hay duda que tenía tanta mala suerte como la pulga maldita y me da mucho gusto que haya terminado como una bola de fierro, aunque igual me preocupa el problema de sacarla de la casa que va a ser dificilísimo y muy caro, pero en fin, es solo plata, lo principal es que nadie saco ni un solo rasguño.

En fin, mañana tendré que conseguir a algún experto en rescates y aprovecharé de sacar fotos. Fue muy curioso porque un enorme tronco pasó de lado a lado por el lugar del conductor, de haberse caído conmigo adentro ese tronco era para mi. Tal vez en un universo paralelo yo me haya matado, en este momento me estan tratando de sacar o estaré en la morgue y el Tomás Jr. será el flamante poseedor de la casa rodante y mis demás bienes, too bad for him.

A partir de ahora si que le empiezo a creer a los sueños, porque mi suegra es pitonisa: ha cantado todas y cada una de las muertes en la familia. Me quedan como 3 vidas nomás.

6 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

En mi trabajo veo a la pelá hacer horas extras pasando la guadaña 24/7 y uno se empieza a preguntar ¿para qué? habrá alguno que nació "hierba mala" y ha aguantado tantas cosas que otros no resistirian a la primera...

Se me imagina un Hefner, Lemmy Kilmister (Motorhead), Sinatra, incluso un Kirk Douglas que a sus 100 años sigue en pie, siendo que han pasado por mucho, se reventaron pero siguieron sus vidas con actitud.

13 de enero de 2018, 11:18

 
Blogger Jose Cornejo said...

A proposito ¿que opinas del twitter de Trump, acerca de los shithole countries?

13 de enero de 2018, 11:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una lotería José. Como dice la canción "la vida es una tómbola", en cualquier momento se nos apaga la luz y chao, fin del mundo.

¡Shithole countries! Algo que muchos piensan y casi nadie se atreve a decir. Creo que Trump está alimentando a sus supporters, les da lo que ellos quieren, es un asunto complejo, algún día escribiré sobre eso, si es que vuelvo a publicar sobre cosas serias y aburridas.

13 de enero de 2018, 13:36

 
Blogger Jose Cornejo said...

jajajaja bueno! la vida en si es una loteria y en eso tienes razon. yo ya hice un pequeño analisis respecto a los "shithole countries".

13 de enero de 2018, 14:20

 
Blogger lagarto said...

No sabia esta historia !!!!

Bien buena, que csi termina en tragedia, eso sí.

15 de enero de 2018, 18:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

casi, casi. Salvado por un pelo

15 de enero de 2018, 18:22

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas