Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

40 años de retroceso

miércoles, 28 de marzo de 2018


No al lucro
Prohibir el lucro en la educación fue una consigna que apareció el año 2006, en el primer gobierno de Bachelet, durante la "revolución pinguina" que se produjo ese año. Esa consigna fue digitada por el Colegio de Profesores de la época, controlado por el Partido Comunista, porque veían alarmados como los colegios particulares subvencionados -con resultados y prestaciones muy superiores- estaban haciendo desaparecer a los colegios municipalizados, donde los sindicatos tenían el poder para llenarse de beneficios sin tener mayores obligaciones.

La verdad es que esta consigna solo pudo abrirse camino gracias a los niveles de popularidad que alcanzó Bachelet y su "carisma" durante su primer mandato, hasta entonces, nadie en el ámbito académico dudaba que los privados estaban administrando mejor la plata del estado en educación y que el estado había fracasado en los colegios municipalizados. Lo que en principio era una demanda del sindicato de profesores, a partir de Bachelet empezó a transformarse en promesa de campaña y finalmente en política de estado.

Luego se colgaron las universidades
Resulta que las universidades estatales empezaron a ver el mismo peligro cuando el crédito con aval del estado empezó a extenderse a las universidades privadas. Durante décadas las universidades estatales se han organizado de manera tal que un grupo de académicos se toma el poder en las elecciones de rector y tienen vía libre para repartirse los millones que reciben del aporte fiscal directo y muchas otras fuentes de financiamiento.

Hoy se reparten rectorías y cargos directivos donde pueden acumular respetable fortuna con mínimo trabajo y cero control. Grandes instituciones como la Universidad de Chile o Santiago no le rinden cuentas a nadie y reparten las platas de manera discrecional entre los happy few que tienen en su poder un voto para elegir al rector.

Como no están sujetas a control y las platas que reciben no están condicionadas a resultados, también vieron como un peligro que se consolidara el modelo de privados recibiendo financiamiento fiscal, así fue como la idea de "no al lucro de la educación" se extendió a las universidades, también digitada desde los académicos de universidades estatales que se reparten discrecionalmente la plata fiscal.

Educación estatal o privada
Los servicios educativos pueden ser entregados por privados o bien por el estado.Con excepción de unos pocos países como Cuba, Corea del Norte y otros, en la mayor parte del mundo los servicios educativos son estatales y privados. Es muy común que los servicios estatales sean para los pobres, financiados con plata de impuestos y las instituciones privadas para los ricos, pagadas directamente por ellos.

Surge aquí el primer problema, pues los ricos están pagando doble, por una parte pagan impuestos que financian a los hijos de los pobres y además pagan por la educación de sus propios hijos en escuelas privadas, este doble pago resulta ser un impuesto encubierto. El segundo problema, mucho más grave, es que la educación administrada por el estado no teniendo competencia, es de peor calidad salvo muy raras excepciones. Todas estas cosas se saben desde que Adam Smith escribió sobre el problema y siguen siendo válidas hasta hoy.

Las críticas al lucro
Solo existen dos críticas racionales a la educación privada. La primera  es que solo está al alcance de los que tienen para pagarla y deja afuera a los pobres. La segunda crítica es que -al tener los dueños de los colegios fines de lucro- tratarán de maximizar sus utilidades con perjuicio de la calidad del servicio que venden.

La primera crítica se resuelve de manera bastante sencilla, pues cuando el estado financia la educación de los pobres, no es necesario que además sea dueño de los colegios y los administre, puede perfectamente financiar a establecimientos privados por medio de voucher o subvenciones, lo que ha funcionado perfectamente hasta ahora. Esto tiene la ventaja adicional de aumentar la competencia, lo que resuelve el segundo problema: con mayor competencia cada establecimiento se esforzará más por captar matrícula elevando la calidad de servicio.

Lo que pasa en educación es lo mismo que pasa con todos los demás bienes y servicios económicos: cuando son monopolio del estado se convierten en caros, malos e ineficientes, por la falta de competencia y porque "la plata de todos es plata de nadie". Eso se puede ver en todo el mundo donde las empresas del estado han ido desapareciendo y son superadas en todas partes y en todos los campos por empresas privadas. Basta comparar la productividad de Codelco con la de Minera Escondida si a alguien le quedan alguna duda.

40 años de retroceso
Los 14 años de gobierno de los presidentes socialistas Lagos y Bachelet han significado un enorme retroceso en Chile, hoy ambas figuras están políticamente desprestigiadas por los casos de corrupción, demagogia y pésimas reformas. El Producto Interno Bruto ha caído de manera brutal en el país bajo sus mandatos, pero lo peor han sido los cambios culturales que han impuesto a contrapelo de gran parte de la sociedad, aprovechando la falta histórica de liderazgo en la derecha y los cambios en el sistema electoral y judicial.

El peor de los cambios culturales, que nos ha hecho volver a los años setenta ha sido el desprecio al mérito y el esfuerzo individual, sustituyéndolo por ofertas demagógicas de "derechos sociales" que han usado para ilusionar a los tontos. Afortunadamente los votantes ya se hastiaron de sus cuentos y gracias a estos años horrorosos han ido apareciendo nuevos líderes políticos que representan este hastío: José Antonio Kast, Axel Kaiser, Teresa Marinovic y otros que junto con los que transformaron a Chile en los ochentas: José Piñera, Buchi, Melnick,están despertando a la gente de todos estos años de pesadilla.

Claro que vienen tiempos mejores, pero mucho más allá de lo que dice el eslogan de nuestro actual y tibio presidente, vendrán tiempos mejores pero de verdad, la opinión razonada, el mérito y las mejores políticas voverán a ser respetadas en Chile, después de tantos años de poesía hueca y barata.

8 Comments:

Blogger pavezwellmann said...

Efectivamente el peor legado son los cambios culturales que ha tenido Chile y de los cuales se habla muy poco, tal vez porque no hay interés en analizarlos sociologicamente (la izquierda domina estás estás disciplinas) y la derecha solo se reduce a analizar la parte económica, que es donde a mi juicio Menos se ha sentido el deterioro. Los socialistas nos legaron UNA CATASTROFE SOCIAL Y CULTURAL, de la cual Chile no sé recuperara rápidamente. Deberemos esperar un cambio generacional al menos.

28 de marzo de 2018, 10:32

 
Anonymous Wilson said...

Amen. Describes muy bien el proceso contra el lucro, incialmente una cortina de humo para la impunidad del pataneo de los profesores fiscales, defendidos por el sindicato, a la subida por el chorro de la Ues estatales.
Recuerdo un momento algido donde Peña y Montes ( rectores de la U Portales y la jesuita) apoyan que el estado solo les pase plata a las Ues "publicas", esperando ingenuamente estar en la repartija. La tapa de las estatales aun se escucha :-)

28 de marzo de 2018, 11:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alejandro, creo exactamente lo mismo. El peor daño lo han hecho tipos como Atria y varios más que estudiaron en Inglaterra, pero entendieron las ideas de Rawls, Sen y los demás con la mentalidad pehuenche y burda que traían de fábrica, desde Chile. Quisieron ser los equivalentes ozquierdistas de los Chicago Boys, pero les falló el cerebro, un pequeño detalle!.

Wilson, exactamente, querían entrar en la repartija pero los dejaron debajo de la mesa. Para mi gusto las universidades estatales deberían achicasrse para admitir solo a los mejores en las pruebas de admisión (con el método que sea) y los que no den esos puntajes simplemente que paguen o que tomen créditos del estado pero PAGABLES, no la chacota que existe hoy, donde paga el que quiere. Los créditos también deberías ser restringidos a lso alumnos con resultado medio y si fallan un año, chao crédito.

28 de marzo de 2018, 11:44

 
Blogger Jose Cornejo said...

La impugnacion no vino del gobierno de Piñera sino que desde las propias filas de la nueva alcantarilla... ¿les suena Pilar Armanet?

28 de marzo de 2018, 16:47

 
Anonymous El mismo JMS... said...

En rigor, el "no al lucro" en las Universidades, viene desde la reforma hecha en dictadura a la educación. Claro que hecha la ley, hecha la trampa y algunos sostenedores en educación superior, creaban empresas paralelas (inmobiliarias, servicios de aseo, servicios informáticos) que con contratos de exclusividad, podían obtener un lucro "indirecto" de la educación superior. Además, muchos usaron la misma figura para crear CFTs o IPs donde no había prohibición de lucro, lo que permitió el crecimiento de grupos como GEC, UDLA, Andrés Bello, y otros.
Después las cosas se torcieron un poco más, con la entrada de controladores internacionales (Laureate, Apollo) comprando instituciones nacionales, pero sacando utilidades en el extranjero.

¿Cuál es el problema?

IMHO, no hay un problema específico con el lucro en educación (otros creen que si lo hay, al recibir recursos del Estado, es decir, que nuestros impuestos se transformen en utilidades para algunos) pero si hubo problemas serios de abusos en distintas partes, obligando a los estudiantes a comprar productos o servicios de las empresas relacionadas (incluso algunos colegios obtenían un porcentaje de la venta de los uniformes deportivos que vendían empresas relacionadas con los dueños de los colegios). A eso se sumaron las redes sociales, que empezaron a hacer públicas estas relaciones, y como cargan contra justos (que debe haberlos habido) y pecadores; la tomaron contra todos por igual.

eso...

Salute!

28 de marzo de 2018, 18:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es que no podemos confundir las "dmandas" de las directivas estudiantiles, con representatividad cero, con las ofertas electorales y políticas de gobierno, que empezaron con BAchelet después de la "revolución pinguina". Las primeras son anécdotas (entre esas demandas pedían estatizar toda la gran mnería del cobre, entre otros delirios), cuando el asunto lo tomó Bacheleyt, no lo eliminó Piñera y luego Bachelet lo llevó a las absurdas leyes, que serán letra muerta en un par de años.

Pero tienes razón en que el problema fundamental viene de la apertura a la creación de nuevas universidades privadas durante el glorioso gobierno militar (enjuagaos la boca con peroxido antes de decir "dictadura").

EL problema fue que, para homologarlas jurídicamente con las universidades privadas que ya existían (Concepción, UC, UCV, UTFSM, UV, etc.) las mantuvieron exentas de impuestos, ese fue el gran error que produjo efectos indeseados con el tiempo.

Las universidades privadas deberían pagar impuestos a las utilidades, tal como cualquier otra empresa privada, en Perú y muchos otros lugares del mundo el sistema es así y probablemente eso no se hizo para no pisarle los callos a las privadas que ya existían. Creo que ese fue un error fundamental. Lo mismo debió haber se hecho con las escuelas y liceos particulares subvencionados, es inexplicable que estén excentos de impuestos a las utilidades.

Sobre los abusos, claro los hubo, pero son menores, pelos de la cola comparados con los beneficios que están muy a la vista de todos

28 de marzo de 2018, 18:21

 
Blogger Rolando el furioso said...

Con el sistema de subvención estatal a la iniciativa privada en educación, Chile dio un enorme salto en cobertura en los tres niveles educativos. A pesar de todos los problemas que se quieran enumerar, está política del GM sentó sentó las bases para la reducción de la pobreza. Después metieron mano los polipolít, haciéndonos creer que todo estaba mal y ahora vemos los resultados.

29 de marzo de 2018, 07:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y además de cobertura en calidad Rolando, basta comparar los liceos Saucche, Chile Norte, Santa María, etc. con cualquier municipalizado, la diferencia se nota a primera vista, los particulares son MUCHO mejores

29 de marzo de 2018, 07:42

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas