Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Siempre he sentido atracción por las alasitas (miniaturas) que son muy populares en el altiplano de Perú y Bolivia. Cuando alguien sueña con una casa se compra la alasita de una casa, de un camión o lo que sea que desee. Se supone que con el tiempo llegará a tenerla en realidad y a tamaño completo.

La palabra alasita significa en aimara algo así como "comprame eso" y la venta de estas miniaturas es un buen negocio en pueblos y ciudades andinas, como se encuentra en la feria de alasitas en Copacabana (Bolivia).

Pero estas miniaturas son mucho más que simples curiosidades, en casi todas las tumbas prehispanicas se encuentran miniaturas de objetos de uso común que más que juguetes eran objetos mágicos a escala para modificar la realidad. Una de las cosas que siempre me ha asombrado de la cultura andina es su capacidad para adaptarse, pasan los siglos y las ollitas se transforman en pequeños camiones Volvo, pero el sentido sigue siendo fundamentalmente el mismo.

La alasita más conocida es el famoso Ekeko, quien sabe en que año lo inventaron pero es una imagen clásica que sigue ciertos cánones fijos: es chaparro, su cara es colorada con facciones mestizas, peinado a la gomina y con bigotito terminado en puntas. El Ekeko se hace normalmente de yeso pintado de colores alegres, amarillo, celeste, rojo. Lo más importante del Ekeko es su expresión de completa alegría que le dan los ojos chinos y las cejas levantadas.

El Ekeko encarna al Dios de la fortuna y la prosperidad de los antiguos collas, es gordo y de piernas cortas, siempre tiene ambos brazos extendidos como para dar un abrazo y un agujero en la boca para que fume su cigarrilo. El Ekeko está muy cargado de cosas en miniatura, el mío lleva dólares, fideos, challa, dulces, una zampoña, palomitas de maiz y una casita en la espalda, además yo le coloqué un puro, una Coca-Cola en miniatura, piedras con mineral de cobre y hierro, petardos, una medalla de bomberos y un Vokswagen cabriolet en miniatura (mi auto soñado).

También está parado sobre dos cajas, una que contiene corchos y anillas de puros y otra llena de viejos billetes y monedas. En fin, es una costumbre muy antigua como para despreciarla así es que de cuando en cuando le enciendo su cigarro como corresponde, igual que a mi chanchito de la buena suerte. ¿Supersticioso yo? nooo, para nada. Eso trae mala suerte.

A propósito de las declaraciones de nuestra ministra de defensa Viviane Blanlot "Yo creo que el gobierno está dispuesto a buscar una salida al mar, pero eso no quiere decir que esté dispuesto a entregar soberanía. Lo más complicado es el tema de la soberanía'', creo que han sido declaraciones francas y en el sentido correcto, para que en Bolivia no se hagan falsas esperanzas sobre lo que en Chile es factible y lo que no lo es.

En estos momentos si el gobierno chileno planteara dar una salida sobreana al mar a Bolivia cometería un suicidio político, la opinión nacional es contraria a la idea y el rechazo es transversal en todos los partidos, en Arica, donde supuestamente tenemos más afinidad con Bolivia que en ninguna otra ciudad chilena una encuesta dió el 95% de rechazo a la idea.

¿Como se explica esto? no es nada muy dificil de entender. Veamos primero la parte práctica: la salida soberana al mar es un asunto sentimental sin ventajas económicas para Bolivia: serían necesarias grandes inversiones en caminos y ferrocarril, que duplicarían a las que ya están hechas en territorio chileno y realmente no ganarían nada porque Bolivia goza de el más completo libre tránsito por los puertos chilenos ¿por que van a duplicar lo que hoy pueden ocupar sin ningún costo adicional? ¿que va a pasar con todo lo que está ya instalado, puertos, ferrocarril, carreteras?.

Otro punto es que el gobierno Boliviano es históricamente inestable ¿quien garantiza que cualquier acuerdo firmado ahora será respetado por el que venga después?, Bolivia está hoy en pleno proceso revolucionario, completamente opuesto a Chile, donde el 95% o más de la población no quiere escuchar una palabra acerca de revoluciones, Bolivia está en las antípodas ideológicas respecto de Chile, la revolución de ellos encarna a nuestros peores fantasmas de la época de la Unidad Popular, algo que hoy en día ningún partido importante propone repetir. Nadie hace negocios con alguien que esté en riesgo o haciendo la revolución.

Un tercer punto es ¿que gana Chile con todo esto? lo más probable es que solo gane problemas porque es poco lo que el gobierno de Bolivia tiene para ofrecer a cambio, otra cosa sería si tuvieran un gobierno fuerte, ordenado y sin divisiones internas que garantize la capacidad de explotar sus grandes riquezas, mientras haya revolución las riquezas bolivianas valen cero, esa es la realidad económica.

Finalmente hay un malentendido o diferencia conceptual enorme entre ambos paises respecto al tema de "justicia", en Bolivia tradicionalmente se ha enseñado a generaciones que su enclaustramiento es injusto y que Chile tendría una especie de obligación moral de resolverles el problema. Mientras que en Chile ese sentimiento prácticamente no existe, muy poca gente -si es que alguien- siente esa "obligación moral" como algo verdadero y que se deba tomar en cuenta. Lo que se ganó o perdió en la guerra ya no se devuelve y muy pocos en Chile pensarían que estamos obligados a devolver Arica e Iquique al Perú o Antofagasta a Bolivia. Ya pasó la vieja, hace muchísimos años.

Así lo veo yo, que tengo mucho cariño y respeto por Bolivia y su pueblo, pero creo que no es práctica, política ni económicamente factible que Bolivia llegue a tener salida soberana al mar por Chile, la gran oportunidad fue cuando había Gobierno Militar y la opinión popular importaba un pepino, pero esa oportunidad ya no existe y hoy son solo ilusiones, no importa lo que digan los políticos, el rechazo del país sería enorme y eso es lo que realmente hace inviable la idea.

13 Comments:

Anonymous Wilson said...

Bolivia a lo mas podria llegar a aspirar a un canje territorial, que deberia ser muy beneficioso para Chile o no tendra ni la menor posibilidad.
Toda otra concesion de soberania seria imposible y resistida absolutamente por aca, y seria profundamente estupida, en menos que canta un gallo apareceria un nuevo movimiento boliviano, que tomaria esa concesion como prueba de la "justicia" de sus pretensiones.
Chile no debe seguir tolerando las agresiones de los gobiernos bolivianos sin causarle un costo asociado. Mi favorita ya la hemos conversado: revisar los vehiculos de transporte muy cuidadosamente. Entiendo que la carga no se puede, pero los vehiculos y las personas si.

24 de marzo de 2018, 10:03

 
Blogger Jose Cornejo said...

De ser por las miniaturas... sería fantastico tener una maqueta de un sitio con una casa prefabricada con piscina y un pequeño poligono de tiro jajajaja.

Sobre la salida al mar para Bolivia... esta es nada más que una maraña que tiene Evo, cuan flautista de hamelin, aweonando a su gente, los tiene como zombies pero no saben el alto costo que ello significa.

Las derrotas no se borran, por más que traten de reescribir la historia.

24 de marzo de 2018, 10:21

 
Anonymous Anónimo said...

Que interesante eso de las alasitas. La posesión de un "modelo a escala" que ayuda a llegar al caso real. ¿es algo exclusivamente aimara?
En San Juan se venera una santa popular, no católica, la Difunta Correa. Según los antropólogos es el reciclado cultural de una vieja deidad pazioca, diaguita, la Zapam-Zucum, una diosa que protege de la sed a los niños sin cuidado y a los algarrobos. Ahora, bajo la forma de la Difunta, recibe todo tipo de pedidos y le llevan, cuando lo logran o antes, casas en miniatura por ejemplo. Uls

24 de marzo de 2018, 10:21

 
Anonymous Anónimo said...

... y por cierto las alasitas incluyen dinero en miniatura. Una vez salió en el diario noticia del arresto de un ciudadano boliviano que introducía dólares falsos en Argentina para una feria local de alasitas. Aunque la impresión distaba de ser buena la Gendarmería no le creyó que era plata de mentira para vender como alasita. Uls
http://www.la-razon.com/sociedad/Boliviano-detenido-llevar-dolares-Alasita_0_1549645050.html

24 de marzo de 2018, 10:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wolson, yo creo que al gobierno de Bolivia no hay que darle ninguna regalía adicional a las muchas que ya tiene por territorio chileno, porque mientras más se les da, más van a exigir. El error original fue compensarlos.

José yo tengo varias alasitas al lado de mi ekeko, autos, billetes, un torito de pucara, de todo, estoy esperando que me lleguen ahora.

Ulschindt, eso de los muñecos rituales parece que es en todo el mundo: los muñecos vudu haitianos, las cabezas reducisas de los jibaros, etc. creo que lo particular de las alasits es que son muy realistas y muy materialistas. En Arequipa se imprimen unos billetres igual a los dólares: los "characatos de oro" son especiales para hacer un bagallo
http://www.blogdelvago.pe/2014/12/sabias-que-arequipa-tiene-su-propia.html

24 de marzo de 2018, 11:41

 
Anonymous Anónimo said...

Yo creo que no deben haber concesión alguna de nada, y respecto del corredor al norte de Arica, debería pasar por la autorización de Perú, sin embargo, las "cautivas" siempre estarán en el horizonte de nuestros "hermanos", de hecho yo mismo tengo primos en Tacna... saludos profe, atte Gene Fernandez Llerena

24 de marzo de 2018, 14:26

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Tomas, tu mención-al-paso de lo que los bolivianos tendrían que hacer para usar el corredor que astutamente les ofreció Pinochet, merece un comentario.

Supongo que, aunque los traidores que hay en el Frente Amplio vieran realizadas sus idiotas intenciones de cederle soberanía a Bolivia, los bolivianos ni sueñan con quedarse con la carretera internacional (CH-11) y con el aerouerto. Pues bien, lo que está al norte de esas referencias y sólo exceptuando al espacio de la "Depresión Intermedia" (pampa), tiene una geología atroz, infernal y jamás conseguirían trazar una carretera por allí.

Y bueno, supongamos que los peruanos se volaran y les permitieran bajar del altiplano por su territorio para luego entrar al litoral que sería boliviano (obvio que tendríamos que regalarles el aeropuerto para que pudieran llegar bien a la costa; ambas posibilidades impensables, sólo estoy caricaturizando), se encontrarían con una "linda" sorpresa y es que ese sector del litoral no sirve ni como balneario y las características de la dinámica oceánica del extremo norte de la playa Las Machas y su poco inclinado fondo marino no se presta para nada, pero nada y menos para construír un puerto.

Lo divertido de todo esto es que, si realmente alguien quisiera darle a Bolivia un acceso soberano utilizable al litoral, pues habría que regalarles ¡Arica enterita!, o partir a Chile en dos a causa de un acceso más al sur. Supongo que Evo y sus políticos y abogados internacionales entienden todo eso ¿O serán tan burdos como para no haberlo considerado o suponer siquiera que Chile lo aceptaría fuera cual fuera el mandato del país o tribunal internacional que sea?

Suena a que los bolivianos y los jueces de La Haya están todos tan desubicados, que cuesta aplicarles un adjetivo...

24 de marzo de 2018, 14:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gene, edectivamente es un cuento de larga data. Al menos en Perú están claros que lo que se perdió en la guerra solo con guerra se recupera. El gobierno de Evo Morales es el que trata de ganar algo con cuchufletas seudo legales. Que se vaya al diablo.

Doctor, exactamente, el "corredor" va por un territorio donde no se puede soñar con hacer un camino y Ud. lo sabe mejor que nadie. Lo de Charaña fue una jugarreta para contener al Perú, nada más. EL tribunal y el juicio valen hongo es una jugarreta de Morales para su consumo interno, no me explico que espera el gobierno chileno para empezar a apretarlos con el paso por la Carretera 11-CH. Si quieren "libre transito" que usen el tren que es lo único que está en el tratado. Basta cerrar el camino "por reparaciones" y se nos terminan los problemas de una, no me explico como se complican tanto.

24 de marzo de 2018, 15:41

 
Anonymous Anónimo said...

Los bolivianos quieren Arica, el corredor es sólo para acercarse y reclamar que no es un "acceso útil". Se la jugarían por una Arica trinacional para neutralizar a los peruanos.

24 de marzo de 2018, 22:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No es así, a Evo Morales ni se le pasa por la mente la idea de una guerra. Es un gran problema cuando se trata de entender a los aimaras con mentalidad chilena (u occidental para ser más amplios). Siempre he dicho: en cancillería, en la ANI y en cada uno de los servicios de inteligencia de las FFAA debería haber un "departamento aimara" con gente que conozca del tema. Y deberían ser escuchados.

Algo similar pasa con los mapuches terroristas

24 de marzo de 2018, 22:07

 
Blogger Oral Vit said...

Tacna y Arica siempre han sido ciudades complementarias y poner a un tercero en medio no le convendría a ninguna de las ciudades, ademas se imaginan la frontera como es desaguadero??, es una pesadilla, Lamentablemente los bolivianos solo traerian contrabando, narcotráfico, informalidad por todo lado, como peruano me opondría tajantemente que Perú de su anuencia en Arica.
PD. no se olviden también que Perú tiene usos en el puerto y propiedades del estado, ejm. en el chinchorro.

25 de marzo de 2018, 18:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hacer un camino al norte de Arica es imposible, pero también es imposible hacer un puerto allí porque no hay fondo, el Puerto al Servicio del Perú tiene ese problema, que si no se hace un dragado cosntante se empieza a embancar y pierde fonde, en Chinchorro y más aún en Las Machas se puede adentrar cientos de metros en el agua con muy baja altura, hacer un puerto allí sería una locura porque tendría que entrar un par de kilometros mar adentro

25 de marzo de 2018, 18:29

 
Anonymous Anónimo said...

Creo que lo he comentado alguna vez, pero creo que lo peor que le podría pasar a los bolivianos es que les den mar: tendrían que asumir los costos de infraestructura para tener caminos y puertos, más los propios de operación y mantención, nada de lo cual asumen hoy día. Se les acabaría el mono de paja del "usurpador chileno", los precios de sus exportaciones subirían apreciablemente, y lo mismo con sus importaciones, de modo que perderían ingresos e incrementarían costos... puros problemas, a mi modo de ver.

El otro día discutía con un personaje de esos que afirman que la falta de acceso al mar "condena a Boliva a la pobreza". Me argumentaba que la mediterraneidad incrementa las distancias entre mercados, los aranceles y costos de bodegaje (¡¡sí, eso dijo, e incluso citó un informe de ALADI que supuestamente lo respalda!!)

Cuando le dije que las distancias no cambian por las fronteras, que Chile no impone ningún arancel a Bolivia y que además ésta tiene tarifas subsidiadas justamente para bodegaje (cero) y costos portuarios, optó por desaparecer.

Saludos,
El triministro.

26 de marzo de 2018, 08:37

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas