Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mystery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often spring from boredom. "Be yourself, but bigger"

Chilenos y alemanes

29 abril 2021


Muchos años atrás leí una carta la director en el diario La Estrella de Arica, era una comunicación larga e indignada, repleta de adjetivos calificativos, que en resumen narraba la experiencia de alguien que iba manejando por la costanera el fin de semana y desde el auto que iba adelante alguien tiró una cáscara de plátano por la ventanilla, el asunto lo indignó tanto que aparte de taparlo a bocinazos -según cuenta él mismo- lo  increpó duramente al pasar por su lado. Claro que el otro tipo ni siquiera le hizo caso.

Indignado, nuestro amigo mandó su furiosa carta al diario, donde decía entre otras cosas que vivimos en una ciudad de simios, en un país inculto y sucio de un continente atrasado. Relataba que él había estado en Alemania y que si alguien se atrevía a hacer algo así allá lo metían a la cárcel para que aprendiera a ser limpio y civilizado.

Yo leí la carta y no pude menos que contestarle, eso fue en los años ochenta así es que las cartas al diario se mandaban por correo o se entregaban directamente, yo me tomé el trabajo de escribirla, llevarla al diario y entregarla en la recepción. Claro que me sentí un poco ridículo, pero me aguanté la vergüenza.

Mi contestación era muy cortita pero fue celebrada, al menos por algunos de mis amigos que la leyeron. En resumen coloqué algo así como que es verdad que Chile y Alemania son países muy distintos, que yo también había estado en Alemania muy poco tiempo atrás y estaba seguro que si alguien tiraba basura al suelo no lo metían preso, pero cualquier alemán en esa situación, simplemente se habría bajado del auto, recogido la cáscara y la habría botado en el basurero más cercano.

Como mucho hubiera mirado con cara de reprobación al cochino, y punto, todo quedaba allí. Esa era la verdadera diferencia entre Chile y Alemania (donde también hay cochinos a todo esto): mientras que en Alemania la gente se alegraba de poder recoger la basura y mantener la calle limpia, en Chile agredía y mandaban furiosas cartas al diario, pero ni se les pasaba por la mente bajarse del auto a recogerla, que lo hagan "otros".

Siempre criticando y esperando que esos "otros" hagan lo que nosotros no somos capaces, porque no queremos tomarnos la molestia. Cada vez que leo que algún furioso idiota reclama porque "otros" no se cuidan del contagio, no llevan puesta la mascarilla, no se vacunan y -en pocas palabras- furiosos porque los demás no hacen las cosas a su manera y conveniencia, me acuerdo de ese caballero, que cuando vio tirar una cáscara de plátano, reaccionó mandando una carta al diario e insultando al que la botó, pero ni se le pasó por la mente la idea de recogerla

Lo mismo pienso cuando leo los reclamos de la gente horrorizada por la forma en que los políticos se han tomado el estado para su propio beneficio y para el de sus familias, todos reclaman por Florcita Motuda, por las estupideces que hace Piñera, por la hipocresía de los comunistas, solo saben reclamar, insultar y ventilar su indignación en las redes sociales, pero no son capaces de organizarse y firmar por el único partido que se está formando para poner fin a todo eso.

Creo que esa es la real diferencia entre Chile y Alemania, o cualquier otro país ordenado, si estamos en eso.

24 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

En eso estamos totalmente de acuerdo. En mi trabajo, me critican cuando tengo que atender gente que "habla por otro". ¡que weá mas desagradable! ¿tan poca personalidad tiene el afectado que "manda a otro" a poner la cara o permitir que sea ese "otro" el que tome las decisiones por uno?

Incluso cuando hay que agendar citas, si me preguntan si "¿puedo agendar por otra persona?" les digo tajantemente que NO, que sea el interesado el que llame y coordine la fecha y hora de citación. Cosa que hasta mi jefa me critica, pero le expongo mis razones, las cuales no dejan de ser ciertas (especialmente cuando agendan por otros en cantidades grandes y estos mansas weas ni aparecen, dejandome los cupos bloqueados y los que llegan de paracaidistas al servicio, los tengo que mandar pa la casa porque "los cupos ya estan tomados", es una lata, pero son "las reglas del dueño de casa").

Nos quejamos de la mierda politica que tenemos, pero solo somos el 50% del total de electores que al final terminamos decidiendo por el otro 50% que con suerte levanta la raja para ir a botar la basura, menos lo hace para ir a votar.

29 abril, 2021 14:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es el problema josé, siempre esperamos que otros arreglen lo que nos parece mal, que otros trabajen por nosotros

29 abril, 2021 14:32

 
Blogger Joaquín Fernández said...

Estoy de acuerdo. No se me ocurre que más aportar. Saludos

29 abril, 2021 14:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Saludazon Joaquin!!!

29 abril, 2021 14:42

 
Blogger Jose Cornejo said...

Bien dice el dicho "Hazlo tu mismo y serás bien servido"

29 abril, 2021 14:44

 
Blogger Joaquín Fernández said...

Ya se me ocurrió algo. Cuando estaba implementando el capital semilla que me gané el año pasado me pude dar cuenta lo desordenados y dejados que son la mayoría de las pequeñas empresas. Ya no me acuerdo la cantidad de veces un "colega emprendedor" no me quiso atender o vender porque "estamos tapados en pega" (ajaja sí seguro), no me mandó una cotización, no me quisieron mandar un producto a región, etc, etc.

Finalmente adopté la costumbre de llamar a todos los proveedores que encuentre en internet, de esos probablemente solamente la mitad va a contestar el teléfono, un cuarto enviar una cotización o va a estar dispuesto a venderme y finalmente solo 2 de 10 van a ser serios y líderes o futuros líderes de su área (se cumple la ley de Pareto).

Como sea, volviendo al tema, esa misma gente que se queja que "las grandes empresas nos roban, se aprovechan, no me cambian el producto , etc" son los mismos que no son capaces de atender decentemente a sus clientes en sus puestos de trabajo o como dueños de empresas... o sea volvemos a los mismo: "Siempre criticando y esperando que esos "otros" hagan lo que nosotros no somos capaces", pero ahora a un nivel empresarial y no personal.

29 abril, 2021 14:50

 
Anonymous Wilson said...

Hay un experimento, Asch, donde un grupo previamente de acuerdo, informa que una linea de comparacion tiene el mismo largo que una de otras tres y que evidentemente no lo es, el pajarito a evaluar cree estar ante una prueba de vision, y suele coincidir con el grupo a pesar de serle evidente que es error. Despues le preguntan a cada pajarito porque no dijo lo evidente, y cada uno dice que temieron no encajar, ser el diferente; solo resiste, al menos en el experimento, una minoria
Con la cultura pasa algo parecido, botamos basura y retamos a los que sorprendemos haciendolo, Tenemos rasgos peores, mi favorito: la envidia centro de nuestra cultura, y condicionante de la manera de relacionarnos y sus consecuencias
Los gringos, o los que sean, tienen otra cultura con diferencias, por ejemplo el exitoso se luce con eso y es alabado (por supuesto sienten envidia, pero es marginal y socialmente sancionada). Es usual que no boten basura y no pocos recogen la que ven, ... especialmente si los esta mirando alguien :-)

29 abril, 2021 15:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, es bueno aclarar también que las culturas no son buenas ni malas y que los alemanes no tienen una cultura mejor a la nuestra (nosotros no tuvimos ni la sombra de lo que fue el nazismo, por dar solo un ejemplo) pero claro que hay que reconocer las cosas malas que tenemos y tratar de arreglarlas.

Para mi, nuestra cultura es lo mejor que existe y jamás me acostumbraría a convivir en países sajones, orientales o eslavos, pero está muy lejos de ser perfecta y esas cosas malas tenemos que reconocerlas primero y después cambiarlas partiendo por cada uno de nosotros, y no reclamando porque los demás no cambian

29 abril, 2021 15:45

 
Anonymous Anónimo said...

Acabo de ver una transformación milagrosa o por lo menos un efecto temporal persistente. Mi hijo menor se mudó a un pequeño monoambiente que conseguimos para que estudie, en la ciudad donde està su universidad. Debía estar ahí hace un año pero le tocó todo esto de las clases virtuales, bla, bla Por otro lado eso favoreció la oferta de vivienda.
Bueno, el asunto es que el tipo estaba acostumbrado en casa a una mini-pieza donde tiene su computadora y todo absolutamente desordenado. Se llevaba la comida ahì pero raramente devolvía los platos. Su madre incursionaba cada tanto a rescatar la vajilla, que estaba por cualquie parte, con restos de comida en distintos estados de descomposición. Cuando sabìa que iba a faltar varias horas atacaba con escoba y sacaba bultos de basura de ahí, mayormente plástico. Aún así tenía prohibido ingresar al antro porque el titular consideraba que alteraba su personal sentido del orden y la privacidad.
Pues bien, fuímos adonde ahora vive después de unas semanas y para sorpresa vimos que los platos se lavaban y quedaban en el escurridor. La basura se amontonaba en el basurero. Incluso sospechamos que barre. En el edificio la gente parece ser bastante limpia, cuando entró estaba todo ordenado, así que suponemos que sigue la pauta y aún no se anima a degenerar en caos.
Es un caso concreto de un individuo condicionado por su medio ambiente. "Allì donde fueres has lo que vieres". Uls

29 abril, 2021 17:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja notable! Acá en mi casa vimos una transfiguración parecida cuando el Tomás Jr se fue a estudiar a Valparaíso, donde pasó 2 o 3 años viviendo solo a más de 2.000 km de la casa, al salir era más vago y suio que yo -lo que es mucho decir- pero cuando volvió a Arica era otra persona: sabía cocinar, mantiene su pieza bien ordenada y me reclama por el desorden y suciedad que simpre me acompaña adonde yo voy.

Es extraño, yo viví solo hasta pasados los 40 y jamás fui ordenado, limpio y hasta el día de no soy capaz de freir un huevo. Cuando me emparejé mi motivación original fue la comodidad de tener ropa limpia y comida decente, así fue como me cazaron al principio, igual como se agarra un gato salvaje dejándole miguitas de alimento!

Ahora se ponen autosuficientes, yo nunca llegué a eso

29 abril, 2021 17:41

 
Blogger Frx said...

Ultimamente en todos lados se está dando esa mentalidad cancerígena de que los otros hagan las cosas, pero en Latinoamérica somos campeones en eso.

29 abril, 2021 18:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es cierto, algo que se ha extendido incluso en Europa y Estados Unidos, aunque nosotros la teníamos hace rato jaja

29 abril, 2021 18:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Joaquin, esa comodidad de arreglar todo desde el sillón es muy nuestra. Cuando tenemos un problema primero buscamos a un culpable, después nos quejamos despotricando contra él y con eso quedamos tranquilos, sentaditos esperando que ahora que nos quejamos el problema se va a solucionar solo. Ojala fuera así de fácil.

Lo sensato es que si tenemos un problema tratemos de hacer algo útil para solucionarlo

29 abril, 2021 19:12

 
Blogger Marcelo Jorquera said...

Chucha!! Me pegaste en los cachos. Yo soy de los que tapan a chuchadas a los que botan basura y alego por lo malo de la raza.
Aunque ni cagando, voy a recoger basura ajena me comprometo por lo menos a quedarme callado de ahora en más.

29 abril, 2021 21:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es algo que tenemos todos en alguna medida porque está muy inmerso en nuestra cultura de buscar culpables, reclamar y listo, a esperar que los problemas se solucionen solos, total ya reclamamos. Pero la cosa no es así, todos caemos en eso así es que tenemos que estar vivo al ojo para no irnos en puros reclamos

29 abril, 2021 21:18

 
Anonymous Anónimo said...

El pecado original de Chile (y de toda Latinoamérica incluyendo Brasil) es ser un país cuyo pueblo tiene orígenes hispanos y católicos, donde el depender de otros fue inoculado culturalmente por los conquistadores, colonizadores y la iglesia, de ahí que ideas como la del comunismo sean bastante aceptadas porque implican ceder responsabilidad personal y pasarsela a la elite o a otro ente en teoría más poderoso.

La pillería (que en otros países existe con otro nombre), es una reacción a aquella tara.

29 abril, 2021 21:53

 
Anonymous Anónimo said...

'You nailed it!' Super certera tu observacion y tan cierta. Me causa una mezcla de risa y rabia escuchar los comentarios de mis mismos conocidos reclamando acerca de la irresponsabilidad de la gente que no se cuida por la pandemia, y ellos mismos se han ido de vacaciones, juntado en asados con amigos, han visitado familiares... Imagino que deben pensar que ellos son una excepcion.
Lilian

29 abril, 2021 21:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, esa es una idea muy popular y extendida en Chile y en toda Latinoamérica y como muchas otras ideas populares, a mi me parece totalmente falsa, nace de mirarnos el ombligo y compararnos con otras culturas que no conocemos ni comprendemos bien así es que las idealizamos.

LA gente que busca culpables siempre encuentraalguna explicación sencilla y definitiva, así es como nacen los clichés y como se forman los complejos que -a todo esto- existen en cualquier parte.

Todos esos clichés medio raciales o nacionales tienen en común la superficialidad de las respuestas fáciles y rotundas. Al menos es como yo lo veo.

Nunca en mi vida conocí tantos sinverguenzas como entre los japoneses, pero eso no tiene nada que ver con su raza o cultura sino por las circunstancias del momento, las personas responden a los estímulos e incentivos del medio ambiente y estos incentivos pueden cambiar mucho en tiempo bien corto..

EL comunismo y el fascismo fueron muy bien aceptados en Europa en su momento, porque existían las condiciones y los incentivos para que la gente pensara así

29 abril, 2021 22:09

 
Anonymous Anónimo said...

Tomas - casualmente, recien leyendo la pagina FB de mi vecindario, leo lo siguiente: un tipo publica una foto de un monumento que esta ubicado en la calle principal que atraviesa nuestro barrio, con un comentario diciendo que es una pena que este monumento este tan descuidado y se ofrece a ir a pintar, limpiar, encementar y lo que haya que hacer, pero que necesita un par de ayudantes voluntarios. En unos pocos minutos, aparecieron muchos ofreciendo su ayuda y quedaron para el Sabado en la manhana juntarse todos alli con los materiales y herramientas para arreglar lo que se necesite. Manos a la obra, nada de culpar al gobierno por el mal estado de la pequena plazoleta y el monumento. Eso es lo que no tenemos en Chile.
~ Lilian ~

29 abril, 2021 22:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lilian, es algo que se da en todos los ámbitos. A mi no me molesta para nada que la gente se junte en asados o que ande sin mascarillas, pero lo que si me molesta son los que critican y despotrican contra esos siendo que a la primera oportunidad lo hacen ellos mismos, como es lo natural y lógico por lo demás.

En política es mucho más complicado porque muchos creen que con solo quejarse las cosas se van a arreglar solas (o más bien "alguien" las va a arreglar por ellos), también están los que reclaman indignados contra "los corruptos" y exigen penas del infierno para ellos, cuando la verdad es que si tuvieran la más mínima oportunidad ellos mismos robarían a manos llenas

29 abril, 2021 22:15

 
Anonymous Anónimo said...

Bueno, Tomas, tu debes saber que es un fenomeno de tipo psicologico esto de clasificar a otros porque de esa forma inmediatamente estas separandote del resto y enalteciendo tu imagen -en tu propia cabeza. Es una accion muy tentadora y facil de cometer.
Lilian
Lilian

29 abril, 2021 22:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Lilian, nosotros somos más individualistas y pensamos más bien desde la puerta de mi casa para adentro. Eso no es tan malo porque nadie debería estar obligado a hacer nada que no le interese, acá la gente ha ido perdiendo el entusiasmo por los asuntos comunitarios porque los que se meten a eso son por lo general chantas y oportunistas cazando votos.

Unos meses antes de las elecciones anteriores apareció un tipo poniendo basureros y arreglando toda clase de infraestructura pública dañada y dejaba un cartelito con su nombre. Fue candidato a alcalde, era un taxista vivaracho que afortunadamente no ganó.

Acá en mi barrio un vecino con plata construyó una tremenda escala de concreto para bajar el cerro de más de 100 metros, la hizo para que la gente que arrienda en su casa pueda subir con más comodidad pero nos sirve a todos, yo creo que esa es la actitud, si a alguien se le antoja hacer algo que lo haga, pero que no ande criticando a los demás o pidiendo que le den las gracias o menos que voten por él

29 abril, 2021 22:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, eso de etiquetar lo hacemos a cada rato, la discriminación es muy buena cuando se hace con buenos fundamentos, la palabra "inteligencia" viene de inteligere (discriminar entre) pero como dices la tentación es grande de etiquetar a tontas y locas

29 abril, 2021 22:43

 
Blogger ernesto said...

Aplausos estimado señor. Ahora si encontró una forma amena, y espero eficaz, para completar las firmas que le faltan. Deseo sinceramente que pueda inscribir el partido político que apoya. Sin tener el conocimiento de la realidad política Chilena, solo el hecho de que se confronten distintas ideas ya es positivo. Oponerse a que exista un nuevo actor político es no recoger la concha del plátano. Disculpen, me refiero a la cascara!

30 abril, 2021 07:37

 

Publicar un comentario

"Send me a postcard, drop me a line
Stating point of view
Indicate precisely what you mean to say
Yours sincerely, wasting away
Give me your answer, fill in a form
Mine for evermore
Will you still need me, will you still feed me
When I'm sixty-four"

<< Home