Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Piensa como Alan Watts

lunes, 27 de diciembre de 2010



Tenía escrita una entrada con algo que encontré interesante de Adam Smith, pero ahora se me ocurrió otra cosa, mejor les comentaré algo sobre Alan Watts y la sincronía, algo que mi tocayo Tom Wilke asegura que existe y yo -que soy muy escéptico- le estoy empezando a creer. A Smith lo dejo para otro día.

Resulta que cuando trabajamos en la traducción al español del Tao Te King -trabajo que terminamos y quedó en nada porque nunca me animé a mandarlo a un editor- Tom me pasó varios artículos para que me hiciera una idea de la personalidad de Gia-Fu-Feng, su amigo y traductor del chino al inglés del texto. Entre los papeles había una entrevista a Gia donde hablaba con mucha admiración acerca de Alan Watts, contando que hacía clases completamente borracho y mientras más borracho resultaba más brillante y lúcido.

Resulta que Tom también conoció personalmente a Alan Watts y me contaba que sus últimos años vivía en un bote bastante alcoholizado -murió de cirrosis- con un gran número de discípulos, los que crearon la Alan Watts Society, que todavía existe. Me decía que esta sociedad, entre otras cosas, trajo a vivir a USA a Emanuel Sorensen, Sunyata, de quien Tom fue discípulo por varios años.

Todo esto me llevó a la curiosidad de leer algo original de Alan Watts y así es como llegué a Más allá de la teología: el arte de ser Dios, libro que comenté varias veces en este mismo Club de Ociosos. El libro tiene una historia divertida porque la calvinista universidad de Harvard le dio una beca al ministro calvinista Watts para que escribiera un libro de investigación teológica y resulto lo más hereje que alguien se pueda imaginar. En todo caso el texto es excelente con cientos de ideas potentes y novedosas. Ahora que tengo tiempo para las cosas importantes -léase ando desempleado- me dedicaré a leer otros libros de Watts, mi nuevo guru.

Ah el poder de las palabras, los libros y las charlas de Alan Watts son una muestra de lo poderoso que puede llegar a ser el lenguaje y las ideas. Bueno, pero todo esto me lleva al asunto del que quería escribir al principio que es de la sincronía. Resulta que voy conociendo personas y libros en perfecta sincronía: Tom Wilke, Gia-Fu-Fen, Alan Watts son como chorizos enlazados por un mismo hilo conductor que también es mi propia forma de mirar la vida.

Le comentaba a Tom el otro día que con sus credenciales y formación la única posibilidad que tenía en la vida era convertirse en guru. El problema es que el no sirve para eso, es humilde y no tiene ninguna ambición. Un guru tiene que ser mentiroso, ambicioso y sin muchos escrúpulos. La gente que cree que los gurus son sabios no entienden como es la cosa: en realidad son actores, algo farsantes que hacen algo parecido a los medium, ellos son los vehículos nomás, los sabios somos nosotros.

En fin, iba a escribir sobre algo y al final escribí sobre nada, todo se me enredó. Tom siempre me dice "piensa como Alan Watts", así lo hice esta vez y me salieron puras cabezas de pescado. Ah, es que yo no soy Alan Watts pues. Hasta mañana y disfruten de la excelente animación.

Etiquetas:

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola Tomás!, la verdad es que no conozco ninguno de los autores que hablas, pero mi sincronia en estos dias contigo es el asunto de los libros, bueno y el Tao, tengo mucho cuento con ello.Te comento que encontré un libro precioso de matematicas que se llama "el hombre que calculaba", esta en la red y es top, es antiguo, de un brasilero con toda onda.
Si le das una mirada, tal vez , coincidas conmigo en que debería ser un libro de matemáticas, para la enseñanza en nuestros país, en otros lugares lo es. Te lo recomiendo, es diferente.
También me he reencontrado con Gibran y sus pequeños libros, muy filosófico, pero ideal para mi cortos espacios de lectura .
Dale con la publicación de la traducción del Tao, debe tener varias miradas, occidente mira con ojos al revés y de repente salen otras lecturas...Saludines.Ari

27 de diciembre de 2010, 15:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro Ari, el libro de Tahan es delicioso y por supuesto que se debería estudiar las matemáticas de esa manera, junto con su historia. Uno de los peores errores ha sido desvincular la historia y las aplicaciones para enseñar solo lo abstracto y la operatoria, craso error. Los tipos salen muy buenos calculistas, mecánicos y con cero imaginación.

Lo del Tao es bien interesante porque las otras versiones que hay en castellano se han hecho a partir de traducciones de tipos religiosos así es que están -a mi modo de ver- bien contaminadas con interpretaciones místicas y ajustes religiosos medios truculentos, pero en fin...

27 de diciembre de 2010, 16:00

 
Blogger Exequiel Ulloa said...

Hola Tomas, me parecio interesante esta entrada, ahora sabes te recomiendo leer a morris berman si es que ya no lo has hecho, especificamente "el reencantamiento del mundo", habla sobre la historia de la ciencia es realmente interesante la descripcion que hace de aquellos procesos donde las ideas sobre la ciencia se contrastan o chocan, ahh y otro tambien que es bueno y del mismo autor es "la historia de la conciencia", tambien espectacular habla de los paradigmas y de como nuestra conciencia paso, segun describe el de lo horizontal a lo vertical, refiriendose a las tribus nomades a las sociedades de jerarquias que tenemos hoy.

y por lo de tu libro sobre tao, ya tienes otro interasado, me he topado con otros sobre tao y justamente me daban esa sensacion de misticismo truculento

Saludos desde Temuco!

27 de diciembre de 2010, 16:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Esos no los conocía Excequiel, los voy a buscar en Internet, gracias!

La traducción del Tao que más circula en castellano se basa en una tradución de John Wu que es muy interpretativa, orientada a lo religioso y evita todas las partes "chocantes" que no esarían muy de acuerdo con la idea popular que tenemos del orientalismo.

La versión de Gia-Fu-Feng parece mucho más cruda y literal, así cada uno puede sacar sus propias conclusiones yo creo, sin pasar por la "interpretación" del traductor. Los originales en inglés están en

Gia-Fu-Feng
http://www.terebess.hu/english/tao/gia.html
John Wu
http://www.terebess.hu/english/tao/wu.html

27 de diciembre de 2010, 16:28

 
Anonymous Anónimo said...

La historia de la ciencia es re entretenida. Hace algunos años dieron en Canal 13, los sábado como a las 9 de la mañana, una miniserie sobre la historia de la Medicina y algunas cosas que me quedaron grabadas, es que antes del cloroformo, el primer anestésico moderno, el mejor cirujano era el que amputaba más rápido un miembro, antes que el paciente entrara en shock con la intervención.
Había fulanos que se demoraban 30 segundos en cortar una pierna y eran considerados eminencias.
Fue la anestesia la que permitió realizar operaciones largas y mas complejas, porque el paciente estaba ahí tranquilito. Pero no había conciencia de la importancia de la asepsia y los médicos se vestían de frac para operar, pero no se desinfectaban las manos, a veces ni siquiera se las lavaban con jabón, y fumaban mientras operaban...Después se cabeceaban tratando de descubrir porqué algunos pacientes se infectaba y morían, si les habían extraído correctamente el apéndice.
Hasta que un doctor austriaco de apellido Semelweis, a partir de los trabajos de Pasteur, planteó su teoría de que había que esterilizar todo el instrumental y el quirófano.
Esto le significó al principio ser ridiculizado y hasta lo suspendieron del Colegio Médico, pero varios años después, cuando demostró con estadísticas que sus procedimeintos reducían casi a cero las complicaciones post operatorias, fue reivindicado.

28 de diciembre de 2010, 12:45

 
Blogger Leus said...

Anónimo, Semelweiss es anterior a Pasteur. Y el no descubrió los gérmenes, sino que postulaba que las "partículas cadavéricas" que traían los estudiantes de medicina desde la morgue a los partos hacían que las parturientas murieran de fiebre.

30 de diciembre de 2010, 11:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, no había visto estos comentarios, la historia de la cirugía es fascinante y está llena de cosas curiosas. Creo que se llamaba Olsen uno de los primeros en hacer laparoscopía ¡ese si que fue un buen invento! gracias a las fibras ópticas y luego a las micro cámaras de tv más que nada, que permiten ver por un tubo curvado.

Una vez leí de un cirujano en New York (uno de los primeros en acuchillar con asepsia, antes de saber de la existencia de bacterias y todo eso) que decían que trabajaba tan lento que las heridas se iban coagulando por un lado mientras cortaba por el otro. Claro, en esos tiempos el mejor era el que trabajaba más rápido.

Mi amigo el doctor Renato Aguirre (uno de los cirujanos top que tenemos) me contaba que el ingeniero Raul Pey (el amigo de Allende) que vivió muchos años en Arica era también inventor, y entre sus inventos había una especie de andamio que soportaba al cirujano para operaciones muy largas, el lo probó pero dice que no funcionaba muy bien que digamos!!

30 de diciembre de 2010, 11:58

 
Blogger Maikeru Tenshi said...

Hola, pues estaba navegando y he acabado aquí. Hace nueve años más o menos abrí un libro de Alan Watts y resulta que fue el libro el que me abrió a mi. Desde entonces escribo un blog llamado "El manuscrito Zen". Quién sabe, puede que entres a ver si puedes aprender algo y sea yo quien aprenda de ti, tal como el libro de Watts. Un abrazo.

4 de septiembre de 2014, 12:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que buena coincidencia Maikeru, me voy enseguida a ver tu blog, muchas gracias por avisarme. Es un tema que me gusta muchísimo ¡pensemos como Alan Watts! ;)

4 de septiembre de 2014, 13:12

 
Blogger Monica said...

Buscaré algo de A. watts! :-)

4 de diciembre de 2015, 02:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Mónica, "El arte de ser Dios" es un libro bueno y divertido, está por algún lado gratis en Internet

4 de diciembre de 2015, 03:12

 

Publicar un comentario

<< Home