Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La teoría de los mercados eficientes

lunes, 21 de febrero de 2011

Primero que nada un aviso. Por alguna razón que no entiendo me encontré con varios comentarios de Edo y mi correlija el Viejito Radical marcados como spam, cuando traté de reponerlos colocando "no es spam" se borraron por lo que quedé sin posibilidad de contestarlos.

En el caso de Edo había colocado links, al parecer Google considera spam cualquier comentario con links, sobre los del ilustre Viejito Radical no me explico por que le vieron cara de spammer ¡exijo una explicación! Este Club de Ociosos se alimenta de comentarios y mientras no sean trolleos o faltas de respeto son siempre bienvenidos, no importa la contumacia(1) con que me lleven la contraria. En fin, soluciones: no postear links o comentar desde otra conexión (la URL puede estar en alguna lista negra de Google). Mis saludos y disculpas del caso, su comentario es mi sueldo, bah ya me quisiera tener luca por cada uno que comenta.

La teoría de la eficiencia de los mercados es fundamental para entender la economía, se refiere a los precios de las acciones pero puede extenderse a cualquier otro problema de fijación de precios. Antes de entrar en eso hay que recordar la teoría del valor subjetivo: el precio de las cosas no tiene que ver con ninguna característica de los productos sino con lo que las personas están dispuestas a pagar y a cobrar por ellos.

Esta teoría estudia si es posible ganarle al mercado y es como esas que estudian si hay un sistema para ganar en la ruleta. La conclusión es que los mercados son más eficientes cuanto más impredecibles. En un mercado completamente eficiente no es posible predecir el precio de una acción basado en análisis estadísticos ni de ningún otro tipo.

Otra manera de decirlo es que en un mercado eficiente el precio de una acción es un buen reflejo del "valor real" de un activo. Acuérdense que el "valor real" de una empresa -por ejemplo- no es solo el reflejo de las utilidades sino también -y principalmente- de las expectativas que tienen las personas. Hace años escribí sobre esto en el valor futuro.

El valor económico o precio de una cosa entonces tiene mucho que ver con la información, porque la economía debe ser fundamentalmente incierta para que funcione. Las economías consistentemente predecibles colapsan porque se producen las asimetrías de información y alguien se lleva toda la plata.

Antes todo esto eran ideas intuitivas, pero se ha estudiado matemáticamente que un mercado es más eficiente en cuanto más cantidad de información y más rápido se incorpore a los precios ¿que significa esto? que el precio de una cosa es el resumen de la información pasada, presente y futura. Es todo un asunto de cantidad y velocidad: si una información no se incorpora o se demora en incorporarse al precio aparece la oportunidad para que alguien obtenga esa "información privilegiada" y la use con provecho.

La información privilegiada no es un problema de justicia o moral -como hacía aparecer el antiguo Super de Valores- sino que es problema de eficiencia: los mercados dan beneficio basados en sus ineficiencias y la principal ineficiencia es la falta de información. Con información completa no puede existir mercado y cuando existe información que no es pública (privilegiada) los rendimientos son menores.

Entendiendo esto podemos sacar conclusiones muy interesantes. Todos los actores económicos tratan de obtener información privilegiada, tal como todas las empresas tratan de llegar a una posición de monopolio, esto no es un asunto inmoral ni mucho menos, es parte del funcionamiento de la economía: buscar información privilegiada y tratar de convertirse en monopolio son importantes incentivos de crecimiento en la economía.

Pero la información privilegiada y el monopolio llevan a la ineficiencia ¿para que va a esforzarse un monopolista en ser más eficiente? no es racional. Tampoco es racional creer que con "regulaciones" se puede detener el uso de la información privilegiada, cuando esta es posible de obtener siempre se usa, independiente de la cantidad de leyes idealistas que se puedan colocar.

Colocar regulaciones en este caso no soluciona nada, hay que transparentar, que la información privilegiada deje de existir procurando hacer inmediata su dispersión. Lograr un mercado perfectamente eficiente es como conseguir trabajo sin roce: imposible, pero da lo mismo las leyes que se hagan siempre existirá información privilegiada: los que saben no hablan y los que hablan no saben, la tarea es hacer las condiciones para que la información se traspase lo más rápido posible a precios.

Se ha dicho que los grandes crack no son completamente explicados por la teoría de los mercados eficientes, poniendo como ejemplo el desplome del 21 de enero del 2008. Los que se oponen a la teoría de eficiencia de mercado dicen que en ciertos casos de pánico una mejor explicación se encuentra en Teorías del Comportamiento, que tienen que ver con la sociología, psicología y cosas por el estilo. Lo malo es que esas teorías están llenas de juicios de valor y su efectividad predictiva es más o menos igual que la de una amiga mía que es mentalista. Puede que sean explicaciones razonables pero no sirven para nada práctico.

Algunos que apoyan teorías del comportamiento dicen que los inversionistas irracionales, cuando son muchos, pueden incluso afectar las expectativas de los racionales distorsionando la información, con lo que podrían afectar los precios. ¿Y que?, los irracionales tienen más probabilidad individual de perder su dinero así es que a la larga terminan desapareciendo. Pueden causar turbulencias pero difícilmente influirán de manera permanente en la eficiencia de los mercados.

En fin, a lo que quería llegar a que es inútil hacer juicios de valor en micro economía, hay esa especie de "leyes" de la naturaleza humana que siempre se impondrán -cada cual busca maximizar sus utilidades y cosas por el estilo- lo mejor es reconocerlas trabajando con ellas en lugar de ponerse a predicar malditos sermones sobre la inconveniencia de hacer esas cosas que nosotros haríamos felices si tuviésemos la oportunidad.

Y el caballero que aparece tan risueño en la foto es don Eugene Fama, profesor de la Universidad de Chicago a quien le asignan buena parte del crédito de la Teoría de la Eficiencia de los Mercados. Como ven hoy fue mi día de snob-economía, quien sabe que vendrá mañana. Hasta entonces.

(1) Contumacia: persistencia voluntaria en el error

Etiquetas: , ,

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No puedes empezar con primero que nada ...

21 de febrero de 2011, 00:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay peores, recuerdo como si fuera hoy cuando el chico Medalla empezó a defender su tesis, muchos años atrás:

"Para comenzar, comenzaremos por el principio"

"¡Genial!" exclamó el Profesor Informante, jaja

Y claro que puedo, de hecho lo hice

21 de febrero de 2011, 00:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, me dejaste picado así es que me fui a consultar a la RAE

"5. primero que nada. En el habla coloquial se emplea esta expresión con el sentido de ‘antes de nada o antes que nada’: «Tengo que contarte, primero que nada, que la Ruby quedó hecha una ruina humana» (Donoso Elefantes [Chile 1995]); «Lo sagrado es primero que nada la celebración del origen» (Fuentes Cristóbal [Méx. 1987])."

Este Club de Ociosos es coloquial, o sea estoy santificado por http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltGUIBusDPD?lema=primero

21 de febrero de 2011, 01:22

 
Anonymous Javier said...

primero que nada, hubieron las terribles calores...

Sería mi aporte NO ortográfico.

21 de febrero de 2011, 09:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A ver, a ver. Al menos "hubieron" también está aceptado por la RAE jaja

"La forma verbal hubieron es la que corresponde a la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo del verbo haber: hube, hubiste, hubo, hubimos, hubisteis, hubieron"

21 de febrero de 2011, 11:11

 
Anonymous Javier said...

¡La RAE es una hereje!

21 de febrero de 2011, 12:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Hombre! "Limpia, pule y da esplendor" al idioma.

Que característico de nosotros los hispanos ese gusto por las frases poéticas y los formalismos, la RAE es un vejestorio inútil igual que esos viejitos que alegan por "el correcto uso del lenguaje", el lenguaje es vivo, mientras más rico y local, mucho mejor.

21 de febrero de 2011, 12:18

 
Blogger Ulschmidt said...

Todo es un gran complot. Para alimentar su negocio los fondos de inversión crean burbuja tras burbuja. Detrás están los Sabios de Sion que, al final, dominarán al Mundo.

21 de febrero de 2011, 20:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulschmidt los sabios solo obedecen órdenes, son simples marionestas de LOS EXTRATERRESTRES que están entre nosotros.

P.D. ¿Que diablos pasa con los comentarios? algunos se van como spam y no los puedo recuperar, de otros no me llega la notificación, Google se volvió loco ¿o serán los extraterrestres?

21 de febrero de 2011, 20:33

 
Anonymous Claudio said...

De todas maneras hay personajes como Warren Buffet y George Soros dotados de un olfato especial que hace que la mayor parte de las veces ganan y pocas veces pierden en sus inversiones. No creo que sea solamente suerte, a lo mejor saben interpretar de mejor forma la información de los mercados, además que se mueven en círculos donde la información es de mejor calidad.

21 de febrero de 2011, 22:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, sin duda Claudio, el propio presidente Piñera que hizo buena parte de su fortuna en la bolsa también debe ser el caso.

Es imposible que exista una simetría perfecta de la información, por eso me parece tan interesante esta teoría, que relaciona la eficiencia de los mercados con la simetría de la información y no hace cuestión moral de el aprovechamiento de la información privilegiada. Esta debe ser vista como un hecho y que para mayores ganancias globales las posibilidades de que se genere información privilegiada deben minimizarse.

Yo no puedo entender a los giles que piensan que es "pecaminoso" tener cierto conocimiento, siempre el conocimiento especial ha sido fuente de riqueza, no veo por que no va a serlo en los mercados.

Pero si queremos que el mercado tenga más eficiencia hay que hacer todo lo posible por mantenerlo lo más aleatorio posible. Esta teoría me aclaró muchas cosas que yo tenía solo como intuición.

Creo que poner juicios de valor o morales en estas cosas es una estupidez. Es como esos que dicen que "piratear software es malo"

21 de febrero de 2011, 23:09

 
Blogger jrc said...

Una cosa es la incertidumbre inherente en cualquier decisión económica y otra es "ocultar" información a tus inversionistas.

Una cosa es que por economía de escala o un "privilegio estatal" se forme un monopolio, otra es que tus usuarios sean ignorantes de las barreras de entrada a tu competencia y de los abusos que cometes con tus proveedores, gracias a tu poder económico e influencia política. Ninguna ley castiga más, que "Un cliente bien informado"

Definir restricciones a un sistema complejo y dinámico como las actividades económicas siempre será ineficaz e infructuoso.

Pero es necesario definir un marco de interacciones simple, claro y escalable, permite que "usuarios" y "empresas" funcionen en mejor sintonía (eficiencia).

Lo de maximizar utilidades lo inventó un economista amargado, lo importante es maximizar felicidad, mientras la economía no defina medianamente bien eso, todo el resto es "bullshit".
https://www.youtube.com/watch?v=i0FzgvYxdvk

22 de abril de 2014, 05:21

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas