Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Los animalistas

domingo, 22 de abril de 2012

Conversaba ayer con un amigo que vivió en Africa durante varios años, conoce Africa del Sur y varios otros países del Africa Central. Le preguntaba cosas sobre la vida allá y me comentó algo que me llamó mucho la atención. Decía que cuando cazaban a los elefantes por el marfil estuvieron cerca de extinguirse, pero desde que se prohibió la caza, estos se empezaron a multiplicar tan rápidamente que arrasaron con la hierba en territorios completos.

La vida del elefante se reduce a comer, son tan grandes que necesitan una enorme cantidad de comida para sostenerse vivos y al no tener predadores empezaron a morir de hambre. Me decía que no es raro ver a elefantes medios locos buscando alimento, agonizan de hambre durante un buen tiempo hasta que se mueren.

Toda una metáfora que muestra que ser grande y estar al tope de la cadena alimenticia sin predadores, no asegura una vida cómoda y feliz. Pensaba también en la gente indignada porque el Rey Juan Carlos II había matado a un elefante, que reacción más extraña, no le veo pies ni cabeza.

Los "animalistas" son un fenómeno reciente. Aunque siempre han existido amigos de los animales no recuerdo haber visto alguien con el fanatismo ciego y medio tonto que considera a los animales como si fuesen personas, les atribuyen sentimientos, inteligencia y muchas otras cosas a lo que no son más que comportamientos reflejos.

César Millan, el encantador de perros, se pasa la vida repitiendo que los perros no son personas, tampoco los gatos y ni siquiera los chimpancés, a pesar que tienen más del 90% de genes en común con nosotros, eso no significa nada respecto de las diferencias fundamentales que existen entre los animales y las personas.

La "personalización" de los animales empezó con la adicción a las mascotas "mientras más conozco a la gente más quiero a mi perro" es un refrán común, pero eso de atribuir sentimientos a un animal es solo un reflejo de nuestros deseos, está en nuestra imaginación. Así es como hablan del "asesinato" de animales, cuando la palabra asesinato solo se refiere a matar seres humanos.

Es un asunto muy extraño que refleja las necesidades afectivas insatisfechas que han ido desarrollando algunas personas a medida que la sociedad se va haciendo más sofisticada. Mi amigo Marcelo, que tenía la boite Rapa Nui me comentaba siempre que los clientes iban más que nada a comprar conversación, necesitaban una mujer bonita que los escuchara y fingiera que se interesaba por sus asuntos.

Es la vía rápida, en Japón se arriendan novias virtuales y hasta familias virtuales, a cambio de un pago una persona solitaria puede recibir o mails cartas cada cierto tiempo, o ir de visita donde su "familia anfitriona" que lo recibe y lo trata como un pariente durante un rato ¿por que no? así se evitan todos los problemas de interactuar con la desagradable familia real.

Las mascotas también han tomado ese papel para obtener "amor" por la vía fácil, además que pueden costar mucho menos que un familiar, amigo, novia o amante real. Las mascotas siempre han existido y hasta cierto punto es muy normal tenerlos como compañeros, pero otra cosa es cuando se le atribuyen virtudes personales que no tienen y se hacen gastos extravagantes para darles gustos que los animales no pueden conocer ni apreciar.

Creo que nunca voy a entender a un animalista que llora al ver como cazan a un animal y no se inmuta cuando envevenan a un ratón, aplastan a una cucaracha ni tiene el menor cargo de conciencia en comer un costillarcito de chancho o un buen bistec ¿habrán visto alguna vez como matan a los animales que comen?

En fin, yo no debería estar alegando porque he tenido muchas mascotas desde el primer Beppy en 1959 hasta las actuales Tanya y Beppy 6, sin olvidar a mi gato Marat-Sade, cuyos restos reposan en una tumba ubicada en el patio de mi ex casa en la Población Santiago. Recuerdo que le hicimos un pomposo funeral, coincidió con el día en que dejé de ser niño, snif. Bah, si todavía soy un niño chico, que tanto.

Etiquetas:

17 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

En todo caso y aunque resulte intragable la caza al estilo del Rey seguro preserva los elefantes porque a esa escala por el propio negocio los van a defender. La matanza para contrabandear marfil o cueros en cambio es devastadora.
Aquí cerca mío está el río Paraná, unos pescadores "artesanales" pescan con red y el grueso de lo que capturan se hace harina de pescado para el Africa. Y el río está desierto ya. En la provincia aguas arriba, Corrientes, esto se prohibió, pero no la pesca deportiva, y así miles de pequeño burgueses viajan desde Buenos Aires o ciudades grandes, alquilan una cabaña, una lancha, un guía - que es un antiguo pescador artesanal - pescan un gran pez, se sacan la foto, de noche dan vida a los casinos y prostíbulos del área. Unos pocos kilos de pescado reactivam la economía costera, y las especies se multiplican.

22 de abril de 2012, 09:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Ulschmidt, la razón por la cual las grandes especies salvajes se extinguen no es por la caza selectiva (big game hunting) sino principalmente porque si se reproducen sin predadores naturales que los regulen, crecen hasta que se comen todo lo disponible y luego se empiezan a morir de hambre. Por eso se han tenido que hacer reservas para orangutanes, leones y otras especies.

Si no fuese por las corridas de torors, el toro de lidia habría desaparecido como sub especie hace siglos, gracias a la fiesta brava viven como príncipes, se reproducen en abundancia y mueren embistiendo. Si prohiben las corridas de toros esos toros se extinguirán sin duda.

Las vacas, pollos, cerdos que nos comemos, los perros que nos cuidan la casa, etc. se reproducen en grandes cantidades porque sirven al hombre.

Con los peces pasa algo parecido, creo que es cuestión de tiempo que comer pescados salvajes será un lujo y todo el pescado que comeremos será de granja, alimentado con... harina de pescado!.

22 de abril de 2012, 13:04

 
Anonymous Anónimo said...

No. La principal causa de extincion de especies es la desaparacion de los habitats y/o fragmentacion de estos. Tanto que los alrededores de Chernobyl parecen ser mejores que un campito cualquira. Un numero de especies importante de especies han desaparecido por la caceria excesiva y otros por la introduccion de especies foraneas (se dice que un solo gato causo la exincion de una especie de pajaro en una isla del pacifico).

En todo caso, el problema no esta tanto en la caceria selectiva, pues en el futuro todo ecosistema va a tener que ser manejado artificialmente, y eso incluye tomar el papel de ciertas especies. El problema, y esa es la critica general en Espan~a, es el frivolismo de la monarquia espan~ola de irse a gastar millones de euros de sus subditos cuando la situacion economica es cuando menos compleja.

MV

22 de abril de 2012, 13:42

 
Blogger Lucho Pizarro said...

Las reservas no se hicieron porque los animales se coman todo sino porque hay que preservar de alguna manera ciertas especies en peligro de extinción por la expansión humana. Yo he estado en los parque sudafricanos (y también en los mozambicanos que eran un desastre, porque casi no quedaba nada que preservar) Es cierto que en el Kruger por ejemplo, de tiempo en tiempo habia que matar un cierto numero de elefantes para evitar el crecimiento descontrolado, pero esa es una eliminación (no una cacería) muy dirigida. Seguramente algunos se podrán permitir el "placer" de ir a eliminar esos elefantes, en un viaje pagado y muy costoso. Quisiera creer que ese es el caso del Rey, que es Presidente honorario del WWF (?)
Por ultimo, me parece absurdo decir que hay que seguir con las corridas para que no se extinga la raza de toros que se usan en las corridas, porque "esa" raza fue justamente creada para las corridas; no es la especie la que se extingue. Mucho mas importante me parece preservar por ejemplo los burros, que si se están extinguiendo.

22 de abril de 2012, 13:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Miguel, es exactamente lo mismo. Los ecosistemas son modificados por la población y si tu dejas que se reproduzca cualquier predador de manera libre y sin competencia, si está al tope de la cadena alimenticia simplemente se multiplica y se como todo hasta que empieza a morir de hambre (Malthus). El hombre es la única especie que se ha salvado de ese destino por distintos mecanismos que no son aplicables a los animales.

Ahora a esa "indignación económica" tampoco le veo pies ni cabeza, es envidia químicamente pura ¿que tiene de particular que el Rey gaste la plata que gana en lo que le plazca? ¿debería vivir como un desempleado porque en España hay alto desempleo? no veo por que. Si alguien considera que gana demasiado, que proponga bajarle el sueldo o confiscar sus bienes, pero en lo que gasta su dinero no es asunto en que debería meterse nadie más que el. Claro, la política siempre explota la envidia, un poderoso combustible.

Yo me opongo a que los senadores ganen US$ 40 mil al mes, pero si los están ganando me da lo mismo en que gasten lo que es de su libre disposición, cada cual gasta su plata en lo que le place.

Lucho Pizarro, yo creo que la caza por diversión es un excelente medio de regular las poblaciones de animales salvajes siempre que esté controlada no le veo problema. Creo que está muy bien cazar guanacos o lo que sea cuando empiezan a sobrepasar el número que naturalmente puede sustentar un territorio. Eso de distinguir "caza" de "eliminación" no se, me parece un juicio de valor al que no le veo mucho sentido pero cada quien puede tener los valores que prefiera, está OK siempre que no trate de imponerlos a los demás.

La desaparición de los burros es un buen ejemplo ¿a quien le sirven los burros, aparte de a la burrita o alguna afortunada yegua? Entonces alguien dirá que "hay" que preservar a los burros, claro que rara vez se meterá la mano al bolsillo para alimentar y mantener un animal que no le produce retorno en bienestar (a menos que lo tenga como mascota), sino que exigirá al gobierno que financie la "Sociedad Protectora de Burros" porque como los impuestos solo los pagan los ricos... y así vivirá feliz alimentando de su bolsillo sin darse cuenta a un ejército de burrocratas encargados de cuidar a los burros, quienes seguirán viviendo pésimo porque el billetón se quedará en manos de los intermediarios.

Creo que la caza por diversión es una actividad excelente. Yo prefiero mil veces morir por un certero rayo de la muerte lanzado por algun cazador alienígena antes que morirme de una larga y sucia enfermedad. Pero en fin, son las cosas que uno no puede elegir.

22 de abril de 2012, 14:15

 
Anonymous Wilson said...

Me encanto la digna disculpa del rey: ok me equivoque, diculpen, no volvera a pasar. ( algo asi)
Traduciendo al lenguaje de algun extraterrestre que no capte nuestras sutilezas de lenguaje:
Ok, no considere lo idiotas que son los ociosos de las redes sociales, y que estamos en una epoca donde hay que "considerarlas", no volvere a cometer el error de ponerme al alcance de cretinos con red.

22 de abril de 2012, 15:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Esta disculpa me recuerda al Rey Juan sin Tierra de Inglaterra,que se humilló ante el Papa después de una gran pelea, hay varios casos similares en la historia donde el Rey se disculpa y se humilla ante un poder superior.

En este caso fue el poder de la chusma y los medios de comunicación y Juan Carlos fue rápido en oler contra quien se estaba metiendo: con la chusma no se juega, al menos un Rey no puede.

22 de abril de 2012, 15:11

 
Anonymous Anónimo said...

Claro, el problema es el contraste que en Espanha cayo como patada en los... Por un lado el desempleo, despidos, etc.: la segunda Grecia; y por otro la imagen del rey en la foto, muy orgulloso (recuerda al colonizador sobre el indigena), sin la motivacion del hambre o la supervivencia. Hasta se fractura la cadera el muy...
Bueno, desde aqui me causa gracia, porque antiguamente se ejecutaban subditos inconformes o malagradecidos.
Ivanr.

22 de abril de 2012, 15:15

 
Blogger Lucho Pizarro said...

No hay duda que en el extremo del cinismo, todo es relativo y en el fondo que me importa a mi en que se gasta la plata que le dan los españoles el Rey de España. Recuerdo a un amigo forestal, al cual encontré después de muchos años, ante mis protestas por la eliminación del remanente de los bosques naturales me respondió ¡y que importancia tiene! para que tenemos que "conservar" esos bosques si hoy producen dinero. Hace mas de 50 Rafael Elizalde Mc-clure escribio un libro del que hoy casi nadie se acuerda: La sobrevivencia de Chile. Del libro de Carlos Aldunate "El factor ecológico: Las mil caras del pensamiento verde", tomo lo que sigue: "fue publicado por primera vez en 1958, pero vino a tomar fuerza como documento ecológico recién en 1970, en una segunda edición ampliada y actualizada. Poco antes de que la nueva versión saliera a la luz, sin embargo, su autor se suicidó. Godofredo Stutzin escribía estas palabras al concluir el año: "Y llegó el momento en que el corazón de Rafael Elizalde, desgarrado por visiones de angustia, de desesperación y de muerte, no pudo luchar más; decidió entonces realizar un último acto de protesta contra el suicidio colectivo, inmolándose él mismo" (Don Rafael se suicidó prendiéndose fuego). Cada uno toma la realidad medio ambiental como mejor la siente y en fin de cuentas, todo lo que no sea ciencia exacta puede ser liquidado como un "juicio de valor".

22 de abril de 2012, 16:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Exactamente así es Lucho Pizarro, todo lo que no sea ciencia exacta (y eso solo porque las ciencias exactas no proclaman "verdades") no es otra cosa que una preferencia o juicio de valor, que puede estar muy bien para cada uno (nadie vive sin una escala de valores) pero que es pésimo cuando trata de imponerlo a todos los demás.

Ese es para mi un pecado capital. El que cree que puede imponer por la fuerza, o dicutiendo, o golpeando la mesa sus valores y preferencias a los demás no es otra cosa que un fanático que debería recibir de vuelta lo mismo que pretende hacer a los demás.

Es el caso de mucha gente religiosa, pastores evangélicos y gente por el estilo, fanáticos políticos de cualquier sector, animalistas, ambientalistas, feministas, homosexualistas o cualquiera por el estilo que se siente con la superioridad moral suficiente como para obligar a los demás a adoptar sus propios valores o preferencias.

Bueno, en resumen de toda esta diatriba es el siguiente: cada cual con sus gustos y opiniones, es perfecto mientras no traten de imponerlas como verdades generales a los que no las comparten.

22 de abril de 2012, 16:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ivan, expresas bien algunos resentimientos de las personas comunes hacia los que gozan de privilegios por algún motivo, es normal y entendible.

Sin embargo que se haya roto la cadera no viene al caso (mi papá se la rompió antes de morir porque se cayó en la calle, seguramente habría preferido rompérsela en un safari), tampoco las imagenes de la colonización que pueden ser metáforas (como ma que decía de los elefantes que mueren de hambre) pero el Rey cazador no tiene nada que ver con eso.

Mi pregunta es ¿por que no puede hacer lo que se le antoje con su plata? ¿por que debe sujetar su moral a la moral de otros? Especialmente en un asunto como este que es bien irrelevante para cualquier efecto práctico.

22 de abril de 2012, 17:18

 
Anonymous Anónimo said...

Tal vez sean resentidos los habitantes de la Isla de los hermanos Castro, por expresar su incorfomidad hacia los privilegios de los gobernantes.
Sigo viendo un picture jocoso y de contraste: como los senadores auto-asignandose mas lucas; o Camila PC declarando que en Cuba no hay represion.
Claro que don Juan C. puede hacer lo que quiera con "su dinero", como cualquier pelagato: pero el no es cualquiera.

22 de abril de 2012, 19:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro que si, sin duda. El resentimiento puede tener muchas causas justas o injustas. Lo que yo no creo es que sea un estigma no ser cualquiera, al contrario, me alegro que exista gente que tiene y vive bien, me gustaría estar en su lugar pero no los odio por eso.

Esto es un asunto de opinión como todo lo de este Club de Ociosos, algunos opinan que todos deberían tener lo mismo o que algunos "no se merecen" lo que tienen, yo creo que ni vale la pena procuparse por eso porque nunca tendremos todos lo mismo y si alguien se merece o no lo que tiene es muy subjetivo.

Claro que puedo criticar a un abusador o alguien que robó o se aprovechó de otros para conseguir lo que tiene pero el hecho de tener más no lo considero un pecado. Pero en fin, son solo opiniones, por eso puse la cita de Machado en la barra lateral ;)

22 de abril de 2012, 19:41

 
Anonymous Anónimo said...

No me tinca usar la palabra resentido, con justa o injusta razon: es como tratarse de comunista o facista. Justamente no aclara nada ni es argumental.
Tu trajiste a colacion la lucha de clases; yo prefiero la parabola de los talentos.
Sea noble o plebeyo, fue un "condoro" porque ya hubo disculpas reales dadas.
Ivanr

22 de abril de 2012, 20:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si tienes razón, resentimiento se u8sa mucho en el sentido de resentimiento social, claro que es un término mucho más amplio, no solo engloba la política.

Yo creo que las disculpas van más por el lado de acatar los mainstream de opinión. Juan Carlos es aficionado a la caza desde muy joven y dudo que sienta una pizca de arrepentimiento por haber matado a un elefante. Lo que pasa es que los reyes deben estar muy pendientes de agradar a los poderes superiores.

Los reyes de Shakespeare eran amenazados por nobles o monarcas más poderosos, los actualñes son amenazados por el mainstream de opinión popular y sobre todo por los medios. Juan Carlos tiene suficiente cultura para darse cuenta de cual es su verdadera situación.

En el twitter leí una opinión "no tiene que disculparse con nadie, porque es rey". Craso y completo error creo yo.

22 de abril de 2012, 20:54

 
Anonymous Anónimo said...

En mi opinión, la caza deportiva es obscena.

Cazar por hambre es genial. Pero darse el gustito de matar un elefante, o una gacela, o un perro, o un gato; paso.

Con cuéa mato hormigas.

J&1/2

23 de abril de 2012, 09:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sergio, para mi trabajar si que es obsceno. Sin embargo lo más bien que converso con los desgenerados que se dedican a esa vergonzosa actividad. Cada cual con su gusto ;)

23 de abril de 2012, 09:22

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas