Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mystery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often spring from boredom. "Be yourself, but bigger"



Tanto tienes tanto vales dicen las viejas al evaluar a su futuro yerno, la capacidad de generar ingresos es una medida importante de valor para las personas. Eso no es novedad pero como estoy leyendo los cuentos de Fitzgerald y casi todos ienen que ver con la posición social, dinero y conversaciones inteligentes se me vino la idea a la cabeza: tanto tienes, tanto vales. Como escribió Quevedo hace tiempo:

Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero Es don Dinero.

También estoy re leyendo un librito de un economista que ya nadie lo pesca, Charles Bettelheim, se llama "Cálculo económico y formas de propiedad" y discute desde el punto de vista marxista las dificultades de la planificación que había en la URSS (fué escrito a principios de los 70s).

La verdad es que ni en mis mejores tiempos me animé a leer alguno de los libros de Marx o Engels, pero si he leído a varios de sus digestores que hacen la cosa mucho más fácil, ese es uno de los pocos libros que me quedan de mis años rogelios.

Bueno, la cosa es que me llamó la atención la explicación marxista del valor, algo que ellos negaban, decían que era solo una cobertura de cosas más concretas como el tiempo o el esfuerzo que se invierten en hacer algun producto. Los intentos socialistas siempre han tenido que pelear contra la existencia del valor subjetivo y su consecuencia, las relaciones mercantiles. El día que alguien invente como eliminar la idea intuitiva de valor en el cerebro de las personas, tal vez llegará el comunismo en gloria y majestad a dominar al mundo.

Ahora nadie se extraña, pero yo recuerdo cuando el marxismo era una de las dos teorías fundamentales de la historia y la economía, es increíble como cayo al descrédito en tan poco tiempo. Ya no se enseña en ninguna universidad seria, excepto como una anécdota sociológica, el concepto de "marxismo científico" hoy es un chiste ¿que pasó?-

Uno acepta muchas cosas -la mayoría- por fe, solo por la confianza y la autoridad de opiniones que consideramos respetables. De otra manera no habría forma de creer que existen los átomos o la mayoría de las explicaciones científicas que aceptamos sin discutir, sin revisar personalmente el proceso para llegar a esas ideas. Sería además una lata rehacer en detalle todo el proceso para cada cosa. La cultura se basa en gran medida en esa aceptación por autoridad.

Eso es lo que me preocupa del descrédito del marxismo, hasta fines de los setentas y durante muchos años una parte importante del mainstream intelectual del mundo se dedicó a apoyar, difundir, popularizar una idea que -de la noche a la mañana- resultó que no valía nada. Porque el marxismo no quedó nada, a diferencia de otras teorías desacreditadas que dejaron algunos matices.

Es complicado cuando ocurre un costalazo de autoridad como el del marxismo porque hace sospechar que el mainstream intelectual puede resultar mucho más estúpido y deshonesto de lo que uno se imagina. No es lógico pensar que en setenta años a nadie se le habían ocurrido los puntos débiles de la teoría y -de la noche a la mañana- a todo el mundo se le iluminó la ampolleta simultáneamente. En fin, es un feo asunto del que muchos de los directamente responsables todavía están vivos y se dieron la vuelta del perro sin el menor escrúpulo, posande ahora de reciclados en un giro sumamente sospechoso.

18 Comments:

Anonymous Anónimo said...

du'h, si supieras pelao lo que nos enseñan en hardvard!!

anti cristo!

09 abril, 2007 01:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gonzalez comunista! GUATON DE LAS BARRICADAS!!
jaja hardvard, anda a preparar molotov nomás

09 abril, 2007 07:38

 
Anonymous Anónimo said...

Bradanovic, si hubieses leido con detenimiento a Marx, te hubieses dado cuenta que el "fetichismo de la mercancia" -que es una de las puntas fundamentales de la teoría del valor- NO es un postulado politico sino una constatación histórica. El problema fue creer que una constatación historica era suficiente para construir el paraiso...pero si lees con aún más detención ese no fue sólo un problema de Marx. Lo claro es que ni el marxismo ni el liberalismo pudieron, ni en sus tiempos ni ahora, solventar intelectualmente -menos practicamente- el estancamiento del crecimiento económico...todos creyeron que el crecimiento era de aquí a la eternidad, pero no fue así y esa es la razon por la que ahora los grandes capitales son especulativos y van directo a fagocitar de las platas de la seguridad social. Ni los unos ni los otros le dieron en el clavo del paraiso prometido.
Sin embargo, Marx sigue siendo, por lejos, el que ha entregado el mejor método de interpretación histórica y de él son tributarios personajes como Foucault y otros. Marx sigue estando ahi y como en todas las cosas hay que enfrentarlo sabiendo separar el polvo de la paja. Que no lo nombren ahora no significa que no exista, uno no tiene necesidad de andar diciendo a cada rato que sabe leer porque leyó el silabario "el ojo".
Ahora me voy a la pega, a la espera que me paguen mi chequecito y que alguien se dé un festin con el recorte que me hicieron pa la afp y la isapre.
Un abrazo

09 abril, 2007 09:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, puede ser. Reconozco que lo único que leí de Marx fue el manifiesto -o sea nada- y puede que quede algo de valor en su interpretación histórica, quien sabe. Yo, como la mayoría de la gente lo conozco por sus comentaristas porque a decir verdad el caballero no era muy ameno para escribir que digamos.

Y precisamente me refería a ese "fetichismo de la mercadería" como uno de los puntales que me pareció más curioso y absurdo, vistos en la perspectiva del tiempo.

Que el valor es subjetivo, arbitrario y lo da la percepción de la gente al hacer intercambios me parece de cajón ¿a quien le importa cuanto costó hacer un producto?, en fin, que te quejas tanto con los descuentos, acuérdate que hay que cuidar a los ricos.

A propósito de valor me acordé del chiste ese del niñito que vendía un perro mugroso en un millón de pesos, después de unos días apareció sin el perro y le preguntaron "¿lo vendiste en un millón de pesos?" "claro" contestó "en verdad lo cambié por dos gatos de 500 lucas"
(plop!, fin, pepo)

09 abril, 2007 10:41

 
Anonymous Anónimo said...

El problema es que la asignación subjetiva del valor es también una constatación histórica, como que los sistemas económicos subyacen en la historia de todas las civilizaciones.

El punto es, tal como señala Tomás, cómo es que ningún intelectual de la época se atrevió a concebirlo.

Parece que cuando se instalan modas ideológicas, nadie se atreve a cuestionarlas. Se verifica una especia de efecto de manada que afecta nó solo a los mercados, sino también a los intelectuales, que tanto se jactan de ser antistablishment. Curioso. Muy curioso.

Pareciera que las ideologías son sólo otro producto más. Cuando alguien las "compra", lo hace por seguir la moda y no cuestionar mucho el asunto.

09 abril, 2007 12:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para mi esa es la parte incomprensible, es como si el día de mañana alguien sale con una falla fundamental de la economía clásica, tan grande como para que deje de enseñarse en las universidades y durante siglos nadie salió a criticarla.

Entiendo que dentro de la URSS en su época murieron pollo dado el tipo de gobierno y todo eso, pero cientos de economistas y escuelas universitarias en occidente la enseñaron como un asunto serio sin cuestionarla, especialmente en Europa!

Puede que como dice la del Cerro que haya validez filosófica ¡pero se supone que la economía es un asunto más objetivo, como nadie saltó en su época!

Otra cosa, me imagino a los economistas actuales de más de 50 años que estudiaron en Europa en los 70s -Ominami por ejemplo, estudió en la Sorbonne- y que buena parte de sus estudios los dedicaron a la economía marxista ¿cual es el real nivel de competencia de sus conocimientos ahora?

09 abril, 2007 12:56

 
Anonymous Anónimo said...

Como ud bien debe saber,la preparacion universitaria que se precie de tal ,entrega una base de conocimiento que permite ,actualizar, cambiar y acrecentar el conocimiento, teniendo como unica limitante la edad y la "estereo-escrlerosis y don al-zaimer.
Asi es que los economistas de moda tienen esperanza de aprehender y cambiar sus paradigmas neoliberales , como el "chorreo" y otras yerbas (alucinogenas y de las otras)
j.a.

09 abril, 2007 16:55

 
Anonymous Anónimo said...

Oye longhi... me le acabo de enterársemele que me pusistes en los que te le caen bienh.

Menos mal, con todo lo que he trolleado estos días.

Pa mi que me estay enseñando a gente no más!!!

Gracias igual.

[me comprometo a seguir lateando]

Dile a la Lilian que te cuente del gangoso deficiente en misa.

09 abril, 2007 19:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Jaja, si te iba a incluir hace caleta de tiempo, pero como estamos en el país del mañana... y todavía me faltan.

Hey, si ya vi las aventuras de tu némesis en misa, igual yo insisto que eso de andar tomándose la manito y abrazandose con el tipo que se sentó al lado me parece SUPER gay

09 abril, 2007 19:13

 
Anonymous Anónimo said...

Me da la impresión que no nos estamos entendiendo con esto del valor: hagamos de cuenta que yo le asigno un valor a mi uña encarnada del dedo guaton y afirmo que vale $1.000.000, seguro que por esa apreciación me miran con ojos de pescado por mis infulas y en esa trama de intersubjetividades, ofertas y demandas el precio de mi uña se objetiva, digamos que...en nada...ni un solo peso vale mi uña. Pero resulta que descubren que mi uña tiene poderes curativos o que puede transarse como obra de arte, entonces, la trama de "necesidades", intercambios y especulaciones va a terminar objetivando su precio en un rango bastante apetecible para mi. ¿dónde está lo subjetivo en eso?...
Ahora, si la discusión no va por ese lado y me equivoqué, haré de cuentas que cuando ustedes hablan, lo estan haciendo desde la postura que dice que el sujeto permanece incólume en la trama del mercadeo. Yo frente a eso soy prácticamente funcionalista y creo que el sujeto se arma según las necesidades del mercado...por no decir que desaparece o que se convierte en objeto -que es hacia donde apunta la teoria del fetichismo de la mercancia o la de la cosificación-. Demás está decir que las necesidades varian historicamente y que esa varición no tiene como eje al sujeto solamente lo tiene de soporte.
Si no va por ahí la conversa, no sé por donde va; si el problema es con Marx me lo explican con manzanitas, porfa. Si el problema es con los sesenteros, creo que tampoco el problema es de don Carlos. Si, a fin de cuentas, se trata de un problema de interpretación de los interpretes, no nos haría mal ir a la fuente marxiana y ver quien yerra.
...
pssttt...como que me puse seria....chhhsss...como que me alargué.

09 abril, 2007 21:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ya, de partida no te puedo discutir muy seriamente porque yo no he leído directamente la teoría del valor marxista, solo comentaba la interpretación de Bethleim acerca de la existencia subyacente de algo concreto detrás del concepto de valor.

Bueno, hay muchos ejemplos para apoyar la teoría del valor subjetivo, o sea que las cosas no tienen valor intrínseco u objetivo, aparte del valor que le dan otras personas al intercambiarlas.

Tu uña encarnada podría valer el mollón de dólares sin que sirva para nada, como curiosa referencia (ojo que no estoy comparando) el pene de Napoleón se ha vendido a valores altísimos y anda por ahí circulando en su frasco de cloroformo en manos de coleccionistas. Para que hablar de las reliquias de los santos, tu bien podrías ser Santa Patrona en el panteón de los marxistas.

También te podría citar la paradoja de los diamantes y el agua, donde los diamantes son carísimos pese a que casi no sirven para nada mientras que el vital elemento vale apenas.

Para que hablamos de las obras de arte, las marcas, etc. etc.

En fin, si la discusión se trata de que existe algo objetivo detrás del valor de una cosa, que permita fijar su precio independiente de la apreciación de los que la intercambian yo creo que es una idea evidentemente equivocada.

Si lo que me discutes es otra cosa, corrígeme nomás

09 abril, 2007 21:57

 
Anonymous Anónimo said...

Según lo entiendo yo, los productos y servicios tienen un valor objetivo, dado por el costo de producción más un determinado margen, y un valor subjetivo derivado de la valoración personal del consumidor.

Ambos tipos de valoración surgen de manera espontánea. El mercado sólo se ajusta a estas "conductas de valoración". La única regla que tiene cierta validez es que vale más lo escaso que lo abundante. El resto, es una compleja maraña de valoraciones.

09 abril, 2007 22:56

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás,
la nota muy buena - me llevó el recuerdo a la U. Norte, cuando llegaron los cubanos a enseñar Economía Marxista. Era un ramo electivo. No voy a analizar el Valor, el Valor de Cambio, el Materialismo histórico, la Reproducción del capital...y toda la teoría Marxista. En el II Semestre, incluyendo apuntes, "Apoyo" mutuo, las vimos verde. Realmente el nivel a esa altura era muy difícil. a Carlitos M. realmente le gustaba complicar las cosas.

En esencia, surge como una alternativa. frente a un abuso del capitalista con sus trabajadores, en un mundo sin derechos laborales, etc.,etc...era la otra cara de la medalla a la forma de producción y sus efectos en el ser humano, el que tenía sólo su fuerza de trabajo.....ya empezamos....Al margen de la historia y de las ideas, rescato que la forma de exponer y organizar las clases eran Cototas ( iba a decir formidables,sonaba muy siútico) mantenian la atención total de los alumnos. Hablaban fuerte,clases organizadas, ya que llegaban 10 minutos antes - ordenaban los 4 o 5 puntos de la clase, en el pizarrón - Resumían, equipos de trabajo, análisis grupal, conclusiones finales. Todas las clases. Entretenido, de principio a fin, de un comienzo se sabían los nombres de cada alumno y por ello lograban mayor integración, como método. En la forma, son las mejores clases a las que he asistido en un aula.

Viva....EL...no tranquilein....estamos en otros tiempos....falta un nuevo Carlitos,ajustado a éste mundo actual - para que controle a las transnacionales y sus acciones. Se nota. Tenemos la marca de la generación de los 70.

Chao amigo,

Sergio Vásquez

09 abril, 2007 23:53

 
Anonymous Anónimo said...

Muchachos, en lo fundamental estamos de acuerdo, a eso iba con mi uña encarnada como fetiche artistico... pero creo que faltó agregar a la maraña el trabajo y su valoración, pero con eso terminamos el proximo año de discutir.
En todo caso, Bradanovic, el pene de Napoleon vale por ser de Napoleón y no por el hecho de ser un pene...pon tu pene en cloroformo y vemos como lo aprecian los coleccionistas...jojojo.

09 abril, 2007 23:54

 
Anonymous Anónimo said...

¡Quema de blogs, ahora!

10 abril, 2007 00:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Solo sé que nada sé, y sobre poner las joyas de la corona en un frasco de cloroformo, ni muerto porque todavía le tengo esperanzas de una prolongada vida útil.

Sobre el hipotético precio que alcanzaría en el mercado abierto ¿quien sabe?, en una de esas alguna nostálgica millonaria...

jaja, soñar no cuesta NADA!

10 abril, 2007 00:39

 
Anonymous Anónimo said...

Recuerdo que el valor de una mercancia era funsion del tiempo de trabajo "socialmente" necesario para producirla, segun el tio Carlos en su tomo uno. Una paja, pues este tiempo es una funsion de la oferta y demanda; al menos a eso llegamos en un magister en Escolatina, cuando ya ibamos "estudiando" el tomo tres del citado Carloncho. Gran conmocion gran de los Arrates y otros proceres de la epoca, eso no podia ser era un obvio error de interpretacion ;-)
Para que decir de los retorcijones para hacer calzar la teoria con los datos del socialismo real o lo que pasaba en el mundo capitalista.
Es el cuento de los paradigmas: como tu dices se aceptan ciertos principios casi por mera autoridad (Y moda, diria yo), y no se cuestiona sus bases libremente como se pretende.
Hoy la moda es el calentamiento global, y se presenta una mera proyeccion de ciertos listados de datos y ciertos escenarios hipoteticos como la nueva verdad revelada.

10 abril, 2007 01:01

 
Anonymous Anónimo said...

yo leí por pedazos (como es mi costumbre) el Manifiesto Comunista, y lo encontré brillante.

Moraleja: no basta con ser brillante ; jajajajajajajaja

(atte El Lalo)

10 abril, 2007 08:21

 

Publicar un comentario

"Send me a postcard, drop me a line
Stating point of view
Indicate precisely what you mean to say
Yours sincerely, wasting away
Give me your answer, fill in a form
Mine for evermore
Will you still need me, will you still feed me
When I'm sixty-four"

<< Home