Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

¿Que es el éxito?

martes, 19 de octubre de 2010

Leyendo una entrevista que le hicieron a Tito Torres en El Morrocotudo, me preguntaba si se le puede considerar una persona exitosa. Tito lleva años metido en una aventura intelectual ambiciosa y muy ardua de la física teórica, tal vez no llegue a nada, o quizá llegando a algo no lo reconozcan hasta después de muerto como pasó con Evariste Galois. Una discusión de curados muy popular entre los amigos es si Tito ha tenido éxito o solo ha perdido un montón de años en una empresa donde al final no va a sacar nada.

Lo primero es definir. El éxito se puede entender de diferentes maneras -como la mayoría de las cosas- y su etimología viene del latín exire "salida", seguramente en el principio se usaba solo para indicar el fin de un asunto o negocio. Con el tiempo cambió al concepto actual que es "el resultado feliz de algo", o sea al significado de final se le agregó la condición "feliz". Exito = final feliz.

Tenemos éxito cuando conseguimos un objetivo, cuando terminamos algo que habíamos empezado y quedamos satisfechos. El éxito entonces no puede ser definitivo, no podemos hablar de tener éxito en la vida porque para eso tendríamos que terminar la vida, o sea estirar la pata. El éxito es siempre parcial y también subjetivo porque depende de los objetivos que nosotros mismos nos hemos fijado. No existe un gran éxito sino una sucesión de éxitos -o fracasos- menores, a medida que empezamos a hacer cualquier cosa, según nos sintamos o no satisfechos de cada resultado.

Tener éxito en la vida es un concepto social, superficial y como muchos otros estereotipos: tener buena apariencia, inteligencia, prosperidad, etc. es siempre es relativo a un promedio, se da en el entorno de un rebaño. Las personas envidiosas o acomplejadas suelen colocarse ellos mismos como patrón para medir el éxito de los demás y -con tan perfecto modelo- terminan despreciando a todo el mundo "somos jueces indulgentes con nuestros defectos y extremadamente severos con los de los demás". Bah que digo, si todos hacemos lo mismo, solo que a algunos se les nota más.

A propósito de lo mismo, un amigo me reclamó indignado por la entrada anterior, donde coloqué que las estrategias no servían para ganar y que no existen las estrategias ganadoras. Me decía mi administrador amigo que por supuesto existen estrategias ganadoras, las estrategias son para ganar y me tiró un montón de nombres ilustres, partiendo por Philiph Kotler y su libro Las Siete Estrategias Ganadoras para el Siglo 21. Bueno, le iba a decir que sus argumentos de autoridad correspondían a una manga de charlatanes pero preferí buscar mis propios nombres ilustres para defenderme, para eso busqué en Google "no existen extrategias ganadoras" ¿saben cuantos resultados encontré? Cero.

En cambio encontré miles de artículos con la palabra "estrategias ganadoras", estaba a punto de reconocer hidalgamente que estaba equivocado cuando se me ocurrió revisar algo sobre la teoría de juegos para ver el significado exacto de lo que es una estrategia ganadora: por ahí tenia que haber partido.

Los juegos, diseñados para una, dos o más personas son generalmente competencias para derrotar a los rivales. Un juego es de suma cero cuando la ganancia de uno implica pérdida del otro, o sea no existe la posibilidad que dos o más ganen simultáneamente. En algunos juegos, aunque no en todos, uno de los jugadores puede tener una estrategia ganadora, dependiendo generalmente de su posición inicial dentro del juego o del turno que le corresponda.

Los que saben jugar al "gato" "tic-tac-toe" o "tres en línea" conocen que el jugador que empieza no puede perder, siempre que siga cierto método ganará, sin importar como juegue el oponente, ese es un ejemplo de estrategia ganadora.

Para que exista una estrategia ganadora es necesario tener información completa, o sea conocer todas las posibles jugadas que puede hacer el oponente y todas las posibles respuestas. Tampoco puede depender del azar, incluso cumpliendo estos dos requisitos puede que no exista estrategia que asegure ganar, depende del juego.

Esto que se aplica a los juegos, con mayor razón se aplica a los negocios donde el azar y la información incompleta son parte fundamental del sistema, con eso queda demostrado -al menos para mi gusto- que no puede existir una estrategia ganadora en los negocios, ni siquiera en la teoría de un mundo ideal. Bueno, creo que ya no necesito buscar más argumentos de autoridad. Hasta mañana.

6 Comments:

Anonymous Wilson said...

En el gato el que parte solo puede asegurarse de empatar.
Yo compro que no hay estrategia que den la certeza de ganar, en casi nada.
Sin embargo entre tener una estrategia inteligente y no tenerla, creo que las opciones estan del lado del que planea a largo plazo. Que puede fracazar, sin duda, pero se trata de probabilidades.
Dicho sea considerando, ademas , que un estratega ingenioso esta atento a los cambios necesarios en el diseño de sus planes.

19 de octubre de 2010, 19:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, es que yo creo que la palabra, el concepto, se usa mal. Lo que aumenta las posibilidades de tener éxito no es la estrategia, sino la eficiencia operativa, que es táctica. La estrategia no sirve para ganar sino para fijar una dirección correcta, de acuerdo a nuestro mejor interés.

Cuando se confunde la eficiencia operativa con la estrategia puede que tengamos éxito en algo que no nos conviene, por eso es importante separar las cosas (por ejemplo el médico que odia la medicina, de la entrada anterior)

19 de octubre de 2010, 19:13

 
Anonymous Anónimo said...

Yo creo que ambos se deben complementar de manera armonica. Sin tactica, el como hacer bien, la estrategia es mera pretension, meros objetivos.
Las tacticas sin direccion, sin estrategia piuede llevar incluso a victoria tacticas que sean contraproducentes, por ej. malgastando recursos en mini objetivos de poca importancia.
Un poema de Benedetti para simular un poco de cultura, espero que se lo haya dedicado a alguna mina, con los escritores nunca se sabe:
.
Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos
.
mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible
.
mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos
.
mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
.
no haya telón
ni abismos
.
mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites

19 de octubre de 2010, 20:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Ah que buena! me acordé de un amigo y sus tácticas cuando éramos estudiantes "hola... Iquiqueña...¡HOLA... IQUIQUEÑA" jaja. Y la estrategia, claro, era llegar al asiento trasero del VW, ah tiempos aquellos, muy bueno el poema de Bendetti, bueno, bueno.

Ah y cierto pues, la estrategia es importante pero hacer bien la cosa es también fundamental, ambas dos cosas tienen que ir de la mano (en el ejemplo anterior la estrategia era buena, pero con el "hola... iquiqueña" no pasaba nada)

19 de octubre de 2010, 20:23

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Tomás:

No viene al caso, pero te sugiero ver el discurso de Nibaldo Mosciatti al recibir el Premio de Periodismo de Embotelladora Andina...

http://ciperchile.cl/2010/10/15/el-provocador-discurso-de-nibaldo-mosciatti-al-recibir-el-premio-de-periodismo-embotelladora-andina-2010/

Saludos...

20 de octubre de 2010, 09:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Sergio, lo de los Mosciatti, me parecen los reyes del lugar común, uno ridículamente disfrazado de LArry King y el otro que salió con el seudo discurso, mal educado, mal escrito (¿adonde habrá estudiado con esa redacción, lenguaje y coherencia?). En fin, siempre me han parecido mediocres y creo que esa es la razón de su éxito mediático, la audiencia que ve las noticias en Chile es mediocre, poco educada y facil de impresionar con "transgresores" de muy baja calidad profesional como esos. Sintonizan perfectamente con el promedio de los que ven la tele.

El discurso en contenido es una estupidez, si no le gustaba el premio lo digno era no aceptarlo, me pareció patético un tipo tan mal preparado tratando de dictar cátedra.

20 de octubre de 2010, 18:27

 

Publicar un comentario

<< Home