Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Aristocracia, envidia y esclavitud

sábado, 27 de diciembre de 2014



Aristocracia
Nunca he dicho que la sociedad humana debe ser aristocrática, sino mucho más que eso. Lo que he dicho y aun creo con una convicción creciente, es que la sociedad humana es siempre, querámoslo o no, aristocrática en su esencia, al extremo que es una sociedad en la medida que es aristocrática, y cesa de serlo cuando desaparece la aristoracia. Por supuestoestoy hablando de la sociedad, no del estado. (Jose Ortega y Gasset,La Rebelión de las Masas).

Sin embargo aristocracia se refiere a una forma de gobierno. Existen dos definiciones: la primera es el gobierno de los nobles, los patricios que llegan al poder por derecho hereditario, como ha ocurrido durante muchos siglos con las monarquías. Las monarquías frecuentemente se proclamaban por derecho divino, eran religiosas en su origen, siendo el rey representante de Dios ante su pueblo.

La otra definición de aristocracia es el gobierno de los mejores -lo que hoy llamamos meritocracia- el problema es que no resulta fácil definir a los mejores ex-ante, eso es algo que solo se sabe después de mucho tiempo que alguien lleva gobernando. Algunos pocos pueden decir como Augusto antes de morir "Acta est fabula, plaudite" (la comedia ha terminado: ¡aplaudan!) pero eso solo se sabe después de, nunca antes.

Lo que escribe Ortega y Gasset sobre la aristocracia en la sociedad como "predominio de los mejores" es una obviedad: siempre predominan los mejores, el asunto es los mejores en que, en la sociedad chilena por ejemplo predominan los mejores hipócritas, los mejores ladrones, etc. En realidad nunca le he encontrado la gracia a Ortega y Gasset, Unamuno y Azorin, creo que están muy sobrevaluados.

Envidia
A mi también a veces me come la envidia, creo que es natural. Cuando estudiaba y no tenía ni para comer miraba a los hijitos de papá que llegaban a clases en su propio auto. A su paso se abrían todas las puertas y yo pensaba "no importa, estoy haciendo todo bien, en algún momento las cosas van a dar fruto", la verdad es que nunca dieron mucho fruto, al menos en asuntos de plata jamás me fue muy bien. A un montón de gente que yo valoro muy poco les ha ido mucho mejor que a mi y hay amigos que, para hacerme rabiar, a veces me lo sacan en cara, el otro día uno me dijo "mira, para saber si alguien vale la pena o no solo hay que ver si se ha enriquecido. Si tiene plata es porque los demás lo evalúan bien, si no tiene plata es porque no vale nada".

Me dejó pensando porque no deja de tener razón, en cierto sentido. Mi amigo es de esos izquierdistas de salón obsesionados con el dinero en efectivo "tanto tienes, tanto vales", todo lo mide según la plata que tenga alguien, le tiene un respeto religioso a los ricos y aunque dice admirar a los pobres en la práctica los desprecia, la gente de izquierda casi siempre tiene ese tipo de pensamiento, por eso les obsesionan las "injusticias sociales".

Nunca he conocido a alguien de izquierda -y he conocido muchos porque yo también pensaba así- que no sienta ese fetiche por la riqueza material, eso es muy característico. Yo he tenido la suerte de conocer -personalmente- a varios millonarios, incluso tengo uno que considero muy buen amigo y nunca he sentido que sean mejores a mi o tengan algo que a mi me falte, sin embargo mis amigos de izquierda todos se sienten amedrentados y envidiosos frente a alguien que tenga plata, es muy raro.

Pero bueno, volvamos al argumento de que la gente vale según la plata que tenga. Tiene varios puntos débiles, por qjemplo alguien podría ganar la lotería o hacer algunas especulaciones exitosas aunque sea un completo idiota ¿es un mérito tener buena suerte? creo que es tan meritorio como la buena apariencia y otras cosas por el estilo. También existen ciertas habilidades que no son muy admirables: que digamos, como un estafador que despoja a las abuelitas que también podría enriquecerse y no creo que valga mucho.

En fin, siempre que ando pato (misio para los peruanos) y me empieza a comer la envidia contra algunos piojos resucitados me pongo a pensar en estas cosas y me consuelo con la idea que "los ricos también lloran". Además los patos somos mayoría, aunque mal de muchos es consuelo de tontos. En fin, son tonteras que se me ocurren a fin de año, me quejo de lleno nomás porque no le trabajo un día a nadie -o casi- y me las he arreglado lo más bien para vivir.

Esclavitud
Los campeones de la conciencia social suelen comparar el trabajo asalariado con la esclavitud, diciendo que los esclavos desaparecieron gracias al progreso moral y las leyes.  La verdad es que la esclavitud desapareció porque era anti económica ¿sabían que los trabajadores egipcios que construyeron las piramides eran asalariados y no esclavos? los estados del sur de USA, donde trabajaban esclavos fueron los más improductivos del país y eso se repitió en todas partes con la mano de obra esclava.

No hay que saber mucha economía para darse cuenta que el dueño de un esclavo tiene el deber de alimentarlo, darle techo y mantenerlo en buenas condiciones de salud durante toda su vida útil, si se enferma no le sirve. También tiene que gastar en guardias que cuiden que no se arranque, y el esclavo normalmente trabajará de mala gana por lo que es menos productivo que un asalariado que con el incentivo del sueldo hace méritos para que no lo echen. Y si no tiene trabajo u ocupación para darle al esclavo se convertirá en peso muerto porque no lo puede despedir como a un asalariado. Así, siempre fue más conveniente contratar asalariados que esclavos, mucho más a medida que creció la necesidad de mano de obra especializada.

En fin, tenía que haber escrito un sábado musical, o de cine y al final me salió todo esto. lo dejo entonces para mañana.

8 Comments:

Anonymous Kirill said...

Hoy dia todos somos esclavos. El major esclavo es uno que no se da cuenta que es.

27 de diciembre de 2014, 01:58

 
Blogger Jose Cornejo said...

Siempre se ha visto con recelo a la Aristocracia ya que se le ha "marcado" con el estigma de ser abusadores de poder, esclavizadores y practicantes del despotismo (habrá que agradecerles a los novelistas y también "grandes pensadores" de la francia monárquica y posteriormente los del zurderío" por tamaña caricatura)

La envidia sana no existe. todos en cierto grado "envidiamos" algo del otro. me recordó el chiste de Coco Legrand que dice:

La profe le pregunta a jaimito que quiere ser cuando grande y este le responde: "quiero ser weon". ¿por qué? le pregunta la profe, a lo que jaimito le responde: porque mi papá siempre dice "la media casa que tiene ese weon, pucha el manso auto que tiene ese weon, la media mina que se come ese weon, por eso quiero ser weon..."

pero esa "envidia" es más que nociva cuando viene de alguien de la izquierda, pues la raíz de toda su ideología se basa precisamente en la envidia que le da cuando otro prospera, negandose a reconocer su incapacidad de generarse la propia.

En cuanto a los esclavos, tienes mucha razón a que son menos rentables que un asalariado. de hecho es parte de la propaganda con la que la izquierda ha movido masas por mas de 100 años.

La única esclavitud que vivimos no es la esclavitud del trabajo, del dinero o de lo que sea, sino que somos esclavos de nuestras propias trancas.

27 de diciembre de 2014, 09:24

 
Anonymous Anónimo said...

Y los esclavos en caso de guerra se cambian de bando. La contribución de esclavos en territorios que fueron peruanos fue importante también para conseguir el triunfo chileno en la guerra del pacífico. Chinos y negros inmediatamente se cambiaron de bando ante la oferta de libertad.

27 de diciembre de 2014, 10:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Kirill, tal vez como dice José, somos esclavos de nuestras ambiciones. Puede ser.

José yo no veo por que envidiar al que tiene plata, si al fin y al cabo cualquiera que esté dispuesto a sacrificarse y tenga un poco de suerte puede hacerla. Como decía un amigo "cualquiera se hace rico trabajando duro ¡esa no es ninguna gracia! yo quiero hacerme rico sin mover un dedo" jaja

La mayoría de la gente de izquierda que conozco unca han sido pobres, le tienen un terror irracional a la pobreza, viven soñando, envidiando y temiendo a los ricos, como si fuesen seres superiores de otro planeta. Los insultan en público y los adoran en privado, es muy raro.

Anónimo, eso también es cierto, los esclavos a la primera se pasan para el otro bando, lo mismo que las tropas mercenarias, así pasó con muchos esclavos peruanos en la Guerra del Pacífico.

27 de diciembre de 2014, 10:57

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tomas:
Como dije "todos en en cierto grado envidiamos" algo del otro. por más que lo neguemos, lo hacemos igual. estoy de acuerdo en eso de que también podemos dejar de ser esclavos de nuestra envidia y superarnos a nosotros mismos y así alcanzar nuestas aspiraciones.

No sé si viste alguna vez un documental de HBO que se llamaba "Taxi Cab Confessions". me llamó la atención de un negro que comenzó a hablar de la pobreza y la riqueza (es la mentalidad de allá en USA, no la de acá) y sacó una reflexion que contrasta con lo que dices.

"El pobre cuando se hace rico, tiene mas chances de soportar la bancarrota y volver a la pobreza, que el rico que siempre lo fue. el rico muere al ver que todo su estilo de vida, se derrumba, mientras que el pobre siente que es como volver a cero y razon suficiente para volver a levantar"

27 de diciembre de 2014, 14:39

 
Blogger Leus said...

Es raro lo que afirma Anónimo respecto de esclavos ayudando en la Guerra del Pacífico, dado que el Perú había abolido la esclavitud más de 20 años antes de la guerra.

Tomás, ya lo cantó Osvaldo Rodríguez (notable cantautor de izquierda, siendo que estudió en el McKay): "Porque no nací pobre y siempre tuve/un miedo inconcebible a la pobreza".

29 de diciembre de 2014, 09:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En Perú habían esclavos chinos para la guerra del pacífico, si bien no eran esclavos formales si lo eran en la práctica
https://dadaisforever.wordpress.com/2009/08/02/la-presencia-china-en-chile-de-esclavos-a-soldados/

Ah el gitano ROdriguez, típico jaja

29 de diciembre de 2014, 12:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En Perú habían esclavos chinos para la guerra del pacífico, si bien no eran esclavos formales si lo eran en la práctica
https://dadaisforever.wordpress.com/2009/08/02/la-presencia-china-en-chile-de-esclavos-a-soldados/

Ah el gitano ROdriguez, típico jaja

29 de diciembre de 2014, 12:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas