Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Esto ya lo he colocado antes, no importa, aquí va de nuevo:

En lo hondo de la calle, pesada y pomposa, bajo mi ventana. Tiendas en semisótanos donde las luces están todo el día encendidas, a la sombra de fachadas cargadas de balcones, frontis de estuco sucios, realizados con volutas y emblemas heráldicos. El barrio entero es así: calles y más calles flanqueadas de casas destartaladas y monumentales como cajas fuertes, atestadas con sus deslustradas joyas y el mobiliario de segunda mano de una clase media en bancarrota.

Yo soy como una cámara con el obturador abierto, pasiva, minuciosa, incapaz de pensar. Capto la imagen del hombre que se afeita en la ventana de enfrente y la de la mujer en kimono, lavándose la cabeza. Habrá que revelarlas algún día, fijarlas cuidadosamente en papel.

Así es como empieza la novela "Adiós a Berlin" de Christoper Isherwood, donde cuenta sus recuerdos viviendo en Berlin antes de la Segunda Guerra Mundial. Una historia bien contada siempre debe empezar con un párrafo que pegue fuerte, no solo debe interesar al lector, además tiene que golpearlo y esta es la mejor apertura que he leído en un texto escrito. Tal vez sea la identificación con mis años en Chiloé, donde pasaba buena parte del día inmovil, sin pensar y mirando por la ventana. La cosa es que el párrafo me encanta y por eso lo puse.

La novela completa es extraordinaria, después de muchos años me vine a enterar que fue la base del musical y película "Cabaret" -que no la he visto nunca- muchas cosas me identifican especialmente el personaje femenino de Sally, que aparece recurrente en varios otros libros, con otro nombre, otra historia pero el personaje es el mismo. Es un arquetipo, yo he conocido a muchas Sally, a las que he admirado y querido mucho. Un personaje casi idéntico aparece en Desayuno en Tiffany de Truman Capote. Ah, lo único que no me identifica de Adiós a Berlin es el narrador que al parecer se gastaba parejito, lo aclaro para que quede en actas, nada más. Si tienen la oportunidad de leer la novela no se la pierdan, la recomiendo absolutamente. En fin, pasemos a otra cosa

Los errores de Caval y mi receta contra la corrupción
Aburre un poco seguir hablando del "nueragate" ahora que todos están festinando del asunto, además es muy poco lo que se puede agregar. Pero entre las aristas que no se han tocado hay una que creo que es útil para cualquiera de nosotros: cuales fueron los erores que en una situación así podrían cometer.

1. La mascada excesiva: en inglés hay un dicho "don´t byte off more than you can chew" o sea "no muerdas más de lo que puedes masticar". El negocio original intentaba una ganancia desproporcionadamente grande con un capital de cero. Esos negocios no pueden existir sin trampa, de otro modo el mundo estaría repleto de millonarios y no existiría la pobreza. Creer que una operación de ese tamaño iba a pasar desapercibida fue un enorme error de juicio. Moraleja uno entonces es esa: "no muerdas más de lo que puedes masticar"

2. No pagar las deudas: si le hubiesen pagado los honorarios a Bustos unos 350 mil dólares, se habrían ahorrado buena parte del problema. Incluso si los honorarios eran ridículos o exagerados, no darse cuenta de lo que podía pasar con un ex empleado furioso fue una torpeza y un error enorme. Debieron haber arreglado las cuentas calladitos y caballerosamente. Moraleja dos entonces es "toma chocolate y paga lo que debes" o esta otra que es mejor "no hay enemigo pequeño"

3. Reunirse con Luksic: fue otra tremenda torpeza. El propio Luksic pudo haberla reparado rechazando la reunión porque es mejor ponerse una vez colorado que diez veces amarillo. Creer que una reunión con el dueño del banco para pedir un crédito enorme en condiciones irregulares iba a pasar desapercibido fue otro error tremendo. Moraleja tres "si vas a ser bandido, no dejes la pistola humeante a la vista de todos"

4. Vender el terreno con sobreprecio, aún cuando el negocio estaba descubierto: Creo que ese fue el peor error de todos porque golpea a una de las motivaciones más fuertes que tenemos los chilenos: la envidia y el resentimiento contra alguien que gana plata. Si le sumamos que ese sobreprecio fue -evidentemente- pagado con la esperanza de recibir algo de vuelta, podemos ver por que detonó tanta indignación. Si hubiesen vendido a un precio justo para pagar el préstamo y los gastos, trasparentando todo el asunto muchos habrían perdonado su estúpido intento, obtener 4 millones de dóares de gaancia es el mejor ejemplo de victoria a lo Pirro que se me puede ocurrir. ¿Necesitaban esa plata con urgencia? lo dudo. La moraleja cuatro es entonces algo así como "la codicia rompe el saco" o Ç"hay que saber cuando soltarle la cola al tigre"

Se han escrito muchas estupideces sobre este asunto. La Sra. Pamela Jiles está en el paroxismo de su locura y oportunismo, dando espectáculo como solo ella sabe hacer, siento verguenza ajena por ella. Pero no tanto como por la Sra. Patricia Politzer, que escribió una de las columnas más tontas que he leído moralizando contra "la especulación". Entiendo que una vieja sin educación o alguien que no esté muy bien de la azotea diga tonteras, pero la exhibición de ignorancia de esta señora fue vergonzosa, pensar que es periodista y ha sido jefa de prensa me aterra.

La gente común tiene muy poca capacidad para pensar e interpretar estas cosas, se dejan llevar por resentimientos, frases ingeniosas, hierientes que escuchan y cosas por el estilo. Ya andan hablando de hacer una ley para prevenir estos "delitos". No sean estúpidos, tratar de impedir el enriquecimiento personal con leyes no solo es inútil sino que antinatural. Es como proponer una ley contra los terremotos o las enfermedades.

La solución es fácil, está a la mano
¿Saben como se terminarían estas cosas? ni siquiera hace falta prohibirlas, basta con que la situación financiera completa de todas las personas políticamente expuestas sea de dominio público. Que cualquiera pueda revisar en Internet las declaraciones de impuestos, propiedades, ingresos y activos de toda clase en personas ligadas a la política y el servicio público. Que roben lo que se les antoje, pero que todo el mundo sepa al día siguiente del robo en cuanto se enriqueció y de donde vino la plata.

La mayoría de la gente no lo sabe, pero la situación financiera de los políticos, desde la presidenta hacia abajo, es un enorme agujero negro, un secreto mejor guardado que la fórmula de la Coca-Cola, al nivel de los secretos nucleares. Terminen con ese secreto y en menos de un año se termina la corrupción en la política. La receta es sencillísima, pero nadie habla de eso ¿por que será?

16 Comments:

Blogger Francisco Matus said...

No había leído la columna de Politzer. todavía no entiendo como "Los negocios de esta naturaleza son los que crean las llamadas “burbujas” inmobiliarias". bastante perdida la señora.

Sobre tu receta para acabar con la corrupción, la encuentro buena aunque invasiva a la privacidad. Sería un costo que tienen que pagar para recibir sueldos reguleques que no merecen, además obligar a la transparencia.

27 de febrero de 2015, 14:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Exactamente Francisco. Creo que toda persona que sea políticamente expuesta debe perder todos sus derechos de privacidad financiera, todos. Cualquier otra privacidad, menos la financiera. Ahi se arregla el problema en menos de un año.

27 de febrero de 2015, 14:11

 
Blogger Jose Cornejo said...

En estos tiempos, si se aplicara la ley 18575 de bases generales de la administración del estado... no quedaría gobierno. todos de una u otra manera están ligados a los escándalos financieros de este último tiempo.

Si Pablito Longueira no hubiera sido tan gil...

27 de febrero de 2015, 15:02

 
Blogger Nervio said...

recuerda que las declaraciones de impuestos eran de dominio publico, por eso pinocho tuvo que inventarse a daniel lopez... y con cueva puedo rascar unos pocos palos verdes... nada frente a lo que se roba hoy... y hoy se roba mas no porque sean peores... se eliminaron controles...

cuando le toco a frei la clase politica en pleno convirtio la declaracion de impuestos en asunto de dominio reservado.

27 de febrero de 2015, 15:06

 
Blogger Frx said...

Pensar que cuando estaba en el colegio yo también pensé que una forma de combatir la corrupción era que lo que hiciesen los políticos fuese de dominio público, pero pensándolo ahora, la verdad es que todos saben o intuyen lo que hacen, así que no sé si el dominio público sea realmente la solución.

27 de febrero de 2015, 17:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, poco a poco han ido torciendo las leyes delnte de nuestras narices, sin ue nadie se de cuenta. Lo de Longeira fue la estupidez en su estado más puro.

Nervio, nunca fueron de domiio público, hasta donde yo recuerde jamás se ha podido pedir la información detallada de las declaraciones anuales de impuesto de una persona, el SII no da esos datos.

Lo de Daniel López y otros nombres de chapa no tiene nada que ver con impuestos, fueron usados en pasaportes para evitar que le embargaran la plata que tenía en el banco Riggs. Dicen que esos pasaportes se usaban en la avanzada cuando Pinochet viajaba al extanjero por razones de seguridad, eran verdadeos con nombre ficticio como se encontró en la investigación que se hizo en el Registro Civil (hubo un juicio sobre eso), los aprovecharon para abrir cuentas en el Banco Riggs y dejarlas a cuebierto de eventuales embargos.

Las embargaron igual durante años, cuando terminó el juicio con todos sobreseidos esa plata volvió a quedar a disposición, tengo entendido que esta vez de la familia.

Del peritaje que hizo la U de Chile en su momento no se encontró ni una plata atribuible a comisiones por compras de armamento o cosas por el estilo.

Frx, la gente cree que sabe y cree que hay transparencia, en realidad no saben donde están parados. Muy distinto es si el SII abriera los datos que tiene.

27 de febrero de 2015, 17:56

 
Blogger Frx said...

A lo que voy es que yo creo que es más un problema de actitud de la propia gente que se preocupa más de dar una imagen de que les importe la situación cuando realmente no están ni ahí, cosa que sólo cambia cuando la cosa los toca directamente.

27 de febrero de 2015, 18:13

 
Blogger Jose Luis Pizarro said...

Eso es lo que se llama especulacion. En todas las economías liberales se especula y cuando los paises crecen aceleradamente y muchos quieren tener casa, la especulacion sobre el suelo alcanza grandes proporciones (Cf. España, Estados Unidos, etc. creo que Patricia Politzer no anda muy equivocada).
Cuando no existe una reglamentacion adecuada o cuando los especuladores tiene santos en la corte, el sistema permite acumular facilmente recursos.
¿Como creen los santos varones que leen esta columna que acumularon sus riquezas las grandes fortunas del Chile de hoy?
¿Con el esfuerzo y su trabajo? No me hagan reir.
Si se analiza el crecimiento exponencial de la riqueza de Horst Horst Paulmann por ejemplo, no queda sino concluir que hubo especulacion, compraba barato y vendia caro.
No vale la pena dar nombres pero basta leer un poco la historia para darse cuenta como y a quien(es) fueron enajenadas las empresas que eran propiedad del estado hasta 1973, desde Soquimich hasta Endesa, pasando por tantas otras, incluso del sistema bancario. Como se sabe, muchos de los compradores accionistas eran simples funcioanrios de la dictadura (¡Dios mio! no te pido que me des sino que pongas donde "haya").
Muchos bancos (ni me acuerdo cuantos) fueron estatizados, vendidos, nuevamente "intervenidos" y otra vez liquidados como resultado de la grosera especulacion financiera que llevo a la crisis de 1982. Operaciones de altisimo riesgo en que las financieras prestaba dinero a sus propios propietarios con prestamos conseguidos baratos en el extranjero, sistema que se fue a la chuña cuando el "modelo" se hizo insostenible y hubo que devaluar, dejando a medio Chile colgado de la brocha.
Si hasta Sebastian Piñera tuvo que esconderese pare no ser encarcelado.
El problema de la pareja Davalos-Compagnon es que no se dieron cuenta que "la noche ¡que digo! la dictadura, quedo atrás" y que Bachelet no es Pinochet.

27 de febrero de 2015, 19:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Solo podría comentar que compartes la ignorancia de Politzer, es tremendo que gente adulta no entienda cosas tan básicas.

"Especular" es la base de cualquier acción económica, no tiene nada que ver con el capitalismo, eso es ignorancia pura. Tiene que ver con el tiempo y la incerteza.

Bajo cualquier sistema capitalista, comunista o el que sea los negocios son siempre especulaciones porque nadie puede conocer los factores económicos relevantes del futuro, toda actividad económica implica una apuesta especulativa. A menos que todo lo que se sabe de finanzas esté equivocado.

Son cosas básicas ¡como falta educación económica! ¡que cantidad de disparates dicen y creen convencidos!. La guinda de la torta fue cuando la tontorrona Politzer habla que esas especulaciones "son las que causan las llamádas burbujas inmobiliarias" ese nivel de brutalidad me asusta.

27 de febrero de 2015, 20:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A todo esto el negocio de Caval habría sido perféctamente legítimo, siempre y cuando:
1.- Los terrenos se hubiesen comprado con capital propio o
2.- Se hubiese obtenido un préstamo en condiciones regulares dejando las correspondientes garantías, como todo el mundo
3.-No se hubiese metido el Seremi a activar el plan regulador (el mismo Seremi que tasó los trrenos)
4.-No hubiese aparecido un "comprador ángel" pagando un enorme sobreprecio (aunque como escribí antes esa era la única salida digna que tenían, hubiese sido menos descarado que hubiesen comprado a precio de mercado en las circunstancias actuales)

Me parece que estas son cosas completamente obvias, pero a veces hasta lo más evidente hay que explicarlo

27 de febrero de 2015, 20:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y ya que estoy en vena, aprovecho de agregar algo que me faltó en el texto original, lo iba a poner pero se me olvidó. En esta entrada hablé de los "errores" de Caval y efectivamente creo que esos fueron más que nada errores de juicio que por si mismos no tienen nada muy reprochable, a lo más muestran la tontera y/o inexperiencia de los que participaron en el asunto.

Pero hay algo muy reprochable en este negocio que al parecer pocos a nadie se han dado cuenta: es que cada uno de estos errores se basaron en una especie de desfachatez o exceso de confianza en que podrían hacer las cosas más ilógicas y no les iba a pasar nada.

Creo que ese sentido de impunidad con que se tomaron todas las decisiones -absurdas- en este negocio es lo más reprochable y peligroso, tal vez lo único.

Y ya que José Luis mencionó a los militares, no está demás recordar que para la crisis de 1982 (el día que Chile se volvió loco) el gobierno militar encarceló a Javier Vial, el hombre más rico de Chile, junto con su asesor Rolf Luders que poco tiempo antes había sido ¡biministro! de economía y finanzas.

Una cosa así es impensable en democracia, hoy ningún presidente se atrevería a meter preso a Luksic y si pillan a un ministro en algo turbio o dudoso lo seguro es que lo tapan o lo protegen. Esa es una de las varias cosas feas que tiene la democracia y pocas veces se mencionan

27 de febrero de 2015, 20:55

 
Blogger EDO said...

No se de que error hablan...si el negocio de Caval salio casi perfecto...como seria de perfecto que hasta a los mas ladrones de la NM les dio envidia semejante negocio...imaginen que la meta eran 22.000 millones y por un pequeño error tuvieron que bajarse....al menos en lo que se refiere a craneo del negocio fueron unos genios...hicieron estudios, buscaron clientes, buscaron bancos....si luksik les presto de esa forma es solo un detalle...ahora sale informacion que la Natalia Compagnon tenia sus buenas lucas antes de hacer este negocio....realmente este tipo de proyectos dan gusto hacerlos...

27 de febrero de 2015, 22:38

 
Blogger Ulschmidt said...

Cómo saber cómo te atrapa un libro. Anunciar en la primera frase que el tipo va a ser fusilado y que se acuerda cuando su papá lo llevó a conocer el hielo, o anunciar que se despierta convertido en un insecto enorme o describir bien una calle urbana y su bullicio... es un misterio.

28 de febrero de 2015, 08:37

 
Blogger Jose Luis Pizarro said...

Como está debajo de mi comentario anterior, podría suponer que el comentario de Tomás se refiere a lo que escribí, pero (1) no aparece mi nombre, y (2) yo no mencioné la palabra capitalismo (¿?) Lo que yo dije y lo repito - por si acaso - fue "En todas las economías liberales se especula", salvo que se entienda que capitalismo y liberalismo son la misma cosa.
En todo caso, cualquiera sea el destinatario del exabrupto, no creo que la descalificación sea el mejor camino para imponer la ideas, salvo que el amor propio haga sentirse muy por encima del resto de los simples humanos en cuanto a "conocimientos" (antónimo de ignorancia) e ilimitada capacidad de entendimiento.
Yo no tengo obstáculos en reconocer que soy ignorante y desgraciadamente siento que, en lo que me resta de vida, no tendré tiempo para aprender todo cuanto quisiera (tengo 71 años). En cuanto a capacidad de entendimiento, siendo más subjetivo juicio, creo que sin conocerme no se debiera descalificar.
Olvidando las calificaciones y volviendo al tema, el concepto "especular" se refiere a "inferencias sin bases empíricas inmediatas" y tiene numerosas acepciones en nuestro idioma. En este caso yo me refería a especulación económica, o sea operaciones comerciales o financieras, llevadas a cabo con la esperanza de obtener beneficios basados en las variaciones de los precios o de las tasas de cambio. En estas operaciones no existe un incremento en la productividad del bien, no se cambian maquinas, ni activos físicos, ni se construyen edificios sobre los terrenos.
En las operaciones económicas "especulativas" (que entran en el ámbito del Código de Comercio Art. 1), la rentabilidad es normalmente directamente proporcional al riesgo, salvo que intervengan otras factores que lo modifican como los favores políticos, las relaciones comerciales o incluso la corrupción.
Y es ahí donde reside el problema, porque mientras unos tienen esas posibilidades, otros no las tienen, modificando el riesgo y por lo tanto la rentabilidad de la operación.
Los "compradores" de las empresas del Estado durante la dictadura tuvieron seguramente un trato de favor que les permitió obtener altas rentabilidades y acumular fortunas con poca inversión y poco riesgo, obteniendo un crecimiento exponencial de sus fortunas.
En el caso de la operación sobre los terrenos de Machali por la empresa Caval, la operación tuvo un trato de favor porque (1) supieron hacer los contactos y establecer los mecanismos para ofrecerse como compradores de un terreno que "posiblemente" cambiara de valor si se concreta el cambio de la destinación de uso, y (2) porque el Bco. de Chile les acordó un crédito de $ 6500 millones a un costo (según se informa en la prensa) de $ 500 millones, o sea algo menos de 6% al año, aunque claro, los dineros estaban garantizados con el bien financiado (hipoteca), lo que reduce el riesgo de la operación bancaria y permite al banco provisionar con menos el préstamo.
En el primer caso, la especulación en sentido estricto, asociada a la alta rentabilidad de la operación, reside en el riesgo que no se pueda cambiar la destinación de uso en un plazo razonable. De hecho, al vender en la suma de $ 9 mil millones (debido seguramente al escándalo) fracasó la "verdadera" especulación porque se estima que esos terrenos podrían llegar a costar 2 o 3 veces más.
Por último, si los "economistas" lectores de esta columna no entienden como la especulación puede conducir conduce a las burbujas (mobiliarias e inmobiliarias), quiere decir que hay algo que falla en su formación; para los no economistas existen numerosos textos que lo explican.
He releído el artículo de "la tontorrona" (por favor, un peu de retenue monsieur) Patricia Politzer y a mis (escasas) luces me sigue pareciendo bastante aceptable. No estaría de más que antes de una descalificación en bloque, se explicara mejor a aquellos a los que no nos dá cacumen, qué es lo que dice de equivocado.

28 de febrero de 2015, 10:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Edo, si piensas que Caval fue un negocio perfecto lo estás mirando desde un punto de vista muy estrecho. Solo piensa que en su primer año (2012 creo) ganó como 1.500 millones de pesos piolita, lo de Machalí fue horrible para la empresa y los propietarios, los marcó.

Ulschmidt, es cierto hay varios trucos para golpear al principio como por ejemplo un suceso extraordinario (a punto de ser fusilado en Borges o convertido en Bicho de Kafka), lo que me gusta de ese párrafo de Isherwood es que no narra ningún suceso sino un estado de ánimo, tal vez el más trivial de todos, pero de manera muy efectiva.

Jose Luis, a veces me pongo cascarrabias, disculpa. Sobre el rol de la especulación en la economía hay un buen video -cortito- de Alex Tabarrot que explica cual es su papel y como es el motor de todas las actividades económicas importantes. Solo se puede crear nueva riqueza especulando.

SObre como se crean las burbujas financieras, en el Blog Salmon hay una explicación del mecanismo, no tiene relación con especulaciones inmobiliarias como la de MAchalí, ninguna. En realidad hay cientos de explicaciones técnicas muy buenas en todos lados por Internet

Sobre el traspaso de empresas a propiedad fiscal primero y la vuelta a privados en el gobierno militar hay un paper extraordinario de Daniel Vicecarver (Regulación y Desregulación en Chile), es la mejor descripción del proceso que he leído y se encuentra googleando por Internet.

También hubo una larga investigación parlamentaria sobre la devolución y licitación de empresas que, si le sacas la obvia adjetivización política (tenía un destino de propaganda) y vez los datos tal como se describen verás que fue un proceso donde no se encontró ninguna irregularidad importante, más que la suposición de intenciones como en el caso de Soquimich, que fue una de las historias más innovadoras y exitosas del siglo XX, la historia técnica de Soquimich debería ser caso de estudio de no estar empañada por el componente político, tal vez uno de estos días escriba sobre eso.

Estoy terminando de leer algunos libros viejos para mi entrada (o entradas) sobre lo que fie la república socialista en Chile entre los años 20 y 70, ya empezaré, tal vez este lunes.

28 de febrero de 2015, 10:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, elñ video sobre la especulación es de Tyler Cowen y se encuentra aquí
https://www.youtube.com/watch?v=mjN3QfXU_y8

Está subtitulado al español

28 de febrero de 2015, 10:35

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas