Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Ah la tele...

sábado, 7 de agosto de 2010

El comentario de Eduardo sobre la venta del canal de televisión de la Universidad Católica me recuerda que es uno de los últimos canales universitarios que va quedando, un fósil de los años setenta. A primera vista las condiciones parecen ventajosas, con todo lo mal que iba el canal, es uno de los más antiguos de Chile y la marca debería tener un valor algo más que los 55 millones de dólares por el 67% de la propiedad. Como referencia el precio del canal Chilevisión que está vendiendo el actual presidente Piñera se discute entre 100 y 200 millones de dólares.

Dos cosas que no entiendo: por que lo venden tan barato y por qué hicieron el trato directo con Lucksic (el mayor grupo económico del país) cuando en una oferta abierta probablemente hubiesen obtenido mejor precio. Pero en fin, los curas saben lo que hacen y -como dijo Hernando- no son nada de tontos para estas cosas. Es muy probable que el canal se haya convertido en un problema insoluble y hasta amenaza cierta de quiebra.

En los años sesenta, cuando se creó la ley de televisión, la tecnología era muy distinta, solo existía la banda de VHF con capacidad para 13 canales, la limitación del espectro era evidente y los legisladores pensaron que en Chile la televisión debía ser una herramienta para difundir cultura, así es que solo las universidades y el estado tendrían el monopolio de esta poderosa herramienta ideológica. Es curioso que cuando apareció la banda de UHF con muchos canales más, no tuvo ningún éxito, tal vez pase lo mismo con la televisión digital de la que tanto se discute ahora.

Por supuesto que la televisión cultural nunca existió, desde el comienzo la programación estaba dedicada completamente a la entretención. Ah la tele, recuerdo que las primeras transmisiones comenzaban a las 6 de la tarde y nosotros nos sentábamos en casa de una vecina, que cobraba por mirar los programas.

La programación empezaba con películas argentinas de los años 30 y 40 (todas las de Gardel, Sandrini, Luisito, etc.) , luego venía el noticiero "El reporter Esso" con Sergio Silva, algún programa de relleno y finalmente el estelar que podía ser de concursos (Quien soy yo, con Enrique Bravo Menadier), musical como El Show de Luis Dimas o alguno de sus equivalentes gringos como El Show de Dean Martin o Liberace. Los programas de relleno eran Batman, Rin Tin Tin, Lassie, Perdidos en el Espacio, Isla de Gilligan, Super Agente 86, Mi bella genio, la Hechizada y mi gran favorito Mister Ed, el Caballo que habla. ¿Cultura? mis polainas.

Es que la televisión no sirve para hacer pensar, al contrario tiene un efecto anestésico sobre la mente y por eso los programas educativos o culturales tienen poco éxito. Es mucho más agradable leer un libro en papel o por Internet que ver a un tipo aburrido hablando de lo que sea, no hay como seguir ideas largas en la tele, todo tiene que ser cortito y de efecto inmediato. En televisión es agradable ver y escuchar cosas sin mucha importancia, por eso la entretención funciona tan bien y mientras más burda más éxito tiene. Los que tienen mi edad recordarán las enormes esperanzas que se crearon alrededor de la televisión educativa ¿alguien recuerda Teleduc? ufff.

Es un error creer que el público televidente es bruto, el medio audiovisual es así, apela a las emociones rápidas. Si no me creen, traten de transcribir exactamente cualquier conversación, sin editar nada y verán que el resultado es horrible, jamás hablamos en la vida real tal como leemos y escribimos, lo audiovisual es fundamentalmente distinto e intelectualmente inferior a lo que se escribe. Cualquiera que tenga nociones de redacción conoce el poder de la escritura, porque en la vida real no hablamos en párrafos.

Que manera de divagar, empecé hablando de peras y termino con manzanas. A lo que quería llegar es que hubo un error al pensar que el espectro iba a ser siempre limitado, toda esa discusión de hoy sobre la TV digital abierta no tiene ningún sentido, la tele radiada ya es obsoleta, se la comió el cable hace rato y próximamente será Internet. Puede parecer ciencia ficción pensar que Internet va a integrar completamente a la televisión y que será un servicio tan común como tener luz y agua, bah, cuando yo leí en 1967 que algún día no se necesitarían grandes conocimientos y cualquiera podría "manejar" un computador pensé que estaban locos.

También creo que se sobreestima el poder de la televisión como herramienta ideológica, la gente puede ver y reaccionar emocionalmente a veces pero rara vez cambiará sus convicciones. Durante la Unidad Popular en Chile los canales de televisión se convirtieron en trincheras ¿sirvieron de algo los medios desplegados por el gobierno de Allende por Televisión Nacional? para nada, allí se vio la inutilidad del medio como arma política. Otro ejemplo lo tuvimos hace muy poco con la candidatura presidencial de Marco Enriquez Ominami, director de cine y TV, casado con una presentadora muy popular jugaron todos los resortes de la mejor manera, así y todo apenas cosecharon un descontento que estaba allí, con o sin televisión. La tele no hace milagros.

No tiene ningún sentido que las universidades tengan un canal de televisión, al contrario, es un cacho que probablemente les daña la imagen corporativa más que ayudarles. Mucho menos sentido tiene la idea de que la tele debe ser educativa y monopolio del estado y las universidades, se trata simplemente de un negocio de la entretención tal como el futbol o los casinos, cero aporte intelectual. En ese sentido vender la propiedad del canal de la UC parece una buena medida de los curas, en la U de Chile lo hicieron hace años pero cuando el canal no valía nada, 55 millones de dólares no es mucho para la UC pero tampoco es despreciable, seguramente encontrarán algo que les rinda mucho más que un canal en decadencia que aprovecharon de vender antes que llegue a valer nada.

Ahora me voy a ver el Cartoon Network, hasta tomorrow.

Etiquetas:

16 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Cuanto fastidiaban los discursos nacionalistas de los 70 conque el país debía tener telefonos y televisión propia por soberanía comunicacional, cultural, bla bla bla. Con la Web global y con los canales de cable y los celulares y demás toda esa tontería pasó de largo.

8 de agosto de 2010, 11:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

HAy algo interesante en esa idea que dices, mis amigos Greg y Judy que vivieron tres años en China me contaban que hasta en las provincias más remotas con una extrema pobreza, desde los años de Mao lo único que no podía faltar era electricidad y un televisor, el gobierno se asegura que cada familia tenga un televisor porque esa estaba pensada como la herramienta principal de control ideológico... es cuestión de ver los fuerte que se indoctrinaron con la tele, apenas tuvieron chance le dieron la espalda a décadas de trabajo ideológico.

8 de agosto de 2010, 11:25

 
Blogger Anay said...

Una tía que trabaja en la católica me contó que vendieron la mayor parte del canal porque éste estaba con una deuda tan grande, que podía arrastrar con él a la universidad. Se supone que una vez que se subsanen las deudas está la intención de recuperarlo (en verdad lo dudo).

8 de agosto de 2010, 12:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anay, si leí que lo vendieron con opción de retrocompra, sería una movida bien astuta "prestarselo" a los Lucksic para que lo levanten y después comprarlo de vuelta aunque yo tampoco creo que esa sea la intención. La idea de los canales de TV estatales tiene olor a naftalina y no es para nada conveniente en estos tiempos, es como proponer un puerto libre o algo por el estilo, anticuado.

8 de agosto de 2010, 16:12

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Me acuerdo de Menadier; "¿Quien soy yo?".

Para mí la televisión ha sido algo muy positivo. Pero deber ser que solo le puedes echar agua a un recipiente capaz de almacenarla...

Un vaso sin fondo dejar escurrir todo lo que le viertes. Siempre me acuerdo de cuando tenía como 4 o 5 años y vi en la televisión la pelicula de la Epopeya del Riñihue para el cataclismo del 60...

La televisión efectivamente me deja absorto, pero siento que me queda lo que veo...

8 de agosto de 2010, 17:52

 
Anonymous EDO said...

Ahora si que se viene oscuro el panorama para los empleados del 13...ya que los luksik son expertos en cortar grasa..hoy dia veia que el canal 13 arrojaba perdidas desde la muerte de don eleodoro rodriguez....o sea 12-13 años de malos resultados economicos, y que ademas no era la primera vez que los curas trataron de vender la señal...creo que los luksik hicieron el pingue negocio ya que ese canal por lo bajo debe costar sus 200 palitos verdes......

8 de agosto de 2010, 21:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sergio ¿quien soy yo fue todo un exitazo durante muchos años, nos juntábamos toda la familia a verlo.

La retentiva audiovisual seguramente debe ser una capacidad diferente según las personas pero según yo recuerdo no ha habido ni una sola experiencia exitosa de tele educación, el Teleduc era patético con sus sketch para enseñar matemáticas y cosas por el estilo. Yo creo que la mayoría de la gente retiene más emociones básicas que ideas complejas de lo audiovisual, pero es solo una suposición mía.

Edo, si canal 13 vale efectivamente 200 millones tiene que haber alguien más dispuesto a comprarlo a ese precio (o proporcional al 67%), parece que no hay muchos valientes, Chilevisión en cambio tiene interesados a ese nivel de precio y seguramente por eso Piñera no se apura nad en vender ¿la diferencia? uno da ganancias el otro pérdidas.

Un lindo ejemplo de ciertos conceptos económicos base como la teoría del valor. Las cosas valen lo máximo que el comprador está dispuesto a pagar y lo mínimo que el vendedor está dispuesto a aceptar, oferta y demanda.

8 de agosto de 2010, 21:52

 
Anonymous Vudi said...

Y la venta del canal católico, Tomás, no tendrá por objetivo apresurar la venta de Chilevisión ?

Me atrevería a pensar que por ahí va la cosa.

Un abrazo

Vudi

8 de agosto de 2010, 23:40

 
Blogger Payayita said...

Mi estimado Brad:

La gran diferencia de precio en las ventas de CHV y C13 es que el primero ha sido el único canal que los últimos años ha obtenido no sólo cifras azules, si no MUY buenas cifras azules. No por nada pudieron darse el lujo de postular al Festival de Viña ofreciendo una suma de plata que superó obscenamente los montos ofrecidos por los otros canales.
Por su parte a Canal 13 sólo le va quedando la marca -lo que no deja de ser. Como bien dices, hace años viene con pérdidas y creo que otro motivo por el cual venderlo barato es que los Luksic además de ser buenos para los negocios, son seguidores del pensamiento de la Iglesia Católica. Ésta no iba a estar dispuesta a venderle el canal a cualquiera, claro que no! Entonces me imagino el diálogo así:
IC: "Mmm los Luksic están interesados en el canal, vendámoslo a ellos, son católicos y no suponen tanto riesgo para la actual línea editorial" (en teoría)
Luksic: "OK, nosotros les compramos el canal entonces. Cuánto es la deuda actual del canal?"
IC: "55 palos verdes. Se lo pueden quedar por 150"
L: "ahh no. Pagamos 55 no más. Si quiere más plata, vénsadelo a otros. Pagarán más, pero van a alejar el canal totalmente de la línea editorial actual"
IC: "Ok... vendido. Pero con opción de recompra"
L: "yeah right..."

Hablando de setenteos, tecnologías y demases, mi estimadísimo VEA ESTO:
http://www.vimeo.com/13862622

Besos escandinavos,
P.

http://www.vimeo.com/13862622

9 de agosto de 2010, 05:25

 
Blogger Payayita said...

Ah y a propósito de Synco, proyecto que posiblemente ubicabas, te dejo este link, por si le interesa a alguno de tus lectores. A mi me parece de lo más fascinante pensar que en el gobierno de Allende podría haberse echado a andar internet.

http://manuelgross.bligoo.com/content/view/84300/Cybersyn-o-Synco-el-proyecto-cibernetico-de-Salvador-Allende-actualizado.html

9 de agosto de 2010, 05:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Vudi, no creo que haya relación,nadie suelta 50 millones de dólares por alguna razón ue no sea recuperarlos con creces.

Payayita, tienes razón, lodela retrocompra se me había pasado, podría ser que lo hayan vendido para pagar las deudas con la esperanza de volver a comprar cuando esté funcionando bien, canal 13 hoy es solo una marca y una concesión, aparte de eso hay muy poco valor. ¿Cuanta gente solo ve TV abierta en Chile? parece un medio en decadencia.

Sobre Cybersyn, synco o como le llamen hace muchos años -cuando me gustaba la electrónica- leí bien de que se trataba y no fue mucho más que el diseño de unos sillones y una sala copiadas de Star Treck, que en esos años estaba muy de moda, la idea en si era bien absurda, nada cercano a Internet.

Sin embargo existió en Brasil en 1972 una red de telex que si funcionó, la Telebras que es muy poco conocida y que implementó conceptos embrionarios de "red", "base de datos" y otros que hoy se usan ampliamente, esa si fue una de las primeras del mundo. Lamentablemente la armó la dictadura militar brasileña y su principal aplicación era combatir a los opositores. Muy pocos se acuerdan que Brasil ha sido pionero de muchas cosas buenas y malas,el concepto de "militares gorilas" por ejemplo es de esos años.

Cybersin fue un proyecto con una gran fachada pero ningún resultado real, con los años eso se convirtió en una especie de sello de Fernando Flores, los proyectos-fachada.

9 de agosto de 2010, 08:35

 
Blogger Payayita said...

Yo sin cachar mucho de política, siempre he tenido esa imagen de Fdo. Flores: puros saltos y peos, pero nada de fondo.

9 de agosto de 2010, 09:15

 
Anonymous Anónimo said...

tenes razon...el efecto de la tele es hipnotico...diria tal vez un efecto de meditacion automatica,de hecho recuerdo,cuando era un niño ,ponoia mis ojitos en un punto determinado de los diferentes planos no escuchando ni siguiendo la trama,era una meditacio perfecta.No obstante debo dejar en claro que la tele me alejo de importantes horas de estudio y sueño que repercutieron en mi formacion...esa es mi triste historia con la tele....para que decir de las cadenas,desiles,figurones,arpias,curas y gorilas en pantalla........

9 de agosto de 2010, 13:41

 
Anonymous Anónimo said...

Mejor todos recemos juntos para que nunca nos cierren el canal Playboy. Eso si que sería una pérdida irreparable. Todo el resto se pueden terminar hoy mismo sin ningún problema

9 de agosto de 2010, 15:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, el canal Playboy si que me hipnotiza ;9

10 de agosto de 2010, 08:27

 
Anonymous Anónimo said...

teleduc...la forma mas aburrida de tratar de aprender algo...es la forma mas basica de aprendizaje.....que buena ,se me ocurrio una idea.............

10 de agosto de 2010, 11:48

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas