Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Paciencia y buen humor

jueves, 2 de septiembre de 2010

Las habitaciones de hotel me traen malos recuerdos. Uno de los peores días de mi vida lo pasé hace muchos años -en los setentas- en una noche de año nuevo encerrado en mi pieza, en un hotel de Quellón, mientras todo el mundo celebraba. Que día más perro fue ese. Como prefiero viajar solo siempre el hotel está asociado con aburrimiento y falsa hospitalidad, viví varios años en hoteles cuando trabajaba en Iquique, como pollo en corral ajeno, aunque la sensación de independencia que da estar en otra ciudad y poder hacer -teóricamente al menos- lo que me da la gana, también tiene su gracia.

Ayer y anteayer estuve en Tacna en el evento de integración desde fronteras, lo hicieron en el Hotel El Dorado y nos alojamos donde mismo, todo muy bien, la charla me resultó estupenda y creo que el proyecto que presentamos tiene buenas perspectivas de ser aceptado. Veremos que pasa. Ocupado como estaba en mis asuntos no tuve tiempo de sacar fotografías pero los demás participantes me dijeron que me iban a mandar las suyas, cuando me lleguen las publico.

Y pasé agosto, lo que demuestra que estoy como tuna, ni siquiera un resfrío este año, nada, ni un solo estornudo ¡eso es lo que se llama ser recio! ¡vengan años! tomasito el incombustible lo hizo de nuevo. Ya me tocará andar enfermo y achacoso, por mientras a disfrutar nomás ¡tráiganse otra poncheeeeera!

No hay nada que hacer con la comida peruana, ayer nos fuimos a almorzar con mi amigo Miguel Piaggio a Las Brasas, un buen restaurante de estilo argentino, algo cuico pero los bifes envueltos en tocino estaban ricos. En el evento habíamos muchos ariqueños y comentábamos lo distinto que es un coffe brak chileno con las típicas galletas rancias y canapés desabridos, comparados con los break del hotel -espectaculares- con unos sandwiches de ensalada criolla, otros de aceituna, quesillo y huevo, estaban tan ricos que perdí la cuenta de cuantos me comí. Es increíble la diferencia de mano, con la misma plata o menos se puede comer en doble de bien, todo depende de la buena mano en la cocina.

Al llegar al hotel antes de la reunión coincidí en el ascensor con otra persona que me preguntó si iba al mismo evento. Se presentó a si mismo como el Consul Adjunto de Chile en Tacna y durante el rato que estuvo fue muy sociable con todos, me contó que estaba en allá desde el año 2007. El caso es que me llamó la atención porque no cuadraba con mi idea del diplomático cuico, pomposo y estirado. Pensándolo bien creo que lo hacía perfecto, se veía bien amiguero, mientras trabajen así en Tacna creo que nos mantendrán lejos de una guerra. El trato amistoso es parte muy importante en una frontera tan sensible como esta. El Consulado de Chile en Tacna, así como las embajadas en Lima y Buenos Aires deben ser las oficinas diplomáticas más importantes de nuestro país en el exterior.

Este fin de semana tengo que hacer clases para cubrir a un amigo, en mala hora dije que bueno, pero ya estoy metido en el baile y tendré que hacer 4 horas el viernes y el sábado todo el día, para colmo son de preparación y evaluación de proyectos, un tema que detesto ¿que hacer? como escuché decir a un amigo hace tiempo: paciencia y buen humor nomás,paciencia y buen humor. Hasta mañana.

Etiquetas:

26 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

bifes envueltos en tocino me suena a un festival de colesterol! pero rico. Y supongo que un restaurate estilo argentino es algo donde se expone un costillar asándose directo a las llamas (no conozco otra tipicidad, sobre todo for-export)
No habrá nunca más guerras fronterizas en esta parte del Mundo. Son muy onerosas, por poca materia en pleito, para economías cada vez más interdependientes. Yo sólo temería un conflicto civil entre el occidente y el oriente boliviano.

3 de septiembre de 2010, 06:55

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Mira, entre tus quejas, malos recuerdos, desdenes y refunfuños varios percibo que pasas por un buen momento personal y familiar, así que bien por tí, y un abrazo

3 de septiembre de 2010, 09:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, exactamente, es un ataque masivo de colesterol. Esa es mi muerte ideal, de preferencia durmiendo, ojalá soñando con Ornella Mutti en sus mejores años, Dios quiera que de un ataque al corazón en el momento de gritar 'Viva Chile! A ver si mis plegarias son escuchadas.

Sobre las guerras yo no soy tan optimista, nunca se arman guerras por cálculo económico, yo estoy convencido que eso es un mito ex-post, la verdadera causa de casi todas las guerras es uno o más ególatras con poder de mandar soldados a matarse. Es cosa de mirar la historia, detrás de cada guerra un ególatra.

Sergio, tienes razón, la última vez que tuve problemas fue en los años 2000-2003, pero no tener problemas es tan complicado como tenerlos. Cuando uno no tiene problemas hay que inventarlos!
Saluti amigo

3 de septiembre de 2010, 10:17

 
Anonymous Anónimo said...

Efectivamente, las embajadas más importantes de Chile están en Argentina, Estados Unidos (la de Washington, porque también está en Nueva York la embajada ante la ONU, que hoy no es tan importante) y la de Lima, creo que en ese orden, por razones obvias. De hecho, frecuentemente son ocupadas por políticos de peso y con harta muñeca, lo que no le hace ninguna gracia a los diplomáticos de carrera.

3 de septiembre de 2010, 12:30

 
Blogger Ulschmidt said...

Qué es un diplomático de carrera sino un politico encargado de relacionarse con los políticos de otro país. La verdad yo no me quejaría tanto de que la "carrera" diplomática sea desplazada en favor de los amigos políticos sino de la calidad mínima requerida a estos últimos. Recuerdo a un sindicalista afín al poder en turno como embajador argentino en Paraguay, nación limítrofe y asociada en mercados comunes, cuya acción más notoria fue robarse los cuadros de la Embajada.
Estaría repatriando el patrimonio nacional acaso, pero lo hizo para su casa.

3 de septiembre de 2010, 12:47

 
Anonymous Anónimo said...

Interesante eso que algunos políticos argentinos recuperen el patrimonio y lo lleven para su casa en su calidad de embajadores. Acá en Chile ha sucedido algo así como el caso inverso. Políticos profesionales se llevan gran parte del patrimonio de una empresa pública para su casa y luego los nombran embajadores en algún país lejano y que genera pocas noticias. Como premio al robo y asegurarse que no abra la boca nunca más.

Eso de restaurante estilo argentino me ha producido confusión. He estado en algunos que sirven carne quemada por encima, pero completamente cruda y helada en el interior. También he estado en otros en que dan la carne completamente quemada y con sabor a carbón, sin ningún jugo que haga posible a mis dientes causarle algún daño. Parece que según el país tienen que adaptarse al gusto local.

3 de septiembre de 2010, 15:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo claro, se me había pasado la embajada en USA, ah y las embajadas en Chile han sido tradicionales premios para los políticos de gobierno que pierden elecciones o que no hay donde colocarlos, a veces resultan pero eso debilita mucho la carrera diplomática, tal vez por eso hace años que no aparece un Bernstein o un Oscar Pinochet de la Barra. Meintras tanto algunos países podrán tener malos políticos pero compensan con varios diplomáticos de lujo.

Cierto Ulschmidt esa es una larga discusión, colocar figuras políticas en la diplomacia tiene ventajas y defectos como todo, pero el ideal sería una carrera diplomática sólida, sin funcionarios "a la carrera" para evitar que pasen casos comolos que comentas.

En cualquier caso supongo que los formados profesionalmente en diplomacia deben ser fuertes en conocimientos de estrategia, historia, inteligencia, etc. que posiblemente los políticos no conocen ni por broma. Pero en fin, es lo que hay nomás.

Anónimo 2 en lo de la carne hay tantas posibles variantes que por eso preguntan antes de servir "como la quiere", esta vez yo pedí "término medio" y me llegó carbonizada por fuera y roja por dentro aunque no muy jugosa, para mi que la pintaron. Pero yo soy buen pobre y como carne tarde maly nunca así es que me da más o menos lo mismo.

3 de septiembre de 2010, 15:34

 
Blogger Ulschmidt said...

Los europeos que van a los restaurantes de carnes acá gustan, en verdad, de algo que un argentino llamaría poco más que carne cruda. Demasiado jugoso. Y efectivamente demasiado sellado por fuera. Es posible que los restaurantes "estilo argentino" en el Mundo copien eso y no una cocción bastante más pareja que es como la prefiere la mayoría aquí.
Nosotros, por lo demás, comemos un corte con mucho hueso que incluye las costillas cortadas transversalmente y llamamos "asado de tira" y que nos enseñaron a comer los frigoríficos ingleses de inicios del XX ya que por causa de la aftosa no se podía exportar carne con hueso. Ergo nos habituaron a que eso nos gusta mucho. Pero la mitología de los europeos visitantes exige grandes pedazos de carne chorreante y roja si es posible servida por gauchos vestidos con bombachas (pantalones abombados) que no son, históricamente, una prenda criolla ni gaucha sino un sobrante del ejército inglés durante la Guerra de Crimea que sus comerciantes colocaron barato en las Pampas y se popularizó.
Ya ve que poco auténticas son las tradiciones.
Los políticos deberían tener una formación enciclopédica de buen nivel que les permita ser diplomáticos, administradores, lo que sea. Ser cultos, haber leído algo de casi todo. Antaño los embajadores sudamericanos en Europa - y no se mandaban embajadores a casi ningún otro lugar - eran aristócratas que por el honor de representar al país - y la posibilidad de pasarse la vida en los cabarets de Paris con una buena excusa - no cobraban sueldo y pagaban los gastos de la Embajada.

3 de septiembre de 2010, 17:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulchmidt, me saltan las lágrimas recordando los viejos tiempos, cuando los aristócratas estábamos a cargo de los asuntos importantes del Estado.

Ah tiempos felices que no volverán! champagne y caviar en abundancia. Ahora con políticos como D´élia, los Umala o nuestro Camilo Escalona, que no son muy eruditos que digamos ¡la patria está en peligro permanente!

En fin, hablemos de bifes más mejor que no quiero achicharrarme el día: ah la carne argentina, eso si que no es mito, las vacas flojas viviendo sobre una inmensa mesa de billar llena de pasto, ni comparables a nuestros vacunos alpinistas que son pura fibra. Por eso la carne argentina como se tire queda rica, si uno trata de hacer esos asados a las llamas con carne chilena o peruana quedn como palo!

Acá se vende como carne especial la "costilla derecha" porque dicen que las vacas se echan a dormir para el lado izquierdo, así es que la costilla derecha es más blanda... supuestamente (hablando de marketing y mitos)

3 de septiembre de 2010, 17:23

 
Blogger Ulschmidt said...

Me hundió Ud. en una duda existencial! No se de que lado duermen las vacas, pese a ver sido un modestísimo ganadero, hijo y nieto de ganaderos.
Es que yo siempre iba a verlas cuando estaban despiertas.

3 de septiembre de 2010, 18:17

 
Anonymous Claudio said...

¿Que acaso las vacas no duermen de espaldas sobre un montón de paja?. Esto significa entonces que estaban erradas las ilustraciones de los libros de cuentos que leí.

3 de septiembre de 2010, 18:53

 
Blogger Armando said...

Es el mismo error de siempre, decirle carne de vaca a la carne de res. Generalmente la vaca no se come, vive hasta su vejez produciendo toda la leche que pueda, lo que en su mayoría se come es el toro, el macho, que se le castra muy joven, se le engorda y luego se le mata. Excepto el toro de lidia, que no es castrado y si sobrevive a la corrida sirve como padrillo y vive feliz rodeado de bellezas el resto de sus días.
Bueno, restaurante argentino en Tacna? no lo conocía, iré a verlo pues, a fines de octubre que me daré mi consabida vuelta anual por esa tierra.

3 de septiembre de 2010, 22:00

 
Blogger Ulschmidt said...

Armando, muy buenas aclaraciones. Novillo es el macho castrado - y el acto de castrar, la "yerra", tradicionalmente ejecutada en invierno para disminuir las infecciones posteriores, culmina con un gran asado al aire libre de testículos de toritos.
Pero la vaca lechera ya no vive tanto. En los modernos tambos estan identificadas, se las insemina artificialmente - con una pastilla de semen de un toro que quizás está en Canada - para mejora genética, se las pone luego con un toro "de repaso" - toro local, mas barato, destinado a fornicar con las hembras y segunda oportunidad de quedar preñadas si falló la pastilla (acá, al revés que las mujeres, si la pastilla falla NO quedan preñadas) y si el doble procedimiento no arroja una parición son sustituídas por una vaquillona joven, van al lote "vacas de rechazo", se las engorda y terminan como carne enlatada en Rusia. Es la cruda eficiencia.

4 de septiembre de 2010, 08:40

 
Blogger Payayita said...

Carajo, Brad! te metiste con uno de mis temas dolorosos: la carne.
Ya sabes mi origen sureño. Aunque me admito regodeona, para mi lo mejor es un asado al palo (ya sea vacuno o cordero) o un buen bife chorizo a la parrilla. Al menos en Osornito la carne local no tiene gran diferencia con la argentina. El asado de tira es lejos lo más apetecido por mi papá, yo prefiero un wen lomo, vetado o liso.
Comprenderás que acá en Finlandia el tema carnívoro de la calidad que conocemos ni siquiera es un lujo, si no un puto TABÚ! Un buen pedazo de carne para la parrilla no sólo es más caro que hijo tonto (50 EUR el kilo) si no que además en mi año acá no he podido encontrar carne brasileña, ni argentina ni uruguaya. Cuando pille me importará un carajo echarme mi sueldo en un cortecito...

4 de septiembre de 2010, 12:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, seguro que eso de la "costilla derecha es un completo embuste, apuesto que la vaca se duerme para cualquier lado.

Claudio, otra ilusión destruida (snif)

Armando, acá en Chile matan y se comen de todo, especialmente cuando están viejitos y son más duros que una suela, El Fogón en Tacna, queda a la vuelta del mercado, es muy bonito aunque tu sabes que el bife no es la especialidad en Perú, es medio criminal comerse un bife en Tacna habiendo tantas otras cosas ricas pero que hacer, nacimos para criminales, todo es cancha.

Ulschmidt, y yo que pensaba que mi reencarnación ideal era ser gato en la casa de Mila ¡error! mi reencarnación ideal es ser padrillo, pero omo no he sido demasiado bueno me conformo con reencarnarme en "torito de repaso"

Pao, yo pensé que comían carne en abundancia allá estando estando tan al norte y con tanto frio, pero veo que es muy cara, a 50 euros el kilo ufff, ni la carne de wayú (o como se escriba) vale eso por acá, en fin, a Arica llega estupenda carne de Argentina y Brasil, congelada eso si, pero es lo que hay.

4 de septiembre de 2010, 17:25

 
Blogger Payayita said...

Acá son buenos para la carne, pero de pollo y chancho. La de vacuno igual la comen, pero en harto formato básico tipo carne molida. No es costumbre acá comer carne de vacuno 2 ó 3 veces a la semana como por allá, ya sea bistec, a la olla y al horno. Ah bueno y para el salmón son secos. A mi me carga.

4 de septiembre de 2010, 17:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

ya me dio hambre...

4 de septiembre de 2010, 18:48

 
Anonymous Anónimo said...

Eso de la costilla derecha era algo incomprensible para mi. Desde ahora en adelante cada vez que vea una vaca me quedaré cerca de ella hasta que se duerma. De pronto es cierto el mito. Y ahora que está de moda la carne en cocción prolongada nuestras musculosas vacas tienen una gran oportunidad. Con 3 o más horas de cocción a temperatura mínima casi todas las grasas y nervaduras han desaparecido, convirtiéndoselo en un sabor sin igual. Y considerando que estos cortes menos apreciados pueden costar hasta 3 veces menos son la mejor alternativa. También en Santiago está muy común encontrar carne australiana. Al no encontrar plateada de la musculosa recurrí a la australiana, y estuvo bastante buena. Pensé que la ausencia casi total de su gran capa de grasa conspiraría contra el sabor, pero me quedó casi indistinguible de la chilena. Y todo al mismo precio (3 lucas el kilo). Eso de que un kilo de carne cueste 50 euros por kilo si que es un verdadero atentado a los derechos humanos. Por apenas un poco más de plata (50 lucas chilenas) en el campo se puede comprar un cuarto trasero de vaca, que son alrededor de 35 kilos de carne al eliminar los huesos. Y no hablo más porque también me dará hambre y me estoy reservando para el 18.

4 de septiembre de 2010, 19:00

 
Blogger Payayita said...

oye eso de la cocción prolongada se ve weno. No lo conocía. Supongo que con olla normal se podrá, o es mejor a presión?

4 de septiembre de 2010, 19:08

 
Anonymous Anónimo said...

Es muy simple la cocción prolongada. Puede ser en olla o al horno, nunca en olla a presión. En olla sellas la carne, la sacas, agregas verdura a gusto y vuelves a poner la carne sobre las verduras. Si falta líquido siempre es buena idea agregar vino. Para que la cocción funcione usar el plato más pequeño de la cocina y a potencia mínima, colocando la olla sobre un tostador de pan de esos de lata. Pero debes asegurarte que la pérdida de líquidos sea mínima, así es que pones un gran peso sobre la tapa de la olla y revisas al menos cada una hora. Una plateada, dura como piedra en su estado natural, luego de 3 a 4 horas quedará como mantequilla. Se parte con el tenedor. En el horno haces lo mismo, pero traspasas la carne y las verduras a una fuente para horno y la cubres con papel de aluminio tratando de sellar lo mejor posible. Si tienes un horno eléctrico (mi caso, en que puedo regular desde 60 grados) dejas la carne al menos 4 horas. La he tenido hasta 6 horas y el resultado es notable. Mucho mejor que el costoso filete que no tiene gusto a nada.

4 de septiembre de 2010, 20:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, Pao los cortes baratos a fuego lento quedan espectaculares, el huachalomo, la plateada todas las carnes duras con mucho tiempo de fuego lento quedan espectaculares, transforman el músculo en puro sabor, pero hay que tener paciencia de chino, mientras que los cortes caros los tiras al fuego, dos vueltas y listo pero como sabe todo sibarita que se respete "el sabor está en la grasa". Ya lo dijo Tito Fernandez:

media docena e chanchos pal guaton
esta es vida carajo, ¿a ver? que se repita
traigame otro chuico y otro sanguich e jamon
no se nos valla a ir con hambre la visIta

4 de septiembre de 2010, 20:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

en la parrilla también se puede pero es mas complicado, hay que ir manteniendo brasas al lado que se van agregando a medida que pasa el tiempo

4 de septiembre de 2010, 20:22

 
Anonymous Anónimo said...

Si, así es. Y hablando de otro tema hace como 15 días acompañé a mi suegro a Valparaíso, al funeral de un veterano que no pasó agosto. Se me cruzaron 2 sepulturas de esas elegantes con el nombre Bradanovic. Con H y sin H final. También había una Carlesi Bradanovic. Carlesi será nombre o apellido?

4 de septiembre de 2010, 21:32

 
Blogger Payayita said...

Carlesi suena al primo vampiro.
Gracias por los datos de carnes. Ahora mi meta nada fácil es lograr saber cómo diablos se llaman esos cortes en finlandés :S

5 de septiembre de 2010, 04:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah si, es la tumba de mi abuelo http://www.bradanovic.cl/tomobradanovic.htm

Cuando estábamos en la inopia, más de una vez pensé ir a pelarme el mármol para venderlo ;)

Carlessi o Karlessi tambien son de origen croata y familiares, no se si serán "vampiros de las viñas" como yo.

5 de septiembre de 2010, 11:00

 
Anonymous Anónimo said...

Al igual que el chapulín colorado, lo sospeché desde un principio. Carlessi o Karlessi o Karlezi tenían un origen común. Una pariente tuya está entre las mujeres más ricas de Chile. Entre el 13 y el 16% de Falabella es un número tan grande que ni siquiera sabría leerlo.
Lo del cementerio de Valparaíso me pareció sumamente interesante. Tiene tanto interés histórico como el de Santiago. Lástima el abandono y todo lo que se han robado. Si no te apuras alguien te dejará sin el mármol.

5 de septiembre de 2010, 13:29

 

Publicar un comentario

<< Home