Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Una mina antitanque desintegró la parte delantera de un taxi station wagon a la altura del hito 14, se trataba de un auto peruano que aparentemente intentaba pasar unos fardos de ropa usada por la frontera, el chofer murió de inmediato.

Cada dos o más años pasa un accidente de esos, existe un tráfico más o menos constante de "pistacos" que se arriesgan a pasar contabando en ambos sentidos a través del campo minado por senderos que creen seguros... pero nunca se sabe.

Los gobiernos de Chile y Perú, que están enfrascados en un pleito por los límites marítimos en el Tribunal de la Haya, seguramente tratarán de sacar algún provecho del asunto. Pero no hay nada que hacer, es algo que ha pasado y seguirá pasando, simplemente un accidente por imprudencia estúpida de un conductor de pasar por un campo minado, debidamente señalizado en territorio chileno. El chofer se lo buscó y seguramente servirá de advertencia para otros contrabandistas de que con las bajadas de ríos las minas se han desplazado y ya no hay senderos seguros.

Me trajo a la memoria los años del contrabando a mediados de los ochenta. Estaba terminando la universidad y apareció una gran oportunidad de negocio cuando en Chile colocaron un impuesto específico a los Betamax, se iban a comprar al Perú y volvían de contrabando hasta Santiago con buena ganancia.

En esos años los controles fronterizos estaban a unos 10 km de distancia uno de otro y quedaba en medio una "tierra de nadie" donde no habían ni Carabineros ni Guardias Civiles peruanos. En esa porción del camino se concentraban en la noche cientos de personas, estacionados en los costados y hacían fogatas para orientar a los pistacos que pasaban el contrabando a pie por el campo minado. Era un espectáculo esperar en auto o en camión que llegara la carga del otro lado, una por una durante toda la noche. Allí se encontraba la mitad de Arica entregando o recibiendo contrabando.

En ese tiempo las minas estaban recién plantadas y no se habían movido, circulaban unas fotocopias con mapas rústicos que indicaban por donde era seguro pasar. Después vinieron los aluviones y la utilidad de los mapas se fue al diablo. Ahí empezaron a estallar los pistacos, calculo que no deben ser más de 20 muertos en los últimos 30 años, aunque podría equivocarme.

Ah tiempos aquellos, se viajaba con el combustible mínimo: 5 litros de gasolina, justo para llegar a Tacna con el estanque vacío. En las fronteras se apagaba el motor empujando los autos en las enormes filas que se formaban, todos haciendo lo mismo.

En Tacna existía un itinerario fijo: a almorzar en el Pollo Pechugón, donde iban casi puros chilenos, después a llenar de combustible a un "grifo" donde unos amigos llenaban el estanque pese a la restricción, luego al mercadillo Bolognesi a comprar los betamax que se escondían en Las Vilcas, una zona más o menos rural de Tacna.

Luego venía el gran susto de pasar por la aduana chilena, la sensación era aterrorizante porque las penas por contrabando en esos años eran draconianas. Los Betamax se vendían en Arica o se podían pasar hasta Santiago, con la ganancia de ese viaje se pasaba un mes completo de vacaciones.

Clearo que todo esto es por lo que me han contado, yo jamás quebrantaría una ley: si es cierto no lo recuerdo y aunque lo recordara no sería cierto. Juro que no lo hice nunca ni lo volvería a hacer.

Entre 1985 y 1990 fueron los años del último boom de Arica, gracias al primer gobierno -populista- de Alan García, quien se merece una estatua al lado del General Ibañez, ellos fueron los dos grandes benefactores de nuestra ciudad.

Fueron los años de oro del comercio en la Zona Franca, se contrabandeaba para y desde el Perú de todo: electrónica, relojes, cassettes, licores, todo. Eso originó también un enorme despegue económico en Tacna.

La ciudad de Arica era más linda y bullante, recuerdo como si fuera hoy una tarde de verano en el año 1986, con miles de personas caminando por la costanera sur de vuelta de la playa para sus casas, éramos siempre los mismos año tras año, ese día la tarde estaba maravilosa y pensé que tal vez me había muerto y estaba en el paraíso.

Y en el año 1990 cuando se instalaron decenas de chiringuitos en la Playa Chinchorro y Las Machas: Donde Aliro; los Cariñositos; Donde el Ché, se repletaban de gente. Hasta que a un imbecil alcalde se le ocurrió prohibirlos. La cuidad nunca debió perdonar tamaña estupidez, pero que diablos, tenemos memoria de pez y sabemos que los que votan son estúpidos. No hay nada que hacer. Por lo menos yo jamás lo perdoné.

Pero lo bueno no podía durar para siempre, llegó al poder Fujimori y abrió la economía peruana instalando su propia zona franca en Tacna, lo que fue un duro golpe para las ciudades de Arica y Tacna pero comenzó la modernización definitiva de la economía peruana. Los peruanos en 1980 jamás soñaron lo que llegaría a ser su país el 2010, tal como los chilenos en 1970. Nadie sabe que va a pasar en el futuro, por eso es mejor ni preocuparse.

Etiquetas: , , ,

7 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Cuando viví cercano a la frontera del Paraguay, antes del Mercosur, todo lo electrónico venía de allí. Y otras cosas, como textiles. En algunos pueblos costeros - por la razón que sea, o por el mismo contrabando, donde hay un pueblo paraguayo a la derecha del río hay uno argentino a la izquierda - las casas de comercio atendían al turisa, le vendían, le cobraban y le entregaban la mercadería al otro lado de la frontera, sin riesgo ni inquietud, llevada por boteros que cumplían puntualmente. Cuando la lancha policial pasaba ningún botero estaba a la vista así que supongo que el mecanismo estaba convenientemente aceitado.
Así el contrabando-hormiga funciona como un bono social, dándoele trabajo abundamente a los fronterizos.

27 de mayo de 2012, 19:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Ulschmidt, justo hoy encontré un artículo muy bueno qeu analizaba la economía de la ilegalidad y decía que lo ilegal puedes er considerado como un impuesto o como un seguro, muy interesante, creo que me dará tema para mi columna en La Estrella de este miércoles.

Acá en Arica muchas cosas se venden también entregadas "al otro lado" y así todos ganan ;D

27 de mayo de 2012, 19:48

 
Anonymous vrebolledo said...

JAJAJA: “Claro que todo esto es por lo que me han contado, yo jamás quebrantaría una ley: si es cierto no lo recuerdo y aunque lo recordara no sería cierto. Juro que no lo hice nunca ni lo volvería a hacer”
1.- las minas antipersonal deberías sacarlas todas. Aunque los tipos pasen ilegales no tienen porque morir en el intento. Eso de “iremos desminado progresivamente” es pura estrategia militar hueóna.

2.- El contrabando sigue, pero con otras especies. Acá un buen reportaje de Ciper: http://ciperchile.cl/2009/08/27/vida-al-limite-en-la-frontera-con-peru-i-el-incontenible-flujo-del-contrabando-hormiga/

3.- Donde Aliro era uno de los mejores lugares donde pasar la tarde en playa chinchorro, tanta peruana y boliviana santacruceña guapa que conocí en ese lugar.

29 de mayo de 2012, 12:57

 
Blogger Un Oso Rojo said...

Genial el reportaje compartido por el Sr. Rebolledo. Rayos, creo que hasta reconozco a alguien en las fotos.

29 de mayo de 2012, 18:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pequeñín, como yo no soy humanitario (menos animalista) creo que basta con señalizar el campo minado y tratar que no se muevan del lecho del río seco, que es donde se plantaron originalmente.

Yo colocaría un gran cartel que dijera "de aquí en adelante está minado, si pasa lo hace a su propio riesgo" y listo. No me explico por que no lo han hecho.

En subsidio, si hay que desminar me gustaría que el gobierno comprara unos 100 elefantes y contratara a algunos de esos islámicos que se colocan cinturón con bombas para que los dirijan, convenciéndolos que esas minas son israelitas así es que si les estalla igual tendrán sus 70 virgenes.

Lo que pasa es que falta creatividad nomás.

29 de mayo de 2012, 19:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

ja Cesar, sabes que en Arica ha pasado algo mu curioso con la ropa falsificada, aca ya nadie que se preocupe de su apariencia usa camisas o polos con el cocodrilo de Yacare, con el jugador de polo o con el logo de
Hilfinger, en cambio buscan las camisas con etiqueta peruana que no tiene ningún logo, los logos están completamente devaluados, aunque yo tengo unas polos y camisas con el yacare pero me da lo mismo.

EL colmop son las polos que tienen un jugador de polo enorme bordado, esas solo las usan los washiturros :)

29 de mayo de 2012, 19:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Además el ariqueño o tacneño que no haya pasado contrabando no merece llamarse ariqueño ni tacneño neto, esos son los falsos.

29 de mayo de 2012, 19:43

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas