Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La muerte improbable

sábado, 14 de julio de 2012

Y murió Trinidad Gelfenstein, una chica joven, linda y de familia acaudalada, dueños de una importante empresa constructora. Una rara enfermedad la obligó a requerir transplante de corazón y ambos pulmones, no resistió la operación y murió. A los 17 años, no me imagino un dolor peor para los padres que la sobreviven.

Como tengo la suerte de nos sufrir de envidia de clases, que afecta a la mayoría de mis coterraneos, creo que la muerte de una persona con recursos es peor que la muerte de un pobre. Duele mucho más porque las personas adineradas generalmente sufren menos, están en posición para resolver muchos problemas con su plata, menos esos.

La muerte es inevitable para todos -no debiera inmutarnos- pero la muerte improbable me conmueve un poco, especialmente por los que sobreviven. Es normal que se mueran más viejos y más pobres, porque no hemos ido nunca a un médico, que gente joven y con plata para pagarse toda clase de tratamientos. Deberíamos aceptar la muerte de todos, pero no me gusta la idea que se muera gente con más posibilidades de vivir bien.

Por eso yo creo que los organos para trasplante se deberían vender libremente y la gente que tiene más dinero debería poder comprarlos tal como compra mejores servicios de salud. Eso también ayudaría a los familiares de los donantes. Me parece una estupidez que no se puedan vender los órganos y para los pobres podrían existir perfectamente mecanismos de financiamiento, a través de la caridad o algo similar.

Y al menos cuando yo me muera, pueden disponer de cada uno de mis órganos o tirar mi cadaver para que se lo coman los perros, me da exactamente lo mismo porque nunca he entendido esa macabra costumbre de venerar a los cadáveres.

Pero me encanta la idea que pudieran vender mi flamante hígado, mis pulmones vírgenes y otros órganos que por pudor me abstendré de mencionar, pero que seguramente se encontrarán en perfectas condiciones el día de mi muerte. Menos el corazón, porque tengo la esperanza de morir de un ataque fulminante en la mitad de un agradable sueño. Ese sería mi ideal, aunque rara vez las cosas pasan como uno quiere, no pierdo la esperanza.

Me imagino al Tomás Jr. a la Pilar y a mi querida suegra repartiendose el billete por la venta de mis extraordinarias presas, pensando que por primera vez en su vida me lograron sacar un peso y que, después de todo, no era tan malo. Como todos lo saben no hay finado malo.

P.D. en mi programa para vaciar la mente de problemas insolubles e ideas desagradables, estuve todo el día echado viendo tele. El canal Toros TV, es el único que me llama la atención y pude ver todas las corridas de la semana en la Feria de Pamplona, incluyendo los encierros y una cornada muy sangrienta. También vi una película en HBO que, sin ser una obra de arte, me pareció interesante. Se llamaba "Capturing Mary" con Dame Maggie Smith. Los mantendré informados de mi nueva telemanía que durará hasta que se terminen los problemas... si es que.

Etiquetas: ,

14 Comments:

Blogger Maximo said...

Tomás. No exageres. ¿Los perros?. No me jodas. ¿Tienes algo en contra de los gusanos?.

Y no quieras pasar gato por liebre. Por el hígado no te darían ni dos lucas.

Los pulmones si que serían negocio redondo, se los pelearían, tendrían garantía de por lo menos 50 años…...o más.

13 de julio de 2012, 20:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El funeral de Chuang Tzu

Cuando Chuang Tzu estaba al borde de la muerte, sus discípulos empezaron a planear un espléndido funeral. Pero él dijo: "Tendré como ataúd el Cielo y la Tierra; el Sol y la Luna serán los símbolos de jade que pendan junto a mí; los planetas y las constelaciones brillarán como joyas a mi alrededor, y todos los seres estarán presentes como comitiva fúnebre en mi velatorio. ¿Qué más me hace falta? ¡Todo está suficientemente dispuesto!" Pero ellos dijeron: "Tememos que los cuervos y milanos devoren a nuestro Maestro." "Bien", dijo Chuang Tzu, "sobre la tierra seré devorado por cuervos y milanos; debajo de ella, por hormigas y gusanos. En cualquier caso, seré devorado. ¿Por qué tanta parcialidad contra las aves?"

(Thomas Merton, El Camino de Chuang Tzu)

;D

13 de julio de 2012, 21:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin contar que mi hígado blindado tendría un valor científico incalculable...

13 de julio de 2012, 21:13

 
Anonymous Sigfridus said...

Ehps...y no se transan en el mercado negro los órganos??? el tráfico de órganos es una realidad. Sacando todos los cuestionamientos morales a la venta de órganos, se armaría toda una red de tráfico, como ocurre con niños en Africa; por lo menos Ud. estaría salvado, nadie se interesaría por un órgano tan maltratado como su hígado y no tiene pelo como para colocarlo en otra pelada reluciente. ;-)

13 de julio de 2012, 21:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah miserable, como te atreves a poner en duda la calidad de mi cabellera ¡se la pelearían los genetistas porque DE LO BUENO POCO!

13 de julio de 2012, 23:12

 
Blogger Eva Morano said...

Tomás, deja de ver los Sanfermines por la tele, hombre y vente para acá :)

Así te quitas de los problemas un rato.

Saludos

14 de julio de 2012, 08:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Eso, ahí está la solución! me voy a correr el encierro, me agarra un toro y chao problemas jaja. Veo que la fiesta ha estado buena este año.

14 de julio de 2012, 08:33

 
Blogger Ulschmidt said...

España tiene el record mundial de donación de órganos - precisamente, muchos de ellos los deben juntar en los Sanfermines...

14 de julio de 2012, 09:33

 
Blogger Eva Morano said...

Ulschmidt, es que es parte del Estado del Bienestar :p

Tomás, eso de ponerse delante del toro es para el proletariado.. nosotros disfrutaríamos viendo el espectáculo a lo Ernest Hemingway :)

14 de julio de 2012, 13:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, tal vez no sea buena idea ir a correr el encierro, algún toro cachudo podría dañar mi precioso hígado.

Eva claro que si, Hemingway sabía bien como hacer las cosas: desde el tendido y bien borracho, como debe ser

14 de julio de 2012, 13:28

 
Blogger Nervio said...

Me encantaria eso de comprar organos, yo que necesito corneas podria comprar algun jiñito filipino por unas chauchas.

:D

nahhhh

A mi no me molesto la muerte de esa niña, los enfermos es normal que mueran. Me molesto la muerte de una madre frente a sus hijos por un loco de mierda. Esa es muerte anormal. Bueno por el paco que lo despacho de tres tunazos.

le ahorro al fisco un monton de plata.

14 de julio de 2012, 15:11

 
Blogger Ulschmidt said...

Vaya, vaya, no le tenga miedo al toro! Según mi teoría sólo hay que pararse y espantar al que viene de frente. Lo digo, ejem, por mi larga experiencia ganaderil pampeana. Están asustados, no furiosos, corren porque todos corren y cornean a los que corren delante y elegirán esquivar al que aparece quieto y amenazante.
Bueno, y si estoy equivocado, siempre se puede pedir un transplante de órganos

14 de julio de 2012, 20:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah pero esos son toros de granja pues Uslschmidt. yo no me pararía frente a un toro de Domeq, tal vez a un Miura le haría ¡buuu! :D

Sin ir más lejos aca cerquita, en una chacra del Valle de Camarones no hace mucho, se escapó un torito de su corral y parece que andaba furioso porque embistió a su dueño y lo mató a cornadas y patadas.

Claro que la regla general es que un toro normal no embiste sin provocación, por eso los toreros les dan la espalda, les tocan la frente y todo eso. Igual no me pararía ni en frente de una vaquilla. En verdad hasta los caballos me dan julepe.

15 de julio de 2012, 00:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Nervio, secundo la moción. A esos tipos es mejor matarlos en caliente, por su propio bien y por el de los demás.

15 de julio de 2012, 00:19

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas