Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Todas las variables son sucias

jueves, 21 de febrero de 2013


Mientras tenga un techo donde dormir y amigos que me inviten a comer las preocupaciones económicas no existirán para mí. Así bromeabamos con el gran Tito Torres, que me invitó hoy a un sandwich en el Café del Mar. A pesar de la expansión del universo, que hace que todo engorde, los sandwiches del Café del Mar parece que se están contrayendo. Deben estar haciéndolos con antimateria porque los encuentro cada día más chicos.

Parece que nadie ha pensado en esto, o por lo menos yo no lo había escuchado: si el universo se está expandiendo nosotros mismos también deberíamos estar engordando, desde los átomos hasta las personas y la tierra deberíamos estár todos inflándonos junto con el resto del universo ¿por que no lo notamos? Una explicación podría ser que a nuestra escala el efecto es ininitesimal, otra, que como todo se está expandiendo al mismo tiempo y a la misma velocidad nuestro marco de referencia no cambia, así es que no podemos notar la expansión. La cosa es que a mi querida suegra y otras personas yo si les noto el efecto, están cada día más gordas.

Bueno, después de descuerar a nuestros comunes amigos y comentar las miserias de nuestra querida universidad, terminamos conversando como siempre de física y de ideas locas que se nos ocurren, la verdad es que conversar con Tito es un festín para la imaginación porque como científico, no encuentra ninguna idea demasiado absurda como para que no merezca ser planteada, la expansión de nosotros junto con la expansión del universo es una de esas locuras que preocupan a muy poca gente, pero nosotros la encontramos interesante ¿nos estaremos inflando todos sin darnos cuenta?.

Estuvimos varias horas conversando de todo y muchas podrán parecer especulaciones ociosas, pero yo las encuentro fascinantes, colocaré aquí algunas de las cosas que hablamos antes que se me olviden. Una de las cosas que siempre me ha llamado la atención es la existencia de las constantes universales, que son cantidades que se supone que jamás van a variar (por eso se llaman constantes) y a partir de ellas se pueden derivar todas las demás constantes (por eso lo de universales).

Las constantes universales más conocidas son la constante de Plank, la constante de gravitación universal y la velocidad de la luz en el vacío. Me comentaba Tito que la constante de Plank es pequeñísima (un número por 10 elevado a menos 34) y que si se coloca en cero se pueden derivar todas las leyes de la física clásica de Newton. Plank la descubrió haciendo estudios sobre la radiación de un cuerpo negro y fundamentalmente dice que cuando un electrón cambia de energía de un nivel a otro en cualquier átomo (o sea cambia de órbita), no radía de manera continua sino en saltos que son múltiplos de la constante de Plank.

Esta constante es tan importante, que si tuviese un valor infinitesimalmente distinto, no podrían existir los átomos -no podrían formarse porque serían estructuras inestables. O sea si la constante de Plank en algún momento cambia su valor constante en una vaciación infinitamente pequeña, desaparecen los átomos y  todo el univero material que conocemos.

Otra cosa interesante es la naturaleza "sucia" de todas las variables, donde los sistemas cerrados con variables perfectamente independientes no existen, y un sistema total no es la suma de los efectos de muchos sistemas cerrados como se modela normalmente por simplicidad. El principio de incertidumbre dice en el fondo que la suposición de variables perfectamente independientes es solo una simplificación porque en la realidad todo depende de todo lo demás.

La constante de Plank es un número pequeñisimo pero basta para mostrar que toda la física de Newton es solo una aproximación cuando las cosas son grandes, pero si miramos a nivel atómico ese pequeñisimo número hace una gran diferencia, y como las cosas grandes están hechas de átomos....

La constante de gravitación universal es la más antigua que se conoce, aparece en los Principia de Newton y es también la menos precisa, por la dificultad para medir su valor exacto. Tito me dice que supone que la única variable fundamental que existiría es el campo, que estaría relacionado con el nuevo concepto del eter, supone que todas las demás variables se derivan del campo y serían distintas manifestaciones de este, incluyendo la electricidad, el magnetismo, la gravitación, la existencia de la masa y la materia. Todas serían solo efectos, manifestaciones o deformaciónes del campo o nuevo eter. Bueno, esa es la intuición, ahora le toca probarlo.

En fin, tantas cosas entretenidas para especular, por ejemplo la suposición de que el universo está polarizado, teniendo en el extremo más antiguo a la antimateria y en el más nuevo a la materia, tal como dos polos magnéticos que se repelen y eso podría ser la causa de la expansión del universo. O la idea que la gravitación es un efecto electromagnético, el mundo está lleno de cosas raras y la electricidad está en la base de todo: somos electricidad y si vamos un paso más allá somos campos de fuerzas, nada más. A todo esto un buen resumen de física cuántica para dummies, se puede leer aquí. Ah, si la física se enseñara como es en realidad y no como la sucesión de cálculos aburridos sobre modelos falsos que nos obligan a hacer en la universidad, creo que la gente se pelearía por estudiar física, creo que no hay nada más interesante que eso.

6 Comments:

Anonymous Wilson said...

POr ahi lei que sabriamos que el mundo se hincha porque se caerian los jamones colgados, volumen vs. superficie. :-)

21 de febrero de 2013, 10:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, tal vez mi abultada ponchera se deba a eso y no a la comida y el trago, todo puede ser en la dimensión desconocida...

21 de febrero de 2013, 11:17

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

En cuanto a la "expansión", llevo más de 40 años ejerciendo y desde hace un decenio o más mis pacientes y víctimas del bisturí tienen más y más sobrepeso y las operaciones se hacen más y más difíciles. Aplaudimos las pocas veces que en la mesa de operaciones tenemos a una persona de cuerpo magro, lo que antes era casi habitual. Es una terrible epidemia que parece que no hay manera de pararla.

En cuanto a la física cuántica, es fascinante. Hace años traté de entender un poquito que fuera y descubrí con asombro cómo todo eso del comportamiento de las patículas subatómicas se relaciona con el origen del macro universo y al final concluí que sólo somos, al igual que todo lo tangible que nos rodea, sólo una misteriosa fuerza que lucha contra la entropía. Soy ateo, así que no me vengan con lo de la voluntad divina.

Todo lo anterior es tan misterioso e incomprensible, muchísimo más que la "virginidad" de la madre de Jesús.

Hay temas que la humanidad no está, ni creo que nunca estará, en condiciones de comprender. Siendo así lo más fácil es atribuirlo a una divinidad desvinculada con los conceptos de la física cuántica, átomos y etc. A eso se le llama Fe y es una mera cobardía para evitar enfrentarse a lo inexplicable...

21 de febrero de 2013, 13:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Doctor, lo de la "inflación humana" es el mal de los ricos, cuando yo era chico no tuve nunca un amigo gordo porque todos comíamos muy poco, es curioso porque recuerdo que las pocas veces que teníamos plata comíamos todo lo que ahora prohiben: pan, sopaipillas, huevos fritos, chicharoones de grasa, panqueques, caldo de "sustancia" o cualquier otra comida grasosa que equivalía a comida de lujo (el lujo máximo era el pollo frito con papas idem).

Hoy hasta los más pobres pueden comer casi lo que se les antoje, especialmente masas y azucar, con los indigestos sandwiches chilenos como el hotdog o el churrasco rebosando de palta y mayonesa. Cuando yo era chico jamás me comí un churrasco, creo que gracias al hambre de esos años ahora como y no engordo tanto.

Hace años escribí sobre la opinión que tenía Platon de la gordura, es divertida, está en http://bradanovic.blogspot.com/2006/01/gordos-y-flacos.html

Lo de la fe es otro temazo, parece que casi todo lo hacemos y lo aceptamos por fe, especialmente las cosas que nos parecen más racionales. La fe es lo más divertido que existe, fíjese que yo rezo todos los días para pedir milagros y se los pido a un señor de barba que estoy bien convencido que no existe (y en el improbable caso de que existiera estoy seguro que no se molestaría en ocuparse de mis asuntos). Sin embargo soy un convencido que los milagros existen, tengo muy pocas dudas acerca de eso porque he visto muchos.

O sea creemos en algunas cosas por fe y no creemos en otras también por fe. Es todo muy raro, por eso yo sigo con mi fe del carbonero, rezando para que me lleguen los milagros.

21 de febrero de 2013, 14:23

 
Blogger Ulschmidt said...

Respecto de lo complejo de la verdad verdadera recuerdo ahora un libro de historia de la ciencia "Noticas del Planeta Tierra" acerca de Galileo y su descubrimiento. Para dejar atrás a los escolásticos y aristótélicos gente como Galileo y Copérnico y Kepler debieron en realidad creer en otros esquemas a veces tan abstractos como los previos. Los modelos que predicen trayectorias parabólicas de objetos cayendo y choques elásticos de bolas de billar en realidad son dificilmente observables. Antes de que la balística pudiera integrar el efecto de fricción del aire en las balas y hacer un real cálculo de tiro pasaron siglos. Que dos objetos cayendo en el espacio vacio, martillo o pluma, caerían a la misma velocidad, sólo pudo demostrarse en el primer viaje a la Luna.
Entonces pues hay cierto voluntarismo, cierta Fe en la Razón, en que la Naturaleza está escrita en "lingua matemática" como decía Galileo. Después vendrían muchsa confirmaciones, pero no estaban ahí en el primer momento.

21 de febrero de 2013, 16:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Uslchmidt, y esa fe en la razón y las matmáticas es solo eso, una fe como todas las demás que a veces ha resultado muy provechosa pero que tiene muy poco que ver con la "verdad", es un asunto de fe nomás igual que mi fe del carbonero en los milagros.

No hay que olvidarse que cuando Newton presentó los Principia como la culminación de la ciencia, muchos se la tomaron en serio y hasta crearon la religión newtoniana, así de evidente parecía su modelo, después aparece Plank y chao a todo, la cosa era apenas una aproximación grosera.

21 de febrero de 2013, 16:46

 

Publicar un comentario

<< Home