Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Los nuevos mercantilistas

viernes, 1 de marzo de 2013


Los amigos de la Sociedad Libertaria me invitaron a escribir en su sitio cosa que acepté encantado, así fue como preparé este pequeño texto sobre el mercantilismo que es el viejo y nuevo enemigo de los liberales. El enemigo hereditario. En fin, aqui voy:

El socialismo ya no existe, el ideal socialista murió junto con la caída de la Unión Sovietica en 1990,.Aunque algunos satélites siguieron moviéndose como si tuviesen vida propia. Hoy, hasta en el gobierno de Cuba tienen claro que un sistema basado en la propiedad social es inviable. Es bien probable que Corea del Norte -el último bastión socialista- mute en la misma dirección que Cuba y China. Los dos socialismos reales que quedaban en el mundo terminarán convertidos en negocios familiares aggiornados a una manera bastante capitalista.

Sin embargo los liberales siguen peleando contra un enemigo imaginario, que se murió hace rato. Esto porque en los países democráticos se sigue usando la retórica socialista para seducir a los votantes. El ideal socialista requería que la propiedad privada fuese abolida y reemplazada por la propiedad social o colectiva. Para Marx la abolición de la propiedad privada estaba en el alma del comunismo, mientras esta no fuese abolida las sociedades estaban condenadas a perecer.

Pero no fue el primero, a partir de la ilustración a los proto socialistas ya se les había ocurrido la idea: para Saint Simon la propiedad privada era fuente de desorden y Proudon se hizo famoso afirmando que la propiedad privada era un robo, lo que no deja de ser divertido si consideramos que la víctima de un robo debe ser un propietario. Viktorov, Viceministro de Asuntos Internos de la URSS, escribió:

"La eliminación de la propiedad privada en los medios de producción, la erradicación de la explotación de una persona por otra y la resolución de los antagonismos sociales llevaron a la desaparición de raíces sociales básicas de la delincuencia". 

Obviamente que la delincuencia no desapareció durante la URSS y eso era causa de una profunda verguenza ideológica para ellos. El ideal socialista exige un sistema basado en la propiedad colectiva y eso es algo que ya no existe.

¿Que hay entonces tras la retórica de los socialistas actuales? Es algo mucho más antiguo, que fue el enemigo de Adam Smith cuando escribió La Riqueza de las Naciones: el mercantilismo, un sistema mucho más antiguo y perenne que cualquier socialismo, de larga vida que aparece a través de las épocas en casi todos los sistemas políticos.

El éxito del mercantilismo se basa en que es muy conveniente para incrementar la fortuna de los que están en el poder. Casi todos los monarcas absolutos fueron mercantilistas entre los siglos XVI al XVIII, tal vez por eso Adam Smith lo definió como "la economía al servicio del Príncipe". Los principios mercantilistas eran simples y siguen siendo populares hasta el día de hoy, no ataca la propiedad privada sino que busca políticas diseñadas para aumentar el patrimonio de los gobernantes: fuerte intervención del estado en la economía, regulación estatal del mercado interno, control discrecional de la moneda, subsidio a industrias nacionales, creación de monopolios y privilegios.

La lógica del mercantilismo no es crear riqueza sino atesorarla en manos del estado, hay que recordar que durante el absolutismo la riqueza de una nación era la riqueza personal del monarca. El análisis mercantilista ve la economía como un juego de suma cero donde no hay creación de riquezas, sino solo transferencias, solo se puede ganar algo quitándoselo a otro, entonces la lógica es que para ser rico, un país debe exportar mucho e importar lo mínimo. Por eso los altos aranceles y la protección a la industria nacional y los monopolios, que al final del día eran parte del patrimonio del monarca. 

Han pasado los siglos pero algunas cosas se repiten. Ya casi no existen monarcas absolutos pero en su lugar aparecieron las oligarquías políticas, que hacen fortuna con la administración del poder político. No es mucha la diferencia entre los intereses económicos de Raul Castro y los de Luis XIV. En menor medida pero con iguales intereses, los políticos de los países democráticos alegan por reforzar los principios mercantilistas de los que serán directamente beneficiados.

Y como siempre todo se hará bajo la gran cobertura de los intereses del pueblo y de los más desposeidos: Luis XIV, Raul Castro y Felipe Gonzalez, todos aseguraban que su único interés era beneficiar a su amado pueblo. Y el amado pueblo se lo sigue tragando, una y otra vez. Ya no es el socialismo el enemigo, sino los nuevos mercantilistas.

4 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Termodinámicamente hablando, el mercantilismo cierra el subsistema nacional del global y ello significa inevitblemente perder. Pero hay otros dirigismos que apuntan a ganarse el Mundo - las actas inglesas de Navegación, la promoción de exportaciones industriales de los tigres asiáticos - que han tenido mejor suerte.
Muy bueno su artículo.

1 de marzo de 2013, 08:13

 
Anonymous Anónimo said...

"y Proudon se hizo famoso afirmando que la propiedad privada era un robo, lo que no deja de ser divertido si consideramos que la víctima de un robo debe ser un propietario"

el gen de la ironia no se da entre estos "libertarios". Bueno, tampoco se da entre los testigos de jehova. Es una carencia comun de los dogmaticos.

1 de marzo de 2013, 10:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buena analogía Ulschmidt, un sistema cerrado en algún momento empieza a perder, la entropía no puede disminuir.

Por eso la idea del mercantilismo no es aislacionista sino más o menos depredatoria, la única forma de ganar es quitándole a otros, o sea exportar más de lo que se importa para atesorar la diferencia. De allí muchos modelos como los asiaticos que mencionas: Japón por ejemplo fue durante muchos años completamente cerrado a las importaciones, Corea durante su crecimiento también fue muy mercantilista.

El mercantilismo produce crecimiento pero no es sostenible porque no se puede depredar indefinidamente. Japón, Corea y Taiwan tuvieron políticas mercantilistas exitosas porque contaban con el apoyo de la mayor economía del mundo en un escenario de guerra fria, por eso el chiste de que para crecer hay que declarar la guerra a los Estados Unidos y perderla, aunque ahora ni siquiera es seguro que la guerra se pierda. Corea del Norte le ganó la Guerra a USA y se cocinó en su propio jugo.

La importancia del liberalismo no es tanto haber promovido las empresas privadas como haber puesto freno a los abusos de los gobernantes, que usaban el mercado para enriquecerse a si mismos. El mercantilismo bewneficia principalmente a los que gobiernan y a sus amigos en perjuicio de la gente común y corriente, que sacamos ventajas del libre comercio al poder importar y exportar libremente, lo que produce la división internacional del trabajo.

EL experimento mercantilista más masivo de la historia lo está haciendo hoy China y a mi modo de ver provocará problemas épicos cuando se derrumbe. Buena parte de los problemas financieros del mundo tienen su raíz en el mercantilismo Chino y -yo creo- son solo los síntomas de lo que se nos viene luego.

1 de marzo de 2013, 11:25

 
Anonymous Anónimo said...

"EL experimento mercantilista más masivo de la historia lo está haciendo hoy China y a mi modo de ver provocará problemas épicos cuando se derrumbe. Buena parte de los problemas financieros del mundo tienen su raíz en el mercantilismo Chino y -yo creo- son solo los síntomas de lo que se nos viene luego"

Algunos llevan 20 años predicando el derrumbe inminente de china. Y seguiran por otros 30 o 40, cuando se mueran.

1 de marzo de 2013, 11:37

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas