Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Olor a Chavez

sábado, 18 de mayo de 2013



Justo tenía que bajar al centro a dejar unos papeles a mi amiga doña Eliana Merino. Otro amigo que está fabricando cervezas artesnales me ofreció unas muestras para probarlas y mi buen amigo Jorge del Carpio, del que he comentado acá mismo, me envió un mail contándome que estaba haciendo la más loca de sus ideas Eprendedores en la Calle, no podía perder la oportunidad de saludarlo y ver de que se trataba el asunto. Así es que venciendo mi natural flojera bajé al centro.

En el camino me encontré con Tom McDonnell que se quedó muy impresionado con Jorge y su manera de trabajar, me decía que Jorge es de los que push the envelope, yo no entendí que diablos podía ser eso pero gracias a San Google aprendí que son las personas que llevan las cosas al límite para conseguir lo que quieren. Tiene razón, ya me quisiera tener la tenacidad y optimismo de Jorge, seguro que le va a ir muy bien con Fibras Andinas, viene peleando hace años por sacarla adelante.

Estoy empezando a pensar que el miedo y el pesimismo son lo más peligroso que hay, tenemos que estar preparados a que nos pasen cosas malas y a enfrentarlas en lugar de vivir asustados, claro que como en el chiste del tartamudo, es más fácil decirlo que hacerlo. Acompañé a Tom a un exámen de la vista y después, para olvidarnos de los malditos problemas nos fuimos a tomar unas cervezas, un par de cervezas y se terminan las penas, al menos por un rato.

En la tarde me avisó Tito Torres que nos íbamos a juntar a comer, igual que don Chuma, el maíl terminaba con un solidario no se fije en gastos compadre, lo que me llevó a aceptar de inmediato. Comimos pernil de chancho y costilla derecha a la olla, el grupo de amigos se va a achicando, esta vez éramos solo cuatro y los que no se han muerto están peleados, que diablos. Filosofamos hasta altas horas de la noche  al calor de cuatro botellas de Misiones de Rengo, un buen simposio como siempre.

Me llamó la atención que nadie piensa votar por Bachelet y la criticaron muy ácidamente. Bueno, la muestra no es muy grande pero de los cuatro en la mesa tres votaban regularmente por la concertación de centro izquierda. ¿Hasta que punto está funcionando el teflón de Bachelet, donde nada la ensucia y todo le resbala ? Yo creo que en ciertos segmentos su imagen se ha dañado desde su vuelta a Chile, en todo caso yo prefiero que salga Bachelet que alguno de los tipos que ahora postulan por la derecha.

Hace pocos días Sven Von Appel, uno de los dueños de Ultramar, pidió ser entrevistado y dijo que el problema fundamental estaba en los chilenos que votan, no en los políticos y que lo mejor para Chile sería la llegada de la izquierda comunista al gobierno. Su familia salió rápidamente a desmentirlo, diciendo que sufre de una enfermedad senil desgenerativa, que cosa más chistosa, esos hijos de su madre retratan de pies a cabeza nuestra oligarquía, cuando huelen algo que pueda perjudicar sus intereses son capaces de insultar hasta a su familia más cercana.

Los niños y los locos suelen decir la verdad. Y este es precisamente el caso, yo me di cuenta hace tiempo que el problema está en los que votan, tenemos un electorado estúpido y corrupto, todos empoderados y la única forma de resolver eso es que les den de su propia medicina, que venga un gobierno de izquierda y que manden al diablo el crecimiento. Ojala que se lo roben todo para que les quede claro a los tontos que votan como funcionan las cosas. Por mi que vuelva Bachelet. La opinión de Von Appel es muy lúcida en términos estratégicos, la derecha no tiene nada que hacer en otro gobierno porque gracias a la egolatría de Sebastián Piñera desperdició la oportunidad de cambiar este proceso de descomposición que está en marcha.

Es curioso como la historia se repite: tengo muchos amigos en puestos de confianza -muy bien pagados- dentro del actual gobierno y se van a quedar cesantes si sale Bachelet, es exactamente la misma situación de los tipos del gobierno de la concertación hace cuatro años atrás. Ambos grupos están cebados y serían capaces de cualquier cosa por no perder los buenos sueldos y privilegios. En algún momento la política se convirtió en eso. Hoy las eleciones son entre dos grupos que pelean por buenos sueldos y privilegios, nada más que eso.

Un amigo de izquierda me hacía el siguiente análisis: dice que la descomposición del sistema político es terminal y que en unos años más la cantidad de gente que irá a votar será mínima, entonces tendrán que venir los militares y se tomarán el poder, porque eso es lo que pasa siempre en nuestros países cuando las crisis tocan fondo. Dice que la izquierda oligarquica no puede estar más desprestigiada, pero aquí viene lo inquietante: según su análisis los militares ya no son los mismos de la época de Pinochet, aislados y obedientes, sino que están mucho más mezclados con la gente, mandan a sus hijos a la universidad y ellos mismos hacen posgrados o se casan con profesionales, entonces -según mi amigo- el futuro gobierno militar será de un socialismo con la gente, porque los chilenos somos genéticamente socialistas. Creo que el análisis es correcto, puede ser predictivo y el olor a Chavez me parece inconfundible. Espero que mi amigo se equivoque y que Von Appel tenga razón. Por eso yo estoy firme con Bachelet.

19 Comments:

Anonymous Kirill said...

Socialismo o morir!

18 de mayo de 2013, 12:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja Patria o muerte ¡Venceremos!

No, creo que ese socialismo no es factible en Chile, la izquierda acá no recoge ni un 5% de los votos y en los jóvenes prácticamente no tiene arrastre, tal vez un populismo a lo Kirchner, es muy difícil de predecir.

18 de mayo de 2013, 12:25

 
Blogger Ulschmidt said...

No, no, creo. UN imbécil como Kirchner es un producto típicamente argentino.
Sabe, a lo mejor Piñera era la derecha posible, y de todos modos el país creció un buen rato y se ventearon los puestos públicos.

18 de mayo de 2013, 12:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulschmidt, en Chile tenemos varios proyectos de K con buen verso, demagogia y cero escrúpulos, lo que pasa es que no han podido llegar. A nuestro actual presidente no lo tragan, fue una peste de egolatría, prefiero a Bachelet para que se agudizen las contradicciones.

Aparte de la economía -que ha andado muy bien por el precio de los metales- los chilenos andan muy mal (hasta en Bolivia la economía anda bien).

Creo que Von Appel dió en el clavo en que necesitamos que los comunistas y otros tontitos de la izquierda lleguen al gobierno, allí la gente raccionaría y terminarían por desaparecer del mapa político.

Hay una especie de cáncer en la mente de las personas, anoche conversábamos de una tipa que fue cajera ejemplar de un supermercado durante 10 años hasta que se robó como 20 mil dólares en un par de días para "pagar sus deudas", bueno, eso no tiene nada de raro pero lo curioso fue la manera de pensar de algunos amigos que decía que la "pobre mujer" fue obligada por el sistema a robar, un sistema perverso que la indujo a endeudarse en TV plasma y autos y después a tener que robar para pagar sus deudas. Cuando la gente empieza a pensar así es que estamos tocando fondo y se necesita un remezón muy fuerte que ningún político actual puede está en condiciones de dar.

18 de mayo de 2013, 12:54

 
Blogger Maximo said...


Von Appen tiene toda la razón, por algo lo criticaron tanto, en Chile solo se critica de esa forma a los que tiene la razón. El chileno medio esta totalmente volado con el boom económico, cuando esto termine culparán al capitalismo y no a la imbecilidad. Así es siempre. ¿Te acuerdas del dólar a $39?.
Lo que dice tu amigo sobre los militares es bastante cuerdo, aunque la historia se escribe de las maneras más diversas.
Y no seas pesimista, los amigos serán cada vez menos y los cuatro Misiones de Rengo durarán más. Hay que buscarle el lado bueno. Jajaja.

18 de mayo de 2013, 15:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Estoy de acuerdo con eso, la virulencia de las críticas a Von Appen -incluso desde su familia cercana- muestran que dijo una verdad desagradable y que duele mucho enfrentar, frecuentemente las ideas que provocan llamados a la funa y escarche es porque son lúcidas y peligrosas para ciertos grupos de interés, creo que por eso es que a Jaime Guzman lo veían como un tipo tan peligroso y finalmente lo eligieron para matarlo.

Ah y los amigos muertos no me apenan nada, mas hay para tomar y comer a los que quedamos vivos, además morirse no es nada del otro mundo, pasa a cada rato ;D

18 de mayo de 2013, 16:13

 
Anonymous Claudio said...

Los militares convertidos al socialismo?... no sé, tengo varios amigos miltares y su posición más íntima es una enconada animadversión contra todo lo que huela a comunacho. Siempre los hijos de los militares han estudiado en universidades y tienen familiares en los más diversos sectores sociales, incluso familiares comunachos.

Pero de ahí a concluir algo respecto a un cambio dramático hacia el socialismo, creo que más bien los zurdos quieren o necesitan creer que se daría este viraje. Espérense sentados.

18 de mayo de 2013, 19:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que pasa es que el socialismo no solo es de izquierda, muchos generales en los setentas, cuando todavía no estaba bien definido quien y cuanto mandaban eran muy colectivistas, la ley que traba la explotación del litio, la no incorporación de las FFAA al sistema de AFP y la mantención de Codelco en manos del estado son algunas muestras de cosas que fueron "políticamente inviables" aún en los años del General Pinochet.

El socialismo o colectivismo cruza izquierda y derecha en Chile, son bastante pocos los que tienen preferencia por la libertad, probablemente esto tiene que ver con la gran clase media y de aspiracionales que tenemos, la mayoría buscadores de seguridad al mínimo costo.

18 de mayo de 2013, 20:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Otra cosa es que lo que piensan los militares no es homogeneo, recuerdo que el general Cheyre era la gran esperanza blanca que tenían los mandos del Ejército a fines de los noventas, fue criado para comandante en jefe y resultó un completo fiasco, ahora anda dando conferencias tratando de pasar por "intelectual". No es el único caso.

18 de mayo de 2013, 20:38

 
Blogger Maximo said...

Otros colectivismos de la Dictablanda: El famoso lucro en la educación; no privatizar la U. de Chile y la de Santiago; no permitir la venta de playas (sin eso no es posible fomentar el turismo a gran escala); no permitir la explotación privada de petróleo (exista o no exista petróleo). Hay varias muestras del gen colectivista chilensis.

18 de mayo de 2013, 21:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay varios ejemplos, hasta mediados de los 90s en los regimientos existían "Centrales de Compras" (economatos), etc.

Todas esas cosas hacen crecer mi admiración por economistas como José Piñera, Miguel Kast, Alvaro Bardon, Pablo Barahora, Sergio de la Cuadra y Hernán Buchi entre otros. Nunca tantos le debieron tanto a tan pocos. Cada peliento empoderado de hoy le debe la mayor parte de su bienestar a los mismos contra los que despotrica, sin ellos muchos estarían cesantes y muertos de hambre, como en Venezuela.

18 de mayo de 2013, 21:29

 
Anonymous Gustavo said...

La dictadura fue una rara amalgama entre sectores nacionalistas-colectivistas (con toda su cháchara típica) y capitalistas. De ahí quizá esa especie de sistema que, por una parte incentivava el emprendimiento privado, y por otra le ponía sendas trabas. Pero eso era esperable dentro de ese contexto absolutista. Creo que lo mejor para Chile es que la derecha continúe en el poder, pero que abandone las banderas izquierdistas que ha tomado y liberalice aún más el mercado.

18 de mayo de 2013, 22:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En los comienzos del Gobierno Militar hubo muchos grupos peleando por llevar la batuta ¡hasta Eduardo Frei Montalva quería ser presidente! habían radicales como escobar, demócrata cristianos, gremialistas que durante unos años coquetearon con el corporativismo (después Jaime Guzman renegó de esas ideas, probablemente aconsejado por Jorge Alessandri a quien admiraba mucho), habían militares estatistas como Danus, infiltrados del gobierno de USA como Willowgby (o como se escriba), en fin, había de todo.

Los economistas liberales fueron llevados por la armada y deben haber tenido un poderoso aliado en el coronel Lackington Montti, la historia de ese coronel (judío si no me equivoco) es extraordinaria, algo escribí sobre el en http://bradanovic.blogspot.com/2011/08/janis-joplin.html debe haber sido el primer Chicago Boy.

Es difícil que la derecha política actual liberalice nada, son una escoria muy similar a la izquierda, sufrieron una metamorfosis parecida a la de los exiliados en Europa, perdiendo no solo ideales sino también los escrupulos. Ahora solo les interesa tener acceso al billete y privilegios fiscales, ni muertos achicarían el estado.

18 de mayo de 2013, 23:17

 
Anonymous Wilson said...

El abandono de los milicos procesados por DDHH por parte de la derecha, con incluso el incremento de la persecusion por parte de Tatan, y el abandono de hasta la apariencia de legalidad de los procesos, deben haber escarmentado a los milicos.
Dudo mucho que esten muy dispuestos a "pronunciarse" y solo lo haran obligados, ya sea por una nueva intentona de tomarse el poder de la izquierda o por la anarquia descontrolada a causa de la tolerancia de los gobiernos.
Coincido en reconocer su tendencia socialistona tan chilensis (o latinoamericana) de creer que mas estado central es la solucion mentolatum, pero tengo la esperanza en las generaciones que se formaron durante el GM y la cultura anti izquierdista del ejercito y la marina,pero es una apuesta que no quisiera hacer...

19 de mayo de 2013, 00:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, no creo que afecte para un eventual golpe en el futuro, esas cosas rara vez se calculan, pasan siempre en caso de extrema necesidad, así ha sido siempre en todas partes, cuando la república se cae llegan los militares.

Lo de los DDHH creo que ha sido culpa compartida por políticos y los propios altos mandos, incapaces de reaccionar honorablemente en su momento. Pasaron de un extremo al otro, esas actitudes cíclicas más que amedrentar solo incuban resentimiento para más adelante.

En ningún país decente se le falta el respeto a las FFAA o se abusa de poder contra sus integrantes, pero estamos en América Latina donde todo vale, por eso cada ciertos años aparece una epidemia de golpes de estado en la región. Basta leer un poquito de historia. Los que dicen que "nunca más" no tienen idea de lo que hablan, eso es negar la historia y esconder la cabeza como las avestruces.

El problema de los golpes militares, especialmente en lugares con FFAA tan jerarquizadas como Chile, es que vamos a la suerte de la olla y depende quien esté al mando y tome decisiones en su momento, es completamente impredecible lo que pueda pasar.

Gustavo -alerta de troll- modérate.

19 de mayo de 2013, 02:04

 
Blogger Ulschmidt said...

Yo creo que fue un gran ciclo el de las dictaduras militares, en Sudameica, y ya terminó. Empezó mas o menos cuando la crisis del 29 hizo colapsar las economías exportadoras de commodities que habían sido tan prósperas. Antes de eso hubo muchas revueltas cívico-militares pero no eran golpes de las Fuerzas Armadas como tales.
Algo que ayudó a preparar el terreno fue el servicio militar, que les dió tropas permanentes y abundantes en tiempos de paz. Antes de eso las milicias se minimizaban en Sudamérica salvo en las guerras.
Vinieron a "corregir" y normalmente la embarraron. Y los del otro bando aprendieron a usar el mismo recurso, acudir a los cuarteles y asi hubo golpes timoneados por nacionalistas, por liberales, hasta por izquierdistas como Alvarado en Perú.
USA los bendijo como medida anticomunista en general y para defender ciertos intereses de sus companias a veces. El castrismo las ayudó porque propagó el guerrillerismo y esto, claro, justificaba a las FFAA metidas en política.
Las últimas dictaduras fueron las más bravas en cuanto a represión, la mayoría terminó mal. La chilena debe se la que mejor salió por el tema económico y la argentina la peor porque hasta inventaron y perdieron una guerra con Inglaterra para solucionar su salida.
Después todo el ciclo cambió y ahora además estamos en otra etapa expansiva económica por las materias primas, la democacia se viene practicando hace unas décadas, en fin, no creo que vuelvan.

19 de mayo de 2013, 07:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, lo único constante es nuestra mala memoria. Me acuerdo en los años 70 todos creíamos igual que en Chile "jamás" iba a haber un golpe porque los militares no hacen esas cosas, Lo que nadie recordaba era que en los años 30 (40 años antes) la Escuadra se había alzado contra el gobierno y hasta hubo un intento por bombardearla; en 1924 Marmaduke Grove, que llegó a Comandante de la Fuerza Aerea había encabezado el "ruido de sables" virtual golpe que botó a Alessandri; que Ibañez era un eterno cosnpirador con innumerables intentos de golpe y algunos años despuiés el mismo Grove provocó una "república socialista" de muy corta vida. Eso era lo que todos creíamos que no había pasado ni pasaría nunca en Chile.

Todas estas cosas son cíclicas, pasan una y otra vez desde antes de los griegos y no tiene nada que ver con que lo hagan bien o mal (es cosa de ver cuantos gobiernos peronistas en Argentina o en Chile que estamos listos para reelegir a Bachelet), da lo mismo como lo han hecho. La descomposición política trae a los militares al gobierno, siempre ha sido así y tiempo más o menos creo que así seguirá siendo.

Son ciclos de 4 o 5 décadas, causados por la naturaleza de la política y los políticos. Ningún país está libre de golpes militares y donde menos hay es donde se respeta mucho a las FFAA y les esconden todos sus escándalos bajo la alfombra (como USA por ejemplo), en esos países no hay golpes en mucho tiempo porque la gente tiene más sentido práctico.

En América Latina la gente es tonta, apenas se sienten un poco seguros creen que nunca más les pasará nada, y se ponen a insultar igual que los perros que ladran detrás de la reja, al final los muerden y andan llorando. Es la naturaleza humana.

19 de mayo de 2013, 09:55

 
Anonymous Wilson said...

Hasta hace unos 7 u 8 años, la compañia de tabaco aportaba mas al estado que Codelco. El cobre estaba a cerca de un dolar y el costo, de Codelco, a 70 centavos. Hoy el costo de la estatal "estaria" cerca de los dos dolares...
El auge de las materias primas, como casi todo, no es permanente, diosito nos pille confesados si el precio vuelve a cercarse al costo.
Los candidatos ofrecen este mundo y el otro, presumiendo que los ingresos extraordinarios seran permanentes, y aceptan cualquier tontera exigida por los "movimientos sociales" .
Ingresos no permanentes y compromisos de gastos permanentes llevan rumbo de colision.
¿Sera muy tarde para entrar a la Escuela Naval? ;-)

19 de mayo de 2013, 12:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En las grandes crisis solo pierden los que tienen mucha plata y los que tienen miedo a quedar pobres. Los que vivimos pobres y felices seguimos igual nomás :D

19 de mayo de 2013, 13:07

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas