Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El problema de la herencia

lunes, 10 de marzo de 2014


Tal vez mi poca sensibilidad ante las muerte de familiares y amigos se deba a que cuando era chico y algún pariente con plata se moría, después de las condolencias y la cara de circunstancias, venía la lectura del testamento y -siendo los más pobres de la familia- normalmente nos caía alguna herencia. Entonces venía la fiesta, porque la herencia normalmente eran muebles, enseres y cachureos que era muy exitante recibir y revisar.

Cuando murió mi tía monja, María Elvira Pérez Labra, que tenía un genio de los mil demonios y a mi mamá -que fumaba mucho- le decía que tenía "olor a azufre", nos dejó todos sus muebles, que eran enormes y habían estado en la familia desde el siglo diecinueve: unos roperos enormes de madera fina, cómodas y veladores con cubierta de mármol, que terminamos vendiendo a los sepultureros, tuvimos buenos almuerzos gracias a esas cubiertas, en fin, fue una caja de sorpresas. Por eso cuando alguien de la familia se estaba muriendo yo pensaba que cosa nos iría a tocar de herencia, jamás se me ocurrió sentir pena ni nada por el estilo.

A propósito de los muebles de mi tía María Elvira, años después descubrimos que tenían cajones secretos, pero en lugar de barras de oro encontramos los cilicios, unos cinturones com púas que seguramente usaba para pagar sus pecados, reales o imaginarios, unos cuadernos viejísimos con ingenuas poesías escritas a Jesucristo,  y varios ejemplares del diario "El Ferrocarril" de fines del siglo XIX, yo leí muchas veces con cuidado esos diarios, tratando de buscar cual era la noticia tan importante como para guardarlos en un acjón secreto por tantos años, pero no encontré nada. En todo caso nos sirvió para inventarle historias y reirnos de la pobre viejita cascarabias.

Otra herencia memorable que recibimos fue de mi tío Arturo, famoso presbítero de la catedral y forrado en millones, yo fui con mi mamá a la lectura del testamento que esperábamos todos con expectación, aunque me tuve que quedar esperando afuera. Dice el mito familiar, que el tío Arturo colocó en su testamento que desheredaba a sus sobrinas "porque eran unas yeguas", dejando toda su fortuna a la caridad. La cosa es que mi mamá y mis tías salieron furiosas, con cincuenta escudos en efectivo cada una. Hoy la Fundación Monseñor Arturo Pérez Labra tiene una cadena de colegios y yo pienso que podríamos haber tenido toda esa plata en lugar de amargarle la vida a miles de delincuentes en potencia durante años, enseñándoles cosas perfectamente inútiles.

Mi mamá dijo que teníamos que quemar rápido toda esa plata o nos iba a traer mala suerte, así es que fuimos al supermercado Pre-Unic (creo que estaba en la calle Puente) y por primera vez en la vida repletamos el carrito con todo lo que encontramos a mano, inclusive unos palmitos en conserva que eran importados, un lujo asiático en esos años. Como nos sobró plata nos fuimos al Chez Henry de la Plaza de Armas y almorzamos lo más caro que tenían, no recuerdo si fue langosta o algo por el estilo, pero fue carísimo. Y como todavía quedaron unos pocos escudos y no se había terminado el día, pasamos al Portal Fernández Concha y me compraron unos guantes y un gorro de cuero, forrado y con orejeras. Nos gastamos en el día hasta el último centavo. Claro que la mala suerte nos siguió persiguiendo, como siempre.

La herencia es un problema, cuando uno ha juntado plata y bienes durante su vida, alguien se tiene que quedar con todo eso después de estirar la pata y lo natural es que sea su familia directa: esposa, hijos, sobrinos o lo que corresponda. Esto no solo es natural sino que además legal, ya no se puede desheredar a alguien como se hacía antes y el solo hecho de ser hijo, cónyuge o sobrino califica al heredero para quedarse con la pasta, aunque al finado no le hiciera la maldita gracia.

Y ese es el problema de la herencia: alguien recibe cosas solo por haber nacido, sin haberlas ganado ni movido un solo dedo, incluso aunque el finado no tuviese intención de legarle, le corresponde por el accidente biológico de haber nacido y tener un vínculo genético con el muerto. No voy a discutir si es justo o no, la justicia se la dejo a los jueces, pero si es causa de varios problemas. Por ejemplo un hijo que hereda una fábrica siendo que odia el negocio y se ve comprometido a llevarla adelante por presiones familiares. Heredar un negocio es un verdadero problema.

Conversaba con un amigo el otro día, que es de familia de plata y me decía que el adora a su papá y le agradece todo lo que le ha dado, pero ni muerto está dispuesto a seguir sus pasos, que su peor pesadilla es ser considerado "el hijo de" y que -mal que le pese- todos los amigos de su padre le decían "junior", eso era lo peor para él y por lo mismo se convirtió en la oveja negra y no aprovechó ni una sola de las oportunidades que le dieron después de terminar sus estudios. Lo entendí perfectamente, creo que en su caso yo habría hecho lo mismo, exactamente lo mismo.

Pero yo tuve más suerte,porque por esas cosas de la vida mi papá -que tuvo muchísimo dinero- se murió indigente, así es que no tuve a nadie que me haga sombra y seguramente el Tomás Jr. va a tener la misma suerte porque yo no pienso dejarle ni un solo centavo. Aunque pensara las probabilidades de que muera en la miseria, igual que mi señor padre, son abrumadoras, no hay de que preocuparse entonces.

Nada mejor que no dejar herencia para que no se convierta en botín de guerra entre los herederos, cuando murió mi mamá dejó una pequeña casa en la población 11 de Septiembre de la cual mi hermana me cedió gentilmente sus derechos para venderla, en una suma ridícula, pero peor es nada. Por lo menos no peleamos por el hueso como ocurre a veces en otras familias.

Pero yo iba a escribir de otra cosa en relación al problema de la herencia, pero ya me extendí demasiado, obligado a dejarlo para mañana. Se viene la segunda parte. Y a propósito acabo de subir mi clase Nº 4, esta vez grabada en el teclado grande que suena mucho mejor. El video está 100% crudo y no edité nada, salen todos mis errores, creo que es mejor así, para que vean que la cosa me cuesta bastante, Aquí va, enseño a tocar "Perhaps Love" y un ejercicio en ritmo de cumbia. Véanlo.

15 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Que bueno recibir una herencia! De esas inesperadas. En mi experiencia sólo le sucedia a los personajes de Disney - como al Pato Donald, y al final le cepillaba todo su tío Rico Macpato -
Aquí no recuerdo que nadie escriba testamento - debe haber desventajas legales - y si hay "donaciones en vida", que evitan los altos impuestos de las sucesiones.

10 de marzo de 2014, 12:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para nosotros era costumbre, pariente que se moría, algo dejaba. Así la pena se amortiguaba bastante ;D

Las donaciones en vida son lo más lógico, pero también tienen sus problemas, nadie se quiere deshacer de sus cosas hasta el último segundo, ni siquiera en manos del cónyuge. Yo al contrario, mientras menos activos posea mejor, porque así soy inembargable ;D

10 de marzo de 2014, 13:04

 
Blogger Jose Cornejo said...

Hola tomás! El tema del "legado", "herencia" o lo que fuere siempre será problema hasta para la familia más piola y madura. si muriese ahora, lo unico que podrían heredar sería mi pequeño arsenal, mi auto y unas cuantas calillas. así como también los 10 palos verdes que tengo ahorrados en la AFP.

El tema siempre genera discusiones, ya que siempre habrá quién no quede conforme con su tajada de la torta.

pero quiero hacer un paralelo con el "legado" que nos deja Piñera ya que mañana le devuelve la banda a la marioneta de no todos los chilenos. esta "herencia" que nos dejó su mandato de 4 años de piñericosas no deja conforme a nadie. ni a la derecha que terminó por destrozar así como a la neoderecha que tampoco queda conforme y por ende se agarrará de la figura de on Piñi para el 2017.

Lo que le hereda al gobierno de la marioneta, es un regalo envenenado.

10 de marzo de 2014, 14:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Piñera dejó una herencia maldita. Hoy destaparé una cerveza para celebrar que se fue para la casa y para hacer un exorcismo cosa que no vuelva más a aparecer en política. Es de lo peor que hemos tenido.

10 de marzo de 2014, 14:44

 
Blogger Ulschmidt said...

fui a verlo. En la Argentina, no puedes dejar enteramente fuera a los herederos forzosos ( hijos, cónyugue, y padres) por testamento.
Si tienes hijos, sólo puedes testar un 20% de tu vienes a otras personas.
Si cónyugue, una mitad.
Si padres vivos, un tercio debe reservarse.
Pero tíos, primos segundos, etc... pueden ser esquivados - o especialmente premiados - a voluntad.
No está tan mal.
Seguro no es de uso extendido porque no le conviene a los abogados.

10 de marzo de 2014, 14:51

 
Blogger Ulschmidt said...

Bienes, dije, no vienes !
(este teclado, cada vez más analfabeto, psss...)

10 de marzo de 2014, 14:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En Chile es parecido!

(cito de la biblio del congreso)
Son obligatorio los alimentos forzosos que el difunto debía por ley, deben pagarse con cargo a los bienes de la herencia.
Las legítimas que se componen por el 50% de los bienes (mitad legitimaria) y les corresponde a los herederos como el cónyuge, descendientes o ascendientes (padres y abuelos)
La cuarta de mejoras se compone del 25% de los bienes y con ella se puede favorecer la cuota de determinados herederos (cónyuge, descendientes o ascendientes). El 25% restante, llamada "cuarta de libre disposición", puede dejarse libremente a cualquier persona.

En resumen, el 50% de los bienes va a los herederos forzosos, el 25% va para mejorar a alguno de los beneficiados por la primera mitad, y el otro 25%, a quien el testador desee.

10 de marzo de 2014, 15:01

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tomás yo mañana destaparé una escudera fría para celebrar que se fue y buscaré a un cura amigo experto en exorcismos para lo mismo... aunque me cuentan que la pensará 2 veces si quiere volver el 2017... correrá peligro.

10 de marzo de 2014, 15:06

 
Anonymous Wilson said...

Hoy, Tatan tiene opciones optimas para ser elegido en 4 años; ni aunque le fuera increiblemente bien a la Gordita, cosa sumamente improbable, sera el mejor posicionado de la centro derecha y del centro y la galla tendra un buen recuerdo.
Si ya se que es intolerable tener que pensar eso, pero me temo que es realista.
No se brindar por su salida, creo que la Gordi inaugura una etapa de lo peor. En fin brindare por los amigos mejor.

10 de marzo de 2014, 17:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah en política nunca se sabe, muchas cosas pueden pasar en cuatro años. Además la maldición gitana de los bradanovich es potente y efectiva, ya está lanzada.

10 de marzo de 2014, 18:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Después de piñera y sus amiguis me está empezando a caer bien la concertación ;D

10 de marzo de 2014, 18:14

 
Anonymous Wilson said...

Es que la memoria es fragil, pero en unos 6 de meses de Gordi la recobraremos ;-)

10 de marzo de 2014, 19:26

 
Blogger Nervio said...

yo no soy pariente de naiden

10 de marzo de 2014, 20:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Esperate nomás cuando estés por estirar la pata, todavía vas a estar tibio y van a empezar las peleas por el rayo de la muerte y una que otra cosilla que dejes de herencia muajajaja!

10 de marzo de 2014, 20:41

 
Anonymous SEBA said...

Lo hizo bien Piñera.

En realidad hizo más de lo que se esperaba, debió hincar más el diente en seguridad ciudadana eso sí..

Otra cosa es que sea cabron, en eso nadie le gana ( salvo Ossandon posiblemente y Allamand)

10 de marzo de 2014, 23:35

 

Publicar un comentario

<< Home