Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Los setentas

viernes, 18 de abril de 2014


La música tropical está de luto, primero se mata el gran Cheo Feliciano y ahora García Marquez, autor de la cumbia "Macondo"

Los cien años de macondo sueñan, sueñan en el aire, 
y los años de Gabriel Trompetas, trompetas lo anuncian, 
encadenado a macondo sueña, don José Arcario, 
y aunque él la vida pasa haciendo, remolino de reacuerdos. 

Ah es solo broma, la cumbia es de Oscar Chávez y el muerto es el escritor, era la crónica de una muerte anunciada, ¡diablos, hoy si que es mi día de chistes horribles!.

Si mal no recuerdo leí "100 años de Soledad" en 1971, me gustó mucho y fue uno de los libros que me llevé para vacaciones ese año, privilegio que tenía como cliente frecuente de la estupenda biblioteca del liceo. En 1970 me llevé "Rayuela" y en 1972 mis vacaciones fueron con "El Castillo", este último fue el único que ha soportado el paso del tiempo, los otros dos, aunque me gustaron mucho en su época, con el tiempo dejaron de gustarme.

No recuerdo ni una sola línea de "100 años", de "Rayuela" recuerdo bastantes porque lo tuve que leer como 5 o 6 veces para entender de que diablos se trataba. "El Castillo" en su momento fue como un mazazo en la cabeza, tengo imágenes y sueños de ese libro, que es muy visual, como todas las novelas de Kafka.

Los libros de García Marquez están todos muy bien escritos, la facilidad para redactar bien que tenía era endiablada, tal como su clon de bajo presupuesto Isabel Allende, ambos tienen un tremendo talento natural para redactar pero esos libros los leo más de dos veces y me dan nauseas.

Hay dos que todavía me gustan, uno se llama "Cuando era feliz e indocumentado" y es una serie de crónicas periodísticas que escribió cuando era jóven, creo que está lo mejorcito de su prosa en esas crónicas escritas a la rápida. El otro es "El coronel no tiene quien le escriba" tal vez porque he pasado un par de veces por experiencias parecidas a la de ese cuento. En todo caso creo que el nobel fue especialmente inmerecido, sobre todo existiendo Borges.

En todo caso son libros que me traen buenos recuerdos, de la adolescencia 15, 16, 17, 18 años en Ancud, uno de esos años, un verano fue cuando me sentí más cerca de mi mamá y pensé con espanto que un día se iba a morir, probablemente antes que yo. Cuando finalmente se murió -muchos años después- no me dió nada de pena. Ya había crecido y la adolescencia había pasado hace rato, igual me acuerdo de esos años: Silo, marihuana, borracheras en "La Golosina", depresiones, política. Buena época, García Marquez para mi fue los setentas.

A otra cosa, ando muy ocupado con "VBA Práctico: inventarios y cuentas corrientes", el nuevo curso online que estoy grabando, ya llevo las primeras 6 clases y le he puesto mucho más trabajo que a todos los demás juntos, algunas clases las voy a rehacer por problemas de sonido y otras por errores en los contenidos. Los cursos pasados jamás los corregí pero creo que este si me voy a tomar el trabajo de corregirlo, porque también lo pienso usar para mis clases en la universidad.

Todo va bien por el momento, estoy al día en todo, me estoy divirtiendo con las clases y tengo un poco más de plata de la que normalmente gasto ¿que más podría pedir? un Ferrari no estaría mal, pero tampoco hay para que ser ambicioso.

8 Comments:

Blogger Pablo said...

A pesar que soy buen lector, de GGM sólo leí 100 años de soledad, que me gustó pero no me mató. Ahora van a salir todos con cara de pena hablando de lo bueno que era, cuando con suerte conocían los títulos. Me recuerda cuando murió Bolaños y una mina de la tele dijo que había muerto Chespirito.....todos se burlaron de ella, y seguro que ni sabían quien era el muerto....

18 de abril de 2014, 02:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para mi fue una tremenda falta de respeto hacia el gran Chespirito que lo hayan confundido con el escritor nauseabundo, hipster e insoportable ese :D

18 de abril de 2014, 02:55

 
Blogger Ulschmidt said...

Borges dijo una vez "Cien años..." es muy buen libro, pero le sobran como cincuenta años. A mí me pasó igual, me entusiasmó muchísimo pero no pude terminarlo.
!El coronel no tiene quien le escriba" y "crónica de una muerte anunciada" fueron más manejables.
Ni qué repetir, como Ud., que GGM tenía una redacción perfecta.
De todos modos "mí" saga familiar de varias generaciones que además describe una comarca es "Al Este del Edén" de J Steinbeck, porque la leí primero y ocupó ese lugar en mi biblioteca mental.
Cortázar para mí son sus cuentos - la noche boca arriba, cartas de mamá, Circe, Autopista Sur - Kafka es "Metamorfosis" - el cuento perfecto -
Si alguna vez cae en sus manos "Cuentos fantásticos" de Bioy Casares, léalo, que seguro no se va a arrepentir.

18 de abril de 2014, 08:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

De Bioy Casare tengo que leer mucho má, es otro monstruo, tal vez su amistad con Borges lo perjudicó o le hizo sombra pero los dos que he leído de él, La invención de Morel y Seid problemas para don Isidro Parodi son tremendos libros, este último creo que lo escribió con Borges. Que pedazo de escritor. Voy a buscar los "Cuentos fantásticos" que no lo he leído.

18 de abril de 2014, 10:38

 
Anonymous Anónimo said...

Para mi es mucho más lamentable la muerte de Cheo Feliciano. Y por televisión y la prensa escrita apenas lo han mencionado.

18 de abril de 2014, 16:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gigantesco el Cheo Feliciano, rey del bolero y de la salsa, al menos se murió después de una timba.

18 de abril de 2014, 17:03

 
Blogger Frx said...

Yo cuando leí 100 años de soledad lo encontré espectacular, después leí El amor en los tiempos del cólera e igual me gustó pero no se compara con 100 años. Sobre Isabel Allende tenía que leer El plan infinito pero no pude, lo encontré aburrido y trillado, ni por cumplir el deber de leérmelo para la prueba pude, además que antes de leérmelo había leído una entrevista a Germán Marin donde no le daba mucho merito a Allende precisamente. Pero en estos años se han muerto puros grandes, pero demás que Ozzy Ousborne estira la pata después de todos XD.

18 de abril de 2014, 17:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja cuando se muera Ozzy va a ser como la extinción de los megaterios

18 de abril de 2014, 17:46

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas