Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El sistema para hacerse millonario, parte 2

viernes, 2 de enero de 2015



La visión no es propaganda, sino lo más importante de todo
En la entrada anterior describí el sistema de manera más o menos general, vamos al detalle. La gente que no entiende de estrategia piensa que la visión es un chamullo más o menos poético que se hace con fines promocionales. No es así, la visión es todo y el sistema no es otra cosa que una implementación de esa visión. Entonces lo más importante es decidir bien que es lo que queremos realmente en el futuro, esta es una decisión muy estratégica porque cuesta mucho revertirla.

Cuando la visión se equivoca
Por ejemplo dijimos que las personas se dividen entre los que prefieren un trabajo asalariado, sacrificado y seguro o bien un sistema de inversiones especulativas, agradable y riesgoso. En efecto, cuando alguien decide ser asalariado le costará mucho revertirlo porque se acostumbrará al salario, modelando su vida en torno al ingreso fijo de cada fin de mes.

Claro que podría quedar cesante -una realidad cada vez más probable en Chile actual- pero esa cesantía será una tragedia porque su sistema de vida ya está armado en torno al sueldo seguro y sacrificado. Si trata de convertirse en empresario, seguirá pensando que basta con "esforzarse" para que le vaya bien. Ese no es el caso del empresario, que más bien debe pensar, observar y decidir, el esfuerzo no le sirve de mucho, excepto en cuanto a ser metódico. Los buenos empresarios que he conocido son flojos y creen firmemente en la Ley del Menor Esfuerzo, lo que no quita que sean tenaces.

De la misma manera, el que decide al principio ser empresario tampoco le resulta fácil trabajar como asalariado porque está acostumbrado a mandar, decidir, arriesgarse y asumir las consecuencias, es decir todo lo contrario de lo que se espera de un "buen empleado": que sea obediente, bueno para transar y trabajar en equipo y que no corra riesgos con la plata ajena. Por eso esta decisión es bastante irreversible y lo mejor es elegir pensando cuidadosamente en lo que nos hace felices o desgraciados: el riesgo o el esfuerzo. Pero como dije nos vamos a concentrar en los que decidieron ser empresarios.

La alquimia está en la mezcla
Una vez que alguien decide ser empresario -o especulador- debe tomar otra decisión importante y también estratégica (difícil de revertir). ¿Se acuerdan que en la entrada pasada escribí que "la alquimia está en la mezcla"?  eso es fundamental y se refiere a que cada uno debe elegir si va a hacer negocios de alto riesgo y rápido crecimiento o por el contrario prefiere un "negocio de subsistencia". Esta última es una opción interesante que la describí en mi curso de Negocios Individuales en Mercados de Subsistencia como "El Modelo del Inmigrante". La diferencia es que el primero busca hacer crecer de manera rápida el capital obteniendo -en promedio- más resultados buenos que malos, el segundo busca una renta fija de subsistencia sin intenciones de hacer crecer rápidamente el capital.

Por qué el inmigrante a veces se hace rico
El modelo del inmigrante es interesante, porque muchas veces lleva a la riqueza de manera inesperada (ver los casos de Paulman, Angelini y tantos otros inmigrantes exitosos), consiste básicamente en alargar lo más posible el tiempo de formación de capital, acumulando muchos negocios pequeños, de bajo riesgo y alta rentabilidad. La otra parte de este modelo consiste en ser frugal y reinvertir parte de las ganancias, en ese caso si que funciona la magia del interés compuesto. Este modelo es un ejemplo perfecto de "la alquimia está en la mezcla".

Como ejemplo les cuento mi sistema 
Debería poner como ejemplo historias de millonarios reales que conozco, pero se que a ninguno le haría maldita gracia que contara sus cosas, ni siquiera sin nombrarlos porque se sentirían aludidos. Obligado a poner el ejemplo mío que no tengo un cinco pero sirve igual y creo que tiene algunas variantes interesantes.

Aunque no lo crean yo tengo una estrategia financiera, que sigue todos los pasos que les estoy contando. Si bien no me ha hecho rico me ha liberado del destino de varios de mis amigos de cuando era niño: que son pobres como ratas y además asalariados. Ese era mi destino natural. pero de alguna manera he obtenido cierto buen pasar y una vida agradable trabajando muy poco en mis casi 60 años. O sea si hago la contabilidad completa, creo que gracias a ese sistema me he enriquecido bastante.

El primer análisis FODA -artesanal- lo hice como a los 14 años y desde entonces he ido tomando decisiones siempre en la misma dirección. Sería largo y aburrido detallar todo, pero mi visión siempre ha sido ser empresario. En cuanto al riesgo llevo en paralelo ambas líneas: de alto riesgo en algunas cosas y bajo riesgo en otras. También contabilizo no solo los flujos financieros -que no significan mucho para mi- sino mis ingresos en conocimientos, relaciones, salud, satisfacciónes personales y cosas por el estilo.

En pocas palabras, para los flujos financieros sigo el modelo de subsistencia o del inmigrante, minimizando los esfuerzos y preocupaciones (por lo mismo mis ingresos son mínimos). Paralelamente siempre hago apuestas de alto riesgo, que me han resultado -hasta ahora- más o menos una vez cada siete años, eso es cuando le "pego el palo al gato". O sea ganancias altas pero muy infrecuentes  En estas apuestas invierto mucho tiempo y esfuerzo personal, no se imaginan la cantidad de proyectos que he hecho y de cosas que he tenido que aprender. La mayoría no resultan porque son muy improbables, pero solo pierdo tiempo, nunca plata.  Cuando le he apuntado me he comprado la casa, vehículos y cosas por el estilo.

Como usar los excedentes
Y aquí viene una tercera decisión fundamental, porque los excedentes se pueden ahorrar, reinvertir o consumir, sigamos con mi propio ejemplo para que se vea más claro. ¿Recuerdan el negocio estupendo que les conté ahorrando dolares durante 5 meses obtuve el equivalente a  un 25.5% anual solo por el tipo de cambio? bueno, cuando tenía esos dos mil en billetes yo tuve que tomar una decisión y en este caso fue por el consumo, me compré un auto. ¿Podría haber seguido ahorrando para empezar mi negocio de sandwiches en la casa rodante? claro, pero eso también habría tenido inconvenientes y peligros que no voy a detallar.

¿Es malo gastar?
Recordemos que el gasto es lo que nos satisface necesidades o deseos personales ¿es malo gastar como se dice con frecuencia a los empresarios?. Claro que no, gastar es el único propósito inteligente de ganar dinero, se gana para gastar. Lo malo, como veremos en el siguiente párrafo es malgastar, o sea hacer consumos estúpidos que no compensarán el gasto con la correspondiente satisfacción.

El consumo no es malo
Cuando un charlatán les diga que no hay que consumir, mándenlo al diablo. Mal que mal, ganamos plata para gastarla, pero como dije antes lo malo es el consumo estúpido, por ejemplo cuando compramos algo que a las dos semanas ya no nos va a dar ninguna satisfacción.

El consumo es bueno cuando nos da satisfacciones duraderas y pocos gastos en el tiempo.  Por eso me demoré mucho en escoger un auto (y todavía rezo para no haberme equivocado) con motor económico y que no requiera mucha mantención. Otro ejemplo de consumo bueno fue comprar mi casa al contado, o los equipos para hacer videos. Con 20 años menos probablemente habría restringido la compra del auto para hacer algún negocio, ahora no. Además siempre puedo recibir más ingresos, así es que el negocio no está descartado, solo bajó un poco a la lista de espera.

Resumiendo
Hay tres decisiones estratégicas fundamentales: si preferimos ser asalariados o empresarios, si queremos correr grandes riesgos para ganar mucho o riesgos pequeños acumulando muy poco y que haremos con los excedentes, si los gastamos completos, gastamos una parte y otra la reinvertimos o ahorramos/reinvertimos casi todo.Esas tres decisiones son fundamentales y más vale no equivocarse en ellas, porque las equivocaciones pueden ser muy dolorosas.

P.D. como mencioné El Modelo del Inmigrante, les coloco la clase de mi curso Empresas Individuales en Mercados de Subsistencia donde explico ese modelo, aquí va:

15 Comments:

Blogger Christian Pomar Rodríguez said...

Siempre que visito este templo de ocio (y yo soy un "regalón" de este blog) termino profundamente desilusionado de mi miserable condición de asalariado.
Especialmente hoy, que ¡tengo que trabajar un viernes 02 de enero!
Así que mi resolución de año nuevo es dejar de lado esta indigna condición antes de cumplir 40. Todavía quedan 12 años para eso, así que espero acumular capital e invertir sabiamente, por lo que estaré atento a tus próximas entradas sobre este tema Tomás.

2 de enero de 2015, 10:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Christian, seguramente yo exagero con las bondades de ser empresario y hablando pestes contra los asalariados. Ambas elecciones son buenas si son lo que realmente nos gusta o al menos podemos soportarlo. El trabajo asalariado siempre impone cierta cuota de sacrificio del ego pero es mucho más necesaario que el trabajo empresarial, se necesitan unos mil asalariados por cada empresario, tal vez más, para que la cosa funcione.

Pero si te sientes mal trabajando a sueldo te recomendaría una transición suave porque el sueldo fijo es como una droga de la que cuesta mucho despegarse, puedes ir haciendo negocios chiquitos, he conocido mucha gente que aparta algo de su sueldo para ir probando con pequeños negocios muy rentables como puede ser la compraventa de vehículos, rreglar propiedades para subarrendar, o cosas tan chiquitas como ventas a compañeros de oficina y cosas así.

Los mejores negocios parten orgánicos, como lo sabe bien el Sr. Paullman :D

2 de enero de 2015, 10:58

 
Blogger Ale said...

Pienso que el modelo de negocios del inmigrante es exitoso porque evidentemente ellos, los inmigrsntes, son hijos del rigor, del esfuerzo, del ahorro.
En Arica destacan mucho los chinos, y los vecinos peruanos, bolivianos.
El señor Horst Paulman es un empresario que nunca ha dejado de ser empleado y es la única forma de enseñar a otros a trabajar. Lo he visto en el jumbo vendiendo quesos disfrazado de empleado.
El judaismo tiene por prima el esfuerzo, para ser exitoso y el resultado de ese esfuerzo depende de Dios, su deber es emular a Moshe o Moisés.
Nada es fácil y bonito finalmente.

2 de enero de 2015, 11:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Ale, pero más que el puro esfuerzo creo que la causa es la necesidad. A los chilenos que emigran les va bien, igual con peruanos y otros que en su propio país no prosperan.

Un amigo que también conoce a H. Paullman me contaba que en las reuniones de directorio el muchas veces se dedica a servir café, arreglar la mesa, etc. y a escuchar lo que dicen sus ejecutivos. Me decía que prefiere no hablar para no influenciarlos, después que se queda solo decide en base a lo que escucho.

Sabiduría judía pura jaja. Yo creo que son gente que disfruta o se entretiene con el trabajo. Eso también tiene que ver con la necesidad,poca gente se ha visto tan en apuros como los judíos y tal vez eso le ha desarrollado esa cultura. "El hambre es la mejor salsa"

2 de enero de 2015, 11:17

 
Blogger Leus said...

Christian,

Si te parece difícil ser asalariado y trabajar el 2 de enero, te invito a ser independiente: ¡la mayoría tuvimos que trabajar ayer 1 de enero!

Lo malo de ser independiente es que cambias un sueldo y 9 horas diarias por incertidumbre y un trabajo de 24 horas diarias.

Obviamente, la gracia es pegarle el palo al gato, por lo que me han contado.

2 de enero de 2015, 12:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por lo que me han contado jaja, justo quedé deprimido después de escribir estas dos entradas, mañana colocaré algo de la depresión empresarial, creo que también tiene que ver con todo esto.

2 de enero de 2015, 12:06

 
Anonymous Wilson said...

Creo que el truco, si lo hay, es lograr que otros trabajen para uno.

2 de enero de 2015, 14:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, sobre eso recuerdo cuando tuve negocio, los últimos 6 meses en que estaba técnicamente quebrado y con las mejores trabajadoras del mundo, leales y excelentes vendedoras fueron mi cruz. Creo que no hubo nada que me dolió tanto como dejarlas cesantes.

2 de enero de 2015, 14:34

 
Blogger Nervio said...

apologia al t*****o que horror

2 de enero de 2015, 14:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, pero de otros. Eso está bendecido por la Fe Verdadera: el trabajo de losotros no es pecado, el propio es vivio nefando

2 de enero de 2015, 14:51

 
Blogger Nervio said...

hay que preguntarle al cura por si es parte de la sana ortodoxia

2 de enero de 2015, 15:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

De acuerdo, pero me reservo el derecho de Henry VIII :D

2 de enero de 2015, 15:07

 
Blogger Rodrigo L. said...

Yo soy un asalariado con corazon de independiente, naci pobre como rata y por eso no me siento esclavo del sueldo, se que de alguna forma siempre podre ir hacia adelante, aprendi a palos sobre el credito y el endeudamiento, hoy los uso a mi favor y como te comente en el POST anterior, mis metas del 2015 seran generar mas ingresos extras y re-invertirlos y aparte ahorrando de mi vil trabajo de asalariado.

3 de enero de 2015, 19:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muchos negocios parten así, empleados descontentos con la perspectiva de depender de un sueldo, por eso a la preferencia por los negocios sen también le llama "independencia financiera", digamos que ese es el santo grial del que tiene un negocio, lograr su independencia financiera.

Es bastante difícil y muy pocos lo consiguen, yo en mis casi casi 60 añitos no la he conseguido pero me he divertido mucho en el camino y me doy por pagado con la satisfacción de haber capitalizado varias inversiones importantes que tenía como meta.

No me interesan tanto los flujos seguros como ponerse metas e irlas cumpliendo, sin morirse de hambre en el camino.

Creo que estás en la posición y edad ideal para empezar a ahorrar y especular de a poquito para ir formando un capital.

3 de enero de 2015, 19:49

 
Blogger Rodrigo L. said...

Gracias Tomas por tus buenos augurios, te hare llegar un six pack a mi nombre si me resulta XD..o un glenfiddich dependiendo como me vaya.

3 de enero de 2015, 20:02

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas