Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

A ver, los hechos son los siguientes: empresas privadas le pagaron un sueldo o hicieron aportes para las campañas de políticos de todos los partidos ¿cual es el delito o la corrupción en todo esto?

¿Cual es el delito?
Para que haya un delito deben haber victimas ¿quien es la víctima aquí? El Servicio de Impuestos Internos armó esta farsa denunciando una "gigantesca evasión fiscal" porque -supuestamente- las declaraciones se habrían "alterado maliciosamente para bajar la base  imponible". Eso es algo que no tiene pies ni cabeza y no veo como los fiscales han llevado adelante algo claramente falso.

Porque la plata que le han pasado las empresas a los boleteros son gastos efectivos de las empresas, es plata que ha salido y en ningún caso "adulteración maliciosa para bajar la base imponible", cualquiera que entienda un mínimo de tributación sabe que una adulteración maliciosa se presentan gastos que no son tales y la plata se la quedan los dueños de la empresa, este no es el caso.

Para los que no saben contabilidad, lean con atención
La adulteración maliciosa que si existe como forma de eludir impuestos y opera de la siguiente manera: supongamos que mi empresa tuvo 10 millones de pesos de utilidades efectivas en el año (soñar no cuesta nada), pero como yo soy pillo invento un gasto de 7 millones en una asesoría que me hace el Tomás Jr. Esos 7 millones no salen de mi bolsillo y yo me evito pagar impuestos por 10 millones que me embuché en utilidades y el Tomas Jr. verá como paga sus impuestos, de partida tendrá que pagar 700 mil si o si como retención provisional.

No existe delito tributario
Totalmente distinto es si las empresas pagan esa plata a políticos, tal como pagan facturas por publicidad, relaciones públicas, eventos o lo que sea, ese es dinero que sale de la empresa, no se está declarando un gasto ficticio sino que se está usando una glosa que no corresponde, en lugar de decir "aporte de campaña para el Sr. NN" dice "asesoría del Sr. NN". En un juicio, si existe el estado de derecho no hay como imputar delito tributario ni menos hay perjuicio fiscal, porque los impuestos se pagan por esas platas, siempre que corresponda, por eso existe la retención del 10%

Tampoco hay soborno ni cohecho
La fiscalía insinúa que al pagarle a políticos bajo la glosa de "asesorías" se estarían configurando delitos de soborno y cohecho. Esa es otro error grosero porque esos delitos no son genéricos, dar dinero a un político para su campaña no es soborno y aceptarlo no es cohecho a menos que se demuestre una relación dolosa específica entre el pago y algún favor claramente demostrado. Dar dinero para un candidato o una campaña no está prohibido, está regulado y si no se cumple con alguna regulación -respecto delos tiempos por ejemplo- se está cometiendo una irregularidad, en ningún caso el delito de soborno o cohecho.

No existe ni un solo antecedente que conecte de manera clara el pago a un político a cambio de algún favor especial. Acusar a los políticos de legislar para favorecer a un grupo de interés especial es ridículo porque ese es su trabajo, de eso se trata la democracia: grupos que buscan imponer sus intereses a través de sus representantes, si alguien se escandaliza con eso es porque no sabe donde está parado.

Y por favor, no vaya a aparecer un tontito diciendo que los políticos tienen que legislar "por el bien común", si alguien me dice tamaña estupidez le pierdo todo respeto y lo veto de este Templo del Ocio por ignorante y bruto.

¿Está todo bien entonces?
Claro que no, hay razones para indignarse a pesar que no existe soborno, cohecho ni corrupción, como la hubo durante Ricardo Lagos por ejemplo. Y la razón para indignarse es que hubo algo mucho peor que el soborno, el cohecho y la corrupción, lo que hubo fue un intento de asalto al poder, difamando a los enemigos políticos por medio de operaciones de inteligencia usando el aparato del estado, una operación estilo STASI de un grupúsculo dentro del gobierno para tomarse el poder

Nuestra pequeña STASI
Es un grupo chiquito: Jorrat, Arenas, Peñailillo y sus perros que aparentan lealtad a la presidenta, pero la están hundiendo con una mezcla de ambición, determinación, resentimiento e incompetencia. Solo son leales a sus propios intereses y han cometido más errores en menos tiempo que cualquier otro equipo de gobierno que yo recuerde. Como la presidenta no tiene carácter la usan como quieren.

La telenovela en que se ha convertido gobierno de Bachelet no afloja. En Chile nos olvidamos o nos acostumbramos luego a los escándalos, pero este parece no ser el caso porque la indignación popular crece y crece. Lo peor es la dinámica de hipocresía moralista que ellos instalaron y ahora no saben como escapar de ella. Es lo que enfurece a la gente. Se metieron en una espiral que los tiene mintiendonos en la cara de la manera burda y eso es insoportable. Habla la presidenta o los ministros y todos pensamos "¿estos creen que somos... huetontos?"

Ganancia de pescadores
Poco a poco la cosa se irá aclarando, es tanta la desinformación que trato de explicar con palabras sencillas a la gente ignorante que es lo que está pasando. Pero está la prensa y la gente que repiten tonteras como loros en las redes sociales. La verdad es que no hay actos extraordinarios de corrupción -como los hubo en el gobierno de Lagos por ejemplo- sino de hipocresía y pisarse la cola con operaciones políticas torpes.

Los nuevos Cicerones
Por eso están apareciendo los modernos Cicerones, Catones y fariseos que se aprovechan de la indignación de la gente para hacerse populares y eventualmente llegar al poder y la billetera fiscal.

La historia de Roma nos puede iluminar un poco. Julio César tuvo a su más rabioso enemigo en un señor que era campeón para los discursos, llamado don Marco Tulio Ciceron. Este caballero tenía gran habilidad para buscar "causas célebres" y ganar popularidad acusando a los corruptos. Era el rey de la indignación moral y sus frases como "¿hasta cuando Catilina abusas de nuestra paciencia?" o la famosa "¡Oh tiempos, oh costumbres!" resuenan hasta hoy. Tal vez se podría decir que Tomás Mosciatti o el fiscal Gajardo son versiones de bajo presupuesto en el Chile actual. La cosa es que Cicerón terminó ejecutado y su cabeza expuesta en el foro el año 43 a. d. C.

No les vaya a pasar algo parecido a los nuevos Cicerones. Yo soy bien manga ancha para los pecados y no tengo nada de moralista, pero la hipocresía es una de las cosas que más me molesta.

Conclusión
Así pues, mis queridos amiguitos, si quieren ser personas informadas que no hablan estupideces , despreocúpense de la corrupción y los delitos, en lugar de eso hay que preocuparse de lo mportante: hay un grupo de pinganillas sin escrúpulos que buscan asaltar el poder a como de lugar. No les va a resultar porque son tontos y mediocres, pero ojo con ellos, de esos hay que ocuparse.

P.D. Ahora Peñailillo apareció mostrando los supuestos "informes" que le pagaron a 4 millones de pesos cada uno. No aprenden, siguen metidos en la espiral de mentiras y solo logran enfurecernos cada vez más. ¿Tanto cuesta ser honesto? Aprendan de Moreira, giles, es el único que ha manejado el asunto cecentemente hasta ahora.

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

Un par de acotaciones:

1) Para hacer evasión tributaria no es necesario que no exista ningún gasto; sólo que éste sea menor al declarado. Así, en tu ejemplo hipotético, sí podrías descontar los $7 millones de la factura del Tomás Jr, porque eso reduciría en forma importante tu base tributable, y a cambio le pagas la retención y quizás hasta el sobreimpuesto que deba pagar él, siempre y cuando ese pago sea menor al impuesto que te ahorrarías de ese modo. Obviamente el pago que harías no sería de $7 millones, pero tampoco de cero.

2) Eso de "hacer aparecer gastos para bajar de tramo" no vale para las empresas, hasta donde sé, pues éstas tienen una tasa fija de impuesto de primera categoría igual a 22,5%, es decir, no hay tramos. La única excepción es la banda inferior, bajo la cual hay exención de pago, que no recuerdo de cuánto es pero no debe ser muy alta. Así, para empresas grandes no tiene mucho sentido hacer eso, razón por la que me inclino a pensar que toda esta martingala de boletas era simplemente para poder justificar contablemente el gasto, no para eludir impuestos.

Saludos,
El biministro.

5 de mayo de 2015, 10:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah biministro, que bonito tema! jaja

1) Claro, el ejemplo de cuchufleta con Tomás Jr. lo hice con el caso más simple para que se entendiera fácilmente. La práctica es un poco más enredada tal como dices, "por lo que me han contado" existe una cierta sintonía fina entre quedar bajo el tramo exento y lo que se paga por la otra parte como impuestos personales, lo normal es que la emporesa te paga la retención y unas pocas lucas para pizza y cervezas. Es una cuchufleta que solo resulta en cierta situaciones específicas y el daño fiscal es poco porque lo que no se paga por un lado (empresa), se paga por el otro (persona). A veces resulta.

2) Bueno, justamente me refería a quedar bajo el tramo exento y muchas empresas grandes arreglan su contabilidad de modo que la casa matriz quede exenta y los impuestos son pagados por las filiales. Me parece que es el caso de SQM y Penta donde el ignorante de Gajardo cacareaba que ¡no habían pagado un peso! de impuestos, eso solo mostraba ignorancia o mala fe de parte del tipo.

Realmente la querella no tiene pies ni cabeza y solo se explica como una operación política de hostigamiento, que les salió para atrás, nada más que eso.

5 de mayo de 2015, 10:28

 
Blogger Jose Cornejo said...

Hace mucho tiempo que lo venia prediciendo, aun bajo la risotada nerviosa de los zurdocarroñas en el blog de hermogenes, pero al final se cumplió. eso pasa por creer tener la sarten por el mango.

Yo siendo un neófito en esta materia (mi campo es el estatuto administrativo, la ley de bases generales de la admin. del estado, la ley medica y calificaciones) me quedó mas que claro que toda esta parafernalia, es efectivamente una burda manera de querer eliminar a la oposición, usando el mejor argumento que tienen que es la mentira y el Estado matón como aval.

La gente se está choreando y eso es tambien un arma de doble filo, pues les estarían allanando el camino a un caudillo.

5 de mayo de 2015, 11:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Fue todo un mega cuento chino que se les devolvió por incapaces. Incapaces y ambiciosos es una muy mala combinación

5 de mayo de 2015, 11:16

 
Anonymous Anónimo said...

Casualmente, me puse a revisar en la página del SII y encontré la siguiente evolución temporal de la tasa de impuesto a la renta para contribuyentes de primera categoría (qué larga vuelta para decir "impuesto a las empresas"):

1977 a 1990: 10,0%
1991 a 2001: 15,0%
2002: 16,0%
2003: 16,5%
2004 hasta 2010: 17,0%
2011 hasta 2013: 20,0%
2014: 21,0%
2015: 22,5%
2016: 24,0%
2017: 25,5%
2018 y siguientes : 27,0%

Es decir, la tasa ha crecido bastante, siempre bajo el cacareo de que "los que tienen más, paguen más", que en el fondo es una falacia porque ese impuesto, al ser porcentual, por sí solo ya cumple esa premisa, al igual que en el caso del impuesto a las personas.

Así que, cuando se sube la tasa de acuerdo al ingreso (caso del impuesto de segunda categoría), se tienen dos efectos:

i) Directamente, a mayor ingreso, mayor pago, cosa que igual se produciría si la tasa fuera plana

ii) Como la tasa NO es plana, sino creciente, hay un "castigo a la riqueza", porque cada peso que gana un sujeto con mayor ingreso paga más impuesto que aquel con menor ingreso.

Con gráficos es muy simple de explicar. Con texto no tanto, pero ahí está.

Pienso que lo más "justo" sería una tasa plana también para las personas, sin excepciones (es decir, eliminando el tramo exento). Apuesto a que así se recaudaría bastante más y produciría otro efecto: que las personas del actual primer tramo pensarían mucho más en el gasto fiscal, pues hoy es "lo que pagan los ricos, no yo". Apuesto a que esa es, justamente, una razón que tienen los políticos para no hacerlo...

En fin...


Saludos,
El biministro.

5 de mayo de 2015, 11:56

 
Blogger Frx said...

Pues así nos va, sin duda quienes nos gobiernan son unos descarados del más bajo nivel muy pretensiosos, pero como dice un refrán "la culpa no la tiene el chancho". Esto se lo buscó la propia gente permitiendo que esta gente llegara al poder, el problema es que ahora de un Urano podríamos perfectamente pasar a un Cronos.

5 de mayo de 2015, 12:12

 
Blogger Jose Cornejo said...

"Ambition is a dream, with a V8 engine" (Elvis Presley)

5 de mayo de 2015, 14:28

 
Blogger Asdrubal Perez said...

Los famosos trabajos de Peña y Lillo eran vulgares plagios de tesis de estudiantes españoes. Una verguenza mayuscula, no solo para el, que sigue insistiendo en que efectivamente los realizso, sino tambien para Bachelet, que mantiene a un ,imistro del interior mentiroso, asi como el resto de los politicos que nada dicen de la situacion.

5 de mayo de 2015, 15:04

 
Blogger Maximo said...

En general está bien lo que dices, pero:

-Las empresas pueden gastar en publicidad, ya que es un gasto necesario para el giro, pero pagarle a un político no lo es, por lo tanto el SII lo puede considerar un gasto rechazado.

-Como es un gasto rechazado y el dinero realmente salió de la empresa, el propietario lo tiene que declarar como retiro y pagar Global Complementario. Además, si lo dona, tiene que pagar (estoy casi seguro) un impuesto por la donación. Por eso los Carlos pagaron varios miles de millones de impuestos.

Concuerdo con que no hay delito, también concuerdo con que no debieron pasar ni un solo día en la cárcel. Lo que se te olvido decir, es que los Carlos están confesos, por eso los fiscales se dieron el gustito.
Sobre lo “ideológicamente falso”. Eso siempre ha existido, y es un tema que da para mucho, por lo que no lo comento ahora.

En lo que estoy totalmente de acuerdo es en que estos pililos de Pencailillo y compañía solo quieren poder. Son unos delincuentes de poca monta. Y sobre la hipocresía, ni hablar, somos los campeones.

5 de mayo de 2015, 20:37

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Esta misma tesis publiqué en marzo pasado, creo que este un caso grave de maquinación del aparato del estado con fines totalitarios.

7 de mayo de 2015, 12:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Cardenaldo, afortunadamente parece que las cosas se están ajustando y ya no pudieron, por chantas.

7 de mayo de 2015, 14:13

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas