Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Radiación de fondo

jueves, 18 de junio de 2015

Las leyes se presumen conocidas
A propósito del accidente del futbolista y la "Ley Emilia" se me ocurrió algo en que nunca antes ahbía pensado ¿cuantas leyes hay en Chile?. De una rápida hojeada a Google leo que son más de veinte mil ochocientas leyes. Y uno de los supuestos básicos de nuestro sistema es que las leyes se presumen conocidas por todos nosotros, los ciudadanos chilenos, todas y cada una de ellas. Nadie puede alegar en su defensa el desconocimiento de una ley.

¿Alguien -que no sea abogado- ha leido alguna ley completa alguna vez en su vida?. Yo entiendo bastante de pleitos porque me pasé casi 10 años entretenido leyendo expedientes, cuando simulaba trabajar en los tribunales ¡era casi tan bueno como leer novelas!. Sin embargo creo que jamás he leído una ley completa, con todo su aburrido articulado. Sin embargo se presume que yo debo conocer las casi 21.000 leyes que existen.

Es muy raro que a nadie llame la atención esta tremenda ficción legal, vemos como natural algo que es lo más antinatural del mundo. Lo peor no es eso, sino que la gente exige -cada vez que se encuentra indignada por algo- la creación de más leyes o la modificación de las actuales. Así tenemos una montaña de leyes ridículas, inútiles, que rara vez se aplican, porque fueron redactadas y aprobadas por incapaces en respuesta a las presiones de una chusma furiosa: la Ley Emilia, la Ley Ricarte Soto, y tantas otras torpezas. Al final la única ley que rige siempre es la Ley de Moraga.

Es esa estúpida fe que tenemos los chilenos en los códigos, heredada de los afrancesados. Pensamos que las leyes cambiarán a las personas y todos los problemas se solucionarán dictando una ley. Nunca he leído la Ley Emilia y supongo que la mayoría de los regulares tampoco lo ha hecho, pero eso no impide que me parezca horroroso que se penalice con cárcel los delitos culposos, donde no hubo intención de perjudicar.

La imprudencia, temeridad, irresponsabilidad o cualquier otra cosa que lleve a manejar borracho jamás debería ser penado con cárcel. por la sencilla razón que esas penas no son disuasivas. Si alguien se arriesga a manejar borracho con mayor razón tomará el riesgo de ir a la cárcel por atropellar a alguien, nadie tiene mucho miedo hoy de irse preso, porque sabe que se convertirá en un "interno", víctima y rodeado de privilegios.

Otra cosa sería si lo despojaran de todos sus bienes en beneficio de la víctima, ahí si que los pensarían dos veces después de un par de expropiaciones dramáticas cundiría el terror. "Porque el hombre antes perdona el asesinato de su padre que el despojo de sus bienes", ya lo dijo Maquiavelo.

Nunca antes había pensado lo absurdo y abusivo que supone esta obligación que tenemos todos los chilenos de conocer las 20.837 o más leyes que tenemos, pero si me había dado cuenta de lo estúpida que es esa manía de exigir más y más leyes. Necesitamos mucho menos leyes, las menos posibles.

¡Que buena vista tenemos!

Ya que estoy en mi momento de máximo ocio, de esos en que se reflexiona sobre la importancia del aire en el balón de fútbol y cosas por el estilo, hay otra cosa que nunca antes había pensado y me asombra mucho más: la buena vista que tenemos.

Hace unas semanas me levanté muy temprano, y al mirar por la ventana pude ver a simple vista tres volcanes del altiplano: el Parinacota, el Pomerape y otro que no se si era Guallatire o mi queridísimo volcan Tacora. Bueno, como yo he andado por esos lados y se lo lejos que quedan, me asombré de que pudiese divisarlos a simple vista. Me imaginé como sería si la tierra fuese plana y no tuviesemos la curvatura que nos produce el horizonte. tal vez desde Arica podríamos ver la Toorre Costanera de Santiago, toda la cadena montañosa de los Andes incluído el Aconcagua.

Seguramente desde muchos lugares de la tierra podríamos ver el Monte Everest y los Himalayas a simple vista. Claro que a medida que nos alejamos las cosas tienen que ser más y más grandes para que podamos verlas. Lo más increíble y que nunca me he podido imaginar bien, es lo que pasa cuando miramos las estrellas, planetas y satélites.

Si miramos la luna por ejemplo, no la vemos como es ahora, sino como era hace 1.28 segundos. El sol que vemos ahora es como era hace 8.3 minutos atrás y la estrella más cercana aparte del sol creo que se llama Proxima Centauri la vemos no como es ahora, sino como era hace 4.2 años atrás. Desde que sabemos que la luz no es instantánea es obvio que podemos ver el pasado, aunque pocas veces pensamos en eso. Y mientras más lejano es lo que miramos, más hacia el pasado estamos viendo.

Llega un punto en que ya los ojos no nos alcanzan pero podemos recurrir a lentes y telescopios. Cuando estos llegan a su límite podemos seguir mirando más y más lejos captando ondas de radio, que son lo mismo que las ondas de luz, solo que de distinta frecuencia.

¿Hasta cuan lejos podemos ver hacia atrás? hasta el principio del universo, con ayuda de un televisor análogo común y corriente,lo ponemos en un canal donde no exista señal y estaremos viendo la "radiación" de fondo, que se generó en los inicios del universo, hace unos 13.700 millones de años.

Lo repito: mientras más lejos podemos ver más retrocedemos en el pasado hasta llegar al principio de todo. Si esa idea de que podemos mirar el pasado a simple vista no les perturba, entonces es que tienen sangre de horchata, para mi es una de las cosas más raras e inquietantes que conozco.

En fin,un recado para Miguel: si la cago me avisas, no es ciencia, solo filosofía barata de una tarde muy ociosa.


37 Comments:

Anonymous Kirill said...

Bueno aqui ajunto mis comentarios de la luz y universo puesto que estaba haciendo algunos experimentos del asunto en mi tiempo libre.

1/
La edad del universo 13.7m tal como la teoria de Big Bang son absurdos completos y no hay ninguna evidencia logica para
soportarlos. Ni siquiera que el universo esta expandiendo, la materia oscura, agujeros negros y gusanos. Son las fantasias de los teoreticos no mas.

2/
La velocidad de la luz es ... ZERO ! Se transmite instantaneamente en vacio. El vacio es un ambiente que fluctua. No lo sentimos nosotros
peros los atomos functionan unicamente con la tension de vacio (magnetismo y gravedad son las evidencias, pero tambien lo que mantiene los atomos
juntos). En ambiente curpuscular (aire, agua, vidrio, etc) la luz demora por el comportamiento atomico. Entonces no se puede ver mucho atras.
A proposito no existe la demora de gravedad en movimiento de las planetas de sistema solar.

La luz (lazer) de tierra a la luna (390 mil kilometros) tiene sus demoras en atmosfera de la tierra pero ademas la luz se disipa tanto que al llegar a la luna
ya tiene 2 kilometros en diametro y al regresar cubre la mitad de la tierra. Entonces el equipo que la registra necesita tiempo
para reconocerla.


el Sol (1.5 million kilometros) nos alcanza al tiro. 8 minutos es una broma.


En fin, no. No podemos ver atras ni el futuro. Pero podemos predicir el futuro segun lo que esta pasando hoy !

18 de junio de 2015, 03:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Kirill ¡me echaste a perder mi teoría!
OK, supongamos que la luz es instantánea y que estamos viendo en tiempo real la luz de las estrellas ¿por que los GPS tienen que ajustarse y las comunicaciones con los astronautas en la luna llegan con retraso que se puede medir efectivamente?
Creo que la necesidad de ajustar los relojes de los GPS es la prueba más tangible y facil de entender que tenemos de que la luz no es instantánea. Hay una buena historia sobre las mediciones en http://johanw.home.xs4all.nl/PhysFAQ/Relativity/SpeedOfLight/measure_c.html pero no es tan directa como lo de los GPS

18 de junio de 2015, 07:09

 
Blogger Jose Cornejo said...

Que tema tan radioactivo. yo no cacho ni jota de lo que escribiste acerca de la luz, velocidad, fisica cuantica y cosas afines... es chino mandarín para mi.

Respecto a las leyes, nadie (incluyo a los jurisconsultos) conoce el contenido completo de las leyes. solo se da la paja de leerlos cuando les afecta y para ver si sale favorecido o no. Yo conozco de leyes por obligatoriedad, ya que el sector publico es el que más leyes tiene y las que mas se rompen.

18 de junio de 2015, 09:08

 
Anonymous Anónimo said...

Bradanovic. No veo ningun error importante. La radiacion de fondo (CMB)es hasta el momento lo mas lejos tanto en distancia como en tiempo que podemos ver. Pero no el principio de todo. Quizas hay esperanzas de 'ver' mas alla del CMB via ondas gravitacionales o neutrinos primordiales. Hay gente que esta trabajando en eso. El primero que logre algo en esa direccion se gana un Nobel, pero es sumamente peluo.

El diagrama que describe las variaciones (minimas) del CMB. Se podria considerar como el dibujo que describe el Universo. https://inspirehep.net/record/1224727/files/Figs_allcmb_loglin50.png

Salu2
MV

18 de junio de 2015, 09:51

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

Algunas precisiones sobre tu análisis de las leyes:

1) El número de 20.800 leyes (aprox.) no significa que haya esa cantidad de normas distintas que, en teoría, debiéramos conocer, sino que se ha dictado esa cantidad de leyes, como tales, desde que el primer Congreso comenzó a operar. Sin embargo, muchas de esas leyes están derogadas; otras son modificaciones, por lo que en rigor cuentan como una sola; varias son autorizaciones (como las nacionalidades por gracia), etc. Así, la pregunta es cuántas leyes -consolidadas- están vigentes; a vuelo de pájaro, y con las consideraciones anteriores, estimo unas 5.000, que igual es bastante.

2) En contrapartida, hay muchas leyes que tienen carácter de tales pero que no se llaman así y por ende no están en el correlativo de los 20.800: los DFL y DLs, que aumentan la cuenta. Los puros DLs del GM son como 3.500.

3) Soy uno de esos -pocos- que se ha leído leyes completas, sin ser abogado (hay quienes dicen que soy "abogado honoris causa" o "abogado de ejecución", pero no cuenta).

4) Yo creo que causar un accidente por manejar con copete sí es delito. No es un cuasidelito como cuando colisionas y alguien sale lesionado, pero sin alcohol, porque al momento de consumirlo eres consciente de lo que estás haciendo, por lo que simplemente no hay que tomar el volante en esas condiciones. Quizás por argumentos como los que señalas, antes se consideraba un atenuante, pero hoy es todo lo contrario y en lo personal estoy de acuerdo con que así sea.

5) Creo que ir a la cárcel por manejar borracho sí es disuasivo. Desde que se promulgó esa ley, muchos prefirieron dejar de tomar si tenían que manejar, y otros coordinan que alguien más maneje si ellos van a tomar, justamente para evitarse problemas por la tolerancia cero. Para muchos, el sólo hecho de pensar en que les puedan suspender su licencia por meses ya es un buen desincentivo. Para qué hablar de la posibilidad de perder su virginidad secundaria si se van preciosos...

6) Sobre lo mismo, no he conocido a nadie que considere positivo irse preso por esos supuestos "privilegios" que mencionas. Seguro que los hay, pero no son mayoría ni mucho menos.

En cuanto a lo de la buena vista, efectivamente es muy interesante todo eso. A mí me encanta el tema y no me pierdo los documentales al respecto, sobre todo cuando publican fotos de nuevos lugares a los que se llega. Ahora por ejemplo estoy a la espera de las fotos que publiquen de Plutón.


Saludos,
El triministro.

18 de junio de 2015, 10:07

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Cuando empece a conocer los sitios liberales, una cosa común que decían que el exceso de leyes es como la inflación. Más es peor.

En realidad, lo mejor sería pocas leyes. Y que todos las pudiesen entender.

Cuando la UE quiso aprobar su Constitución que era mamotreto y la comparaban con la Constitución de Estados Unidos decían la derecha europea, que hasta George W. Bush la entendía.

18 de junio de 2015, 11:14

 
Blogger Francisco Matus said...

Coincidentemente (¿o no? chan¡) ayer Novakovic habló en su blog sobre mencionó el tema de presunción de conocimiento de la ley. Voy a hacer la del flojo y hacer un copy paste:

"Se presume que todos los ciudadanos chilenos, quienes no son abogados, conocen “al dedillo” la Lex Artis que es propia y exclusiva de los abogados, de los jueces y ministros de Corte; pero a la vez a aquellos mismos ciudadanos se les priva de la capacidad de poder “pedir en juicio” (capacidad denominada Ius Pustulandi), la cual es exclusiva de los abogados. Así, esta presunción, ficticia además, atenta con el Principio de Certeza Jurídica y vulnera la Constitución Política del Estado (inciso 1° del Art. 1° y N°2 del Art. 19°)."

O sea hay una paradoja en la que legalmente se presume que el chileno sabe todas las leyes, pero no está capacitado legalmente a ejercer actividades de un abogado que se sabe todas las leyes. Esta paradoja lo llevó a proponer la ley “en cada chileno, un abogado”.
http://nuevosestamentos.blogspot.com/2015/03/propongo-proyecto-de-ley-en-cada.html

Ahí me imaginé al abogado de los simpson y su "mundo sin abogados" al revés.

18 de junio de 2015, 12:09

 
Blogger Ulschmidt said...

Aquí en la llanura te das cuenta de noche. A veces viajas y no se ve gran cosa, pero en noche frías y secas la atmósfera es como un cristal y ves luces en el horizonte y dices: aquello tiene que ser tal pueblo, aquel tal otro, a decenas de kilómetros de distancia.

18 de junio de 2015, 12:34

 
Anonymous Anónimo said...


SI, es un abuso. Si una persona no ha sido capacitado/difundido/etc. respecto de un tema ¡Como le pides que actúe "conforme a" !? Hablando no solo de temas de vida o muerte, sino que de toda la majamama de derecho comercial, civil, constitucional, blabla.

Escuchaba al Bonvallet, y le hallé razon en la idea de que Arturo es un flaite, un tipo bueno para la pelota y con mucho dinero, no sé que mas. Si hubiera sido un politico, un empresario de peso ¿imaginan que hubiera salido en la TV, o lo hubieran metido a una patrulla? No, Vidal (y su entorno, tan irresponsable como el) se enfrentó a los carabinieri como lo sabe hacer nomas, achorado y a garabatos.

Recuerda que Einstein predijo estas cosas (el tiempo relativo), y pasaron años antes de poder probarlo con relojes atomicos o similares. Recordar a Paul Dirac, gracias a este viejo es que conocemos la función impulso (delta), de la matematica a la realidad!

ivanr

18 de junio de 2015, 12:51

 
Blogger Rolando el furioso said...

Tomás, se te olvidó la ley el gallinero.

18 de junio de 2015, 13:22

 
Blogger Rolando el furioso said...

Quise decir "del gallinero"

18 de junio de 2015, 13:22

 
Blogger Pablo said...

Tomás, vamos comentando por partes:
a) Eso de presumir como conocidas las leyes creo que no es más que un tecnicismo para poder acusarte de algo con más facilidad, y que el peso de la prueba se lo lleve uno y no el poder judicial (algo así como demostrar tu inocencia, y no que el acusador demuestre tu culpabilidad)
b) Esto de actualizar leyes, eliminar obsoletas, etc. debiese ser una pega permanente del estado. Y ojo, que es peligroso que existan leyes inaplicables, ya que un tinterillo con tiempo puede dejar la crema rebuscando puertas y ventanas para entrar o salir con facilidad, con consecuencias impredecibles. Esto de no actualizar leyes es tan estúpido que ciertos "cuerpos legales" eminentemente técnicos, como el reglamento de instalaciones sanitarias, que corresponde a un Decreto Supremo (conocido como Ridaa por los iniciados) por su propia naturaleza técnica, es normal que se vaya actualizando cada cierto tiempo, y se emitan nuevos Decretos Supremos para modificar un artículo, o agregar otros nuevos. Pero imprimir la versión actualizada dejando fuera las partes sustituidas y agregando las nuevas, es un delito si no lo hace el Presidente de la República. A ese nivel de tontera: consolidar todas las modificaciones y escribirlas de nuevo sólo lo puede hacer una persona en el país.....
c) respecto a la Ley Emilia, tal como dices no la conozco en detalle, pero sí creo que todos la conocemos para saber que no permite manejar con copete, y que te caen las penas del infierno si lo haces y te pillan. Aunque soy bastante liberal, y creo que mientras menos leyes, mejor, en este caso creo que es de los que deben haber leyes. Soy de la opinión que si una acción u omisión no afecta a los demás, no se debe prohibir, como por ejemplo tomar en las calles (aunque está bien que se incentive a no hacerlo, ojo incentivar, no obligar). Pero si esas acciones afectan a los demás, como provocar un accidente curado, deben caerte las penas del infierno. Si la gente no es responsable, y daña a los demas manejando curados, se debe imponer castigos para eso.
d) Sobre la "buena vista", siempre me sorprende lo que se ve al salir de Concepción en avión: a los pocos segundos de despegar, no sabría decirte a que altura, pero no más que unos pocos cientos de metros, se ve la cordillera de los Andes, Argentina y por supuesto el oceano. O sea el alcance de la vista es fácil de 300 km, desde una altura de pongámosle , 1000m. Para que decir el alcance desde la altura de crucero.....sólo la niebla impide ver hasta el infinito y más allá.......

18 de junio de 2015, 13:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, esa parece ser una especie de ley natural "mientras más leyes hay, menos se respetan".

Miguel, menos mal que no anduve tan perdido, vi la figura y no entendí nada, después me fui a http://astronomia.net/cosmologia/CMB.htm y algo caché, pocazo si. Pero este link http://www.astro.virginia.edu/~dmw8f/sounds/cdromfiles/index.php me llevó a la sorpresa que la "música de las esferas" podría no ser un mito, que cosas más entretenidas.

Triministro, buen punto, hay muchas leyes caducas o derogadas, igual el número de leyes y decretos es enorme. Sobre el poder disuasivo de la cárcel discrepo, creo que es asintóticamente cercano a cero. Lo que pasa es que los que tienen miedo a ir presos son normalmente los que no manejan borrachos, un segmento muy pequeño del universo de choferes. No he visto ningún estudio serio que sugiera relación causal entre esas leyes y menos accidentes.

JAvier, si la podía entender W, ¡entonces cualquiera! jajaja

Francisco, ese Novakovic se las trae, yo lo leo seguido pero en este caso no tenía idea de su entrada, tiene un buen punto en que desde el momento que las leyes se presumen todas conocidas la calidad habilitante del título de abogado no tiene ningún sentido.

Ulschmidt, en el desierto es parecido, las "aureolas" de las ciudades se ven a muchos kilómetros de distancia. Es una gran ventaja vivir en un plano, de noche no hay como perderse



18 de junio de 2015, 14:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ivan, es el fenómeno del fútbol en general y los hinchas en particular. Antes los "ídolos" deportivos eran impecables: Pelé, Bobby Moore, Leonel Sanchez y todo eso. Parece que a partir de MAradona todo se fue al diablo. Vidal es como un Maradona de bajo presupuesto, pobre tipo, si no se aviva va a terminar como "pega Martín, pega".

Rolando, la Ley del Gallinero es otra gran ley natural, pariente cercana de la Ley de Moraga.

Pablo, la presunción de conocimiento de las leyes es un problema mayúsciulo porque sostiene a todo el sistema judicial. Si no existiera bastaría con decir "esa ley no la conocía" y no podrían enjuiciarte por nada. Es un problema mayúsculo porque efectivamente hay muchas letyes que conocemos solo superficialmente y otras que no conocemos en absoluto. Incluso pueden perseguirte por sutilezas legales tan alambicadas como las "boletas ideológicamente falsas", un supuesto "delito" que un año atrás nadie tenía idea que existía. Así de grave es el problema.

Eso de la "buena vista" es una de las cosas más impresionantes que existen y no nos damos ni cuenta, porque estamos insensibilizados.

18 de junio de 2015, 14:22

 
Anonymous Sigfridus said...

A mí me da lo mismo la suerte del jugador. Es muy simple: si manejó borracho como tagua y perjudicó a alguien, debe pagar los costos a esa persona, de lo contrario un tirón de orejas por parte de las autoridades que deben hacerse presentes, aunque sea en apariencia y ya. Sin embargo, parece que el tipo fuese hijo de todo Chile porque todos le "exigen una explicación". Debe ser la misma manga de pobres diablos que se escandalizaron por las hamburguesas de 7 lucas.

18 de junio de 2015, 15:25

 
Blogger Frx said...

Bastante interesante, la otra vez pensaba algo parecido pero con las zonas horarias, incluso para el año nuevo bromeaba con unos amigos diciendo que los chinos vivían literalmente en el futuro y en cierta forma no es una afirmación descabellada. Aún así no nos parece sorprendente y creemos en la hora que tenemos como si de un absoluto se tratase, incluso cuando en nuestras propias narices se nos demuestra que la noción del tiempo que tenemos es un invento.

Sobre las leyes, mi hermano que estudia derecho me contó sobre ese supuesto legal y es que es realmente absurdo, tan absurdo como creer que las leyes solucionarán el mundo. En cierta forma pasa lo mismo que mencioné en el párrafo de arriba, la gente cree que si penalizan el asesinato, no habrán más homicidios. No digo que deban legalizar el asesinato ni nada por el estilo, sino algo tan sencillo como que una ley prohibitiva no garantiza nada, a lo sumo podrá dar posibilidad de beneficio a quien le favorezca según el caso.

18 de junio de 2015, 16:51

 
Anonymous MonteCristo said...

Hola Tomás! mira, lo de la ley Emilia es una vergüenza. Yo entiendo que los papás de la niñita tuvieran el ánimo vengativo y pensaran que las penas del infierno eran la solución, mal que mal un conductor curado había matado a su hija. El problema es que como siempre nuestros legisladores faranduleros engancharon y era tan absurda la subida de penas que pusieron, que de paso tuvieron que subirle la pena al homicidio, ya que quedaba equiparado con el manejo en estado de ebriedad causando lesiones graves o muerte (en chileno: era la misma pena por matar a alguien queriendo hacerlo, que si lo atropellabas curado. como era demasiado absurdo, en un gesto típicamente chileno, vendimos el sofá de don Otto, y le subimos las penas al homicidio, para que no se notara. Supongo que la mayoría de la gente ni se enteró de esto... de paso y sin quererlo esa subida de penas emparejó otro desaguisado que supongo que no muchos conocían, ya que la pena partía igual por el homicidio simple que por el robo con intimidación, es decir, era lo mismo matar a alguien que robarle la billetera amenazándolo con un cuchillo...).
Esa tendencia de pensamiento mágico de querer arreglar todo con leyes de la que hablas, fue ejemplificada brillantemente por el penalista argentino Zaffaroni, hablando de la paranoia de la seguridad ciudadana: "Con esto, los políticos van a hacer propaganda, demagogia retributiva, demagogia vindicativa. No van a resolver nada. Pero nos van a vender la imagen de que están resolviendo todo, especialmente de que están brindando seguridad. Y ¿cómo hacen eso? a través de leyes penales.
Volvimos al tiempo de las cavernas, el tiempo en el que el hombre primitivo dibujaba en las paredes la imagen del animal que quería cazar, y de esa manera pensaba que si tenía la imagen se acababa la amenaza, tenía al animal. Pero no tenía nada, sólo tenía la imagen. Un pensamiento mágico.
Ahora no dibujamos las paredes de las cavernas, ahora dibujamos los Boletines Oficiales. Ahora dibujamos tipos penales donde ponemos todo aquello que es negativo, todo aquello que es peligroso. Como eso está en el tipo penal, y el tipo penal está en el Boletín Oficial, entonces con eso nos basta. Creemos que eso modifica la realidad. La neutralización de todos los males"
Un abrazo

18 de junio de 2015, 17:57

 
Anonymous Anónimo said...

Pfffss....! En plena era digital con camaras en los telefonos, en los computadores y hasta en los "Happy Meal", no te dignaste a poner una foto de los volcanes. Muy mal Tomas. Tarea para la casa.

Anonimo.

18 de junio de 2015, 20:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sigfridus, ese fenómeno de la "hinchada"siempre me ha parecido aberrante. Si el tipo juega bien a la pelota OK que tengaa admiradores y gane plata como para comprarse Ferraris y todo eso, pero de ahí a pasarlo a un tema de interés nacional me parece idiota. Por eso surgen esos pobres tipos "a lo Maradona".

Montecristo, me parece excelente esa imagen de cavernícolas pintaando las paredes para atraer la caza, la gente se pone histérica -yo creo- por la sensación de que los delitos quedan impunes, entonces exigen mas y más leyes y tipificar como delito más y más conductas, eso es absurdo porque no es en la falta de leyes donde est´el problema.

Los tribunales y todo el sistema de justicia se estan usndo para satisfacer intereses políticos particulares, hacen leyes inútiles mirando para la galeria sin ningún riterio técnico ni de sntido común, mirando a la galeria para hacerse populares. La política ha llegado a ser una actividad TAN rentable en Chile que todos andan en estampida tras el botín y esto incluye a jueces y fiscales ambiciosos, hay ene ejemplos.

Muchas falts y delitos deberian simplemente desparcer y en lugar de "mandar a la cárcel" por delitos culposos, lo que debería haber es un sistema honesto y eficiente de indenmizaciones en favor de las víctimaas, no del fisco ¡eso si que tenría efectos prácticos! el día que alguien que mate a otro curaado lo dejen en la miseria veremos cambiar la actitud de los irresponsables. Y suponiendo que no cambiaran -no hay garantía qu eso pase con ningún castigo, a lo menos existiría una repración efectiva y se satisacería la sed de venganza, porque sin venganza ningún sistema de justicia es respetdo ni apreciado. Se supone que tenemos al estado para que haga lo que nosotros haríamos a quien nos perjudica, no lo que quieren unos chiflados de la universidad pasdos a caca filosóficaa como los que armaron la reforma.

18 de junio de 2015, 20:56

 
Anonymous Kirill said...


por que los GPS tienen que ajustarse
Por que tienen sus reloj atomico que funcciona con los atomos de cesio. Todos los atomos, sin exception, aumeta sus pulsacion (ganan la energia) con la altura y por este se necesitan ajustos para mantener la cuenta como si fuera en la tierra. No ha ningun vinculo con la teoria de relatividad (que nunca funciono). Ademas en la epoca 70 EEUU lanzaron los satelites "Timation" con reloj de cuarzo. En este caso no observaron ningun cambio de la cadencia de tiempo.


las comunicaciones con los astronautas en la luna llegan con retraso
Por la misma razon que retrasa la luz de tierra a luna y luna a tierra.

1/
Al pasar atmosfera de la tierra (ambiente curpuscular) toda la radiacion electromagnetica (radio, infra rojo, micro ondas, luz, ultravioleta, X-Ray, Gamma) se retrasa puesto que se absorbe por los atomos y necesita saltar de un atom al otro.
Ademas desde la altura de 1 mil kilometros a 60 mil kilometros hay que pasar por el cinturon de Van Allen que consiste de los atomos de helio y hidrogeno de alta energia.
La velocidad de la luz es zero (e.g. instantaneo) solamente en vacio puro.

2/
La communicacion con astronautas se llevo a cabo por la estacion de retraduccion en Australia. Este tambien aggrego la demora en senal.

19 de junio de 2015, 02:24

 
Anonymous Renzo G. said...

Tomás, es todo un tema ese de la inflación de leyes. Efectivamente en Chile, para nuestra desgracia, adoptamos la práctica jurídica afrancesada de los códigos promulgados por el legislador. Distinto es el sistema legal en los países anglosajones, el common law o derecho consuetudinario. A mi modo de ver el common law es mucho más conveniente y tiene muchas más ventajas que el positivismo jurídico afrancesado que tenemos en Chile.

Hay un libro muy bueno (que seguramente encontrarías aburrido) que se llama "La libertad y la ley" de un jurista liberal italiano que se llama Bruno Leoni, y ahi Leoni analiza desde la teoría jurídica cual es el sistema legal que es más adecuado para que haya más libertad. La conclusión de Leoni luego de largos y espesos análisis es que el derecho romano y su especie de continuación que es el derecho consuetudinario son mucho más favorables a las libertades individuales que el positivismo afrancesado.

Es un tema al que se le presta poca atención en parte por ser materia de especialistas, pero que tiene importancia cuando se lo analiza más en detalle. Seguramente vas a decir que no importa cuantas leyes prohibitivas de libertades haya porque se las viola cuando se quiere y en parte es cierto. De hecho el mismo Leoni citaba el caso de Italia (si mal no recuerdo del libro) y decía que ahí habia una especie de "derecho consuetudinario" bastante cínico que consistía en violar las leyes escritas y que las personas al final hacían lo que querían sin importar lo que dijeran las leyes.

Pero independiente de eso lo más malo es justamente lo que dices de la fe en la legislación, eso es lo peor del positivismo jurídico afrancesado. La creencia de que las leyes arreglan los problemas como si fueran vara mágica o que las leyes hacen cambiar a las personas. Eso son puras tonterías y farsas. Independiente de que algunas leyes prohibitivas pueden transgredirse, no deja de ser dañino que se hagan más y más leyes sin sentido que si pueden causar problemas por el hecho de ser desconocidas y que luego te imputen por un delito que ni sabías que existía. Y el otro problema es que se entra (y ya entramos hace rato en Chile) en un circulo vicioso de populismo y demagogia en que los políticos aprueban cualquier ley estúpida con tal de quedar bien con el populacho. La ley Emilia y la ley Ricarte Soto son dos buenos ejemplos.

A diferencia del positivismo afrancesado en que el legislador promulga la ley justificándola con cualquier artimaña rebuscada o por simple demagogia, en el derecho romano la ley se descubría en vez de promulgarla. La ley la descubrían los jurisconsultos romanos en base a las costumbres que existían en las relaciones entre las personas, y cuando le presentaban un caso el jurisconsulto examinaba la racionalidad que había dentro de las relaciones interpersonales para decidir el caso. En el fondo eran las personas las que hacían la ley a través de sus costumbres y su comportamiento que era más o menos constante en el corto mediano plazo y podía ir variando con las generaciones posteriores. Al menos algo de eso se conserva con el derecho consuetudinario anglosajón, pero en Chile y en latinoamerica los franceses nos condenaron a cadena perpetua con su porquería.

19 de junio de 2015, 03:02

 
Anonymous Renzo G. said...

Sobre lo otro que discutían en los comentarios acerca de penalizar la conducción estando borracho, están hablando de lo que los abogados penalistas llaman "delitos de peligro". Hay dos clases de delitos de peligro, los de peligro concreto y los de peligro abstracto. A diferencia de los delitos que si causan algún resultado como por ejemplo un choque con lesiones o muertos, en los delitos de peligro no es necesario que se produzca el resultado pero basta con que exista el peligro de que se produzca. En el fondo te castigan por lo que "podría haber sucedido" aunque no haya sucedido finalmente. A los delitos de peligro se les llama también delitos de conducta porque castigan conductas peligrosas que pueden producir un resultado indeseado, y a los delitos lesivos se les llama también delitos de resultado porque si se producen resultados indeseados como lesiones físicas o muertes.

Hay una corriente dentro del derecho penal que sostiene que solo se debe castigar cuando hay víctimas reales y no victimas potenciales o eventuales. O sea que se debe castigar al que choca borracho cuando choca a otro vehículo y mata o lesiona a alguien pero no cuando solo conduce borracho y choca él solo y no mata a nadie o simplemente no choca pero pueden pillarlo los Carabineros. La otra corriente se alinea con los delitos de peligro y afirma que con tal de evitar que se produzcan resultados indeseados hay que castigar las conductas que los pueden producir aunque no se produzcan finalmente. Algo así como "prevenir es mejor que lamentar" como me dijo un abogado medio tonto en twitter.

Mi opinión es que tal como dice Tomás es mucho mejor que la pena sea una reparación efectiva de los daños causados, si son lesiones o destrucción de propiedad, hay que pagar por todas las lesiones y toda la propiedad destruída, incluyendo las costas del proceso. Si el condenado no tiene para pagar entonces se le expropia a él o a su familia solidariamente, o por último se le condena a trabajar en servidumbre hasta que pague todo lo que corresponde para no hacer pagar a la familia por la su estupidez. En caso de muertes lo mismo pero en este caso sería una buena indemnización. El solo hecho de pensar en que te expropien a ti o a tu familia o que te hagan trabajar en servidumbre yo creo que serviría mucho más que amenazar con la cárcel, porque el temor a caer preso es bajo y hay un montón de atenuantes y al final a veces ni siquiera van a la cárcel. La política criminal de castigar con la cárcel no mira a la víctima y los daños causados, solo se preocupa de castigar sin importar que el daño a las víctimas quede sin reparar. Es una tontería. Ir a la cárcel no le paga a la víctima los daños físicos o la destrucción de propiedad ni tampoco hace resucitar a un muerto en un accidente.

19 de junio de 2015, 03:18

 
Anonymous Anónimo said...

Hola!

El grafico del link que te deje, no es otra cosa que un "espectro de potencias" con algunos trucos matematicos y normalizaciones varias. Lo mismo que los electronicos hacen con sen~ales. En vez de frequencias temporales aqui se miran frecuencias espaciales. Quizas ahora te queda mas claro. Lo interesante es que la informacion mas importante acerca del universo esta contenida en esas ocilaciones.

MV

19 de junio de 2015, 08:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Miguel, entonces que sería como una especie de espectro de frecuencias, igual me complican cosas básicas como los tres ejes (no estoy acostumbrado a esas sutilezas, no veo la variable independiente) lo de frecuencias espaciales me imagino que podrían ser longitudes de onda, trataré de averiguar un poco más sobre eso.

Renzo, para mi las leyes son una forma más o menos racional de organizar la represión del estado, de manera que no nos parezca tan arbitraria. Claro que al final siempre es arbitraria pero tenemos que hacernos los tontos en eso, igual que con la presunción de conociminto de todas las leyes, supongo que son acertijos propios de las inconsistencias a que nos lleva cualquier sistema racional que pretende modelar situaciones reales del comportamiento humano.

Yo creo que no hay sistema perfecto, el common law tiene tantos o más problemas que las leyes codificadas meticulosamente y a la letra. Como lo veo, si la ley se "impone" sobre personas comunes (nunca hay que olvidarse que las leyes son imposiciones de un aparato represivo) y si pretenden ser generalmente aceptadas, de manera que hasta un ladrón o delincuente las invoque cuando las necesita, es fundamental que las leyes sean (i) muy simples y (ii) muy pocas.

La aceptación de las leyes es un requisito importante porque son un yugo que nos impone vivir en sociedad, , si el yugo no nos gusta entonces estamos ante una dictadura donde el más fuerte -o los más numerosos- abusan de nosotros por la pura fuerza, en ese caso no solo es legítimo sino lógico hacer todo lo posible con violar las leyes que nos perjudican. Por eso las leyes necesitan ser populares.

El problema es cuando la popularidad nace de un estado de histeria o exaltación de una mayoría, es pan para hoy y hambre mañana, las histerias pasan y la represión queda, hay muchas leyes de esas por la sencilla razón que hay muchos tontos. Los tontos se ilusionan con algo emocionalmente,a corto plazo, sin pensar mucho. Después se desilusionan y reclaman furiosos que "los engañaron".

Por mi, mínima cantidad de leyes y regulaciones, lo más simples posibles.


19 de junio de 2015, 09:41

 
Blogger Rolando el furioso said...

El asunto Tomás es que si simplificas las leyes y reduces su extensión (articulado), dejas sin trabajo a una larga hilera de abogados, ya que sería mucho más facil la autorepresentación por lo que no necesitarías obilgadamente a un abogado.

19 de junio de 2015, 10:22

 
Anonymous Anónimo said...

Renzo:

Concuerdo en que las sanciones de sólo cárcel no ayudan en nada a las víctimas, pero sí cumplen con una buena parte de lo que busca la justicia, que, como dice Tomás, se trata de la venganza.

El problema de la reparación económica es que es difícil de hacer efectiva. Si la persona no tiene bienes que se le puedan arrebatar, en la práctica no hay cómo hacerlo (incluso si los tiene ya es bastante difícil, y eso lo sabe cualquiera que haya ganado un juicio por daños materiales consecuencia de, por ejemplo, un accidente de tránsito). Lo de trabajar en servidumbre suena bien, pero habría un montón de problemas porque a) el sancionado tendría que dejar el trabajo que tuviese antes del accidente, lo que podría implicar una sanción más allá de lo buscado, y b) porque el beneficiado con esa medida podría no necesitar el trabajo que el sancionado deba realizar, o no quedar conforme con su desempeño (lo que sería muy probable, dadas las circunstancias), con lo que terminaría siendo más un problema que una solución.

Otra forma de hacerlo podría ser, como ocurre con las pensiones alimenticias, mediante una retención judicial de una parte de cualquier renta que el sancionado perciba hasta completar cierto monto. Esa modalidad igual tiene problemas (por ejemplo, si la persona tiene cómo ocultar sus ingresos, o si se cambia de trabajo), pero en general funciona bastante bien. Incluso se puede notificar al SII, AFP e ISAPRE/FONASA para que informen de cambios en el cotizante y a la Tesorería para que retenga las devoluciones de impuesto, tal como se hace con quienes no pagan el crédito universitario fiscal.

Sin perjuicio de lo anterior, yo sí creo que se debe sancionar a los conductores borrachos. Es una irresponsabilidad que no tiene ninguna justificación ni atenuante, en mi opinión. Creo que cualquiera de nosotros estaría de acuerdo en que un piloto de avión debe estar en óptimas condiciones para dirigir una aeronave, aún si se nos dijera que "pero si siempre pilotea con copete y hasta ahora no le ha pasado nada"... en el fondo, no hay razón para tolerar ese tipo de conductas que arriesgan integridad y bienes del resto.


Saludos,
El triministro.

19 de junio de 2015, 10:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Triministro, creo que es un gran error pensar como "debier" comportarse la gente al diseñar las leyes. A mi9 modo de ver ese es el error más grande de todos: armar un modelo de comportamiento ideal y luego ponerse a inventar leyes para "esculpir" ese comportamiento en las personas. En realidad cada quien se comporta como le da la gana dentro de sus posibilidades y el efecto de las leyes no es educar (de ser así bastaría diseñar "buenas" leyes y se terminan los delitos) sino compensar los perjuicios y permitir la represión preventiva. Ese papel se ha ido corrompiendo con los años, los intereses políticos y los pasados a caca filosófica que han ido desviando las leyes hacia la satisfacción de impulsos y emociones temporales de la chusma

19 de junio de 2015, 11:28

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

No me he referido a cómo debiera comportarse la gente al diseñar las leyes, sino a los motivos para penalizar o no la conducción con alcohol. Y estoy de acuerdo con lo que mencionas. De hecho, creo que mi argumentación a favor de esa penalización va en la línea de lo que señalas como "represión preventiva", pero yo no he hablado en términos morales.

Lo que mencioné respecto de los eventuales efectos del trabajo en servidumbre son puros asuntos prácticos, y lo mismo sobre las sanciones pecuniarias. Como ejemplo, a mi señora la chocaron una vez y fue claramente culpa de la otra persona. Hubo un juicio y el fallo fue a nuestro favor. Sin embargo, finalmente fue imposible hacer que la otra persona pagara, aún cuando se le condenó a ello. La justicia es bien ineficaz para ese tipo de cosas.


Saludos,
El triministro.

19 de junio de 2015, 16:32

 
Anonymous Anónimo said...

Miguel, entonces que sería como una especie de espectro de frecuencias, igual me complican cosas básicas como los tres ejes (no estoy acostumbrado a esas sutilezas, no veo la variable independiente) lo de frecuencias espaciales me imagino que podrían ser longitudes de onda, trataré de averiguar un poco más sobre eso.
----
Los dos ejes X son la misma cosa expresada de manera distinta. Arriba esta la escala en grados sobre la esfera celeste y abajo en forma de multipolos (monopolo=escala de 180grados, dipolo=90 grados, etc)

Si, es un espectro de frecuencias, pero frecuencias espaciales, en vez de longitudes de onda. Los puntos son simplemente (mas o menos) con que frecuencia o intensidad aparecen oscilaciones en cierta escala espacial.

MV

19 de junio de 2015, 17:51

 
Anonymous Renzo G. said...

Tomás, creo que hay que separar la paja del trigo. Si no se cae en absurdos como el de Jeremy Bentham cuando dijo "Toda ley es un atentado a la libertad" o cosas por el estilo. El concepto de ley es más amplio que aquello que conocemos como la ley escrita, que en el fondo es la legislación. Las leyes en un sentido más amplio son normas de conducta regulares o repetitivas que han decantado a través del tiempo. En ese sentido hay leyes que son sumamente necesarias y convenientes, estén escritas o no, tales como no robar, no matar, cumplir los contratos, etc. Si no existiera ninguna ley, o sea si no existieran normas mínimas de convivencia, simplemente la convivencia en sociedad sería imposible. Y tambien hay leyes escritas, o sea legislación, que son sumamente convenientes y necesarias, como por ejemplo el Código Civil, que es una gran fuente de sabiduría. Cuando reduces las leyes a la simple represión del Estado de partida confundes el derecho público con el derecho privado y mezclas las leyes necesarias con las leyes superfluas, tontas o abusivas. Creo que hay que separar la paja del trigo primero y ver qué leyes nos sirven y qué leyes simplemente no tienen sentido.

19 de junio de 2015, 18:03

 
Anonymous Renzo G. said...

Triministro, los abogados penalistas más sensatos siempre recuerdan que el derecho penal es "última ratio" o sea el último recurso que se usa para lidiar con algún problema de convivencia o de conducta. Que el derecho penal sea última ratio significa que la cárcel debería reservarse para casos en que no quede otra alternativa para lidiar con ciertas situaciones. En ese sentido los homicidas dolosos, parricidas, violadores, pedófilos etc deberían estar privados de libertad, o sea en la cárcel. Pero cuando se pretende usar al derecho penal como "prima ratio" o sea como el primer recurso a la mano para lidiar con situaciones como la conducción en estado de ebriedad la función del derecho penal se distorsiona y se vuelve abusivo. Si hay otras formas de lidiar con el problema de la conducción en estado de ebriedad, por ejemplo retener las licencias o caducarlas, se debe recurrir a eso primero en vez de meter a la cárcel de una como parece que quieres tú. Si después de todas las posibles advertencias de prima ratio algunos conductores insisten en manejar borrachos irresponsablemente entonces puede pensarse en recurrir a la última ratio que es el derecho penal, pero después de las advertencias y no antes como sugieres tú. Pero hay otro asunto y es que penalmente hablando no es lo mismo el dolo que la irresponsabilidad o negligencia. Cuando pretendes usar el derecho penal como prima ratio en el fondo estás poniendo en un mismo nivel al dolo y la irresponsabilidad, incluso cuando la irresponsabilidad no causa un resultado de muerte o lesiones, y ahi está el problema. Cuandp hay dolo hay una intención manifiesta de provocar el resultado y eso es lo que se castiga. Cuando solo hay negligencia o irresponsabilidad no hay intención pero si se produce el resultado sin buscarlo entonces se castiga por el resultado pero en un grado menor porque no existe la intención de provocarlo. Por eso creo que hay que tener cuidado con el abuso del derecho penal y ceñirse al buen criterio de recurrir a él como última ratio y no como prima ratio.

19 de junio de 2015, 18:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Escuché esos discursos más de 10 años a los cabros que empezaban a estudiar derecho, ya se te pasará :)

19 de junio de 2015, 18:32

 
Anonymous Anónimo said...

Renzo:

Me gustó esa línea argumental, que permite distinguir en forma bastante clara entre normas del derecho civil (como prima ratio) y penal (como ultima ratio).

En todo caso, aclaro que yo no he dicho que haya que encarcelar a quien conduce ebrio, sino sólo que es una conducta que me parece que se debe sancionar, pero no necesariamente con cárcel. También dije que me parece que la cárcel es suficientemente disuasiva, pero no que me parezca bien que se pague con cárcel sólo por manejar con trago.

Sí dije que me parece delito causar un accidente por conducir con alcohol.


Saludos,
El triministro.

19 de junio de 2015, 18:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es interesnte eso de penalizar "conductas riesgosas", dice mucho como va cambiando la sociedad y como aumenta el terror al riesgo en toda clase de cosas. Además introduce las probabilidades al sistema de castigos y nos vamos acercando a la "Lotería de Babilonia" tal como la describía Borges. Increíble la lucidez de Borges en ese cuento.

19 de junio de 2015, 19:04

 
Anonymous Renzo G. said...

Triministro, cuando ya se produce el accidente hay víctimas y hay "lesividad" o sea un daño o resultado concreto, sea lesiones físicas, destrucción de propiedad o muerte. Eso ya es distinto que cuando ni siquiera se ha producido el accidente. Pero incluso cuando se produce al accidente sigue siendo culpa pero no dolo, o sea irresponsabilidad pero no intención. Eso hay que distinguirlo también.

19 de junio de 2015, 19:08

 
Anonymous Renzo G. said...

"Escuché esos discursos más de 10 años a los cabros que empezaban a estudiar derecho, ya se te pasará" pero no rebatiste ni observaste nada de lo que dije. Solo las hiciste de pitoniso al vuelo :)

19 de junio de 2015, 19:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo, yo jamás discuto asuntos de opinión, si a ti te gusta tal o cual teoria y otras te parecen una majaderia me parece perfecto, en estas coss no hay argumentos de autoridad que valgan ni existen "errores" solo difeerentes maneras de ver las cosas.

Uno puede pensar que ciertas ideas u opiniones son estupideces y puede decirlo si asi le place, pero si entra discutirlo ahi si que estaría mostrando que me creo dueño de la verdd en asuntos opinables y eso siempre trato d evitarlo, principalmente porque lo encuentro aburrido/inútil.

Yo leí lo que pusiste y lo tomé en cuenta, no lo voy a discutir por las razones ya dichas

19 de junio de 2015, 19:26

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas