Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

jueves, 24 de septiembre de 2015


Una buena entrevista
Que buena entrevista dio Luis Winter, en el cuidado lenguaje diplomático puso en perspectiva -un dia antes de conocerse la resolución- los puntos importantes del juicio que lleva Bolivia en la Haya para que la corte "obligue a Chile a negociar de buena fe una salida al Océano Pacífico", Winter puso en perspectiva varias cosas interesantes, por ejemplo:

1. La corte puede resolver prácticamente lo que se le ocurra sobre cualquier tema, pues es ella misma quien determina, ante si, su ámbito de competencia. O sea que si un país vecino demanda a Chile para que devuelva todos los territorios adquidos en guerras, perfectamente podría hacerlo. Esto es algo que muy pocos previeron  al momento de firmar el Pacto de Bogotá.

2. Otra cosa es que sus fallos puedan aplicarse. En al caso anterior por ejemplo, o en caso que la corte fallara que Chile está obligado a negociar con Bolivia, de buena fe, una salida al Océano Pacífico, serían fallos inaplicables, porque la corte no tiene los medios ni la fuerza para obligar que sus fallos sean obedecidos más allá de un cumplimiento formal -mínimo- de las apariencias.

3. En vista de eso es lógico que Chile abandone el acuerdo de Bogotá, sin importar que le abran juicios en el año que queda de viogencia, basta con que exista la voluntad del estado para quitar importancia a las resoluciones de la corte, que han sido sistemáticamente malas para el país.

Multirateralismo
A partir de los años noventa, bajo la figura retórica de "reinsertar a Chile en la comunidad internacional" hubo un cambio fundamental de la política exterior Chilena, cuando se cambió el concepto de no intervención en asuntos internos y resolución bilateral de los conflictos, que había sido la política chilena por siglos a la política llamada "resolución pacífica de conflictos" figura retórica para dar competencia a cortes internacionales en asuntos que tradicionalmente fueron soberanos. Así fue como se firmaron los pactos de San José, que impiden hacer leyes que encarcelen a menores de edad, pena de muerte, etc. y el de Bogotá, que permite a cualquier país llevarnos a una corte internacional para que decida prácticamente cualquier cosa sobre nuestra integridad territorial y disputas que antes se resolvían bilateralmente.

En el conflicto con Bolivia, la política de estado de Chile fue siempre que se trataba de un asunto bilateral y que ningún país ni corte extranjera tenían competencia. Resulta que hoy la Corte Internacional de La Haya votó 14 contra 2 contra nuestra política exterior desde 1904 hasta hoy y como Chile firmó el Pacto de Bogotá estaría supuestamente obligado a someter cualquier problema por el que sea demandado por otro país a una corte externa. Este autogol chileno no es de hoy, sino que viene de 1990, cuando la Concertación llegó al poder y cambió la política exterior chilena.

Los vecinos
Argentina, Perú y Bolivia optaron por el multirateralismo hace unas décadas. Esto significa que debilitaron sus fuerzas armadas mediante purgas y cortando el gasto en reponer armamento, al punto que hoy tienen un poder disuasivo casi nulo, para que decir ofensivo. Ellos hicieron la lectura que pueden ser mejor defendidos por cortes internacionales que por fuerzas militares, sin embargo eso no está para ada muy claro. Hasta ahora les ha resultado bien pero enfrentan dos tipos de peligros: uno es que empiecen a tener fallos adversos o inaceptables y otro es que quedan sujetos a agresiones económicas o militares de bajo alcance, como la ocupación por la fuerza de territorios en disputa por ejemplo. Afortunadamente Chile se ha armado y tiene espaldas suficientes para no preocuparse de agresiones ni sanciones económicas, al menos en el mediano plazo.

Un poco de ciencia ficción
Supongamos que alguna de estas cortes falle en contra de Chile en algún asunto que resulte inaceptable y el país no acata el fallo ¿que podría pasar? Absolutamente nada, se tienen que comer el sapo nomás al como lo han tenido que hacer con Israel y muchos otros pequeños países que han mantenido su independencia. Cualquier organismo o corte internacional lo tendrá que pensar mucho antes de mandar a una fuerza militar a invadirnos, tal como no se atreven contra Israel y ni siquiera contra la empobrecida Venezuela. No hay mucho de que preocuparse porque -a Dios gracias- nuestras Fuerzas Armadas están intactas y bien equipadas contra cualquier amenaza, nadie se la va a llevar barata si intenta la fuerza. Las sanciones económicas tampoco serían gran cosa, estuvimos bloqueados durante los militares y nos fue mejor que nunca, pese a la cadena de estupideces y malos gobiernos desde 1990 estamos enteritos para afrontar cualquier agresión.

Contumacia
Eso significa persistir en el error. En lugar de enfrentar el problema, dar la cara, hacer la autocrítica y deshacer las estupideces que se vienen haciendo desde hace décadas, nuestros políticos se esonden en declaraciones tan retóricas como inútiles. Cuando Ricardo Lagos declaró hoy "Luchemos por un Estado de Derecho a nivel internacional" mostró la verdadera cara de los políticos cobardes, hipócritas y estúpidos, ocultando su propia responsabilidad. No es nada nuevo, es lo que hace Bachelet todos los días al echarle la culpa a todo el mundo menos a su propia incapacidad. Así es la política hoy. Afortunadamente ahora están en una situación mucho menos segura que antes y les van a llover las piedras, tal como se merecen.

P.D. en cualquier caso no hay que olvidar que tenemos la llave del comercio exterior de Bolivia: la carretera 11-CH es nuestra mejor carta, hay que puro jugarla

10 Comments:

Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Tomas:

Leí el texto del fallo y entiendo que se resume sólo en que la Corte está habilitada para TRATAR el tema de que "Chile está obligado a negociar con Bolivia, de buena fe, una salida al Océano Pacífico". O sea, tratarlo, no sería aún un mandato ("Bearing in mind these observations by the Parties, the Court emphasizes that the use in this Judgment of the phrases 'sovereign access' and 'to negotiate sovereign access' should not be understood as expressing any view by the Court about the existence, nature or content of any alleged obligation to negotiate on the part of Chile"). Y aunque lo fuera (si perdiéramos el próximo round y se nos obliga a negociar), la Corte establece que su habilitación no incluye un resultado (dar o no dar, ni cuánto ni donde: "Even assuming arguendo
that the Court were to find the existence of such an obligation, it would not be
for the Court to predetermine the outcome of any negotiation that would take place in consequence of that obligation."). .

O sea, sólo negociar "de buena fe" y eso es lo mismo que la nada o, si se quiere, "de buena fe" te ofrezco la playa Las Machas a cambio de Santa Cruz de la Sierra.

Eso sería negociar. Agradcería correcciones si estoy equivocado. Todo está en los párrafos 32 a 36.

Un abrazo...

24 de septiembre de 2015, 17:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Doctor, eso es exactamente, la corte no ha dicho nada sobre si Chile tiene o no "Obligación" de negociar de buena fe, la demanda boliviana tampoco pide que la corte obligue a Chile a ofrecer acceso soberano porque sabe que eso no lo puede hacer, ni este fallo ni el siguiente significan nada para Chile en términos prácticos de esta demanda, pero son muy peligrosos para el futuro.

Este fue un fallo decisivo porque muestra que la corte puede declararse competente en lo que se le antoje, da lo mismo el mandato que tengan, en un proximo año Bolivia, Perú o cualquier otro país pueden demandar a Chile por recuperación de territorios y pueden fallar como quieran, la puerta está abierta tal como lo insinuó Luis Winter

Esta demanda no tiene transcendencia ni efectos prácticos, pero si la tiene que la corte se haya declarado competente para verla contra su propio mandato. Muestra la necesidad urgente que Chile se salga del pacto, al costo que sea.

Igual la corte puede decir lo que se le antoje y otra cosa es que Chile vaya a hacerle caso, llegado el momento se declara nulo y chao

24 de septiembre de 2015, 17:47

 
Blogger Frx said...

Yo de repente pienso que podría haber un temor no de que nos vayan a invadir o quitar territorios Perú o Bolivia, sino que por ejemplo, una corte falla en que Chile debe entregar todo su norte pero éste dice que no y que mediante un organismo internacional u otro modo, EEUU presione a cumplir.

24 de septiembre de 2015, 18:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No tiene cómo. Tampoco les interesa ir más allá de la retórica

24 de septiembre de 2015, 18:19

 
Anonymous Wilson said...

Me gusta el asunto carretera que planteas.
Los humanos desde chicos defendemos lo que queremos, los paises tambien, y hacemos lo que podemos para obtenerlo, y los paises tambien, retorica mas o retorica menos. Si alguna accion con ese objetivo no tiene costo, o lo tiene muy bajo, la escalaremos sin parar hasta que el costo sea mayor que el eventual beneficio.
En mi opinion eso resume la "relacion" con Bolivia, los intentos de apaciguar sus apetitos, no solo son inutiles, sino contraproducentes.

24 de septiembre de 2015, 19:12

 
Blogger Ulschmidt said...

Para mí es todo esoterismo. Evo pide lo que no quiere ni sabría qué hace si se lo dan. Si le dieran una franja soberana, mañana mismo, tendría que ponerse a construir carreteras y un puerto operable y sus anexos, todas cosas de las que ya disfruta yendo por Chile, a mucho menor costo. Y los bolivianos descubrirían que siguen siendo pobres y que la ausencia de mar no es el culpable de su subdesarrollo, como tampoco impide que Suiza sea rica y comercie con todo el mundo sin tener un sólo puerto. Evo o quien lo suceda deberían encontrar rápidamente otro Gran Culpable de Todos Nuestros Males.
Es mejor estirar ésta hasta el Infinito. El asunto seguirá, por años, luego la Corte ordenará que ocurra algo, una negociación, pero no impondrá desde luego un resultado a ésto, luego se negociará por años más, luego se llegará a cualquier estancamiento que permita mantener la gran Causa Perdida como eso, causa perdida, y así poder seguir quejándose por siglos y siglos.

24 de septiembre de 2015, 22:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, la cancillería chilena necesita de manera urgente una "sección aimara" que les enseñe a negociar con ellos. Existe un grado brutal de incomprensión e ignorancia entre los señoritos de Santiago al respecto, yo pensé que Gabriel Gaspar que es ariqueño y aimara podía ser un aporte pero o no le hacen caso o sencillamente tampoco sabe como negociar, mal que mal ha pasado muchos años sentado en cancillerías y embajadas, eso le seca el seso a cualquiera. LA única forma de negociar con Bolivia es ejerciendo presión, cualquier otra cosa que se haga perdemos respeto y vamos a perder. Tenemos la llave para torcerles el brazo, solo falta una pizca de audacia para usarla.

Ulschmidt, esa es la realidad pero no nos sirve de nada saberla si no se comprende como se debe negociar con ellos. Evo Morales tuvo hoy una gran victoria personal y eso es lo único que le interesa, se aseguró como presidente vitalicio de Bolivia a menos que alguna situación se le escape de las manos como a veces pasa en Bolivia.

Evo planifica su proyecto personal, le importa un cuesco su país porque no tiene sentimiento de identidad nacional, piensa como aimara no como boliviano y mientras en la cancillería chilena los floripondios no se den cuenta de como piensa y por que motivos actúa están fritos. De cualquier modo el país es resilente, aguantará todas las chapucerías que hagan los tontos de RREE, siempre ha sido así

24 de septiembre de 2015, 22:58

 
Blogger Pablo said...

A Evo no le interesa tener mar, le interesa tener un tema al cual apelar populistamente para su reelección perpetua, o a largo plazo al menos.

24 de septiembre de 2015, 23:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es exactamente el tema. Ahora otro cuento es como se enfrenta

24 de septiembre de 2015, 23:10

 
Anonymous Anónimo said...

"...una corte falla en que Chile debe entregar todo su norte pero éste dice que no y que mediante un organismo internacional u otro modo, EEUU presione a cumplir."

> Es poco probable y de suceder otros países podrán exigir lo mismo con sus propios vecinos. Imaginen a México recuperando California, Arizona, Nuevo México y Texas (sobre todo considerando que los blancos van siendo minoría en tales estados.

Hay que preguntarse qué pasaría si por todo este acoso, apoyado incluso por países no limítrofes, el conjunto de la sociedad chilena se "catalaniza" o "israeliza" y comienza a exigir al gobierno que el país se aleje políticamente del resto de la región, incluso al nivel de reponer visado de turista a Bolivia o, para mala suerte de Arica y Tacna, al resto de países de la región.

26 de septiembre de 2015, 00:45

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas