Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Refrito: La Pulga Maldita

martes, 5 de julio de 2016



Una vez que la Pilar me empezó a reclamar porque le usaba demasiado su auto, indignado, le dije que no necesitaba esa basura con ruedas...y así fue como me quedé a pie.

La desesperación se apoderó de mi pues ya estaba aburguesado, se me había olvidado caminar y salía muy caro andar en taxi. Además perdía el equilibrio sin las llaves del auto en el bolsillo. Finalmente por un aviso del diario, encontré un auto que por su precio (unos 150 dólares) me pareció conveniente: un Suzuki 550 Custom, una pulga.

La pulga del hombrecito meticuloso
El dueño era el padrastro de una amiga, un señor de afilado bigotito con cara de hombre meticuloso que me dió mucha confianza, el auto estaba brillante, buena pintura, tenía parrilla y una larga antena patrullera en el parachoque de atrás, junto con un enorme banderín de la Virgen de Las Peñas colgando del espejo. Lo compré enseguida y le saqué todo eso. Mala idea como comprobaría más tarde .

Al festejar la compra comianzan los problemas
El autito duró como dos días andando bien, al tercero invité a mi amiga Marlene (entonces era mi secretaria) a celebrar la compra y nos fuimos a la isla sin sospechar lo que me esperaba. Luego de comprar las cervezas el auto no partió,:de noche se le descargaba la batería y había que hacerlo andar empujando -total, es liviano, pensé- empujamos y así nos fuimos camino a la costanera.

Los dueños de Suzuki son sospechosos
Los carabineros estaban controlando, descubrí entonces que el Suzuki te hace inmediatamente sospechoso de no tener amigos influyentes (no hay peor delito en Arica que ese) así es que me pararon y en términos muy duros me pidieron los documentos, después de revisarlos con mucho cuidado me dejaron seguir, de mala gana. Pero había que empujar, y los carabineros, siempre listos, se sacaron la gorra y cooperaron. solo que a poco andar se me rompió el cable del embrague, así es que me tuve que ir todo el camino en segunda.

¿Quien era la JETTA?
Nos estacionamos al borde del mar, discutiendo: yo estaba de muy mal humor y acusaba a Marlene de ser la JETTA que me traía mala suerte, mientras ella atacada de la risa, lo que me ponía más furioso, se defendía diciendo que todo era culpa de haber sacado el banderín de la virgen de Las Peñas. Una especie de castigo de Dios.

Una rueda en el suelo
Bastante irritados, decidimos irnos, pero al andar un par de metros me dí cuenta que tenía un neumático en el suelo, al parecer se había desinflado solo y no tenía gata, repuesto ni llave de ruedas. enojados nos bajamos para devolvernos a pie a nuestras respectivas casas, pero cuando llevábamos varias cuadras me acordé que no había puesto el freno de mano y el terreno estaba en declive. Tuve que volver corriendo a frenarlo, pero cuando tiré el freno de mano ¡también se cortó la piola!. finalmente con grandes piedras le bloqueé las ruedas aunque no pude dormir tranquilo recordando que hasta con un corta uñas se podían abrir las puertas y llevarselo.

Al día siguiente, explosión
Al otro día me conseguí prestada una gata y llave de ruedas y me fuí (a pie, unas 12 cuadras desde mi departamento) a sacar la rueda mala, después tuve que llevarla a la estación de servicio a inflar (unas 7 u 8 cuadras más con un sol de diablos). Finalmente, mas sudado que Meltman me puse a inflar la rueda y... ¡KABLOOOOON!. la cámara me reventó en la cara tirándome un par de metros, lo único que recuerdo es cuando me estaban despertando porque quedé aturdido un buen rato con la explosión de la cámara.

Al mal tiempo buena cara
Eso pensé, además me dije a mi mismo "aún tenemos Mastercard, ciudadanos" y aunque estaba cesante y la usaba con cuentagotas, partí acomprar un nuevo neumático y una piola de embrague. Lo primero es lo primero, yo no pensaba quedarme a pie.

Luego me fuí a un mecánico para cambiar la piola de embrague. Después de colocarla el tipo me dijo muy serio que "el auto estaba cojeando" y que si no le abria la culata para ver que tenía se me podía fundir en cualquier momento, no le hice mucho caso pero al tratar de llevarme el auto simplemente no partió. Ni que decir que entonces yo no entendía nada de mecánica y de mala gana tuve que dejar el auto frente a la casa del mecánico (que ni siquiera tenía taller).

El engaño
Me fuí para la casa a "make up my mind" y olvidar un poco los problemas. Al día siguiente volví más optimista donde el mecánico y me encontré que había sacado la culata por su cuenta y riesgo mostrándome horrorizado los pistones llenos de agua. De haber sabido un poco de mecánica me hubiese dado cuenta del engaño: el tipo simplemente les echó agua con una taza para impresionarme, me dijo que el motor estaba "muerto" y que no valía la pena arreglarlo. Y yo me tragué el cuento como un niño chico.

Un trato es un trato
¿Y ahora que hago? tuve la mala idea de preguntarle al mecánico "jefe, me dijo, mejor desármelo y véndalo por partes, yo se lo desarmo y me paga con un par de repuestos que necesito" Me pareció un trato razonable, total, el auto estaba maldito, mejor desarmarlo y olvidarse de todo.

Pero la maldición todavía no me abandonaba, el "par de repuestos" que se llevó el mecánico fueron el motor, los vidrios, caja de cambios, palieres, en fin, todo lo que valía algo, dejándome el puro esqueleto inútil. Cuando fuí a reclamar salió una señora muy asustada (yo estaba furioso) que me dijo que el tipo "se fue al sur" y no sabía cuando iba a volver.

La maldición persiste, pero mi mente se ilumina
Pasaron los años y el problema de guardar el inutil chassis del auto me perseguía, recordándome la cadena de estupideces que había cometido. Por fin se despejó mi cerebro e hice la primera cosa lógica en mucho tiempo: ponerme en la buena con mi novia para que me volviera a prestar su auto

Casi le pego al tipo equivocado
Mucho tiempo después, mientras estoy echando combustible en un servicentro me encuentro de frente con el mecánico que me había engañado, casualmente iba tambén con Marlene, me bajé del auto furioso a increparlo y el tipo solo atinaba a mirarme con los ojos muy abiertos sin comprender nada. No era el, yo siempre he sido muy mal fisonomista y me equivoqué de persona, al final tuve que darle excusas y retirarme mientras Marlene se retorcia dela risa por el ridículo que acababa de hacer. La maldición me persiguió hasta el final.

Moraleja
De toda esta cadena de males (no es primera vez que me pasan) traté de sacar una lección. Y después de mucho analizarlo llegué a una conclusión:

O bien tengo mala suerte, o bien soy muy huevón .

Solo me queda contarles que todo esto sucedió exactamente, tal como lo cuento y la Marlene es mi testigo, no hay ni pizca de invento ni exageración. Esa fue la triste historia...

26 Comments:

Blogger Francisco Matus said...

Como lector asiduo de este Templo del Ocio, agradezco este Refrito. Tamaña historia vale la pena leerse, incluso teniendo que levantarme temprano mañana.

Al final, cada desgracia se transforma en una buena historia para contar y reirse de uno mismo. Con el tiempo se valoran. Bueno, tu tienes más tiempo que yo, lo debes saber bien.

5 de julio de 2016, 00:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Fueron tantas desgracias en tan poco tiempo Dicen que las cosas malas vienen de a 3 pero esa vez fueron como 10!

5 de julio de 2016, 01:05

 
Anonymous Javier V. said...

Creo que la he leido unas 5 veces...y aún me río.
Especialmente cuando explotó la cámara...
Saludos Tomas

5 de julio de 2016, 07:13

 
Blogger Jose Cornejo said...

"Pucha que erí quemao", Tomas! (sé que es un refrito e igual me cago de la risa)

Bueno esto le pasa a cualquiera que tiene auto por primera vez. Nadie está exento de caer en el engaño de ciertos seudomecanicos a los que dan ganas de machacarlos con la steelson.

Eso de las mujeres y los autos, también le pasó a mi viejo con un Fiat 125 (Cuenta la leyenda que fue uno de los autos que usó el GAP para escoltar al borrachicho) mi mama tuvo una discusion con el y lo maldijo... mi viejo se fue y despues nos llamó desde melipilla, se le habia caido el tubo de escape y se le fue la bateria XD

Eso si, lo mejor que uno puede hacer es documentarse y conocer bien la parte mecanica del auto. con el mío, ya sé incluso que pieza hay que cambiarle.

Saludos y suerte con el Vitz.

5 de julio de 2016, 09:20

 
Blogger Rolando el furioso said...

Buta don Tomás y yo que creía que era yo quien tenía mala suerte.

5 de julio de 2016, 09:21

 
Anonymous Wilson said...

Exorcismo, tienes que puro pedirle a JMS.

5 de julio de 2016, 09:46

 
Blogger EDO said...

Moralejas:

1) Lo barato cuesta caro.
2) Nunca comprar algo en lo cual no se sabe que cosa es.
3) Nunca confiar en mecanicos, gente que arregla PC, lavadoras y cualquier cosa en donde puedan vender las partes por piezas.
4) Aplicar sentido comun al maximo siempre. Nada de optimismo y pesimismo. Solo frialdad al maximo. (Cuando el mecanico le abrio la culata al auto inmediatamente se autodelato.Tomas no analizo bien el hecho).

Lo bueno de esto es que con los autos electricos Tomas sera un dios en el tema pues todos los componentes seran electricos.

5 de julio de 2016, 10:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Javier, yo quedé medio sordo y completamente aturdido. Ahora entiendo por que casi ningún auto usa cámara ahora. MEnos mal que no saltó el aro jaja.

José, cuando uno compra un auto nunca sabe que va a pasar, especialmente si es un vehículo usado. En cada decisión que se toma estás corriendo un riesgo y esta vez me salió todo mal. Con la camioneta Chevy 1500 pasó lo mismo, una seguidilla de desgracias que terminó cuando se me cayó del morro hacia abajo, más de 110 mt de altura, eso si que es morir con estilo. MEnos mal que alcancé a salir antes, si no, no la estaría contando ahora.

Wilson, la Pilar dice que me echó una maldición al auto, es la única explicación lógica para la seguidilla de desgracias. Hubiese tenido al cura JMS a mano para exorcizar el cacharro.

Edo, ya estamos empezando con los autos eléctricos, espérate nomás. Más noticias en un futuro cercano.


5 de julio de 2016, 12:42

 
Blogger Ripituc said...

Pero que era bonito el Suzuki.

5 de julio de 2016, 12:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, el de la foto es un Fronte, lo saqué de Internet y tenía una línea muy linda, cosa rara en la mayoría de los vehículos japoneses. El mío era un 550 Custom, bastante más cuadrado, especialmente en la parte de atrás. Esos autos junto con el Subaru 600 inventaron el concepto del City Car, que hoy es grito y plata.

5 de julio de 2016, 12:56

 
Blogger Marcelo Hayven said...

Mas bien diria que el Suzuki cervo y el Subaru 600, fue la interpretación oriental de lo que era los Fiat 500 y Austin Mini originales.

saludos

5 de julio de 2016, 14:33

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Waaaajajaja!!!. Genial.
Durante el almuerzo me obligaron mis compañeros a leerles la historia porque me estaba haciendo de la tisa. Terminaron todos igual.

Un abrazo amigo mío.

5 de julio de 2016, 15:07

 
Blogger Alberto Garfias said...

Compadre, no revisaste el auto antes de comprarlo, ese fue tu mayor error y la madre de todos los que vinieron jajajajaja

Un abrazo

5 de julio de 2016, 15:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Marcelo, tienes razón, el Cinquicentto debe ser el verdadero pionero de los Citycars, igual la Citroneta. El Mini tal vez no tanto porque tenía motor muy grande

Sergio hubieses visto como se reía mi secre de entonces cuando salí a echarle la foca al tipo equivocado.

Alberto, mi ignorancia me jugó en contra cuando me engañó el mecánico. El auto no estaba fundido ni mucho menos pero tenía muchísimos problemas pequeños imposibles de detectar (piolas debilitadas, alternador y cosas así). Al comprar un auto usado siempre se asumen riesgos porque hay multitud de problemas indetectables.

5 de julio de 2016, 15:57

 
Blogger Frx said...

Vaya, eso sí que es tener mala pero mala cueva. En todo caso con la venta del Santamo también tuvimos un parto como una vez le mencioné y en mi último cumpleaños las cosas salieron horribles porque tuvieron que hospitalizar a mi papá y cuando estábamos allá, sonó la alarma de la casa. Cuento corto, mi papá nunca tuvo nada grave y nunca nos entraron a robar, fue el puro susto que duró todo el día y me obligó a cancelar mi celebración. Para más remate creí que sería un día perfecto XD.

5 de julio de 2016, 16:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay veces que tenemos esas inexplicables rachas de mala suerte. Con la suerte no se juega ¿supersticioso, yo??? Todo por sacar el famoso banderín.

El auto que tengo ahora venía con un rosario y una pequeña imagen de San Lorenzo en el espejo, ni siquiera la toqué y hasta ahora no he tenido ningún problema

5 de julio de 2016, 16:26

 
Blogger EDO said...

No es un tema de mala suerte. Es un tema de decisiones. Tomas nunca debio haber comprado la basura que le vendio el tipo que parecia muy correcto. (estos son los peores). Luego tuvo la oportunidad de haber escapado de una estafa pero su corazon lo traiciono y fue estafado por el mecanico. (uno siempre debe actuar lo mas friamente posible en temas de plata). (el mecanico le desarmo el auto u tomas y no hizo nada).....En fin cuando uno sabe lo que pasara no hay riesgo. Por eso siempre la informacion es muy importante.

5 de julio de 2016, 17:07

 
Blogger Jose Cornejo said...

Los Suzuki, Mazda, Honda y Subaru iniciaron la moda de los Kei Car o City car.

Tomás, curiosamente el Austin 7 o Morris Minor (los verdaderos minis) fueron los primeros "city car" de la historia. fueron creados inicialmente con un motor de 800cc tricilindrico) y en un principio despreciado, hasta que el "jet set" britanico comenzó a usarlos y se transformaron en la moda del momento. Nacieron justo en una epoca donde cada país y fabricante sacaba su "solucion" para las congestiones y el ahorro de bencina. el Topolino (Fiat 500) tambien tenia lo suyo, incluso BMW con el Isetta (el huevito)y la Messerschmit con su habitaculo en tándem, tambien hicieron su aporte.

Investigando me encontré con un auto que jamás llegó a Chile y es un auto de culto en Europa, el Trabant o Trabbi, un auto fabricado por la RDA que jamás cruzó el muro hasta su demolición en 1990. un auto de tan facil mantenimiento que cualquiera con conocimientos básicos podia reemplazar las piezas (el manual tenia de todo).

5 de julio de 2016, 17:08

 
Blogger Frx said...

También tuve otro día de mala suerte el mes pasado aunque mucho menos terrible, pero era tanto que hasta las partidas online me salían mal XD.

5 de julio de 2016, 17:59

 
Anonymous Javier V. said...

Tomas imagino que por honorabilidad nadie ha preguntado que hacías con la secretaria tomando cervezas dentro del auto...

5 de julio de 2016, 21:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Absolutamente nada, aparte de sacarnos pica y conversar siempre las mismas tonteras. Era muy divertido porque le pagaba un sueldazo y su aporte a la empresa era contarme chistes y mantenerme de buen ánimo ¡que manera de reirnos en esos años! Era cuando yo pituteaba en los tribunales, "la empresa de la chacota"

5 de julio de 2016, 21:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ahora que lo pienso creo que tenía un cierto valor productivo porque hacía la parte de las relaciones públicas. Como yo tengo fobia social la Marlene me representaba en todas las partes yo donde no quería ir y especialmente con algunos jueces que me caían mal ella se hacía cargo, tenía su utilidad después de todo

5 de julio de 2016, 22:00

 
Anonymous Anónimo said...

Jajaja te pasaste pa quemado! Es que podría ser uNa pelicula de Mr. Bean jajaja Cariños~
Lilian

5 de julio de 2016, 23:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Como no voy a creer en la mala suerte después de eso!

5 de julio de 2016, 23:56

 
Anonymous er lusho said...

tomar cervezas con la secre dentro de un suzuki.. que crack Tomas jaja

6 de julio de 2016, 10:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En Arica es lo más normal, como ir a tomarse un café al centro aunque mucho más agradable. Todavía va mucha gente a la Isla todas las tardes y en la noche a conversar y tomarse algo, mientras no aparezca la ley y el orden

6 de julio de 2016, 16:40

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas