Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Ahora que el gobierno acaba de mandar un proyecto de gratuidad universitaria, creo que es importante repetir un análisis de los efectos microeconómicos que tendrá cualquier proyecto de gratuidad que no asegure un mecanismo de selección limitando fuertemente el ingreso. Mientras los "genios" del gobierno discuten hasta la nausea como, a quien y cuanto van a financiar -que es lo menos importante- olvidaron lo principal que es el mecanismo de selección. Pero eso lo pondré en una nota al final, aquí va el refrito.

La gratuidad de la educación universitaria se discute mucho dentro del plano ideológico, sin embargo se habla poco de los aspectos económicos en términos de costos, beneficios privados y sociales, eso es lo que deseo exponer en esta entrada, así es que sin más tramite, aquí voy:

1. Escenario con sólo educación privada
Si los servicios de educación universitaria se ofrecen sólo de manera privada, sin intervención del estado, la provisión de estos tendrá un precio de acuerdo a los costos y la posición relativa de mercado, es decir la disposición a pagar de los alumnos o sus familias. La disposición de pago estará a su vez determinada por expectativas de consumo tales como curiosidad  intelectual, vocación, el placer de aprender, prestigio, etc. Además existen en los estudiantes expectativas  de inversión, por los futuros mayores ingresos como profesional. El costo en este caso es financiado completamente por la recaudación de aranceles y el filtro de ingreso será fundamentalmente la capacidad de pago de los alumnos.

2. Por qué entra el estado
El gobierno por su parte, podría estimar que la educación universitaria produce externalidades sociales positivas tales como mejores ciudadanos, prestigio país, igualdad de oportunidades, incremento de la productividad, distribución más pareja del ingreso, etc. que no son apropiadas por el alumno sino por la comunidad en general. En este escenario, podría decidir subvencionar a aquellos alumnos que deseando estudiar en la universidad no tienen los medios para hacerlo. El estado en este caso utilizaría recursos de los impuestos para cubrir una demanda insatisfecha.

En cuanto a la forma de entregar el subsidio, el estado tiene dos alternativas,: puede subsidiar a la oferta, entregando recursos a las universidades por cada alumno matriculado, o puede subsidiar a la demanda, entregando un voucher a los alumnos para que estudien donde ellos elijan.

Otra definición que debe tomar el gobierno es si los alumnos deberán pagar parte de los aranceles o si se establece un arancel cero y todo es pagado con impuestos. Como los recursos que dispone el gobierno –obtenidos de impuestos- son limitados, esto tiene dos consecuencias importantes (i) El ingreso de alumnos debe limitarse por la restricción presupuestaria, por lo que se necesita un mecanismo de selección, que puede ser académico, socioeconómico, étnico o cualquier otro de acuerdo a las políticas de gobierno y (ii) Existe un costo de oportunidad social porque lo que se gasta en el subsidio se está dejando de gastar en otras necesidades sociales. 

3. Como seleccionar
La selección académica o meritocratica podría considerarse injusta o divergente con políticas gubernamentales, debido a la correlación negativa observada entre pobreza y rendimiento escolar. Lo usual es que el factor socioeconómico se defina como el más gravitante, pues existe la teoría que la educación universitaria puede ser una poderosa herramienta en la superación de la pobreza, debido a los mayores retornos económicos que recibirían los egresados en el futuro.

La limitación de los cupos se puede resolver con pruebas académicas, sorteos, antecedentes de vulnerabilidad social o una combinación de las anteriores. Como se dijo antes, la educación universitaria es un bien de consumo, excluyente y con apropiación privada de parte importante de los beneficios futuros, pero también presenta externalidades sociales positivas como las ya mencionadas ¿hasta qué punto y bajo qué criterios debe subvencionar el estado? Esta es una pregunta que no tiene respuesta sencilla.

4. Una espiral de decadencia

Porque gran parte de los impuestos afectan por igual, tanto a los que reciben el subsidio y se apropiarán de beneficios privados como los que no recibirán ningún beneficio. Otra situación complicada aparece cuando coexisten universidades privadas sin subsidio junto con otras subsidiadas, pues los que pagan por la universidad privada además pagan impuestos, es decir pagan doble. También está el caso de quienes no van a la universidad pero financian con sus impuestos a los que si van. El subsidio estatal, como en otros casos, distorsiona los precios y produce una sobre demanda creciente  en la medida que crece el subsidio. Necesariamente bajará la calidad del servicio educativo y precariza las profesiones creando el conocido fenómeno de los "cesantes ilustrados", es decir personas sobre capacitadas sin empleo o con empleo bajo su nivel de formación. Esto lleva a una situación espiral de desequilibrio, permanente, que baja cada vez más el valor de la educación que es financiada con impuestos.

Esta espiral es proporcional al aumento de subsidios del estado y la precarización crece a la par con el mayor acceso. Si los alumnos que se matriculan se dieran cuenta de la externalidad negativa general que produce la sobre demanda no estarían tan entusiasmados con la gratuidad. Aquí ocurre el dilema de "tragedia de los comunes", la educación es un bien que claramente entrega retornos privados, si tiene costo cero para el beneficiario y está disponible para todos, la demanda crece hasta que el bien se agota o se deteriora a un punto tal que a los usuarios deja de interesarles.

Claro que el agotamiento es una posibilidad teórica a la que rara vez se llega, más común es  que las universidades publicas alcancen un nivel importante de desprestigio y mucha gente prefiera estudiar en las privadas y pagar todo el arancel antes que ir gratis a una pública, que se supone de peor calidad, aún cuando esto signifique pagar doble como ya vimos antes, la solución de las personas que perciben estar pagando impuestos para financiar apropiaciones y beneficios privados de otros es evadir el pago de impuestos, en todo lo que les sea posible. La recaudación tributaria está ligada a la percepción del buen uso de los tributos.

5. Conclusiones
El análisis microeconómico del financiamiento universitario también se puede hacer usando las curvas de oferta y demanda para cada una de las situaciones con modelos de equilibrio de mercado, pero como yo  no creo que ese sea un método adecuado, preferí  hacerlo exponiendo la cadena de causas y efectos usando palabras, al final se llega a lo mismo. En todo caso en el trabajo del profesor Horacio Piffano de la Universidad Nacional de La Plata aparece todo esto analizado con las respectivas curvas, de allí saqué buena parte de las ideas para esta entrada.

En términos de eficiencia y maximización del bien social (la mayor cantidad de beneficios para el mayor número de beneficiarios) la mejor solución sería un subsidio estrictamente meritocrático, basado en rendimiento académico. Para eliminar la injusticia de subsidiar a los ricos, se podría usar algún mecanismo excluyente para los que tienen ingresos suficientes para pagar por si mismos. Todas las demás soluciones son socialmente ineficientes, es decir favorecen de manera arbitraria a algunos  y el resultado es más caro para todos. Lo peor de las demás soluciones es que el sistema como un todo se precariza y la educación universitaria subvencionada o gratis cuesta más y vale menos a nivel individual así como social.

Todo esto es un análisis general, no se refiere a situaciones específicas –por ejemplo al caso chileno- que comentaré más adelante dentro de este mismo marco general.

Coda: por que la gratuidad está condenada al fracaso
La gratuidad con ingreso indiscriminado -de implementarse- llevará a una situación de injusticia social, incentivos perversos para masificar la aprobación, desvalorización de los títulos universitarios y sobre todo un golpe brutal contra la educación técnica. Hay que recordar como era la educación universitaria hasta los años setenta, prácticamente gratuíta pero solo una fracción pequeñísima de los egresados de secundaria tenía acceso a ella, esa es la única solución viable. 

Si quieren masificar la educación universitaria con calidad, tienen que volver a la reforma de los ochentas: universidad gratis para los más talentosos vía becas y pagada para los mediocres, con facilidades de crédito a bajo interés en casos especiales, amplia competencia y mínima intervención del estado. Esa es la única manera viable, la "gratuidad" que proponen es una locura inviable, nos llevará al nivel de países como Cuba o Bolivia, donde los profesionales universitarios escarban en la basura o trabajan de vendedores ambulantes para alimentarse. Es lo que nos espera si llegan a aprobar tamaña estupidez y la gente -bruta- ni siquiera se da cuenta como los están engañando..

28 Comments:

Anonymous er lusho said...

ehm.. discrepo contigo tomas.. no creo que lo que viene en educación sea peor a lo que ya hay.. salud, Tomas!

4 de julio de 2016, 08:39

 
Blogger Alejandro Caro said...

Tomas toda la razon con el sistema actual ya intervenido tenemos unos estudiantes junto a sus familias q dan pena y son felices tomando en las tomas sin tener idea para donde van

4 de julio de 2016, 10:07

 
Blogger Jose Cornejo said...

Luego de escuchar por las noticias el anuncio del vocero, me queda claro que la micro no va para donde dice que iba a ir... estos infantiles de izquierda juran de guata que la plata no se acaba nunca y que la van a tener garantizada...

son idiotas, solo mandan el pais a la ruina cada vez más rapido.

4 de julio de 2016, 10:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Alejandro, hay razones para pensar que una gratuidad sin selección nunca podrá ser implementada. Los genios que ofrecieron esa tontera ni se imaginan la caja de Pandora llena de incentivos perversos que están creando. Las universidades desde 1990, cuando pasaron a ser un suculento monopolio, se han convertido en un negociado increíble, todo tapado con retórica igualitarista que ahora está reventando. El proyecto de gratuidad prácticamente incondicional es la última de una serie de estupideces y sinverguenzuras que se han venido cometiendo en beneficio de pequeños grupos de interés.

4 de julio de 2016, 10:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, el primer anuncio de gratuidad total a todo evento era una estupidez enorme, absolutamente impracticable. El anuncio de ayer solo quita los errores más groseros pero sigue iendo un diseño fundamentalmente fallado, por los incentivos que crea

4 de julio de 2016, 10:30

 
Blogger Frx said...

Recuerdo que hace ya varios años años atrás escuché una propuesta sobre un arancel diferenciado. De hecho ese era el objetivo antes de que saliera la consigna de educación gratuita y de calidad.

Eso sí cada vez las universidades me atraen menos, se nota que ahora son más bien instrumentos políticos.

4 de julio de 2016, 12:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hubo arancel diferenciado durante años en los ochentas, después fue reemplazado por la universalización del crédito, seguido por el crédito bancario con aval del estado para las ues privadas. Palos de ciego nomás para evitar el asunto principal: solo deben estudiar sin pagar los que tenga un rendimiento sobresaliente, nadie más

4 de julio de 2016, 13:04

 
Blogger EDO said...

Porque la gratuidad esta condenada al fracaso?....Pq no hay plata...asi de sencillo y ya el gobierno, segun lei en noticas recien, va a sacar un nuevo sistema de acreditacion que va a terminar con muchas universidades y solo quedaran las cabronas de siempre (PUC, UCHILE, USACH, USM) ya que los requisitos que piden son dantescos.

Estos de la NM lo unico que quieren es tener el sistema que habia hasta 1973. Eso es todo.

4 de julio de 2016, 13:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El lobby del Consejo de Rectores de las Universidades estatales es bien parecido al lobby homosexual: quieren mantener privilegios y en lo posible obtener más granjerias con protección del aparato del estado. Pensar que hay imbéciles que reclaman contra las AFPs y dicen que les están robando la plata, mientras tanto no se dan cuenta como los profesores de las universidades tradicionales se forran y roban a manos llenas sin rendir cuentas a nadie.

4 de julio de 2016, 14:03

 
Blogger Jose Cornejo said...

¿no fue Friedman el que dijo que "no existen los almuerzos gratis, porque alguien ya pagó por ellos?

Ni aun con manzanitas entienden estos mansaswe...

Nada es gratis en la vida. basta con ver a Argentina, con educacion universitaria gratuita en su totalidad, pero casi lleno de cesantes ilustrados o trabajando solo para parar la olla.

4 de julio de 2016, 14:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buena parte de las ideas de esta entrada se basan en un estudio del pofesor Horacio Piffano de la Universidad Nacional de La Plata, lo escribió justamente en vista a la crisis del modelo universitario de los últimos años en Argentina.

En Argentina y Perú ha pasado con las universidades nacionales algo similar a lo que pasó en Chile con las escuelas y liceos municipalizados, todos los que pueden van a una universidad pagada que ofrece ciertas garantías de empleabilidad, mientras que las universidades nacionales se han convertido en instituciones de segunda o tercera categoría, salvo algunas facultades muy selectivas y específicas.

4 de julio de 2016, 14:58

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Tú hablas de la educación como un bien de consumo y recién acabo de leer la declaración de Bachelet sobre la gratuidad en la educación superior, la cual idéntica a la que hizo su otro ministro de Hacienda con el Bono Marzo: "No hay vuelta atrás Chile, conquistó un derecho permanente". Hasta que se acabe el dinero.

4 de julio de 2016, 15:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Javier, el Art 9º de la COsntitución también consagra que todos los chilenos tenemos derecho "a la protección de la salud" sin embargo nos seguimos enfermando y todos los días se muere gente. Esa estupidez de los derechos es un engaño monumental, los políticos consagran montón de derechos absurdos para obtener simpatia de la gente y votos, cualquier día de estos vamos a tener el dercho de vivir en un país libre de terremotos, es cuestión de tiempo nomás

4 de julio de 2016, 15:42

 
Anonymous Wilson said...

La meta estrategica del Bacheletismo 2.0 apoyado antes en la G90 y hoy en el PC y sus satelites, es el asalto al poder y su conservacion a toda costa. Visto eso es clave estatizar la enseñanza, los planes y programas y controlar su financiamiento, tanto de los estatales como de los privados que no sea posible disolverlos. Solo falta cerrar el circulo proponiendo eliminar los examenes validos en la enseñanza primaria y secundaria privada, salvo que se "acrediten" y se sometan a aranceles preestablecidos. No se ha planteado aun, pero esta en carpeta...
Cada acto tiene ese leitmotiv, lo demas es musica para entretener y manipular las audiencias.
Su apoyo viene de las intocables mafias sindicales de profes liceanos, los profes apitutados en las estatales del crunch, y los alumnos que como el burrito soplan la flauta por casualidad y ya se creen flautistas.
La Dama nos ha hecho perder sus buen par de decadas, no menos se tardara en reparar el despelote causado, al menos por vias "normales"...

4 de julio de 2016, 16:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, yo creo que Bachelet es revolucionaria en la medida de lo posible, ahora que lo dices recién me doy cuenta, ya tengo tema para mi entrada de mañana.

Y me parece que todo esto que está pasando es para mejor, no recuerdo en mi vida haber visto tanta gente indignada contra el socialismo en Chile, tanta gente con intolerancia a la política. Soy muy optimista y creo que todo lo que está pasando es para mejor. Mucho peor era un gobierno como el de Lagos, con sus ínfulas de republicano progresista, cuando al final él y su gente eran más ladrones que gato de campo. Hicieron cholito a todo Chile.

4 de julio de 2016, 16:48

 
Blogger EDO said...

Y otra noticia que salio hoy es que el desempleo ilustrado esta en las nubes....

http://www.elmostrador.cl/mercados/2016/07/04/cesantes-ilustrados-profesionales-sin-trabajo-alcanzaron-maximo-en-5-anos/

4 de julio de 2016, 16:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una consecuencia obvia de la educación universitaria masiva y -por o mismo- de baja calidad. Entre un ingeniero de hoy y otro de hace unos 30 años hay ordenes de magnitud de diferencia

4 de julio de 2016, 17:04

 
Blogger Ulschmidt said...

Permiso. Lo mio, dado que recuerdo su amor por la contaminación y su aborrecimiento por los ecologistas (igual que yo) es traer esta perla donde al fin los que tienen cerebro le recomiendan a Greenpeace que actualice el criterio medieval con respecto a los OGN
http://news.agrofy.com.ar/noticia/159135/mas-100-ganadores-premio-nobel-le-piden-greenpeace-que-acepte-transgenicos

4 de julio de 2016, 17:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Ulschmidt, es una gran noticia que más de 100 premios Nobel se hayan expuesto al escarche de esos nuevos nazis y los estén enrostrando con sus propias armas, incluso acusaron a Greenpeace de un crimen contra la humanidad al oponerse al arroz dorado! Me parece una actitud excelente y muy valiente de los científicos

4 de julio de 2016, 17:54

 
Blogger Rolando el furioso said...

Parece que entre el Brexit y la sacada de piso a Greenpeace, se viene un cambio de paradigma (como les gusta decir a los intelectualoides progresistas)

4 de julio de 2016, 19:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, la gente se está aburriendo de la corrección políitica. Ya era hora!

4 de julio de 2016, 21:43

 
Anonymous Anónimo said...

Yo estoy estudiando en la u pero aprendo carpinteria como hobby, a este paso creo que voy a terminar viviendo de eso.

Igual podría aprender algo de informatica también, arreglo los computadores y los escritorios de los clientes

4 de julio de 2016, 21:53

 
Anonymous Anónimo said...

en alemania la educacion es gratuita y de alta calidad

5 de julio de 2016, 00:29

 
Anonymous Anónimo said...

El estado chileno no tiene los recursos que el alemán ni su base tributaria.

5 de julio de 2016, 01:39

 
Blogger Nervio said...

En alemania el que paga manda, es gratuita, de calidad, a los 14 años tus maestros deciden si vas al sistema para la universidad (15%) al sistema que te prepara para ser tecnico superior administrativo (45%) o a una escuela dual como aprendeiz (40%) si tus padres deciden que vayas por donde el estado no quiere, ok. pero pagas todo.


El que paga, manda.

5 de julio de 2016, 12:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Como debe ser nomás. Ese era el diseño cuando se reformó la educación superior en los ochentas: los más talentosos estudian gratis, los mediocres pagan, algunos con crédito en universidades estatales y otros con cash en universidades privadas. Así es como debe ser. El problema es que en 1990 el sistema privado fue tomado por los políticos que consagraron un monopolio y empezaron a presionar para financiar a todos con plata del estado ¡es un negocio fabuloso!

5 de julio de 2016, 12:33

 
Anonymous Anónimo said...

El que impulsa el gobierno es el modelo más idiota posible, lejos.

Imagino conversaciones entre los sagaces asesores ministeriales diseñando el nuevo sistema:

- Ya cabros: en la campaña prometimos educación pública, gratuita y de calidad. Así salió elegida la Camila, la Cariola, el Yoryo y el guatón Boric, gracias a quienes tenemos nuestros sacrificados puestos, así que vamos poniéndonos las pilas. Además, antes la educación era gratis y también lo es en Cuba y otros países desarrollados, por lo que ¿por qué aquí no, ah?

- Sí, pero ¿qué hacemos con lo de pública y de calidad?

- Eso no le interesa a nadie. Con que sea gratis quedan todos contentos. Además que así nos llenamos de profesionales y al final el sueldo mínimo va a terminar siendo como de dos palos.

- Ya, gratis para todos entonces. Sacamos una ley que prohíba cobrar y 'tamos poh.

- No, porque van a cerrar todas las Ues y ahí no tendríamos de dónde sacar más dirigentes estudiantiles. No: hay que pagarles también a los viejos. Que pague el Estado: total, ahora mandamos nosotros.

- Oigan pero, si es gratis para todos, entonces las Ues van a dejar entrar hasta al perro con tal de cobrar. Además, capaz que suban los aranceles y ahí hasta al Fisco se le acaban las lucrecias. Hasta yo me pongo con una U, matriculo a todos los de la Chacón y me hago el terrible biyuyo.

- No poh: hay que congelar los aranceles entonces. Se paga lo mismo que ahora.

- Pero, ¿entonces pagamos lo mismo por alumnos de Ues caras y baratas? ¿No queda como raro eso?

- A lo mejor hay que poner un arancel de referencia, tipo DIRINCO. Mis tíos trabajaban ahí, así que les puedo preguntar cómo la hacían.

- Ya: 'tamos con lo del arancel entonces. Pero, ¿y cómo hacemos que no se llenen de alumnos truchos pa' puro cobrar?

- Congelamos las vacantes entonces.

- ¡Genial! Aunque ya parece el pasillo de los yogures la cuestión.

(Risas)

- Oye, ¿y cuánto sale la gracia? El ministro me dijo que no nos pasáramos mucho tampoco.

- No jodai: para eso están los de Hacienda.

- A mí me dijeron que nosotros teníamos que ver eso, y que Hacienda se encargaba de ver cómo juntaban las lucas. Nosotros vemos la reforma educacional y ellos la tributaria.

- Chuta, ni idea. Pero inventemos algo que suene difícil, pa' que parezca que le estamos poniendo de verdad.

- (...)

- (...)

- (...)

- Puta, ¿y cómo lo hacen los alemanes entonces?

- Es que ahí ellos deciden quién estudia dónde. El resto paga.

- Sí poh. Además, parece que el Fisco de allá tiene más lucas que nosotros. Ni idea de por qué: yo cacho que porque el euro es más caro. Si por algo cada euro vale como 7 gambas. Imagínense: si acá me pagan 5 palos, allá ganaría 5 palos pero de euros poh, los traigo pa'cá y me hago rico.

- Puta la cuestión complicada. ¡Pero si acá antes era gratis! ¿Por qué no llegar y volver a como era?

- Un funcionario por ahí andaba diciendo que no se podía porque antes eran re pocos alumnos.

(Largo silencio)

- Ya: coloquemos requisitos pa' que la cuestión sea gratis. Onda tener buenas notas, poca plata y cosas así.

- Pero ahí no va a ser gratis para todos.

- Chao: decimos que los ricos joden, o alguna cuchufleta como que hay crisis o que lo vea el próximo gobierno.

- Pero esos no deberían tener becas poh, o van a cobrar doble.

- ¡Eso! Gratuidad es sin becas.

- ¿Y las becas de alimentación o de fotocopias?

- Chao.

- Eso cabros: se nota que somos el gobierno del pueblo. Y no se olviden que en la noche hay jarana donde el guatón Boric.

- Pero si es martes.

- (Todos). ¿Y qué? ¿Alguien te va a joder por eso?

(Vanse todos)


Saludos,
El triministro.

5 de julio de 2016, 13:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Triministro, esa debe haber sido más o menos el nivel de las deliberaciones de estos papanatas y sinverguenzas. Están muy bien expuestas las ideas y motivaciones detrás del proyecto de reforma.

5 de julio de 2016, 16:10

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas