Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Ouch

domingo, 1 de enero de 2017


En fin, se fue el 2016 de manera digna y con todos bien borrachos, como corresponde. Lo único malo es que -con mi obsesión por hacer todo con anticipación- hice el mono para quemarlo en la noche (este año la hoguera fue dedicada al pelmazo de Obama) y lo dejé allí armado esperando las 12, pero pasó algún chistoso y le prendió fuego en plena tarde. Cuando me avisaron ya estaba ardiendo, me arruinaron el espectáculo, malditos.


Todo muy bien, hacía varios años que no quemaba un mono, pero como este año terminó muy bien, pensé que había que despedirlo con pompa y ceremonia, la tradición de quemar monos es antigua en Arica y ya está desapareciendo, muchos la critican por la contaminación y tonteras por el estilo, pero yo soy old school y me importa un pepino la opinión de los demás, así es que quemé al mono versión 2016 con todas las porquerías que se .me habían acumulado en el año.


Fui muy temprano al terminal pesquero y alcancé a encontrar palometas, compré la mitad de una, es decir 10 filetes grandes por US$ 14.- el pescado estaba muy escaso, en esta época solían llegar grandes cantidades pero la temporada no ha estado buena, había poco y caro, me contaba el vendedor que antes nadie compraba pescado para estas fechas pero ahora se puso de moda, si hubiese ido más tarde seguro que no encontraba o que habría encontrado más caro.

Para la noche solo habíamos cuatro, porque mi querida suegra se fue a pasar las fiestas a La Serena, estaba la Pilar, el Tomás Jr. el chico Medalla y yo, pero con el chico no se pasan penas así es que preparé mi aclamado pescado con queso a la parrilla, igual que el años pasado, que fue recibido con aclamaciones, quedó muy rico.

En fin, otro año que se va, un año menos y etc. etc. Ahora solo me queda esperar la seguidilla de mala suerte,  desgracias, malos ratos y toda clase de desventuras que seguramente tendré que enfrentar el 2017, como dice mi lema "no pregunto cuantos son, sino que vayan pasando de a uno". Feliz 2017.

23 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Te deseo lo mejor en este 2017 Tomas!! Especialmente buena salud, mira que con eso, todo se puede. Abrazos!
~ Lilian ~

1 de enero de 2017, 11:33

 
Blogger Ulschmidt said...

¿quemó la guitarra también? respecto del año, Feliz final y mejor principio !

1 de enero de 2017, 12:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lilian, Ulshmidt ¡Feliz 2017! la salud es lo más incontrolable de todo y pasados los años hijitos, ya saben, solo espero que lo que sea me venga rápido y fulminante, yo he sido tan bueno que no le tengo miedo a la muerte, o me voy al paraíso musulmán o a la diestra del Pulento.

La guitarra claro que se fue a la hoguera igual, yo quería hacer la de Jimmi Hendrix, primero hacerla pedazos y después prenderle fuego, pero se me adelantaron los malditos bromistas

1 de enero de 2017, 12:37

 
Anonymous Wilson said...

Puede ser el inicio de un ritual poderoso, hacer el mono resumen de las desgracias del año y que algun espontaneo lo queme, recibiendo esas maldiciones que para algun lado deben irse. Yo lo repetiria.
Que 2017 sea mejor aspectado para todos los contertulios, al menos es numero primo

1 de enero de 2017, 12:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja eso espero, que le caigan las maldiciones. ¿Como lo sacaste que es primo? me quedé metido, es un número bastante grande como para sacarlo al ojo, bueno, con calculadora y raíz cuadrada aunque igual es complicado

1 de enero de 2017, 13:02

 
Anonymous Wilson said...

San google :-)

1 de enero de 2017, 13:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja eso era!
Hay una forma que se le saca la raíz cuadrada (si es exacta no es primo) y el entero (creo) se ve si es divisible por todos los primos menores o algo así, no recuerdo bien. PAra números hasta 999 es más o menos fácil, para miles no tanto

1 de enero de 2017, 13:54

 
Anonymous Anónimo said...

Tomas - Pero qué tienes tu en contra de las guitarras?! Por qué quemaste una? Criminal... :)

1 de enero de 2017, 14:14

 
Anonymous Anónimo said...

Comentario de mas arriba es mio (Lilian)

1 de enero de 2017, 14:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A los rockeros nos gusta destrozar y quemar guitarras, esa me estuvo jorobando todo el año. me tropezaba con ella a cada rato

1 de enero de 2017, 14:35

 
Anonymous Anónimo said...

Qué buena idea nortina. El otro año quemo a mi suegra. Ya tiene el pelo blanco y debe arder fácil.

1 de enero de 2017, 15:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo lo habría hecho hace rato, pero mi querida suegra es incombustible!

1 de enero de 2017, 15:04

 
Blogger J said...

Feliz año Don Tomás. Tengo unos familiares en Calama y me dicen que también queman monos. Parece que es una costumbre del norte del pais. Tendra influencias Valencianas?. Saludos desde los rulos del Bio Bio, tierra de buenos mostos..
Jorge

1 de enero de 2017, 15:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Seguro que las fallas algo tuvieron que ver con esa costumbre, el Perú era virreinato y supongo que en algunos pueblos de allá todavía debe existir la costumbre, feliz año Jorge!!

1 de enero de 2017, 16:00

 
Blogger Frx said...

Jajajajaja ¿En serio que el Obama se quemó solo? Vaya, eso sí que es bien anecdótico. Feliz 2017 por cierto.

1 de enero de 2017, 16:52

 
Blogger Adelino D. said...

Primero, feliz Año 2017 a todos.

Al respecto de lo que comentáis de si puede haber una influencia valenciana en el hecho de "quemar monos" (o lo que en Valencia llaman fallas), me parece complicado teniendo en cuenta que, en la época colonial, sólo se autorizaba (en teoría) emigración del Reino de Castilla. Valencia pertenecía a la Corona de Aragón y en teoría ni valencianos ni catalanes ni aragoneses podían emigrar a las colonias americanas. Eso sólo se cambio cuando entraron los Borbones como nueva dinastía regia en España, y eso ya fue en el siglo XVIII.

1 de enero de 2017, 17:15

 
Anonymous Anónimo said...

Feliz Nuevo Año a Tomás y demás habituales. Que sea mucho mejor que ese 2016. Por fin terminó! Un gran abrazo! Pedro Lagos.

1 de enero de 2017, 17:57

 
Blogger Ulschmidt said...

A veces las costumbres saltan mucho de lugar en lugar. En La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, se queman cientos de muñecos de fin de año. Pero se sabe que empezó en los años 1950 por iniciativa de un presidente de club de futbol que quiso homenajear a un jugador clave de su equipo. Uno que venía de un lugar donde se acostumbraba eso. El asunto es que a los vecinos les gustó el chiste y ahora compiten por hacer muñecos y meterles fuego cada año.
En Latinoamérica, en general y según Wikipedia, creen que la de quemar muñecos viene de Ecuador, aparentemente porque en una epidemia de los 1890 empezaron a quemar muñecos con la ropa de los fallecidos por la plaga.
Además quemar cosas con forma de gente es divertido. No hacen falta muchas excusas para sumarse. Fíjese el caso de Tomás que se encontró un tipo deseoso de quemarlo a Obama antes que él mismo pudiera hacerlo !

1 de enero de 2017, 17:58

 
Blogger Adelino D. said...

Ulschmidt, todo el mundo quiere quemar a Obama por lo que se ve últimamente.

1 de enero de 2017, 18:08

 
Anonymous Anónimo said...

En los años 80 viví en la hermosa ciudad de Cuenca en Ecuador, y para el año Nuevo se quemaban fallas en las plazas. Era un hermoso espectáculo.
También se celebra un Carnaval donde todo el mundo se tira agua
No sé si todavía continúan esas costumbres.
Que sigas disfrutando

1 de enero de 2017, 19:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, parece que algún intruso iba pasando y decidió prenderle fuego por su cuenta! Como dice Ulschmidt, fue un espontáneo

Adelino, Ulschmidt, parece que hay algo atávico que nos lleva a quemar muñecos, especialmente de las personas que nos caen mal, en Valencia y en muchas otras partes se queman monos como parte de una crítica política. Lo de Ecuador y La Plata es muy interesante, en Bolivia las fogatas en la noche de San Juan son un espectáculo muy lindo también.

Anónimo, acá en Arica hasta los años setenta existía esa costumbre de tirarse agua para los carnavales, se llamaba "juego de la challa" y tengo entendido que es una costumbre popular que nos quedó del Perú, con los años los carnavales acá se han ido desnaturalizando, ahora son más espectaculares pero también más desabridos y menos populares.

1 de enero de 2017, 20:24

 
Anonymous Mark said...

....esa costumbre barbara de quemar un mono es de los pampinos...la antiquísima costumbre de los naturales ariqueños, para celebraciones especiales era sacar desde su tumba a la monia mas querida para que presidiera las celebraciones, esta monia tenia una tumba especial que estaban generalmente en las laderas de cerro, luego en procesión se paseaba en andas a la monia por el poblado, entre huijas, bailes y chichas, luego terminada la regada celebración era regresada cuidadosamente a su sarcófago, asta el próximo año .... esta costumbre horrorizo a los moralistas españoles, por lo cual los naturales tuvieron que cambiar a la monia humana, por un mono de relleno de paja... que es desenterrado y amononado todos los año para presidir los bacanales carnavales, para luego ser enterrado nuevamente... feliz año

1 de enero de 2017, 22:52

 
Anonymous Wilson said...

En los cerros deValpo. y en los campos de la Sexta Region,he visto la quema de Judas para semana santa, y le ponen monedas al mono para que las recojan los niños. Imagino que sera tradicion popularica tambien en otros lugares.

1 de enero de 2017, 23:30

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas